Categoría: Metafísica

Hacía una Nueva Economía.

Entrada Refrescada. Primera Publicación 14 de Abril de 2020

– El pueblo no tiene qué comer…

– Si no tienen pan, que coman costra de pastel.

Réplica de la tía de la Reina María Antonieta e hija de Luis XV, a la súplica del pueblo francés.

Hacía una Nueva Economía.

Los sobrenombres, como todos sabemos, vienen a sustituir al propio valiéndose de la significación de aquella característica o cualidad peculiar o especial que diferencia, de entre otras personas, al sujeto que nombra.

Podríamos, incluso, aventurarnos a decir “al sujeto que lo detenta“, entretanto muchos sobrenombres son “impuestos” a personas amparándose en actos humanos ilegítimos. Esto es, actos injustos y crueles con los que desvalorizar, arruinar o desmejorar la imagen pública de una persona. Algunos alcanzan la difamación o la repulsión de los demás; un acto muy inhumano atribuir un nombre indigno a otra persona.

En este sentido, por igual lo son las palabras, como es el caso de la Reina María Antonieta. Esta Reina, se nos presenta como derrochadora y presumida, así es que se ganó el sobrenombre de “Madame Déficit“. Sin embargo, de acuerdo a figuras políticas preeminentes de su época, Francia ya estaba en bancarrota para cuando María Antonieta llegó. Ella, al igual que los demás, se sumó al ritmo de vida glamurosa de Versalles; contagiada por la superficialidad, la pompa y el “snobismo” de aquella época (Castelot, 2000; Zweig, 1998).

Retrato de Maria Antonieta en vestido ligero blanco.
Anécdota: “Una de las ironías de la Revolución Francesa es que este vestidito blanco se convirtió, básicamente, en el uniforme de las revolucionarias“, continúa Weber-. Las mujeres que consideraron que María Antonieta había sido terrible para Francia y clamaron porque le cortaran la cabeza, y clamaron por beber su sangre, fueron las mismas que quedaron encantadas con el vestidito blanco por su sencillez, y porque era bastante barato (National Geographic en Español, 2020)

Con todo, y contradictoriamente, María Antonieta contaba con una personalidad marcada y, a diferencia de los demás, puso de moda un atuendo más informal y sencillo. Como lo es su gusto por vestidos blancos austeros y naturales, en contraste con lo que se espera en la corte; y un uso no tan excesivo de zapatos, como así hacían otros en la corte, que gastaban 365 pares al año (National Geogrphic en Español (Ed.), 2020).

Jean-Jacques Rousseau, por su tiempo, dejó advertido que la frase: “si no tienen pan, que les den el hojaldre en lugar del paté“, fueron palabras puestas en la boca de María Teresa de Austria (esposa de Luis XV). Por otra parte, Stefan Zweig, desde un análisis biográfico profundo, nos acerca la realidad de aquella frase que le ha sido atribuida a María Antonieta: “si no tienen pan, que le den costra de pastel“. Esta frase fue pronunciada como réplica de la tía de la Reina María Antonieta e hija de Luis XV a la súplica del pueblo francés (ver Castelot, 2000; Zweig, 1998).

De esta manera, demustra la historia que fueron otra reina y relativa al Rey Luis XV, coetáneas de María Antonieta, quienes expresaron este descarado menosprecio por su pueblo. Fueron palabras extraordinariamente ruines, crueles y deshumanizadas.

«L’autre-chienne», el sobrenombre que más caló en el pueblo francés y en la corte, hace muestra del cinismo político con que arruinar definitivamente la imagen de María Antonieta. Así es que, en este apodo, que es una paranomasia en francés de las palabras “autrichienne“, austriaca, y “autre chienne“, otra perra; se deja entrever que es “otra perra” como lo fueron aquellas otras dos cortesanas anteriores que pronunciaron palabras de desprecio a su pueblo; mas, sin embargo, le atribuyeron a María Antonieta (Castelot, 2000). Podemos apreciar que es “otra perra” la que habría de profesar tal antipatía por parte de su pueblo.

En adición, fue difamada como manipuladora del marido en pro de doblegar fortuna a sus intereses. En este sentido, si bien recuperamos que ya estaba en bancarrota Francia, también cabe rememorar otro ardid por ofuscar y amedrentar la figura y espíritu de la Reina María Antonieta más allá de la corte.

De entre las aventuranzas que, dentro de la corte, alcanzan todos los casados está ese libertinaje con que se prestan a las liaisons. En este caso tenemos a un marido misógino, como nos acercan historiadores e investigadores, que no tuvo amante alguna; de manera que se manipuló tal situación – procurando la hombría del Rey, tampoco dió hijos a María Antonieta hasta los siete años de matrimonio – y se acusó falsamente a María Antonieta de pornografía. Como vemos, otro nuevo ardid pensado desde la perfidia con el que desmejorar y deshonrar a la Reina. Luego, en suma, tenemos que en este plan por arruinar a María Antonieta, se le acusó de manipuladora. Una intención para su persona que, mezclada con ese “despilfarro de la ya bancarrota de la corte” eclosionó en otro sobrenombre con el que procurar darle más muerte en vida: también fue una “loba austriaca” – (ver Castelot, 2000; National Geographic en Español (Ed.), 2020; Zweig, 1998).

No menos importante es subrayar su belleza. Era una Reina que ha sido recordada como una Nefertiti, con mucha gracia, donaire, estilo y hermosura (National Geoographic en Español (Ed.), 2020). ¿Habría también envuelta la envidia de “otras perras“?

María Antonieta fue condenada por alta traición: había traicionado y matado de hambre a los franceses mientras ella se regodeaba en sus lujos versallescos. De esta manera, la mañana del 16 de octubre de 1973, el pueblo salió en masa a las calles de la capital gala para insultarla y lanzarle escupitajos. Se cuenta que antes de que le cortaran la cabeza pisó a su ejecutor, a quien le dijo: “Perdón, señor, no ha sido a propósito” (Barreira, 2019).

Los historiadores e investigadores refutan la intención de un complot maquiavélico y fríamente calculado con el que ofrecer a la Reina María Antonieta como cabeza de turco al pueblo francés. De esta manera, la imagen impuesta desde la difamación, tortura, manipulación y vejación no es otra sino la de una Reina despilfarradora que ha llevado a la ruína a Francia: es manipuladora, se presta a juegos pornográficos y, además, es cruel y déspota con su pueblo; cuando éste pide ayuda, su falta de humanidad y corazón la llevan a ponerse en la boca “si no tienen pan, que le den costra de pastel“.

Así, desde este entramado de traiciones ¿crees que convencieron al pueblo de las atrocidades de esta Reina, de sus malas conductas?, ¿crees que repitiendo hasta la saciedad “sus palabras” han conseguido el colofón para la hartura y odio del pueblo?, ¿crees que han conseguido con esta estratagema, un chivo expiatorio, una cabeza de turco?

Contra esta cabeza de turco arremeterá el pueblo francés en su movimiento hacia la liberación del yugo de la monarquía y del sistema feudal. Y así fue, María Antonieta terminó guillotinada, fue un chivo expiatorío o cabeza de turco en todo el alcance y extensión de la palabra.

Hoy, sin embargo, con ánimo de esclarecer la figura y paso por la historia de la Reina Maria Antonieta, el quehacer y descubrimiento de historiadores, investigadores y escritores nos ha traido la verdad de esta desdichada Reina. Así, “se ha registrado una proliferación de imágenes de María Antonieta, desde su tiempo hasta ahora, como si cada época, cada grupo, quisiera crear su reina: de traidora extranjera a mártir, de heroína adolescente a madre ejemplar, de mujer de la cultura a icono de la moda” (Barreira, 2019).

¿Cuál es la transcendencia de esta estratagema?

La libertad conduce al pueblo, E. Delacroix, 1830.

Curiosamente, Thomas Jefferson nos dejó dicho que si no fuera por la Reina María Antonieta, no hubiera habido Revolución Francesa (National Geographic en Español (Ed.), 2020)Ahora bien, cuando hablamos de Revolución Francesa, y dentro del contexto y situación en la que se acaecen estos acontecimientos y circunstancias, caben hacerse numerosas preguntas que nos conectan con nuestro presente.

Si la corte francesa ya estaba en bancarrota, ¿habría algún interés agazapado en las intenciones del Rey, de manera tal que cediendo a los ideales de una clase burguesa millonaria que traspasa la riqueza de la corona, ésta proveyera protección y participación al Rey, entretanto se promueve la libertad, igualdad y fraternidad del pueblo?, ¿se ha abolido la diferenciación de clases con esta Revolución?, ¿persiste todavía hoy en la sociedad una disitinción de clases?, ¿se consiguió verdaderamente esa libertad, igualdad y fraternidad en la población?, ¿podemos apreciarla hoy día?, ¿podemos apreciar desde este giro histórico como una clase rica burguesa ha ido transformando el sistema económico y bancario?, ¿fue esta Revolución Francesa un fiasco para la humanidad?, ¿fue esta Revolución Francesa el viacrucis para hacerse, como reyes, la burguesía más acaudalada?, ¿crees que hoy día nos controla una élite que traspasa el gobierno y las intenciones del gobierno para sus gentes?, ¿crees que podrían doblegar las intenciones de los gobiernos nacionales y supranacionales entretanto poseen alrededor del 90 % de la riqueza mundial?, ¿crees que habremos de necesitar una nueva economía?, ¿una nueva manera con la que participar todos en la riqueza mundial, alejados del sometimiento de unos pocos?,

¿Te has dado cuenta de la fortaleza y poder que tiene la humanidad unida?

Entretanto el trabajo, impuestos y consumo proviene de nosotros, ¿emana el poder de nosotros? ¿Sería necesario un nuevo concepto económico para una situación económica como la que atravesamos?, ¿es saludable que el Banco Central Europeo inyecte capital en los países de la UE más débiles y pretenda “recuperar” en parte o gran parte esa ayuda mediante la adquisición de deuda pública nacional y su reunificación conjunta para la venta de valores?, ¿podrán estos acaudalados burgueses a través de sus empresas privadas comprar la deuda y someter a los gobiernos?, ¿sabéis que los préstamos, en nuestra historia reciente, se han creado y se crean de la nada con un interés cero?, ¿no sería más rentable, para toda la humanidad y los gobiernos de todo el mundo, sacar dinero de la nada para ayudar con prestaciones a sus gentes, abánderándose de la solidaridad y humanidad?, ¿no sería así posible mantener el flujo de la economía, mantener nuestra riqueza, nuestra capacidad de consumo y seguir expandiéndonos todos sin necesidad de ese “aparente rapto” de la economía por parte de estos burgueses acaudalados y sus empresas privadas?, ¿es ético dejar en manos de unos pocos el control económico que se transfiere desde las participaciones en las deudas públicas de los países?, ¿se aprecia con claridad que deprimiéndose la economía de un país, caen los precios y por “cuatro” gordas se adquieren grandes inversiones?, ¿se aprecia que si se produce lo que antes menciono, las zonas favorecidas sobre las demás terminan marginando a éstas, acentuando la división de las gentes desde una nueva inflación que los aliena y arrumba, los aleja de la realización en la “aparente ciudad democrática“?

Nuestra situación actual va más allá de de una crisis de guerra; la solución no está en medidas para una economía de guerra, que después de todo, como nos demuestra la experiencia en la historia, están en el desarrollo de nuevas fórmulas y planes de inversión. Hoy día, la situación económica global es tal, que necesitamos de una nueva fórmula global económica muy sencilla: emitir dinero con el que mantener la capacidad económica de las familias y personas que se encuentran en situación de desempleo o han perdido su actividad económica; amén de no haber perdido además a un familiar o ser este familiar el que proveyera recursos para su casa.

Esta fórmula es completamente válida, es acorde con el funcionamiento de la emisión de oferta monetaria de los bancos centrales, evita que se deprima la economía, mantiene el flujo económico y su riqueza, evita que se creen asimetrías, procura una participación y control absoluto de los gobernos de la situación – no dejando cesión de control alguno a sujetos o entidades privadas – y nos beneficia a todos. Es más, su efecto es expansivo en la calidad de vida y tranquilidad de la ciudadanía, de quienes emana la riqueza, los impuestos y el trabajo.

Además de procurarse medidas hacia una nueva normalidad, hacia una nueva forma de vida: con tiempo y calma, sin atropellos y sin desesperaciones; facilita un estado armonioso y feliz en las personas, necesario en un momento tan crucial como el que estamos atravesando.

Desde una situación como ésta, con un nuevo modelo económico que hace a los gobiernos y a su política monetaria verdaderos benefactores del pueblo (del que emana la riqueza); el flujo de la economía se hace expansivo y facilita la creación de nuevas fórmulas comerciales y empresas que provean nuevos trabajos y permitan autorregularse la economía hacia el pleno empleo.

Este modelo económico descansa en la igualdad de oportunidades, en un Estado y Unidad Económica verdaderamente benefectores de su pueblo, ¿acaso hay alguna necesidad en dejar en manos privadas los intereses de toda la población? Por supuesto que no; con todo, lo democrático sería que nos sondearan a todos con esta proposición y estas preguntas.

Es más, nuestra Declaración de Derechos Humanos, promovida por la ONU, procura acercarnos un camino hacia la paz, la igualdad y la preservación de la especie humana, así como de su calidad de vida y bienestar.

¿Haría falta ahora un gran cambio? Por supuesto que necesitamos un cambio pacífico y ordenado, en el que participemos todos y hagamos virar la economía y dobleguemos la balanza hacia el contento de todos.

Ahora, cuando consideramos un Estado benefactor, no estamos considerando ningún comunismo; se requiere de la participación de todos, de la empresa privada por igual, pero sin ceder el gobierno ni el más mínimo ápice de control sobre los intereses económicos y sociales; ya que los interese económicos y sociales son los de todos, no los de unos pocos.

Ésta es la verdadera soberanía de un pueblo, la verdadera democracia de un pueblo y el verdadero gobierno que vela por la grandeza, la riqueza y el crecimiento de sus gentes; amén de aquellos pueblos que cuentan con monarquías: ¿no es éste su deber como realeza?

Ésta es la verdadera igualdad, libertad y fraternidad que nos acerca hoy lo que, por aquellos años, fue un fiasco cuando volvemos página y revisamos aquello que nos contó a medias quien nos contó la historia; en este caso, de la Reina María Antonieta y de la intención agazapada por esa “igualdad, libertad y fraternidad y si no, la muerte”.

Hoy puede ser el día de un nuevo concepto de Revolución Francesa, movido por ese espíritu de igualdad, libertad y fraternidad; aunque totalmente alejado de la muerte y el sacrificio. Ya han sido demasiados los sacrificios y muertes que ha padecido la humanidad entera a lo largo de la historia; todos ellos abanderados del deseo de conquista, de poder y de riquezas que, después de todo, ¿para qué sirven si no hay salud? ¿Acaso están para inferir amenazas a otros pueblos y estar castigándolos en ese deseo enfermizo de control y poder?, ¿dónde está ese amor y fraternidad que predican sus religiones y fes? No olvidemos jamás que todas ellas, todas, están por la “Regla de Oro”, ¿cómo es que cuesta ver ésto?

Por igual, siendo ésta una entrada que abre paso a un nuevo marco ecónomico; importante se hace apreciar también que sus ideas permiten diseñar otro nuevo Orden Mundial, muy distinto a ese que acostumbramos advertir en videos, noticias, libros; se procurará acercar la redacción científica de su tesis desde: (a) el entendimiento histórico, (b) la observación de teorías, (c) la visión crítica de las vicisitudes aconómicas actuales, y (d) la proposición y diseño de nuevas fórmulas y maneras de hacer las cosas. Todo con ánimo de hacer ver en el plano económico, social y medioambiental, que el Gobierno puede ser un verdadero benefactor, dónde líderes y monarcas se sientan felices por un trabajo honesto y por la alegría que les causaría el contento de sus gentes. Es, como se puede apreciar, una Economía del Bienestar.

Desde luego que no es un modelo utópico, es un modelo muy aterrizado y, seguro, puede ser la inspiración para muchas políticas.

Y, bueno, si me decidía, o no, a expresar la intención de este trabajo como recurso abierto – siempre puede ser visto como una utopía, un sueño-, las palabras de Pepe Mujica me han terminado de dar la palmadita en el hombro.

Verónica, la hormiga atómica.

Finalmente, hablando de sobrenombres, cuando se ponen, lo suyo es que sean dignos, que transmitan alguna cualidad. Siendo un blog personal, quisiera compartir algo, pues eso: personal. Mis hermanos me pusieron de pequeña: Verónica, la hormiga atómica; tal vez porque, a pesar de ser muy tirillas por aquel entonces, tenía una labia para negociar las cosas: ¡increible! Mi madre siempre me ha dicho que tengo un piquito de oro y, mi padre; que ¡qué bien le das a la tarabita! Y, la verdad sea dicha, me encanta una lengua. Según hablas, así puedes conquistar cualquier materia; algo que he investigado bastante (otro día hablaremos de esta conexión para las heurísticas en matemáticas).

Con amor, a todos aquellos que seguís negocioonline.net y, de manera muy especial, a mi bebé, a mi Juan.

Verónica García-Melero

Aquí dejo una de las canciones que le canto mientras bailo con él.

Índice de Economía + Empresa | Índice Artículos y Ensayos | Presentación

Bibliografía:

Barreira, D. (2019). María Antonieta recupera la cabeza: cómo la “reina traidora” se ha convertido en un icono pop El Español. Recuperado el 11 de Abril de 2020 de: https://www.elespanol.com/cultura/historia/20191016/maria-antonieta-recupera-cabeza-reina-traidora-convertido/436957430_0.html

Castelot, A. (2000). María Antonietta – la vera storia di una regina incompresa (en italiano). Milán: Fabbri Editori.

National Geographic en Español (Ed.), (2020). 5 datos que seguro no sabías sobre María Antonieta. Cultura. Recuperado el 12 de Abril de 2020 de: https://www.ngenespanol.com/el-mundo/quien-fue-maria-antonieta-historia-revolucion-francesa/

Zweig, Stefan (1998). María Antonieta Reina Consorte de Luis XVI, Rey de Francia, 1755 – 1793 – Biografía. Ciudad de México: Porrúa.

Capítulo 7. El Secreto de la Formación de Abraham.

Vete de tu país y de tus parientes y de la casa de tu padre al país que yo te mostraré; y haré de tí una nación grande y te bendeciré y de veras haré grande tu nombre; y resulta ser tú una bendición. Y ciertamente bendeciré a los que te bendigan, y al que invoque mal contra tí lo maldeciré, y ciertamente se bendecirán por medio de tí todas las familias del suelo.

Génesis 12:1-3
 
El avance que se espera,
en el juicio indulgente, está;
está en hacer buenas obras
y en saber, las cosas, pesar.

Esto lo encontramos ahora, (05)
lo encontramos en Abram,
cómo crecer hacia arriba,
el proposito del avanzar.

En Abram hay mucho más que esto,
en Abraham está la Formación, (10)
y la herencia divina que lleva
el pactó que la confirmó.

Otro día tendremos para hablar
del Rey y Sacerdote de Melquisedec,
quien a Abraham bendijo en su momento (15)
y el pacto del Cielo dejó con él.

Hoy nos concetraremos
en cómo se logra la Formación,
de Abram al Padre excelso:
Abraham tras su construcción. (20)

Para ello, por analogía,
tomaré un fruto, no una flor,
y te explicaré, también, con el árbol,
cómo es la Formación:
cómo se ordenan las esferas, (25)
qué es limitación,
cómo contar las estrellas,
cómo se empieza a caminar,
cómo se sube el tronco
del árbol de tu verdad, (30)
cómo son los atributos
que se logran manifestar.

Y de una manera sencilla
seguro se puede alcanzar
a ver ese árbol en ti mismo; (35)
en tu cuerpo, que es tu casa,
y cómo cada parte del mismo
te elevan a la corona que alcanzas.

Te trazaré en geometría
los nudos que hay en el tronco; (40)
si lo talara, veo anillos,
mas, si yo los descompongo
y los aislo y rodeo,
seis rodean a uno solo.

Habrá una sinergia en el árbol, (45)
en el avanzar por lo que somos,
verás el hexágono en el trazo
y todo al árbol, todo, todo.

También verás toda su copa,
aquello que se percibe; (50)
percibes el color de las hojas
y el de las frutos que vides,
y escucharás el baibén de sus hojas,
saborearás también sus frutos,
con cuatro sentidos que usas (55)
para apreciar lo que te sumo.

Pues, la copa del árbol es
lo que a tu cuerpo, tu cabeza;
siete puertas tienes en ella,
para cuatro sentidos, abiertas. (60)

Así, las puertas sentido dan
a descomponer los anillos del tronco,
con seis a uno rodeamos;
siete, en suma, los que pongo.

Estas siete puertas abiertas (65)
son una espada para el espíritu,
si logras asirla con fuerza
avanzas por tu camino.

Y cuando avanzas, solo hay camino
si es que te quieres elevar, (70)
en esa emoción sola
es donde la sinergia está.

Así es que el fruto partimos,
dejamos sus cáscaras atrás,
y exploramos el interior que tiene (75)
y saboreamos su verdad.

La gracia que alberga el fruto
en tu paladar estará,
estará en aquello que hablas
despues de ponerte a pensar. (80)

Mas, si con las manos yo expresara
el propósito de la Formación,
me llevaría de la malo derecha
justo debajo de mi voz
el dedo anular, el del anillo, (85)
y señalaría mi boca,
se circuncida la lengua entonces,
eso es lo que evoluciona.

Evoluciona la Belleza
y evoluciona en la voz, (90)
en cómo nos dirigimos a otros,
cómo prestamos atención;
cómo somos indulgentes
en el juicio que pronunciamos.
Si pesas lleva la justicia, (95)
aquí es que sopesamos
la compasión y la severidad
que fruto son de lo que hablamos.

Así, nuestro juicio se suaviza,
hemos traspasado el ego; (100)
mas, aun no hemos alcanzado el gran salto
que nos elevaría hacia el cielo.

Pues, estaría en repetir la conducta,
estaría en nuestra feminidad abrazar,
ese es el dedo meñique (105)
que libre se quedó al colocar
el anular señalando nuestra boca
y los otros que quedan atrás.

El meñique es un dedo
que por la fuerza está, (110)
abraza nuestro aspecto femenino,
mas, lo abraza con bondad.

Es la victoria que lo acompaña,
es la belleza que ya está
presente en esta intención primera (115)
la de saberte siempre callar.

Mas, en este gesto que hacemos,
el corazón viene a tropezar
sobre la porción de la garganta
donde la nuez es que está. (120)

Señalamos con la misericordia,
señalamos con la amabilidad
el centro de nuestra energía
cuando nos ponemos a hablar.

Este dedo representa (125)
la puerta del despertar,
de traer la luz a nuestra vida
y dejarnos habitar
por la belleza que vislumbramos
y empieza en la voluntad. (130)

Este gesto no es absurdo,
este gesto lleva mucho,
lleva el control del ego,
lo que, con Miguel, yo lucho.

Lleva señalar la importancia (135)
de aquello por lo que estamos,
estamos por ayudarnos entre nosostros,
algo que empieza en nuestras manos.

Y está ese dedo mequiñe,
que reafirma la victoria (140)
sobreviene a la bondad y belleza
que vive en la misericordia.

Hemos trazado un gesto
para poder interpretar
la transcendencia que tiene el símbolo (145)
que en las manos está.

Yo no he ideado los gestos,
ni los símbolos que en los dedos están,
esta información es primera
y nos viene desde Abraham. (150)

De antaño vienen representaciones
de las emanaciones de nuestro ser,
unas las pintan en árboles,
otras dibujan tu ser.

Así, de la mano derecha, (155)
hemos puesto a Tiferet
debajo de la Verdad y Gracia
que en la boca, con Tav, se ven.

Hacia la victoria en el logro
nos acompaña Netsaj, (160)
ese centro que es dominio
de lo que te pones a cabilar.
Y lleva la suavidad de la madre,
lleva la feminidad,
abrazar la misericordia que recuerda (165)
el sentimiento antes de hablar.

Si el dedo corazón nos tropieza
con la garganta en este gesto,
la nuez nos recuerda la misericordia
que puerta es de su centro. (170)

Que todos movemos la nuez,
aunque ni siquiera se nos note,
cuando nos ponemos a hablar
aquí, la amabilidad, se pone.

Así, si logras alcanzar la corona, (175)
en la boca tendrás
la gracia de Dios en tu palabra
y en la indulgencia es que está.

De este gesto, que está en un saludo
que a mí tu me hiciste, y yo tomé, (180)
me ha inspirado la alegoría,
me ha inspirado tu nuez,
y la nuez con que tropezaba
buscando la esperanza que ves
en el propósito de Lej Lejá, primero (185)
y en el de Vayera, luego después.

Porque el Árbol de la Vida
¿tendrá frutos solo?
¿o tendrá también flores,
ramas, hojas y abrojos? (190)

Así, conocemos su estructura,
así sabremos apreciar
que en la columna, el tronco,
y en las raíces está,
está también en la copa (195)
y en la rama del anidar,
el Él que todos albergamos
y que está en evolucionar.

Esa columna del centro
que es de todo, conciliación, (200)
es el punto intermedio
que se manifiesta en la voz.

El método aquí ubica
a Tiferet y Yesod,
entre Maljut y Keter, (205)
lo superior e inferior.

Y comprende las tres letras,
las tres letras que son madres,
las mismas que hacen la mezcla
y pesan el fruto que haces. (210)

Si las raíces son buenas
y han buscado sus nutrientes,
firmes se han clavado en el suelo
y para arriba es que prenden.

Ahora con el agua, (215)
con su alimento de Dios,
suben en su sabiduría
por su tronco, Yesod.

Así es tu conocimiento,
así es tu crecimiento, amor, (220)
fundamento tiene el tronco
de todo el pueblo de Dios.

Así es tu fundamento,
así es que será tu copa.
¿Lleva la hoja de tu follaje (225)
la luz de Dios o la sombra?

Porque aquello que es tocado
por la gracia de Dios,
siempre florece en abundancia,
florece, siempre, en esplendor. (230)

Porque la floración es el precio
de la abundante sabiduría:
haber nutrido tu tierra
y agua justa y en medida.

Lleva la floración consigo (235)
el aspecto de Tiferet,
el equilibrio en la medida,
así es como crece el ser.

Y cuando florece está dispuesto
para dar a ver sus frutos, (240)
este es el camino de su fuego,
del discernimiento, de su jugo.

¿Ha sido la savia sabia,
ha sabido madurar
la flor que florece en la vida (245)
del follaje donde está?

¿Ha sido la savia sabia,
ha sabido alcanzar
la copa que es del árbol
el nutrirla con bondad? (250)

En los frutos que otorgamos
es que vemos cómo somos,
frutos buenos da el buen árbol,
y como los de Israel, ni uno solo.

Que Isarael es un nombre (255)
que integra la dualidad,
lo femenino y lo masculino,
misericordia y severidad.
Lleva la justa medida,
lleva la mezcla ideal, (260)
Isis, femenina,
y masculino, Ra.
Recuerda los nombres utilizados
nacen en la tierra en que están,
no es de extrañar lo egipcio (265)
en el exilio del que saldrán.

Este "vete por tí", este pueblo de Israel,
lleva consigo el conocimiento
que en las estrellas está.
Está el limite en el hombre, (270)
y éste es su entendimiento:
Kéter, la corona arriba
habrás alcanzado en este momento.

Si has dejado a tu árbol
crecer en la bondad, (275)
cada anillo de su tronco
han revelado tu verdad.
Así el hombre que es bueno,
como un buen árbol es,
se conoce por los frutos al árbol, (280)
y, por supuesto, al hombre, también.

Si con las letras madres medimos
al árbol que se deja ver,
ya te he dicho que son la mezcla
que en la balanza se leen. (285)
Si Mem ha sido excelsa:
la misericordia de tu ser,
ha hecho un árbol fuerte
y hasta Kéter llega él.

Mas, el árbol que no es bueno, (290)
fruto bueno no dará,
hemos de abrir su fruto
y revelar su verdad.

Aquello que lleva dentro
ha sido su fundamento, (295)
y la floración de su vida toda
ha dado su discernimiento.

Tiferet y Yesod revelan el fruto
y fruto son de tu voluntad,
si tu voluntad ha sido buena, (300)
bueno es el fruto que das.

Mas, los árboles que son excelsos,
aquellos que vienen a anidar,
son los del entendimiento
como el que logró Abraham. (305)

La expresión imaginativa
nos ha devuelto una nuez,
la misma con que tropezaba
y en tu saludo se ve.

Ahora consideremos (310)
el árbol en el que está,
mucho hay del espíritu
en el árbol del nogal.

Y su fruto, por supuesto,
fruto es espiritual (315)
que lleva consigo el pacto
de aquello por lo que se está.

Se está por lo acordado,
por lo que se viene a esperar,
esto mismo representa (320)
la esfera de Abraham.
Esquema Árbol nogal alegórico de la columna central del Árbol de la Vida. Apuntes personales.

Esto que ahora hemos hecho
lleva mucho de Remez,
técnica para insinuaciones
de lo que, escrito, tu lees. (325)

Mas, lleva de la investigación primero,
lleva comparar también,
así, llevan Derash en ellas
y llevan Peshat, también.

Pero, lleva la inspiración primera (330)
la que esto me hace escribir,
es un libro que inspiras a que te escriba
y yo te lo dejo aquí.

¿Hemos visto un secreto
al, este gesto, trazar? (335)
¿O es más bien una alegoría
para ponernos a pensar
en la importancia de los símbolos
que en las manos están?

Si abrazo esta exégesis, (340)
prefiero mejor subrayar
que esiégesis es lo que me mueve
en mi interpretación personal.

Mas, mi interpretación subjetiva
solo la puedo hallar (345)
en la inspiración de mi hijo siempre
y, con ella, a Dios, encontrar.

Espero que te emocione,
que te haga recapacitar
el valor de las Escrituras (350)
y porqué es que están.

Seguro alcanzas conocimiento,
seguro refuerzas tu fe en Él,
y dejas que viva en tu vida
y sea lámpra a tus pies. (355)

Si explicamos Lej Lejá
y a Vayera, también,
con el árbol y con el fruto
que se eligen para entender,
hemos de considerar una cosa, (360)
y es lo que los hace ser:
de tres dimensiones necesitamos
para ver árbol que se ve,
mas, de cuatro las que necesitamos
para apreciar lo que es. (365)
Pues, el árbol es crecimiento,
y el fruto también lo es;
de lo tridimensional necesitan
y necesitan del tiempo, también.

Tres son las letras madres (370)
que hacen el juicio que ves,
la mezcla en las tres se conjuga,
las tres letras hacen al ser.

Si en el vientre se halla una madre,
la madre es al agua, lo que a la vasija del ser (375)
es la sabiduría que se alcanza
cuando más que andar, se está por crecer.

Para apreciar esta enseñanza
en Lej Lejá que es "vete por ti",
aprendemos a salir de nuestra tierra (380)
a aquella que Dios te muestra a tí.
Expresión con Geometría Sagrada de Lej Lejá = Vete por tí.
Apuntes Personales

Este movimiento primero
que nace en tu voluntad,
es la explicación primera
de porqué la formación está. (385)

Está para hacerte crecer arriba,
y por tu árbol espiritual crecer,
y está en el dominio de tu persona
y en la fuerza de tu ser.

Mas, se halla en la alabanza, (390)
en saberte doblegar
a la esperanza que hay en la palabra
y glorificar por lo que está.

Se requiere del sufrimiento,
y de querer a Dios buscar, (395)
de buscar la fuerza que te proporciona
cuando, en tí, Él ve tu humildad.

Así, empieza la sabiduría,
así empieza la comprensión
de que la Mem, la primera letra (400)
que une en extremo a Netsaj y Hod,
es la letra de abrazar a la madre
que llevamos todos en el interior.

Si esta parte femenina
tu has abrazado de Dios, (405)
se aprecia bueno tu fundamento,
tu piedra angular
tu generación.

Mas, el árbol no es inmediato,
el árbol requiere de tu crecer; (410)
eso nos indica ahora
que algo de Keter ves.
Pues, algo elevado
es que te ha llevado a la luz,
al deseo de recibir ésta (415)
y otrogar lo que recibes tú.

Esta sabiduría primera
ha hecho una copa crecer,
de repente ya tienes un árbol,
tienes un proyecto del ser. (420)

Has valorado la sabiduría
que puedes alcanzar con Él,
y el entendimiento que te proporciona
querer otorgar aquello que ves.

Mas, tu camino no ha terminado, (425)
justo acaba de empezar.
Acaba de empezar el fuego
y cómo saberlo canalizar.

Esta Shin que arriba se halla,
entre Biná y Jojmá es canal, (430)
es aquella que has visto
cuando te ha movido tu voluntad.

Mas, para dejar al Dios vivo
en tu casa morar,
has de recorrer todo el árbol, (435)
y saber a tu nuez hallar.

Aunque, antes de hallar tu nuez
has de pasar por otra esfera,
el Guedurá en este árbol,
que es la misericordia abierta. (440)

Es la bondad que sube
y baja, siempre, por la derecha;
la sabiduría que hay en Dios
y alcanzan tus pies en la tierra.

Así, en tu plegaria y tu movimiento, (445)
los cuales se hallan en tus pies,
se encuentra el nuevo intento
para el Árbol mejor conocer.

Mas, igual es que necesitamos
en lo que materializamos con el pensamiento (450)
ser justos con lo que tratamos
y, por igual, ser severos.

Mas, la severidad no es la meta,
la severidad es la intención
de apreciar y valorar emociones (455)
que nacen, igual, en el interior.

Así, todo esto necesitamos
para manifestar nuestra creación,
no solo hablo de ideas
sino del crecimiento interior. (460)

Cuando verdaderamente apreciamos
la belleza que hay en nuestra voluntad,
que nos lleva a experimentar el milagro
que siempre en la luz está,
es que hacemos de esa luz lámpara (465)
para ponernos a caminar.

Ahora sabemos de estrellas,
ahora sabemos delimitar,
poner límites en nuestros juicios
antes de ponernos a hablar. (470)

Hemos insistido en nuestras formas,
nos hemos puesto a caminar,
y apreciando la luz que vemos
es cuando Dios se revelará.

La presencia de Dios es la Alef, (475)
es la sinergia por la que Dios está,
abrir la nuez que hemos hallado
saber toda su carne hallar.

Si los dos extremos que he trazado
se desplazan en este abrir (480)
y dejamos la cáscaras de la nuez
que en la sinergía yo descubrí,
ahora nos hemos movido
y hemos visto su intención:
el propósito primero es fundamento (485)
reflejo de todo lo superior.
Expresión con Geometría Sagrada de Vayera: Y vió…
Apuntes Personales

Así, en nuestra sexualidad hay todo
aquello por lo que el árbol está,
son nuestras pulsiones de vida
y hemos saberlas canalizar. (490)
Es una cruz que llevamos,
hemos de aprender a dominar
el impulso por el apego
que en el amor no está.


Es la parte más salvaje, (495)
es nuestra parte animal,
y nos domina si no dominamos,
si no nos sabemos controlar,
es así que la voluntad es la llave
que hace, a la nuez, quebrar. (500)

En Abraham, en su pasaje,
en su Vayera es que leemos
que en el tercer día estaba
el peor de todos ellos,
de los que hay en la circuncisión, (505)
y la sexualidad es lo que vemos.

Nuestro fundamento como personas
se haya en nuestro autocontrol,
así nos dominamos en nuestros impulsos,
así dominamos nuestra voz. (510)

Porque, igual que el impulso animal
es un instinto básico
sacar a flote nuestras emociones:
ira y bondad,
agrio y amargo, (515)
miedo y templanza,
dulce y salado;
en dominarlas, está nuestra mente,
más logramos con el corazón calmado.

Así, Tiferet es un centro que une (520)
tanto a Keter como a Yesod,
a la Justicia y a la Misericordia,
al recibir y al otorgar dador.
Es el juicio indulgente
que logra el sabio al caminar (525)
y haber dejado la luz encendida
que en el templo de su casa está.

El propósito del ser es esta Belleza
que se halla en la introspección,
en conocer lo que hay en nuestras conductas (530)
en reconocer lo que nos sucedió,
en ser sabios en nuestros juicios,
en modeular nuestra voz,
es sabernos callar a tiempo
en sopesar con justo son. (535)

Hemos trazado el tronco entero,
hemos alcanzado a ver
que las tres letras madres,
la Men, la Shin y la Aleph,
terminan de manifestarse completas (540)
cuando te decides a crecer,
a comprender que no solo eres carne,
sino alma y espíritu también.

Más comprendes que eres todo,
más te alegras de saber (545)
cada cosa que te sucede
y cómo edifican tu ser.

Te desprendes de lo superfluo,
te desprendes de la apariencia,
y profundizas en tu conocimiento (550)
y más elevas tu conciencia.

Te liberas del apego
de todo aquello que es pasajero,
de lo carnal y de lo material
y, al amor, pones primero. (555)

Primero pones tu bienestar,
primero pones tus sentimientos,
y los que haces sentir a los demás,
y los que no gustas, pones freno.

Pones freno a los demás (560)
si no albergan este sentimiento:
el del respeto y la comprensión
y el de no abusar del resto.

Te apartas de la supercialidad
de la farfolla y del cuento, (565)
de aquello que no es dignidad,
que no es digno, ni es honesto.

Te apartas de la soberbia,
te apartas de la fanfarronería,
de la codicia y del amasar, (570)
de la envidia y la grosería.

Te apartas sin esfuerzo
porque has sabido comprender
que en la humildad es que se halla
la verdadera gloria del ser. (575)

Mas, la humildad no es humillación,
la humildad no es sometimiento,
la humildad es saber de tus capacidades
y dejar, al otro, su descubrimiento.

Como antes te había dicho, (580)
mucho hay de la Formación
en las parashá Lej Lejá y Vayera
para apreciar su intención.

Cuando sale Abrahám de su tierra,
sube a otra dimensión, (585)
a la de conocer de las esferas
y de los límites de Dios.
Se conocen en la voluntad que lleva
de verás y firme el corazón;
es el deseo vehemente (590)
que se materializa en la acción.

La voluntad movemos sólo
cuando movemos la intención:
la acción está en nuestra mano,
también está en nuestra visión, (595)
si juntas las consideramos,
una vida es que se gestó
movida por el entusiasmo,
el espíritu, el soplo de Dios.

En la plegaria de Abrahan vemos, (600)
y por igual en su intención,
que dos veces es que corre
para ofrecer su bendición.

A pesar de estar en su peor día
y del momento de más calor, (605)
ha puesto a mover sus piernas;
sus caderas llevan en esta intención
tener presente aquello que lo mueve
y la belleza de su atención.

Ha sido un hombre hospitalario, (610)
no solo con quien se le apareció,
hospitalario es consigo mismo,
ésto, en la sabiduría, halló.

Ha movido con fuerza sus hombros
a pesar de su debilidad, (615)
y ha cargado a un ternero joven
para ponerlo a cocinar.

Ha ordenado a su esposa,
a Sarah a puesto a medir,
tres medidas de sémola (620)
por tres que se ven venir.

Lleva el entusiasmo en el pecho,
lleva misericordia y justicia,
bendecir a estos tres extraños
como con todos siempre atina. (625)

Si vió a Dios, ahora ve a tres hombres,
tres Ángeles se le aparecen,
Rafael que lo cura de su herida,
Mijael que a su mujer atiende,
y saca a Lot de Sodoma y Gomorra (630)
cuando Gabriel sale y allí es que se mete.

Llevan los tres ángeles consigo
la columna de la que hablamos,
el agua, el aliento y el fuego,
y el valorar aquello que damos. (635)

Han abrazado de Abraham,
con amor, su hospitalidad,
lo han curado de sus heridas
a Sara, fertilidad, le han concedido
a pesar de sus años y a Lot lo rescatarán. (640)
Y ha pasado a Sodoma y Gomorra
Gabriel, también, a comprobar,
cual es el grado hospitalario
y porqué es que sus gentes están.

Así ha aplastado como el agua, (645)
ha quemado con el fuego,
ha avivado con el aire,
ha corregido la avera de ellos.

Mas, a Abraham lo hayan justo,
y esta es una lección, (650)
al salir de su tienda logra
ver de, Dios, su Formación.

Ahora entiende el camino
que se halla para el ser,
para elevarlo hacia la guirnalda (655)
que en su corona se ve.

Ahora entiende Abraham
que la grandeza del hombre es mucha
el hombre podrá contar las estrellas
y mira que estrellas hay muchas. (660)

En la realización del ser hay una corona
y está en la unión con Dios,
en alcanzar el conocimiento
del propósito para el que lo formó.

Así, si lograras esta corona (665)
que se halla en tu indulgencia,
la que camina junto a tu sabiduría
a tu misericordia, justicia y paciencia,
habrás logrado dominar
todo aquello por lo que Dios te hizo, (670)
la materia comprenderás,
controlarla es tu destino,
está en los límites de tu ser
elevarte en tu camino.

Una vez hallas alcanzado esto, (675)
un nuevo destino se hizo,
el de mover la conciencia del humano
a su propósito divino.

Es un conocimiento ascentral,
es el conocimiento de los conocimientos, (680)
lo quisieron antes atesorar
y lo han mezclado con farfolla y cuento.

Ahora es tiempo de despertar,
es tiempo de entender este método,
y solo se halla en la bondad, (685)
en la humildad y en el desapego.

La sabiduría y la vida están
siempre delante de tus ojos,
ojos que hacen la vista, además,
y hacen el pensamiento todo. (690)

Respiramos nuestra simiente,
respiramos aquello que plantamos,
procura plantar paz,
que en la mala cosecha, ¿qué hayamos?
Recogeremos tempestades (695)
si plantamos maldad solo,
esto es hedor a tu nariz,
elige lo que bien huele solo.

Escucha tu dominio
en tu severa intención, (700)
como recompensa a tu otro oído
es riqueza lo que éste oyó.
La gracia lleva en la boca,
lleva en tu boca la verdad,
ser justo con tu palabra (705)
que hable la honestidad.

Si esto aprecias en tu cabeza,
has dominado todo ese fuego
que deja vivir el entusiasmo
y sube el aire del pecho. (710)

Mas, misericordia es la que alcanzas,
será los zapatos de tus pies,
la alabanza y la plegaria
y el movimiento por lo que ves.

Así, con esta enseñanza, (715)
la del símbolo ver en el ser,
es que el ombligo es nuestro centro,
es nuestra conexión con Él,
no solo con nuestra madre,
sino la madre cósmica también, (720)
este equilibrio del que te hablo
es que se halla en Tiferet.

Seguro que si buscas este método
que se halla en la Kábala,
encontrarás significado y sentido (725)
a lo que estas palabras te hablan.

Que, difícil se presenta
para ponerse a explicar,
la simbología y las esferas,
aquello por lo que están, (730)
usando las partes del cuerpo,
usando también su trazar,
y la enseñanza de la palabra
que escrita está en la Torá.

Este es el misticismo (735)
que siempre podrás encontrarár
si te acercas a Dios con cariño,
buscándolo, siempre, con humildad.

Las técnicas no son tan extrañas,
¿te has parado a pensar (740)
en esa sincronicidad que hay
en ciertos eventos, Juan?

Tal vez son insinuaciones,
o tu mente los quiera encontrar,
mas, poco se sabe del Espiritu (745)
y de lo que es Espiritual.

¿Será tiempo de que te muevas
hacia algo más que lo carnal?
Pan es que necesitamos para la vida,
y también esta clase de pan. (750)
Saciar tu alma, la esperanza,
de aquí es el enseñar.

Pues, la nuez lleva consigo
la simbología de por lo que está,
es un fruto bien vetusto (755)
en el campo espiritual
que lleva la enseñanza, consigo,
de aquello por lo que se está.

Es aquello que se espera,
es el pacto por lo que se está, (760)
es la misma simbología de Jesed,
donde alcanzamos a Abraham,
él es puerta de la misericordia,
y en la nuez, es igual,
dar al otro lo que es debido, (765)
dar lo previamente acordado,
el mismo significado tiene
la simbología de la nuez que casco.

Verónica García-Melero
Expresión con Geometría Sagrada de la formación del Árbol de la Vida atendiendo a la expresión imaginativa de Lej Lejá y Vayera.
Apuntes Personales
Nota: En la integración de los dos aprendizajes que nos viene a ilustrar el Zohar en la parashá de Lej Lejá y en la de Vayera podemos abstraer la ley de causa-efecto en la intención firme de mover, desde la bondad, nuestra voluntad. El inicio de los Rujot y de la Shefá que están en Dios, la observación del Árbol de la Vida y su Formación.
Con todo, es una expresión geométrica totalmente inspirada y fruto de mi interacción personal.
Siempre, dando gracias a Dios por ello y a mi hijo, pues cada cosa que escribo en su libro es fruto de sus anécdotas conmigo. Con todo, quiero recordar y agradecer a Albert y Maciel la formación y conocimiento que comparten y a quienes estimo como mis maestros de Kábala. Un fuerte abrazo y bendiciones.
La razón por la que dejar mis notas personales de esta libreta de facturas, no es otra sino la de dejar mis notas originales antes de pasar a limpio y contar algo muy anecdótico. Actualmente, es el blog donde tomo apuntes desde que estoy en mi casa.

No obstante, hoy considero que es algo más especial el blog. Es uno de los que guarda mi hermana Rosa del “Tío Pepe”, así es como llamamos en mi casa a José López Bellido, un conocido artesano guitarrero granadino a quien nos ha unido una larga relación con uno de sus sobrinos. Alguien que ha venido a repartir esta Navidad unos 10 millones de euros con el Primer Premio de la Lotería. No es que haya conseguido un décimo, pero he tenido casualmente este blog y no he podido evitar el recordar vivencias con él y su mujer. Una pareja extraordinaria, súper feliz, y muy muy cariñosos.
Os dejo un fuerte abrazo y el conocimiento de que es un blog que me inspira sobremanera y que me entraña vuestro cariño, algo que me ha reconfortado desde el recuerdo y en este momento. Si no me ha tocado la lotería, me ha tocado el recuerdo de vuestra simpatía y amor.
¡Qué Dios os bendiga!

Presentación | El Camino de los 13 lotos | El Libro de la Voluntad |
| El Libro de los Cuentos | El Tao de Sheng |

t-veo (20). La Primera Cena: la Tormenta Perfecta.

Si supieras la magnificencia de los números 3, 6 y 9, tendrías la llave del universo.

Nikola Tesla
Vienes del t-veo (15) cronológicamente.
La Primera Cena: el desarrollo sostenible.
Continuará….

El t-veo de hoy nace de la intención de acometer grupalmente una tormenta de ideas. Si ya con anterioridad nos quedamos en Ciencia Infusa hablando de su importancia, así como de sus normas y estructuras, el haber reflexionado en la fórmula y con ese ánimo de querer llenar de ideas relacionadas con el KmCero de Adra el t-veo, ha transcendido esa primera intención y se ha conseguido una razón matemática fundamental que es toda una maravilla, a pesar de su simpleza.

Además de aquellas primeras orientaciones que se dan con respecto de las Matemáticas Vorticiales y su aplicabilidad, se espera profundizar en el tema. Y, por supuesto, procurar una siguiente entrega llena de humor e ideas, así como de la explicación de la técnica grupal y turnos. Que una cosa es sintetizar las normás básicas de la tormenta y otra es procurar las reglas de juego y turnos.

Procurar realizar un artículo sobre Marko Rodín y la aplicabilidad de esta matemática resulta muy enriquecedor. Después de todo, la observación y análisis de esta matemática es la que ha llevado a Marko Rodín a explicar el origen del giro sempiterno de los electrones y su no colisión. Es catalogada como una plantilla del Universo… y ha terminado por revolucionar la ingeniería, la física cuántica, la matemática…¡una maravilla en pro de eregir un nuevo paradigma para el estudio de todo aquello que comporta nuestra naturaleza, la propia y la que nos rodea!

Recordar siempre que el hallazgo de Marko Rodín ocurrió aplicando la notación numérica, Abjad, de la Fe Bahai, para el Gran Nombre de Dios. De ahí que lo denomine “huellas de Dios”. Y, como vemos, su enfoque no es otro sino el de la búsqueda de Dios y desde una técnica asimilada a la Guematría de la Cábala Judía. Luego, la matemática vorticial nace en la metafísica porque es metafísica. ¿Habrá dado gracias a Dios, Marko Rodín? Personalmente, creo que sí; y muchas.

Por último, no son tantas las personas que cuentan con blog y se animan a esta pasión por la lectura, entre otros. Con lo que, no es un medio equiparable a youtube en suscriptores; pero no sólo en número, sino en la probabilidad de que la suscripción se acaezca. De esta manera, contar con casi 39.000 suscriptores es algo MAGNÍFICO para un blog, toda aquella información y fórmulas a las que se le quiere hacer eco desde este rincón de internet y, por supuesto, algo que me honra y llena de felicidad.

Así, es toda una alegría contar con una MAGNÍFICA AUDIENCIA MUNDIAL – una que tiene acceso a las direcciones de correo- y mayor lo es albergar la esperanza de que muchas ideas de las que se transmiten terminen por cobrar vida. De lo que no cabe duda es de que negocioonline.net crece gracias a vosotros.

Cada vez que la ciencia abre una puerta, Dios se encuentra detrás.

Albert Einstein

Mil gracias a todos aquellos cafeteros que seguís con cariño negocioonline.net.

Mil gracias, a Dios, por iluminar e inspirar mi pensamiento; a mi hijo, por su verdadero amor, el motor de mi vida.

Un fuerte abrazo a mis cafeteros alquimistas y a mis caminantes. Con cariño, “mamá”.

Verónica García-Melero

t-veo en el OKO. Índices: 1ª Temporada | 2ª Temporada
Café Alquimia | Ciencia Infusa

La Parábola de la Torre.

La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande pero no está sano.

San Agustín de Hipona.
 
Sam:

Sabía que me impresionaría,
pero tanto, tanto...no;
después de todo, inspira
esa pera de amor.


Juan:

Igual te digo, Relojera, (05)
¡lo que es el recibir!
Ni es cosa de conocimiento
ni de recitarlo sin fin;
pues aquello que cae del cielo
guirnalda es de la humildad, (10)
algo que empieza en alma
y en doblegar tu voluntad.


Dishi:

Pues, a mi me tienes llorando,
como un valle de lágrimas estoy;
el sexto sentido de la madre (15)
y el recibir lo que doy.

Porque mucho da la madre
en ese relato que cuentas;
a pesar de su tormento,
solo quiere que la quiera. (20)

Que le diga unas palabras,
aquellas que están en su corazón;
y el verde de este momento
lo ha llenado todo de amor.


Relojera:

Si en la situación hay un tormento (25)
y su madre se haya separada;
sabed que Dios lo ve todo
y, como todo lo ve, se aclara.

Así, en esta ausencia,
todo su madre lo da; (30)
vacía se halla sin su hijo,
vacía se halla sin su Juan.

Mas, esta situación,
que tan singular se presenta,
habrá de recibir, de Dios, (35)
todo su pago y su cuenta.

Así, espera la madre
a su hijo con anhelo,
ya ha recibido su amor
y con la Gracia del cielo. (40)

Este mensaje lo abraza,
y como es mensajero,
sabe que Dios estará consigo
moviendo todo el Universo.


Maestra Sheng:

A mí me ha cautivado, (45)
y me ha puesto en su lugar,
y me ha fascinado la Gracia
con que se viene a inspirar.

Un método extraño
es la Cábala para interpretar, (50)
no sólo la Ley escrita,
la Ley, la que es Toráh;
pues, igual lo hacen sus letras
que, sin espacios, escritas están.

Así, en el no espacio, (55)
¿se aglutinarán las dimensiones?
Fácil es apreciar en la técnica
el sentido de las inspiraciones.
¿Será, entonces, importante,
será, entonces, transcendental (60)
que el método no es tal método
es, sólo y solo, espiritual?


Sam:

Entiendo lo que dices,
lo que es interpretar;
más que esferas y tecnicismos (65)
y, conocimientos, atesorar;
la Cábala en su significado
es recibir, y nada más.

Así, ¿qué se recibe del cielo
si no te pones a conectar (70)
tu alma y tu corazón entero
con el amor de la divinidad?


Ming:

Eso sí que es cierto,
¿para qué tanto conocer?
Importante es tu sentimiento (75)
y la voluntad de crecer.

Así en la humildad se haya
la más grande de las hermosuras,
la sagacidad se halla en su puerta
...y sabe elegir aceitunas. (80)


Hao:

Desde luego que los métodos
siempre te pueden orientar;
mas, en querer saberlo todo,
¿te podrías desviar
y hacerte a tus ojos sabío, (85)
y un creído, además?

Esto mucho es que sucede
y en el apego es que está;
por más que oriente un método
en elevarte para avanzar, (90)
el ego humano es tozudo,
y te hará, entonces, tropezar.


Maestra Sheng:

Por eso en el desapego,
en procurar la unidad,
es que te olvidas de ti mismo (95)
y piensas más en los demás.

Este sentido del que hablo
escrito y decodificado está,
una gran labor del hombre
está en edificar (100)
su cuerpo y alma, como templo,
esa es la gran verdad.


El Recepcionista:

Y, como esto no vemos,
la vida nos hará tropezar;
muchas piedras son el ego (105)
para querer elevar
tu yo, sobre el resto;
tu yo, sobre los demás.

Esto sucede a menudo,
esto es la vida pasar. (110)
Mas, cuando alguien destaca
y sobresale de los demás,
muchos son los que, martillazos,
a ese clavo le dan.

Y, ¿por qué lo martillean? (115)
¿te has parado a pensar?
¿Será en querer elevarte,
en querer ser mucho más
como es que te maltratas
martilleando a los demás? (120)
¿Acaso no eres feliz con cómo eres?,
¿No eres feliz con lo que das?
¿Has de quitar lo que tiene el otro
o desearle que no tenga "na"?
¿O has de negarle sus méritos (125)
y pisotearlo, además?

Si así es como te comportas,
entonces, ¿dónde está tu elevar?
Cuando humillas a otro, te agachas,
¡fíjate lo que es maltratar! (130)

Verás que no eres feliz con lo que tienes,
con lo que has conseguido, ¡qué va!
¿Por qué niegas las capacidades del otro?
En realidad...¿qué más te da?

Así, si aprecias que haces (135)
y cómo es que sientes;
habras entendido enseguida
donde el elevar se prende.

Que el elevarte en espíritu
justo está en el amor, (140)
en reconocer a los que te rodean
y lo que hay en tu interior.


Hao:

Desde luego que la perspectiva
de aquello que yo he estudiado,
subraya el desarrollo del ser (145)
como algo personal y no hablado.

Me refiero a no dar cuentas
de lo que haces para crecer;
contener y guardar tus anhelos,
competir contigo más bien. (150)

Porque el crecimiento personal
sí que toca varias esferas,
mas, toque las que toque,
una cosa es bien certera;
y es que en tu humildad está, (155)
de todas, la mayor belleza.


El Recepcionista:

Viniendo a cuenta de esta conversación
una parábola os voy a contar,
y trata sobre el crecimiento,
sobre el crecimiento personal. (160)
Seré breve en contarla,
¡para qué tanto enrredar!
La Parábola de la Torre.

El crecimiento de la persona
comprende todo lo que en ella está;
está la carne que es carne (165)
y el espíritu en su alma, además.

Así, la persona que crece
con una alma bien pobre,
es como una torre muy elevada
que casi alcanza el cielo, más se corrompe. (170)

Porque ha utilizado malos materiales,
no los ha examinado al comprar.
Y todo su anhelo ha sido
ser la más alta del lugar.

Así, ha venido de repente (175)
una gran tempestad,
y ha quebrado la torre,
derrumbado la torre, ha.

Mas, el alma que es grande,
una vasija enorme contiene, (180)
ha considerado su carne y alma,
ha guardado para sí lo que tiene.

Ha sabido elegir su compra,
ha sabido ser perspicaz.
Y no le ha importado que su torre (185)
sea la más pequeña del lugar.

Mas, su torre tiene fuertes cimientos,
y con cuatro pilares, además;
ha sido una fortificación fuerte,
con el tiempo la vienen a morar. (190)

No se desploma esta torre,
no se la lleva la tempestad.
Se ha convertido en faro, con el tiempo,
ésta ha llegado a ser su capacidad.

Verónica Garcia-Melero
Sigue caminando….
Presentación | El Camino de los 13 lotos | El Libro de la Voluntad |
| El Libro de los Cuentos | El Tao de Sheng |

Capítulo 5. El Secreto de Mamá.

A pesar de lo separado que te sientas y percibas, la única verdad es que estás dentro de mí.

Maciel Colombo

Mano diestra y mano siniestra,
a tu boca, lleva Juan;
te ha ocupado un lapso de tiempo
¿qué podrían expresar?


A primera vista...¿que te calles? (05)
¿Será esto, qué será?
¿Las has llevado de repente?
Entonces, algo bestia serás.


Primero, considera tu boca;
luego, tus manos, llévalas. (10)
Así, te guardas de decir nada,
mejor tu muslo caminará.


Que en la vida
se está vivo
si se guarda el caminar. (15)
Muslos fuertes que caminan
siempre logran la verdad.


Que la vida es nuestro gran presente,
mira por tu vida, Juan;
en tu boca y en tus manos tienes (20)
estar vivo y la verdad.


Si prestas oido diestro a lo que digo,
si prestas, hijo, de escuchar;
habrás avanzado en tu camino
ya te has puesto a caminar. (25)


Ahora, ocultas hay palabras
que hayan las manos revelar,
por igual lo ha hecho la boca
y el empezar a caminar.


¿No dan los primeros pasos los hijos (30)
ayudados tanto de su mamá?
Al principio está la madre, entonces,
antes está de caminar.


Ésta es la expresión de la vida,
considerar la sabiduría del empezar, (35)
al igual que tus manos trabajan,
tus pies te han echo caminar.


Y si el principio empieza
justo después de algo más;
ese "más" era el silencio (40)
y el impulso del gestar.


Que el impulso nace primero,
mas, después del silencio está;
así, la sabiduría comienza
en sabernos, siempre, callar. (45)


Porque, más te callas,
más observas,
para cada cosa
su trazar.


¿Has visto la importancia que tiene (50)
el saberse a tiempo callar?
Así, el silencio es sabio
y antes de la sabiduría está.
Silencio es la nada que había,
la templanza del bienestar. (55)
Y era la respuesta primera
antes de nada empezar,
porque todo lo que rompe el silencio
hacia adelante te hará avanzar.


Te alejarás con cada sonido (60)
de su distancia al empezar.
Más hablas, más te alborotas,
más estupideces dices, Juan.
Así, el silencio es el principio
de la integridad y verdad. (65)


Muchas frases en tu camino
te devolverá el silencio, Juan.
Cuando has avanzado lo suficiente
sabrás volver a callar.


Mas, cada uno ha de avanzar (70)
con el diálogo por compañero;
si no rompes tu silencio, ¿qué habra?
Crecer y avanzar,...no creo.


He usado cuatro letras
para inspirar mi pensar: (75)
Tav, Yud y Jet primero,
y Guimel, hijo, para caminar.


Por igual lo ha hecho el sentido
del principio de la verdad;
si el principio de la Ley es una, (80)
en su formación es que se halla, Juan.


Así crecemos desde el silencio,
crecemos cuando rompemos a andar,
cuando rompemos a hablar, ¿qué hacemos?
Rompemos, entonces, el empezar. (85)


Y si empezamos, ya estamos,
está tu yo para empezar.
Si tu yo lo haces crecer, hijo,
¿qué, falta, hecho, te ha?


¿Será ordenar en tu vida, entonces, (90)
el saber ser y el estar?
¿Saber para que estamos?
¿O saber ser, Juan?


Ser-estar lo encontramos
en saber alcanzar (95)
la integridad de lo que en dos polos
se aprecia como dual.


Mucho se ha hablado hasta ahora
de lo que es la vacuidad;
el equilibrio del ser empieza (100)
cuando, de veras, se sabe estar.


Y si sabes estar, ¿qué eres?
¿Qué crees que lleva ese afán?
¿Será en ser honestos, entonces,
donde empieza la integridad? (105)
  Porque, si la honestidad es algo,
seguro es ser de verdad,
y cuando se es cierto, se es claro;
y como el agua se fluye, Juan.


Claro se es como el agua, (110)
agua suave para avanzar;
también se puede alborotar ésta,
alborotada, de golpear, ha.


Mas, la bravura que está en el agua,
está también en su verdad; (115)
si, suave, erosiona la roca;
revuelta se traga una ciudad.


¿Cuándo se embravece el agua?
¿Habrá una corriente de pasar?
Así, en la vida las circunstancias, (120)
aún siendo muy fiel y leal,
te traerán la enseñanza del coraje,
la valentía y tu guerrear.


No es mala el agua brava,
lleva la fuerza del ser, (125)
que, siendo justo, trae consigo
revelar la luz de lo que es.


¿Acaso no es traumático
el venir a la luz el ser?
Más que el dolor del parto (130)
es el del bebé al nacer.


Y se nace de aguas ciertas,
suaves eran en su viajar;
en la turbulencia de venir a la vida
es que se alborotan, entonces, Juan. (135)


Este paso primero, ahora,
lleva la fuerza del agua,
la valentía de cruzar un camino
y la verdad de la esperanza.


Porque esperanza es que llevamos (140)
cuando estamos por nacer,
y persona se es, civílmente,
a las veinticuatro horas del ser.


¿Serán estas veinticuatro horas
casuales, porque sí? (145)
Nadie dice lo contrario,
mas, la analogía dice así:
que en ciclos de doce horas
es que separamos la oscuridad,
día y noche llevan del veinticuatro, (150)
cada una, su mitad.
Vive la luz y vive tu noche,
haz un ciclo, el de aquí,
así habrás forjado tu esencia,
ahora eres ser, no porque sí. (155)


Esta es la primera enseñanza
de, en el principio, reflexionar;
al igual que te hace la madre,
creces en el agua de su verdad.


Más caminas por tu vida, (160)
más esto apreciarás:
la importancia del equilibrio
que te trae tu enseñar.


Porque se aprende a cada instante,
a cada instante se crece, Juan; (165)
mas, la enseñanza que transmites
en tu aprendizaje se hallará.


¿Qué he utilizado ahora?
Lamed, He, Yud y Vav.
El ser-estar significan, (170)
¡fíjate en la integridad!


Esta capacidad de las letras
que son, de Dios, su poder,
empiezan en su manifestación primera,
se encuentran en Elokim ET. (175)
 He venido utilizando
una técnica que utilizan
para el sentido esotérico
y expresar metafísica.


Porque la metafísica es algo (180)
que más allá de lo físico está,
es algo que transciende el cuerpo,
es alma y espiritual.
No solo de pan vive el hombre,
de la palabra vive, por igual: (185)
vive de crear con ella
y en la inspiración es que está.


Ahora, no te parecerá extraño
si te hablo de lo militar;
el diccionario de este género (190)
bien viene a representar
el soplo del entusiasmo
con el que el poeta se deja llevar.


Así, la inspiración es elevada,
es algo espiritual, (195)
mas, atraviesa corazón y alma,
alcanza lo intelectual.


Este transcender un límite
para alcanzar otro, Juan;
lleva el corazón a la mente (200)
y fruto es de su verdad.


El intelecto movido por el entusiasmo
siempre es emocional,
¿has visto la importancia que tiene
saber con el corazón pensar? (205)


Pues, esto sería el cabalista
que con su fe, su amor a Dios,
espera una respuesta afable,
la intuición del corazón.


Está entonces en el alma, (210)
en alma está la canción,
un soplo de aire fresco
la ha traido a tí Dios.


Esta es una manera sencilla
de entender el SOD, (215)
el significado esotérico y metafísico
de la palabra de Dios.


Porque esto es la Cäbala,
otra cosa, nada es.
También es significado alegórico (220)
y comparación imaginativa también.


De lo que no cabe duda
es de que alcanzado este punto,
hemos expresado en metáfora
cómo seguir un camino juntos. (225)


De querer seguir con la intención
de traerte aquí la ciencia,
¿hablamos de exégesis, entonces,
cuando elevamos la conciencia?


La exégesis requiere un texto, (230)
un contexto, tiempo y formación,
tanto para el escenario que trata
como para la letra, su evolución.
Se adhiere al texto bíblico,
siempre no sucede, no; (235)
mas, cabe decir que también es ésta,
y en la hermeneútica se ve,
más allá de la herramienta utilizada
el significado espiritual que se lee.


Entonces, de acuerdo a ciencia, (240)
tenemos que esta intención,
alcanza expresar la palabra
más allá de la reconstrucción.


Apreciemos la perspectiva subjetiva,
aquella, la del incluirme a mí. (245)
En este caso es eiségesis,
lo que me inspiran las palabras a mí.
Kabbalah Mashiah. D. Albert Gozlan.
 Ya que hemos empezado
este tramo desde el silencio,
apreciando el trabajo de las manos, (250)
el camino del pie, su crecimiento;
considerando el principio primero,
considerando el nacer del agua,
importante se hace ahora
reflexionar la primera palabra. (255)


Bereshit es la primera
palabra de la formación,
seis letras la contiene,
en la tierra, la perfección.


La perfección es un hexágono, (260)
la perfección está en la miel,
en el soplo del aire divino,
en las abejas, su ser.


Porque las abejas todo lo dan,
nada guardan para ellas, (265)
así es la luz de Avir,
Avir que vive en ellas.


Esta esencia primera
ya nos trae la generosidad,
nos trae el desapego, (270)
nos trae la voluntad.
Ya te ha dicho desde el principio
que se espera de tí, Juan;
se espera que crezcas en esto,
en descubrir la bondad. (275)


Si ahora te hablara en ciclos,
ya hemos visto que son dos,
seis es un cuarto de todo,
la mitad de cada uno de los dos.


Y, si por mitades yo tomo, (280)
la oscuridad y la claridad;
habrán de alternarse en un ritmo,
aqui empieza la dualidad.


Y, no solo empieza esto,
por igual, si hay bondad, (285)
habrá enseñanza tras otra,
siempre luz se verá.


Y como luz es que vemos,
vemos el ciclo solar,
después de la tormenta, la calma; (290)
¿ves el agua pasar?


Que el agua es sabiduría,
no es conocimiento pretérito;
es la sagacidaz del corazón
expresada desde el verbo. (295)


También aquí está la madre,
la sabiduría del agua tiene,
tiene la manifestación en tu yo,
y mucho más es que contiene.


El Sol se hace importante, (300)
como es en cada cultura,
¿qué tendrá la radiación
de esta estrella y su hermosura?


Como poco hemos visto
los ciclos del danzar, (305)
se mueve el Sol por los cielos,
mas, vueltas la tierra es que da
alrededor del Sol, como bien sabes,
y así tu vida girará.


No soy diestra en las esferas, (310)
mucho me falta saber,
mas, de lo poco que he conocido
también se puede leer
la esencia de lo que te digo,
en las permutaciones se lee. (315)


El Sol lo rige Jacob,
Yud, He, Vav, He; Hashem.
En la Luna encontramos Yosef
y en la palabra Adonai se ve.


En lo extraño de esta doctrina, (320)
en las permutaciones de las letras,
de cada una de las cuatro que tiene,
sus doce permutaciones aciertan
a expresarte la importancia
del ciclo, aprendizaje y conciencia. (325)


También hay dos dimensiones,
hablamos del espacio-tiempo;
en tu microcosmos personal
¿qué podría ser esto?


Una nos ayuda a elevarnos, (330)
nos ayuda a caminar arriba;
caminamos desde la otra,
y emocional es la misma.


Si las emociones es que nos introducen
en aquello que llaman ET, (335)
siendo ET, Alef y Tav,
principio y final, también;
ya nos indican que en ciclos
es como crece el ser.
Mas crece en nuestras palabras, (340)
en aquello que se cree,
crece en nuestras elecciones,
y en pulir nuestro ser.


Y como vienen unidas,
siempre habrás de apreciar (345)
que el elevarte hacia arriba
viene mucho del meditar.


La elevación de nuestro espacio
está entonces en nuestro intelecto:
cómo pensamos y reflexionamos (350)
y cómo guardamos silencio.


Ahora demos paso
a hablar de la grafía.
Lo primero que encontramos
es su grandeza escrita. (355)


Aquí hay una enseñanza
que nos transmiten las Escrituras,
no todas las letras tienen
igual embergadura.


Aquellas trazadas en grande (360)
dicen ser de Beriat;
es el soplo del intelecto,
en el entusiasmo está.
Está en la felicidad por las cosas,
está en tu voluntad; (365)
esta es la primera cosa
para dejarte llevar.
Y cuando te dejas llevar eres tú mismo,
eres tu ser, tu verdad,
esa es la creatividad que nace (370)
en lo que es tu originalidad.


¿Ves la originalidad que trae?
Trae el origen, Juan.
Trae el principio de las cosas,
dibuja tu personalidad. (375)
Kabalah Renovada. Dña. Maciel Colombo

Mucho se podría decir de Bet,
mucho si es bien grande,
más dice de ser primera;
primera y grande es la madre.

Porque para hacerla sonar (380)
antes vino el impulso
que logra su vasija llenar,
así es que se hace el mundo.

Guarda Bet la dualidad,
lo primero en la primera se halla: (385)
el huevo que hay en su pie,
es el hijo de sus entrañas.

Ni buena, ni mala es
porque ella es crecimiento.
Es la casa que siempre es, (390)
es sostén de alimento.
Adentro encuentra su ser,
adentro encuentra su hijo;
la manifestación de la madre está
en traer a la luz su niño. (395)

Si a la luz es que lo traigo
ya acabamos de romper
el silencio del crecimiento
del adentro de Bet.
¿Necesitaremos poner nombre (400)
a estas aguas romper?
En la sabiduría del nacimiento,
en la luz en que viene el ser,
encontramos su cabeza
cuando se está por nacer. (405)

Así, enontramos en el nacimiento,
uniendo la Bet con Resh,
al hijo de su madre,
la palabra Bar es lo que es.

Ya llegado el nacimiento, (410)
en la casa lo guarda Bet,
leche que la madre guarda
para el retoño, y está en su ser.
Así se alimenta al hijo,
así se le ve crecer, (415)
ha alcanzado la conciencia,
esa es la chispa de su ser.

Y la chispa es un soplo
que fuerza le da al crecer.
Ahora tenemos a lo creado (420)
desde la luz de su ser.

Bet- Resh-Aleph es creado,
es la guirnalda de la conciencia;
¿habrá de dejar la casa?
¿habrá de abandonar su tienda? (425)

Justo en este momento
en que empezamos el desarrollo
nos encontramos con la academia
de reales artes para todo.

Porque la vida es una escuela, (430)
es la mejor de todas,
y entre que más la transitas
más es que evolucionas.

¿Has visto cómo amueblas
la cabeza al estudiar, (435)
al aprender cosas nuevas y
ponerlas a practicar?

Esto es lo que trae Shin
si es que estás por comer,
por probar los bocados (440)
que la vida te traerá.

Los bocados son un fuego
que antes de la cabeza están,
más miras hacia adentro,
más te paras a pensar, (445)
más comprendes lo que logras
y en el error siempre está.

Ahora que has aprendido
como tu comida masticar
es que la logras con tus manos, (450)
tus brazos puestos en tu afán.

Esto es lo que trae Yud
cuando se está por avanzar;
Resh-Aleph-Shin-Yud tiene
un significado "Principal". (455)

Mas, si volvemos a caernos,
a perder la cabeza, en vez,
fuego siempre tocaremos,
hasta que chispa sea en tu ser.
Es el impulso en la madre, (460)
la madurez del crecer,
la madurez de ver lo importante
que con los ojos no se ve.
Cuando logras ver esto,
en ti has hecho crecer (465)
el amor de la buena madre,
ahora velas por tu ser.

Has logrado alcanzar tu verdad,
a tu vida le has hecho un ciclo;
sin la casa, ¿que tienes, Juan? (470)
"comenzando" hasta el principio.

Ésta es la expresión de Bereshit,
esta es la verdad de la palabra,
todo el alfabeto a transitar
hasta que la Tav alcanzas. (475)

Así, en el transitar,
en el quemarte con el fuego,
a veces veremos una luz,
otras veces, otra luz vemos.
Así se barajan eventos, (480)
que se repiten, en vez,
unas veces no aprendemos,
otras los dejamos ser.

Ahora quieres crecer,
ahora ves la belleza, lo rico; (485)
has puesto la tienda otra vez,
ahora regresas "En el Principio".

Volvamos ahora hacia atrás,
hagamos ahora otro ciclo.
Alcanzada esta verdad, (490)
sigue avanzando en tu camino.
Así, nos desprendemos
de las piedras que encontramos;
"en mi cabeza" está la enseñanza,
y en mis arrugas, y en mis manos. (495)

Ahora la vida te traerá
la importancia del desapego;
de haber crecido como persona,
y de quererte mucho, cielo.
Así, cuando creces (500)
considerando tu aprendizaje,
verás la importancia de la empatía
que la tolerancia hace.
Esto es amor,
esto es agape, (505)
hemos liberado a yud,
y "en mente" se hace.

Meditar será algo nuevo,
meditar será importante,
pensar cómo se sentirá el otro (510)
con la manera con que trates.

Si esto ves que haces
y regulas tu conducta,
por el fuego, como faquir,
caminarás y no te asusta. (515)

Tu fuego te ha purificado,
y te ha liberado de él,
ahora sano es que te encuentras,
ahora sabes porqué.

Así, tu chispa divina (520)
has logrado iluminar,
la interiorizas en tus emociones
y en tus conductas, Juan.

Ahora eres el hijo,
ahora si eres Bar (525)
crecido y evolucionado
que a la casa vuelve a entrar.
Y si la casa en Bet la vemos,
¿cúal su orden ordinal?
Es segundo su trazado (530)
de las vasijas del crear.
Y segundo es en hebreo
equivalente a un reloj,
si la Yud yo le quitara
es que no despertó. (535)

La verdad es hija del tiempo,
y el tiempo de tu reloj
son cada segundo del día,
de la semana, de la estación.
En ciclos es que nos movemos, (540)
y los ciclos en años son
8766 horas,
los mismos ojos de Metatrón.

¿Se alcanzará tal grado?,
¿tal elevación? (545)
Si logras subir arriba
por la escalera, por su escalón.

Te recuerdo otra vez el cuarto
de veinticuatro, un seis me dió.
En porcentajes un veinticinco, (550)
¡Cero coma veinticinco, por Dios!

Esa fracción requiere
el año en su conjunción,
seis horas que completan
el año de un reloj. (555)

Así, cuando completas el ciclo
dibujas a Bereshit,
cada lección de tu vida
adentro te lleva, ¡sí!

¡Crece siempre hacía arriba! (560)
¡Cultiva tu tierra, Juan!
Recuerda la importancia del agua
y de la tierra y del labrar.
Recuerda que en el silencio
siempre se echa el empezar, (565)
se juicioso en tus actos,
abraza la humildad.

Este camino es virtuoso,
"En el principio" se lee
la respuesta que estuvo siempre (570)
y, como siempre, es el Te.

Es un cruce de caminos
con dos cosas en su centro:
un corazón y un ojo
de la abundancia, su cimiento. (575)

Hemos utilizado el reloj,
su dimensión y el contar su tiempo,
once pasos en escalón
y la Kaf es lo que vemos.

Porque onceava letra es, (580)
la letra de la potencia,
de la fuerza y el poder;
Bet y Yud contenida en ella.

Así, los atributos de Bet,
los atributos de la madre, (585)
están en el verdadero ser,
están en el YO que se hace.

Esto es el Te, hijo,
esto es el crecimiento
que se haya en anclar en tu ser (590)
los verdaderos cimientos.

Por igual en el Tao es
haber alcanzado la potencia,
la fuerza y el poder
y los deseos de tu conciencia. (595)

Esta es la guirnalda, hijo,
que siempre se halló escondida:
en la primera palabra la solución
de cómo se vive la vida.


Te quiero, hijo, hasta el infinito.
Con amor, mamá.


Verónica García-Melero

P.D. Gracias a Dios por iluminarme el pensamiento; gracias a las enseñanzas de D. Albert Gozlan y Dña. Maciel Colombo, maestros de Cábala de quienes continuamente estoy aprendiendo. Enamorada estoy de sus enseñanzas. Este poema tan inspirado para mi hijo no hubiera sido posible si no los hubiera encontrado en mi camino, han sido una puerta que me han abierto a buscar y conocer cada vez más a Dios.
Apuntes Personales
Presentación | El Camino de los 13 lotos | El Libro de la Voluntad |
| El Libro de los Cuentos | El Tao de Sheng |

La Serpiente de Samay.

Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Juan 3:14-15 Reina Valera (RVR 1960)

Narrador:
 
        Andaba por el camino
        Samay, concentrado,
        abstraido en su pensamiento
        cuando pasó por el lado
05      de un encantador de serpientes
        que se encontraba sentado.
 
        Fue el sonido de su flauta
        el que, a Samay, hizo voltear
        la cabeza y fijara la vista
10      como la serpiente del lugar.
       
        Agua venía buscando,
        serpiente y cesto..y tropezó
        con el hombre que la encantaba,
        con un clavo es que se dió...
15      ¿Qué hago con mi vida?,
        dígame, ¿qué hago yo?
 
 
Samay:
       
 
        Ahora no podré caminar seguido
        cada día y cada estación.
        Este clavo que he pisado,
20      ¿será una maldición?
        Estaba pensando en un cambio
        y bien me lo ha traído, ¡Dios!
 
 
 
Adir:
 
        No se sulfure caminante,
        deje que le eche un vistazo,
25      fuerza le veo en el pie,
        deje que le eche una mano.
 
        Tal vez, por la impresión,
        se haya salido de tiesto,
        no ponga las tinajas antes
30      del olivo, en lo desierto;
        que puede que no haya agua...
        nisiquiera para beber...
        ¿Crecerá el olivo, entonces,
        para la tinaja tener?
 
35      Pues..es solo un rasguño,
        eso se le pasa enseguida;
        caminará los días todos,
        y todas las horas del día.
 
        Con todo, para que se recupere,
40      para que coja mucha fuerza,
        aquí le brindo yo mi casa,
        pase a la puerta de mi tienda.
 
        Siempre guardo yo mi puerta
        con el sonido de mi flauta;
45      Baruj se llama mi serpiente
        y como ve, a ella le encanta.
 
Samay:
 
        Le estoy muy agradecido,
        mas, quisiera saber su nombre.
        Samay es como me llaman,
50      „aquel que escucha“, mi nombre.
 
Adir:
        Pues para esta conjunción
        seguro dejamos huella...
        Adir es el nombre que tengo.
        Amor, y su escucha: la puerta.
 
55      Me ha dicho, Samay, que venía...
        buscando un cambio en su dicha;
        ¿es un cambio de fortuna, entonces,
        o es un cambio en su vida?
 
Samay:
 
        ¡Qué atento ha sido a la palabra!
60      Mejor, tomaré esta silla.
        Auguro que hablaremos tendido...
        se me hace usted a una sibila.
       
        Aprecio una mirada franca,
        tiene una amplia sonrisa;
65      y la elocuencia de sus palabras...
        parecen ser, ahora, mi dicha.
 
 
Adir:
 
        Me alegra su apreciación,
        parece ser que le encaja el nombre;
        atiende a las palabras, amigo,
70      y observa aquello que no se esconde.
 
        Ahora, considerando su cambio
-    y antes de explicarme el qué -
        echemos un vistazo a mi serpiente.
        Baruj es que sabe mucho, ¡eh!
 
75      ¿Ha visto como relaja su cabeza?,
        ¿ha visto que sinuosa es?...
        Baruj es la vacuidad de su esencia,
        no es buena, ni mala; es.

        Es una serpiente domesticada
80      con la música del corazón;
        según la veo yo bailando
        así me inspira su canción.
 
        Mas, Baruj era una serpiente salvaje,
        que entró un día en mi habitación;
85      la tomé del palo y ésta lo quiso:
        se enroscó hacia arriba, se lo quedó.
 
        Viendo que simpaticé a mi niña,
        ¡cómo la iba a dejar yo!
        Al día siguiente soné mi flauta
90      y cayó del cielo su bendición.
 
        Le apasiona escuchar mis notas,
        sobre todo Do, Re, Mi y Sol.
        Estas cuatro notas le encantan
        a Baruj; ahora, mi amor.
 
 
Samay:
 
95      Me gusta su nombre hebreo,
        personifica la bendición...
        Mas, si temurá es lo que hacemos
        en castellano, que es más plural...
        ¿Es, en su permutación, una bruja,
100     la serpiente bella del lugar?
 
 
Adir:
 
        No, Samay, ella es hebrea,
        no es castellana, para empezar;
        tampoco, la serpiente es mala,
        la serpiente da mucho para hablar.

Samay:
 
105     Desde luego que ha sido personificada
        con la maldad, con la tentación;
        también representa el engaño,
        la mentira y la transgresión.

        Este símbolo vivo,
110     es que la hace serpiente;
        mas, fue su sagacidad
        la que la hizo desobediente.

        Ahora viendo como baila
        al son de la música Baruj,
115     aprecio como se tranforma su rebeldía
        en obediencia a tu luz.
       
        Curiosa es la domesticación
        en los animales salvajes;
        en tu serpiente veo el mimo
120     y la música que le haces.

Adir:
 
        Desde luego que no es justo
        hablar solo de este aspecto;
        tanto en cristianismo, como en judaísmo,
        la serpiente es más que eso.
 
125     A pesar de navegar
        como opositora en el tiempo,
        justicia hay que hacerle,
        recordemos aquel templo.
 
        Que mandado fue, entonces,
130     a Aarón y Moisés,
        dejar su vara de mando,
        dejarla al suelo caer,
        convertirse en gran serpiente,
        y a las de los magos „beber“.
135     En este extraordinario gesto
        tragó, bebió a sus serpientes;
        tragó la sabiduría de Dios
        a la de los magos videntes.
 

Por igual sucede
140     en el arbusto ardiente,
        otra transformación en ella,
        ¿por qué la serpiente?
 
        Aunque, para ser certero,
        aquello que llevaba en la mano,
145     fue echado al suelo,
        en culebra se volvió el palo.
       
        Que la mano con vara,
        cetro es de poder,
        es la protección divina
150     como en el mar el pez.
 
        Y el pez, en este dualismo...
        pesa igual que la culebra
        el Salvador, el Mesías;
        la misma gematría expresan.

155     Y si recordamos, también,
        cuando el pueblo elegido
-    aún teniendo para comer -,
        comer lo divino servido,
        malhablaba del Dios del Cielo,
160     humillaban a Moises;
        serpientes vinieron primero
        para hacerles entender
        la grandeza del Dios del Cielo,
        la del pueblo de Israel.
 
165     Mas, igual que fue un castigo,
        en su estaca, y de bronce, fue bendición;
        de mirar al estandarte metálico,
        la serpiente traería la curación.

Samay:
 
        Y si nos ponemos cristianos,
170     recordemos a San Miguel;
        el Arcángel de los ejercitos
        de todos los ángeles de Él.
        Espada en el Espíritu porta,
        con gracia la agita Miguel;
175     ¿quién como Dios?, su nombre,
        pisa a la serpiente, su pie.
        Aqui la serpiente transciende
        la oposición al Padre,
        y la mentira, también;
180     ha hecho la serpiente dadora
        a Miguel, héroe; y a la luz, ver.
 
        ¡Vencer a la transgresión!
        ¿Qué es aquello que Miguel expresa?
        Fuerza que lleva su pie
185     como un clavo, el ego (אגו)en letra.
       
        ¿Es también la serpiente,
        es también transgresión,
        vivir inflando nuestro ego,
        alejarnos del Creador?
 

Adir:
 
190     La serpiente y el dragón
        aquí es que se pueden ver.
        ¿No llega la estrella de la mañana
        cabalgándolo bajo sus pies?
 
        La Virgen María es estrella,
195     estrella es el Cristo, también,
        es el lucero de la mañana,
        en Apocalipsis lo dice muy bien.
 
        Es una imagen simbólica,
        muy de Oriente es que es;
200     mas, por igual lo es en Occidente,
        en la tierra de „Natanael“.
 
        Y como has dicho antes,
        también es que se puede ver,
        vencer a la Serpiente,
205     encadenarla y pisarla el pie.
 
        ¿Sería el pie, en pictografía,
        el camello que porta el agua?
        Dos jorobas lleva éste
        y su abundancia la guardan.
210     Lleva el conocimiento, entonces
        de la casa de Isarael,
        y toda la casa es todos
        los que moran con Él.
        Camina entonces el camello,
215     entonces es que pisa el pie,
        bajando shefa consigo:
        abundancia para cada ser.
       
        Esta abundancia es cadena,
        y en el Espíritu se ve;
220     es la Espada de la palabra
        y la luz de „Natanael“.
        Así, la luz, que es abundancia,
        es derramar las aguas en él:
        en el opositor a la luz divina
225     y a la gracia de Israel.
 
        ¿Acaso las cosas se destruyen?
        ¿No se transforma la materia?
        Igual sucede en el Cielo
        cuando baja a la Tierra.
 
230     Con lo que, tenemos al dragón
        simbolizando al animal de lucha;
        devorador y guardián es,
        muerte y nacimiento lo escuchan.
 
        Y en la muerte y el nacimiento
235     siempre hemos de traspasar
        aquella muerte física,
        ésta es superficial.
 
        Muerte y nacimiento vienen
        siempre juntos y de la mano,
240     es la polaridad de las cosas,
        y la vacuidad: su cambio.
 
        ¿Necesitará entonces la luz
        de la oscuridad para brillar?
        Así es que, se aprecia el bien
245     con la experiencia del mal.
 
        ¿Necesitará entonces el mal
        ser totalmente erradicado?
        ¿Cómo nos quedaríamos, ahora,
        para subir a otro grado?
 
250     Así es que, la alquimia
        de la naturaleza y toda obra,
        transmuta lo negativo en positivo,
        extrae lo bueno, todo transforma.
 
        Y la luz cuando baja,
255     ésta hace de cadena,
        sujeta el mal entonces
        y deja bajar la grandeza.
 
        Y entretanto esto se acaece,
        se acaece que la Serpiente
260     ha sido la prueba guardiana
        para cuando la luz es su héroe.

Y, aquí, en la serpiente,
        ¿qué también podemos ver?
        ¿Ves, Samay, la sabiduría
265     y también el poder,
        como el de la Gran Serpiente
        que se tragó, por Israel,
        a las serpientes de los magos
        que nada son como la de Él?
 
270     ¿Podemos apreciar, entonces,
        la dualidad de la Serpiente?
 
        Cuando es la de la Fuerza Superior, Abba,
        su poder es inigualable;
        pues, es la Madre de la Tierra,
275     y ésta es infranqueable.
 
        Es la Serpiente, entonces,
        Señora de las Montañas,
        es la sabiduría primera
        es, de la Tierra, su entraña.
 
280     Así, representa el poder,
        la nobleza también la llama,
        la llama la autoridad entonces
        y la grandeza del alma.
 
 
Samay:
 
        Me has recordado a un alquimista
285     que por mi camino encontré,
        me citó una célebre frase
        a ver si la recuerdo bien.
 
        „Mediante la alquimia transmutaré
        lo negativo en positivo,
290     y de esa manera triunfaré“.
 
        ¿Es una frase de Occidente,
        o es de Oriente, también?
        La polaridad y el ritmo se aprecian
        en el Taijitu que les da ser.
 
295     ¿No se transforma la materia,
        no se transforma la energía,
        no es la polaridad, entonces,
        la que las mantiene vivas?
        ¿No requiere la mejor opción
300     de la experiencia de su pasado?
        ¿Requiere la luz de oscuridad
        para darle significado?
        ¿Requiere el crecimiento del ser
        de la experiencia de cada cosa?
305     Tiempo ha sido de tinieblas,
        ¿serán a la luz, ahora, su sombra?
       
        Que la materia oscura, en su física,
        no es tan compleja, créeme;
        por dentro es la luz viva,
310     que al transformarse se ve.
 
        Y somos energía todos,
        en positivo hay que vibrar,
        Si no se ha educado en esto,
        ¿se tendrá que empezar ya?

Adir:
 
315     Esto siempre aprecio yo
        cuando pienso en el Dios vivo,
        es misericordia y amor,
        también es justicia y olvido.
        Porque es perdonador,
320     siempre pone la otra mejilla,
        espera en la transgresión
        que el tiempo le dé su valía.
 
        ¿No vendría el Cielo a la Tierra,
        primero con la intención de ver
325     transformar a las personas
        en la conciencia de su Ser?
 
        Porque si esto no ha sucedido,
        justo no sería en Él,
        barrer la faz de la Tierra
330     sin la educación que hay en Él.
 
        Por esto, siempre he pensado
        en aquel pergamino pequeño,
        ¿llevará la Parusía consigo?
        Antes está de todo el sueño.
 
335     Pues el sueño de San Juan,
        ¿fue de éste o de Magdalena?,
        ¡tanto hay para contar
        cuando se estudia de un tema!
 
        Mas, dejemos las Revelaciones
340     En boca de San Juan, apostol;
        el pergamino de lo que sueña
        es con lo que me emociono.
 
 
Samay:
 
        ¡Pues, sí que tiene lógica!
        ¿Por qué no podría ser?
345     A la vez coincide
        con el Mashiah de Israel.
 
        Hasta coincide con la visita,
        la de Maytreya..¿la frugal?;
        ¿también con el Cóndor y el Águila,
350     y la de alguna profecía más?
 
        Mas, si nos dejamos de profecias,
        de religiones y mitos,
        fácil es apreciar
        que nos necesitamos distintos.
 
355     Y como energía es que somos,
        y abierta está la puerta estelar,
        la puerta de los hombres fue abierta
        y con un cambio radical....
        ¿Si pienso en astrología entonces,
360     por qué no iba a ser verdad?
 
        Hasta la observación científica
        nos acerca esta verdad,
        grandes cambios en el Cielo
        por alguna razón están.
 
365     Un satélite se nos viene,
        se nos queda a visitar;
        también es azul la otra luna
        y algo que habrá más...
 
Adir:
 
        ¿No será tiempo entonces
370     de ponernos a reflexionar
        si somos inteligentes con nosotros,
        con los recursos, con nuestra heredad?
 
        Que nuestra heredad es la Tierra,
        ¿has visto cómo está ya?
375     ¿Estará en nosotros, entonces,
        mirar por ella para avanzar?
 
        ¿Se mirará siendo empáticos,
        sabiendo caminar
        con los zapatos de los que sufren
380     y nada ganan en su afán?
 
        ¿Se mirará siendo tolerantes,
        sabiendo caminar,
        reconociendo las diferencias
        y dejando vivir en paz?
 
385     ¿Se mirará siendo inteligentes,
        sabiendo caminar,
        respetando el medio ambiente
        y procurando la paz?
 
        ¿Se mirará siendo mejorados,
390     sabiendo caminar,
        con el reconocimiento de los errores
        con la sabiduría de su afán?
 
Samay:
 
        Desde luego que en esta reflexión
        bien es que se aprecia el cambio,
395     importante se hace ahora,
        se hace ahora necesario.
 
        E importante se hace
        Reconocer lo que somos,
        somos energía manifiesta
400     que lo magnetiza todo.
 
        Cada vez hay más conocimiento
        sobre que somos energía.
        Somos la luz del mundo
        ¿habrá que dejarla encendida?

        

Adir:
 
405     Desde luego que somos luz,
        y si la mantenemos encendida:
        iluminamos a las personas,
        nos iluminamos la vida.
 
        Veo en reconocer que somos luz,
410     que somos energía manifiesta,
        subir por el camino virtuoso,
        por igual, elevar la conciencia.
 
        ¿Estará nuestra inteligencia,
        nuestra mayor cognición,
415     en saber ser justos
        y pensar con el corazón?
 
        Desde luego que el corazón
        es el anfitrión de la Gran Madre,
        es el portador de la luz,
420     donde la Serpiente se hace.
 
        Porque reside dormida abajo,
        en el sacro es que se enrosca,
        esperando elevar la conciencia
        cuando el corazón la emociona.
 
425     Y el corazón, a la Serpiente,
        es la casa de la sabiduría,
        la puerta en su ascensión requiere
        del hígado regenerador de vida.
 
        ¿Qué es esto si te preguntas?
430     ¡Pues qué podría ser!
        Las mayores emociones nacen
        en el centro de nuestro ser.
 
        ¿Y no son nuestras emociones dadoras
        de la sabiduría que nos deja la vida?
435     ¿Se aprecia en esta reflexión, entonces,
        que la serpiente es sabiduría?
 
 
Samay:
 
        Desde luego que la serpiente,
        y, también, el dragón
        me recuerdan al Ouróboros;
440     del infinito, su formación.
 
        Veo el cambio en la serpiente,
        veo el cambio en el dragón,
        mas siempre se muerden la cola;
        sempiternos del cambio son.
 
445     Mas, es un símbolo alquímico,
        ¿de unos tres mil años atrás?
        ¿Será el inconsciente colectivo
        el que lo hace trazar?

Adir:
 
        Más allá del Ouróboros
450     es la serpiente emplumada
        adorada por toltecas,
        aztecas, olmecas y mayas.
 
        Más allá del Ouróboros
        está su expresión,
455     unas veces es serpiente,
        otras veces es dragón.
 
        Más allá del Ouróboros
        es el libro de los Cambios.
        El dragón nace en la serpiente
460     y así es que es mágico.
 
        Más allá del Ouróboros
        está la connotación trazada   
        de la geografía donde aparece
        la serpiente alada.
 
465     En Oriente es benévolo,
        en Occidente, ¿es así?
        Mucho dragón europeo
        es maligno y así
        es que se reviven culturas
470     para apreciar lo de aquí:
 
        Que el Ouróboros es una serpiente
        que siempre muerde su cola,
        o un dragón, por igual,
        ésta es toda su orma.
 
475     Como dijimos antes...el dragón en Occidente
        es un animal de lucha,
        devorador y guardián es
        muerte y nacimiento lo escuchan.
 
        Así, en el cambio,
480     lo que es regeneración,
        el Orden Universal se hace
        reside en la transmutación.
 
 
Samay:
 
        Umm..si hablara de héroes,
        del dragón te diría:
485     es la prueba que lo hace ser
        es la hazaña de su valía.
 
        Es un símbolo de poder,
        es la más grande sabiduría,
        el misticismo lo hace dador
490     de la más grande filosofía.
 
        Es la personificación del cielo,
        los ojos de la vigilancia
        que protegen a quien pide ayuda,
        ¡fíjate en su ganancia!
 
495     Es el cielo y la tierra,
        el origen y el principio,
        el poder espiritual primero
        y todo lo que el quiso.
 
        Es el arriba y abajo,
500     el conocimiento y la fuerza,
        salud y buena suerte,
        vida y naturaleza.

Adir:
 
        Es asombroso
        como también se puede ver
505     ese símbolo doble
        que en la serpiente se lee.
 
        Primer rayo de luz
        es del Divino Misterio,
        en revestirse de nueva piel
510     es que esto aprecio.
 
        Mas, también es sombra,
        y, también, oscuridad.
        Con su cara humilde,
        mordiendo el polvo,
515     con su sinuoso avanzar,
        es que representa la sabiduría
        de quien se propone curar
        el alma, en su desarrollo
        y, así, regenerar
520     todo su cuerpo y mente,
        empieza en lo terrenal.

 
Samay:
 
        El fuego de la pasión
        también simboliza a la serpiente,
        en el sacro se halla enroscada
525     por la médula espinal se siente.
        Así, en su viaje,
        regenerando la oscuridad del cuerpo,
        encuentra el animal de su alma
        su piel cambia en su progreso.
530     ¿Podríamos decir entonces
        que hay una conexión especial
        entre los centros energéticos
        de nuestro cuerpo carnal
        con aquellos que tu serpiente,
535     la que es espiritual,
        repara, cura y regenera,
        mirando en tu oscuridad?
 
        Muy importante es que se hacen
        las pulsiones de vida,
540     también las tenemos de muerte,
        éstas son su camisa.
        Así, no cambias tu camisa
        entretanto no logras mirar
        a tu líbido introvertida
545     y la dejas fertilizar.
 
        Así, la serpiente es cambio,
        es regeneración,
        es sabiduría primera,
        es emanación.

550     Y cambiar la piel es mudarte,
        tus formas y conductas, reparar;
        es elevarte hacia arriba;
        se consigue buscando tu paz.

 
Adir:

        ¡Qué diestro has sido
555     para expresar este conocimiento!
        Buscando tus pulsiones de vida,
        así se halla su entendimiento.
 
        Entonces, si nos detenemos,
        en qué sería Universal.
560     Universal es el Orden
        y en lo divino está.
        ¿No todo lo que nos rodea
        está conectado a la perfección?
        El ciclo de la vida
565     nos profesa esta afirmación.

        Estrellas, cuerpos celestes,
        energías..su formación,
        atienden a un Orden perfecto
        y eso perfecto es Dios.
 
570     De esta manera,
        nuestra serpiente
        buena y mala es,
        alberga dos energías
        que se complementan más bien.

575     La oscuridad hace ver la luz,
        siempre que quieras encenderla.
        En reparar nuestra conducta está
        dejar la luz pasar por la puerta.
 
580     Y la puerta has de abrirla
        reflexionando en tu conciencia,
        qué es aquello que te hace feliz
        qué es lo que te desconcierta.
 
        Otra vuelta hemos dado
585     a la inteligencia emocional:
        en regular nuestra conducta,
        en querernos escuchar,
        es que avanzamos arriba
        por el camino espiritual.

590     Nisiquiera hemos de apreciar esto,
        solo lo dejamos estar;
        mas, hemos de querere renovarnos
        si es que queremos avanzar.

No estamos aquí para sanar nuestras enfermedades, sino para que nuestras enfermedades nos sanen.

Carl Gustav Jung

Samay:
 
        ¡Sí que hemos dicho cosas
595     para poder avanzar!
        Estaba planteándome un cambio,
        un cambio muy personal;
        y curioso es que Baruj, tu niña,
        se ha venido a posar,
600     a mis pies, mientras hablamos,
        ahora he podido apreciar
        que si no me cambio a mi mismo,
        ¡qué es lo que voy a cambiar!
        Empieza en nosotros el cambio
605     Si algo se quiere cambiar.
       
        Con lo que,..¿cómo, Adir, te diría?
        Baruj ha sido una bendición,
        es la serpiente de Samay, ahora,
        he encontrado su iluminación.
 
610     ¿Habré de conocer mis pasiones,
        habré de ponerles mi voz?
        ¿Habré de perseguir mis sueños,
        habré de darles valor?
        ¿Habré de conocerme a mi mismo?
615     ¿Habré de escuchar mi interior?
        ¿Habré de cambiarme a mi mismo
        para cambiar algo el exterior?
 
        Así, si todos nos escuchamos,
        y a lo que oimos, ponemos voz,
620     de ponernos en los zapatos de otros,
        ya es un paso en la evolución.

        Pues, aquí empezaría el reconocimiento,
        la diferencia, la aprobación,
        el saber ponernos en los zapatos
625     de otras personas: la comprensión.

        También es un paso hacia delante,
        un paso en la tolerancia es,
        en ser inteligentes con las personas
        y en el corazón se ve.
 
630     De ser esto algún centro,
        o si quisiera un loto en flor,
        diría que es mi primer centro,
        en rojo intenso, la compasión.
        El amor y la escucha activa,
635     como ha sucedido entre nosostros dos,
        me ha traido una enseñanza:
        la misericordia es el mayor perdón.
 
        Porque, si arrastramos aquello
        que nos ha hecho daño,
640     tampoco logramos avanzar,
        la ira se nos ha atravasado.
 
        Díficil es el camino
        que se presenta a nuestros pies,
        si solo vemos maldad...
645     ¡hay que transmutarla en bien!
 
        Y, Baruj, aquí enroscada,
        me ha enseñado esa lección,
        la serpiente son ambas:
        oscuridad e iluminación.

650     Si no me muevo,
        si no me observo,
        si no aprecio mi interior,
        no habrá dinamismo
        para apreciar la perfección
655     de la sabiduría que se encuentra
        dormida en mi interior.

        Es la regeneración psíquica,
        es revestirme de otra voz,
        una conciencia aclarada,
670     hacia la paz camina en su emoción.

        Esta paz interna,
        símbolo del tiempo es,
        requiere el ciclo de la vida
        y la transformación del ser.

675     Así, requiere tiempo,
        requiere escucha
        y comprensión,
        requiere la madurez del alma
        que empieza en el corazón.

680     Y ya hemos dicho que el corazón
        es anfitrión de la sabiduría,
        apreciar las enseñanzas de todo
        aquello que nos trae la vida,
        bien nos devuelve la inmortalidad
685     de la eternidad en su silla.

        Así, descansa en el hueso sacro
        el poder de nuestra energía:
        vibrar con fuerza y pasión,
        vibrar positivos y con alegría,
690     está en escuchar el interior
        y extraer su sabiduría.
 
        ¿Qué más podría decirte?
        Igual es para la Tierra, esto.
        Entre todos es que hacemos
700     todo su cuerpo magnético.

        Así, si queremos vida,
        ¿habremos de mirar
        con buenos ojos a nuestra Tierra
        para hacer subir su pan?
705     ¿Habremos de cuidar, entonces,
        como tratamos lo que nos rodea?
        ¿Habremos de ser inteligentes
        con el medio y su materia?

        Que materia es todo ser vivo,
710     toda alma viviente que vive en él,
        si con nuestras manos lo destruimos
        ¿qué podríamos esperar de Él?
 
Adir:

        ¡Qué acertado lo que dices!
        ¡Especialmente en estos tiempos!
715    Por terminar con profecías
        y lo que se ha dado por cierto...
        aún cuando suceden estas cosas,
        Jesús nos recordó esto:
        „Aún cuando veáis estas cosas,
720     todavía no es el fin“.

        Así es que creo en la Parusía,
        ¿estará ya por venir?
        Porque si no elevamos la conciencia
        para apreciar la necesidad de cambio,
725     el cambio de la Tierra que vemos
        se volverá un telediario.
 
        ¿Habremos de pensar todos
        en el futuro de otras generaciones?
        En la intergeneracionalidad hay mucho...
730     y si se le aprecia: mil bendiciones.

Verónica García-Melero
El Libro de los Cuentos: La Serpiente de Samay.

Así como una serpiente muda su piel, hemos de despojarnos del pasado una y otra vez.

Buda
Presentación | El Camino de los 13 lotos | El Libro de la Voluntad |
| El Libro de los Cuentos | El Tao de Sheng |

Capítulo 4. El Secreto de: “El porqué de la Cábala”.

El que conoce la parte masculina y cultiva la parte femenina es como un torrente que sigue su curso.

Epigrama XXVIII, El Libro del Tao, Tao te King, Lao-Tsé

                        Cuando tiramos del hilo de las cosas
                        lo que hacemos en su tirar,
                        es desentrañar cosas ocultas;
                        ésta, su primera verdad.
            05        Así, de pensar en tiempos,
                        ¿desde cuándo la Cábala está?,
                        Está desde tiempos remotos,
                        mucho antes de Abrahán.
                        Es un conocimiento primero
            10        y antes del mundo está,
                        es el mismo que hace a éste,
                        pues, en el verbo está.
 
 
                        Así, la palabra es primera,
                        la palabra es emanación,
            15        es el orden de las cosas:
                        hacer, en su virtud, la formación.
 
                        Inseparable es, entonces,
                        hablar de Cábala sin su palabra,
                        ¿qué se podría, entonces, decir?
            20        ¡Crea conforme hablas y hablas!
 
                        Cuando tiramos de los hilos
                        con que se tejen las cosas,
                        bien nos encontramos con nudos,
                        o con trozos que se hacen bolas.
 
            25        Otras veces conseguimos
                        tirar con fineza y deshilar
                        aquello que habían tejido;
                        en su hilo, la formación, está.
 
                        De esta manera se presenta
            30        como oculto este conocimiento,
                        ocultismo, ésto, no es,
                        solo está en destapar el velo.
 
                        Este destapar el velo
                        otro conocimiento traerá,
            35        se llama Sod al secreto
                        que la palabra guarda, además.
 
                        De esta manera, por ser simple,
                        ¿a qué conduciría esto?
                        Esto nos lleva a una estación,
            40        aquella del soplo del cielo.
 
                        Si en el soplo la vida está,
                        está en la primera de las cosas,
                        aliento de Dios en mi nariz,
                        entusiasmo es al poeta y sus cosas.
 
            45        De esta manera sencilla
                        es que se encuentra en la palabra,
                        el entusiasmo del poeta
                        en el canto lleva verdad velada.
 
                        Este soplo primero,
            50        el viento de su palabra,
                        es la sustancia corpórea
                        que manifiesta lo que habla.
 
                        Empieza en su principio,
                        ¿en qué otra cosa podría empezar?
            55        Así, empieza con lo primero,
                        con las aguas separar.
                       
                        Así, separa la palabra
                        dos de sus grandes manifestaciones:
                        la que expresa en simpleza el verbo,
            60        la que en canto expresan las emanaciones.
 
                        ¿Qué podría ser esto?
                        ¡Pues qué iba a ser!
                        Conocimiento que se haya escrito
                        para el figurado quehacer.
 
            65        Así es que lleva del poeta
                        la metáfora de las cosas,
                        hacer rimar, contar, coincidir,
                        y medir en su métrica toda.
 
                        De esta manera, aquello que encierra la palabra
            70        son interpretaciones espirituales,
                        y su destino es el alma.
 
                        La Palabra Sagrada es
                        como el más grande de los iceberes,
                        arriba es que en palabra se lee,
            75        debajo es que están sus saberes.
 
                        ¿Cómo es que es esto?
                        Esto bien vetusto es,
                        hacer ver en las palabras
                        enseñanzas por tu bien.
 
            80        Este reflexionar la palabra
                        es el propósito de este sistema,
                        con el que se ha escrito la Torá
                        y para nada es anatema.
 
                        Como métodos, son diversos
            85        los que la Cábala encierra,
                        hallar a ver lo cifrado,
                        de Dios, vendrá este tema.
 
                        Así, la voz de los profetas,
                        la voz de los patriarcas está
90        haciendo eco del sonido
                        de esta oculta verdad.
                       
                        El misticismo judío
                        es base para este afán;
                        importante se hace para todos
            95        saber cómo se hace el pan.
 
                        ¡Qué no todos sabemos, todos,
                        cómo hacer subir el pan!
                        De esta manera simple
                        lo conseguiremos leudar.
 
            100      ¿Recordáis el pasaje
                        con el que Jesús multiplicó
                        los panes que son a la vida,
                        lo que, al pez, es la salvación?
 
                        No solo se queda en el milagro
            105      lo que encierra este acontecimiento,
                        milagro que canalizó Jesús
                        al multiplicar en Él, de Dios, su aliento.
 
                        En crecer el pan está la levadura,
                        tiempo habrá para hablar de esto,
            110      el momento en que leudó Jesucristo
                        fue multiplicar vida en su aliento.
 
                        Importante son los peces
                        para, con ellos, comprender
                        que en la abundancia en que se mueven
            115      otro medio y emanación es.
 
                        Aguas que protegen a la semilla,
                        y al simiente, y al pez, también,
                        son las aguas de la sapiencia
                        y en dividirlas está tu bien.
 
            120      Estas aguas de arriba,
                        que se manifiestan como las de abajo,
                        son para el hombre su obra,
                        fruto de sus manos: su trabajo.
 
                        Este trabajo, entonces,
            125      ¿qué podría ser?
                        Inclinarte y mirar adentro,
                        no te doblegues por merecer.
 
                        Entonces, ¿qué es esto?
                        Esto no es otra cosa que lo que es:
            130      elevar tu espíritu aprendiendo,
                        entendimiento para tu sabiduría: tu quehacer.
 
                        Esto es el funcionamiento
                        del sistema energético que ves,
                        ¿cómo son los mundos superiores?
            135      En el Árbol Sefirot se podría ver.
 
                        Mas, el árbol Sefirot no es todo lo que Cábala es,
                        dimensiones se encuentran, diferenciadas en su hacer.
                        Dimensiones que explican características
                        y también te hacen entender
            140      que aquello que velan tus sentidos
                        no es todo lo que la realidad es.
                        También te velan la realidad oculta,
                        Sabiduría Oculta es lo que es,
                        aprenderás el porqué sufrimos
145                  qué es sufrimiento y liberarte de él.
 
                        Si el agua es la sabiduría
                        y la de Dios excede a todo conocimiento,
                        que no te extrañe que en tu elevar
                        estén regalos del Cielo.
 
150                  Así, todo aquello
                        que vive en las aguas
                        protegido está del Cielo,
                        esa: su mayor ganancia.
 
                        Pero, como ya te he dicho antes,
155                  el Árbol de la Vida es bien simple,
                        no necesitas saber de Sefirot alguna
                        ellas, por sí solas, te asisten.
 
                        El elevarte en tu espíritu,
                        en el desapego está,
160                  está en no amar lo que nos ata,
                        está siempre en deshilar.
 
                        Tirar del hilo con fuerza,
                        ese será tu esquilar,
                        una fe incuestionable
165                  y, entonces, un salto darás.
 
                        Comprenderás que son muchas
                        las disciplinas que hablan de esto,
                        del elevarte en el espíritu,
                        de aprender a ser bien diestro.
 
170                  De aprender del sufrimiento,
                        aprender el porqué de las cosas,
                        todo esto que digo,
                        con el Tao bien lo domas.
 
                        Así, si te cuestionas
175                  si un saber cuestiona al otro,
                        fácil es hacer ver
                        que no son sino la misma cosa.
 
 
                        El Tao verdadero en la humildad empieza,
                        empieza en la virtud, entonces, empieza en la simpleza.
180                  Empieza en la virtud desinteresada, empieza en el amor,
                        en ser abundantes para, entonces, hacerte abundante el dador.
 
 
                        Que el dador sea, en el Tao, una fuerza
                        y no la llame Dios,
                        no quiere decir que sea otra,
185                  fuerza y establecimiento son:
                        aquello por lo que está tu persona
                        si tu persona está por amor.
 
                        Otro día habrá, entonces,
                        para hablar de la divinidad,
190                  lo que esto es en Judaísmo,
                        para el Tao es la gran Verdad.
 
                        Y, lo importante que vemos ahora,
                        es aquello transcendental,     
                        ser disciplinados empieza en nosotros,
195                  en nosotros esta naturaleza está.
 
                        Está, por igual, ser humildes,
                        desapegados, sinceros y de verdad;
                        tener un corazón constante,
                        persistentes, siempre, y perseverar.
 

  200                  Mas, antes de que cierre esto,
                        no me quisiera olvidar
                        que la Cábala también se dice
                        que fue dada a Abrahán.
                        También se dice y se conoce,
205                  y es que en la Palabra está,
                        que Dios tuvo que advertir a éste,
                        que se apartara del adivinar;
                        que se apartara de esa astrología
                        que de apretarla mucho transformará
210                  el conocimiento primero que vela,
                        distorsionará con él su verdad.
 
                        Que la astrología en su buen empeño
                        nos hace ver un ciclo en otro,
                        cuenta la historia de siempre,
215                  así lo hacen sus retoños.
                        Así, por lo que está,
                        siempre ha estado por una cosa,
                        con su conocimiento hacer llegar
                        bien y abundancia a la humanidad toda.
 
220                  Conocer las esquinas
                        que guarda la Merkabá
                        no está en hacerse tiradas
                        tampoco en la Palabra está.
 
                        Está en la geometría que encierra,
225                  aquí es que se pueden hallar
                        las cuatro esquinas que lo forman
                        y el porqué de su elevar.
 
                        Otro día habrá para esto,
                        para, de una forma natural,
230                  entender porqué es el Árbol
                        y cuál es su esencia y verdad.
 
                        Que, de aplicar su conocimiento,
                        a tu persona, o cualquier cosa,
                        la proporción que siempre hallarás
235                  será la aurea, la divina, sola.
 
                        De esta manera qué digo,
                        ¿qué quiero hacer significar?,
                        que antes de conocer de esferas,
                        de Malkut, Kéter o Chakmah,
240                  de Binah, de Chesed, de Hod o Yesod,
                        de Netzach, Gevurah y Daat;
                        antes de conocer las esferas
                        los caminos se hacen antes, Juan,
                        y sin conocer que hay estos centros
245                  tu sólo los sabrás hallar.
 
                        Los hallarás desde el desapego a estas cosas,
                        escrito en Jeremías, está,
                        en su capítulo treintaitrés, lee,
                        en su versículo tres, está.
 
250                  Así, leerás en la Palabra
                        que cuando de veras buscas a Dios,
                        si de veras es que lo buscas,
                        así es que lo encuentras, en amor.

                        Y, al encontrarlo lo que sucede
255                  ¿qué crees que podría pasar?
                        Descubrirás cosas grandes e incomprensibles,
                        cosas que no has visto jamás.
 
                        Ésta no es otra sino su Palabra,
                        bien cierto y dicho está,
260                  no quieras buscarlo con herramientas,
                        búscalo con el corazón, nada más.
 
                        Así es que lo alcanzas,
                        así es que hallas el entendimiento
                        de apreciar que vale de aquí,
265                  y saber qué es farfolla y cuento.
 
                        Nada habrá como saber
                        que en su matemática sagrada
                        se halla la verdad de todo,
                        búscala en la palabra.
 
270                  Así, cuando recto avanzas,
                        recto verás a tus ojos,
                        aquello que está en el Padre,
                        aquello que es solo abrojo.
 
                        Y entretanto avanzas y ves,
275                  verás la importancia de los símbolos,
                        encierran un gran saber
                        hermético lo hizo el destino.
                        Mas, en nuestro destino está
                        tirar para arriba de esta manta,
280                  que de esconder y liar con mal
                        han destrozado lo Real
                        que el Arte guarda.
 
                        Así, si este Arte está por todos,
                        para todos está el profundizar,
285                  buscar el sentido de las palabras
                        eso, en Cábala, su verdadero afán.
 
                        Saber que de antaño le vienen
                        a cada letra muchos significados,
                        haz lo que te hace leer,
290                  lo que dice la palabra en la mano.
 
                        Si tus brazos están por trabajar,
                        entonces, bien abrirás las manos,
                        que la Cábala no es sino recibir
                        y éste es su significado arcano.
 
295                  Mientras avanzas, más encuentras,
                        también encuentras lo malogrado,
                        otro día habrá para esto
                        cuál es, de Dios, su significado.
 
                        Mas, no olvides que encontraremos
300                  en la humanidad, y en este presente,
                        un alma que nos llegue a todos,
                        y que a todos, pronto, conecte.
 
                        Es un alma que está en la Verdad,
                        aquella que nos habla del Padre;
305                  en su muslo derecho escrito está:
                        el amor-único es lo que trae. (1125)

Verónica García-Melero
Presentación | El Camino de los 13 lotos | El Libro de la Voluntad |
| El Libro de los Cuentos | El Tao de Sheng |

Capítulo 3. El Secreto del Árbol de la Vida.

Un árbol enorme crece de un tierno retoño.

Lao-Tsé

Lee esta enseñanza
                        que te acerco con atención,
                        presta oído a lo que habla,
                        izquierdo y derecho, los dos.
 
05                    Lo que el Árbol de la Vida,
                        hijo, dice en palabra,
                        en su boca, dominio,
                        y en tu siniestra atención,
                        procurará tu riqueza,
10                    tu crecimiento vivo,
                        si al caminar no tropieza
                        tu diestra atención.
 
                        Así, nos hemos acercado hablando,
                        escuchando la palabra, poniendo atención:
15                    a Mercurio, si nos hemos dominado,
                        empieza mirando diestro y al interior.
 
                        Este comienzo con el que empezamos,
                        primera raíz, del Árbol es,
                        empieza mirando hacia dentro,                     
20                    diestro se mira, recto tu hacer.
 
                       
 
 
                        Empieza en mirarte hacia dentro,
                        y derecha es que mira la diestra:
                        ¡inclínate sin hacer un dogma,
                        y la Sabiduría estará en tu puerta!
                       
25                    Así, te haces de lo eterno,
                        el conocimiento primero se haya en tu ser;
                        criba y aparta la cizaña del trigo,      
                        como tu ojo derecho, así es tu crecer:
                        cuida la niña de tus ojos,
30                    cuida cómo miras, por tu bien,
                        cuando miramos felices y justos
                        se avanza en paz y muy…muy bien.
 
                        Entenderás entonces qué es lo segundo,
                        aquello que siempre encontrarás,
35                    será una sucesión de causas,
                        que, a tus efectos, teje la realidad.
 
                        Esta tela que ha sido puesta
                        para que la pises siempre a tus pies,
                        es la tela de tu mañana,
40                    también, así, de tu guerra es.
 
                        Mas, en tu guerra, solo hay batalla
                        si te esfuerzas por progresar,
                        así, en el segundo paso empieza
                        caminar arriba, hacia el buen afán.
 
45                    Justo empiezas a ver esto,
                        justo acabas de sembrar,
                        el simiente que al tiempo será cosecha,
                        y a la puerta de tu tienda: tu cosechar.
 
                        ¡Qué no hay puerta que guarde
50                    el simiente, como ninguna,
                        qué hayas empezado a cantar
                        y sepas plantar con la Luna!
 
                        Ahora, en tu simiente está
                        hacer que crezca al Sol y bien rebrote,
55                    que mezcle su crecimiento en luz,
                        huela tu naríz diestra su escote.
 
                        Que el escote es aquello que primero asoma,
                        así lo hace la sabiduría del entendimiento;
                        así, habrás apreciado la primera cosa,
60                    crecer en el espíritu es fluir con el viento.
 
                        De esta manera, en tu pecho está
                        tú buen corazón por las cosas,
                        tu fuerza y tu voluntad.
                       
                        Mas, no olvidemos lo que nos trajo a ésto,
65                    la sabiduría que está en tu entendimiento,
                        si en tu mirar adentro, en tu puerta está
                        crecer en el espíritu y volar como el viento.
 
                        Empieza así en tu criba
                        separar del trigo, la cizaña, en año;
70                    si una flor veo, veo el clavel;
                        y se veo especia, lo que huelo es clavo.
 
                        Pues el clavel es revoltoso
                        y crecer, ha crecido con el viento;
                        sencillo en apariencia es,
75                    hermoso está, cuando está abierto.
 
                        Entonces, de esta flor, su belleza
                        se hace, a la especia, como el clavo:
                        oloroso y pequeño, en tu mano, es,
                        el persuadir de su aroma: su aliado.
 
80                    ¿Qué podría ser ésto?, ¿qué te quiero decir?
                        De la especia que está en tu mano,               
                        de la flor, que al abrirse es clavo…
                        ¿qué oculta este significado?
                       
                        En mirarnos adentro está la puerta,
85                    la misma que nos conduce al arco;
                        en éste trazo encontrás entonces
                        el traspasar, lo cuadriculado.
                        Si ser amoldados a normas es
                        ser diestros con los preceptos,
90                    cuando los has anclado en tu ser
                        entonces, de verás, se es diestro.
                        Entonces comprenderás con simpleza
                        la puerta de la que se habla:
                        doblega tu fe en Él,
95                    siempre Dios será quien habla,
                        empieza en tu humildad tu hacer,
                        misericordia y justicia la hallan.
                        Otro doblegar no está en los codos,
                        en aprender tomo tras tomo,
100                  a mucho de los que creen esto,
                        todo su afán se ha vuelto plomo.
 
                        Se alejan de la verdadera esencia,
                        la humildad: la que mueve el espíritu;
                        entonces, hace, la soberbia, de ellos
105                  verdaderos estúpidos y con ímpetu.
 
                        ¿Qué de virtuoso tiene
                        recitar como conocimiento
                        las partes que forman las manos,
                        los astros que tienen sus dedos,
110                  los verbos y las acciones,
                        las palabras que le son clave,
                        las notas de sus canciones,
                        el salmo de lo que sabe,
                        los centros que forman el ser,
115                  los trazados que de él salen,
                        las letras que son camino,
                        la metáfora oculta y lo que cabe,
                        las letras y sus símbolos,
                        las letras y su pictografía,
120                  las letras y sus permutaciones,
                        la más antigua caligrafía,
                        las letras y sus colores,
                        las letras y gematría,
                        las letras y sus aromas,
125                  las letras pesadas en guematría,
                        los senderos que suben y bajan,
                        los senderos que dividen al ser,
                        los trazados geométricos que trazan,
                        los arcanos del tarot en él,…
130                  de qué sirven todas estas cosas
                        si nada elevas tu ser,
                        las utilizas para crear códigos,
                        crear apariencia de saber?
 
                        Esto no es sabiduría
135                  que, en el Espíritu, se alcanza;
                        primero, muévete en lo primero,
                        y en lo primero es que se halla.
                       
                        Ahora, si me preguntas,
                        ¿qué es esto que llamas primero?
140                  Lo primero, si es el uno,
                        en la Unidad con Dios se halla.
                        ¿Qué nos pide Padre-Madre,
                        que nos pide ET que hagamos?
                        ¡Qué lo amemos sobre todas las cosas!
145                  ¿Qué es lo difícil de este mandato!
 
                        Pues en amarlo es que está,
                        por igual, amarte a ti mismo,
                        en este empezar entonces
                        es que empieza tu camino.
 
150                  Y quiriéndote, entonces, quieres
                        verdaderamente al otro,
                        Ésta es la virtud cierta
                        y la que lo halla todo.

 
                          Entonces, si ya hemos visto
155                  rebrotar a lo que plantamos,
                        nuestro amor y voluntad sincera
                        empieza entonces en nuestra manos.
                        Abrámoslas, entonces,
                        para aquello por lo que están,
160                  en la belleza que en ti ve el Cielo,
                        su recibir es que empezará.
 
                        Cuando se recibe la bendición del cielo,
                        con la shefa la vida se recibirá,
                        si en números es que lo medimos,
165                  el ocho y el díez la vida harán.
 
                        El diez, más allá de la mano abierta,
                        extiende su brazo y su mano,
                        para recoger la bendición del cielo,
                        y la recoge, entonces, por su trabajo.

170                  Ésta es la fortuna entonces
                        que hayas en tu buen afán;
                        empieza en la sabiduría primero,
                        en la humildad es que está.
                       
                        Y cuando avanzas por el Árbol,
175                  así avanzas en tu camino;
                        si la bendición del cielo recibes,
                        ¿cuál será ahora el destino?
 
                        Atesora la luz que recibes,
                        agradece su bendición,
180                  dones regalados del cielo,
                        Secretos que te vela Dios.
 
                        Tu escuchar que sea siniestro,
                        ¿qué podría esto ser?
                        Si ya sabes que te has hecho recto
185                  es volver a cribar en tu fe:
                        aquello que vas encontrando
                        y que está por oscurecer.
                        Que subir por el Árbol de la Vida
                        no requiere de esfuerzos de estudio,
190                  no requiere que te empeñes en conocer,
                        pues conocerás mucha cosa de brujos.
 
                        Pero, entretanto es que subes
                        con la nobleza del alma,
                        la justicia de tu atención, entonces,
195                  sabrá guardar la verdadera palabra.

Verás cómo entonces ves
                        que aquello que llaman Real Arte
                        no es más que obra de un quehacer
                        que está para, de Dios, apartarte.
 
200                  Que la sabiduría es primera
                        y anterior a todas las cosas,
                        es la inteligencia primera
                        y sabe hallar si reflexiona.
 
                        Y como reflexionas en la naturaleza
205                  del primer entendimiento,
                        entre que reflexionas y piensas
                        así es que hallas conocimiento.
 
                        Entonces en este paso está
                        velar por la verdad de la palabra,
210                  ¿en qué podrías tu Mercurio hallar?
                        en tu dominio, entonces, es que se halla.
                       
                        De esta manera avanzas
                        por el Árbol de la Vida,
                        el conocimiento es el primigenio
215                  y así es que se halla, mi vida.
 
                        No está en buscarlo a adrede,
                        está, entonces, en buscar a Dios,
                        está en elevar tu Espíritu,
                        así es, entonces, su formación.
 
220                  Ahora, todo tu plomo,
                        en oro es que se volvió,
                        la cabeza de tu persona
                        así es que se iluminó.
 
                        Halló entonces la vida,
225                  halló entonces el sol,
                        halló sabiduría, entonces,
                        así, entonces, la paz halló.
 
                        Ha descendido por el Árbol, todo,
                        la misericordia toda de Dios,
230                  te ha llenado de su grandeza,
                        abundancia trae esta bendición.
 
                        Y, como esto no es todo,
                        ¿qué nos quedaría para culminar?
                        Que por tu boca hable vida,
235                  agua abundante en el paladar.
 
                        Sed no tendrás, mi vida,
                        tu vida estará por elevar
otras consciencias, como la tuya,
                        en hacer esto la Gracia tendrás.
 
240                  Y, la Gracia, ¿en qué puede hallarse?,
                        ¿en qué se iba a hallar, Juan?
 
                        En haber encontrado, del Padre,
                        haber encontrado la verdad;
                        en saberla, de manera divina,
245                  conocer sus secretos: hacerlos llegar. (819)


Verónica García-Melero
Presentación | El Camino de los 13 lotos | El Libro de la Voluntad |
| El Libro de los Cuentos | El Tao de Sheng |

Diario: Mil Gracias, Ai!

In every job that must be done, there´s an element of fun!

Mary Poppins
23 de Septiembre de 2020
Mil Gracias, Ai!

MIL GRACIAS, AI! Mil Gracias a todos y todas aquellas personas que os unís a esta experiencia alquímica. La verdad es que jamás imaginé que un blog nacido de la afición y amor por lo que se hace, eclosionara de esta manera. Desde luego que, para cualquier blogger, ¡CONTAR CON UNA AUDIENCIA TAN MAGNÍFICA ES TODO UN SUEÑO! Y yo no quiero que hoy os vayáis a dormir sin la felicidad que conlleva el agradecimiento.

Quisiera desde esta entrada hacer unas cuantas aclaraciones. En realidad estoy viendo que está creciendo el blog cada vez más, de manera que son muchos los nuevos suscriptores que, tal vez, se hallen algo descolocados con algunos términos que utilizo.

El primero que quiero subrayar es “Ai”. Ai, que es el apellido de Oliva, utilizado como Ai Laoshi (aunque aún no se ha desarrollado esta sección). Con todo, dada la familiaridad que se tercia entre sus “colegas” del t-veo y Ciencia Infusa, es un nombre que ha terminado identificándose completamente con ella.

Como veréis, la pequeña sección “Zao an, Ai!” está destinada a promover pensamiento filosófico, tanto oriental como occidental. No obstante, dado que conozco desde pequeña muy diversas enseñanzas taoístas, he considerado más inteligente apuntar por aquí y trabajar conceptos de la vida, pues esto no es sino filosofía. Con todo, se han empezado a desarrollar dentro del marco del dualismo. Pues bien, “Ai” significa amores o amor. En concreto se utiliza en esta sección como “amores”, un saludo de bienvenida para todos “mis amores”, todos mis suscriptores y lectores.

Otra cosa que quería mencionar está en relación a la entrada resfrescada hoy mismo; una entrada de Agosto de 2019 que estaba sin organizar, aunque publicada (no en formato borrador).

Esta entrada me resulta muy muy emocional. En realidad, si la leéis detenidamente alcanzaréis el conocimiento de la situación de la educación española, de la necesidad de creatividad de que adolece el sistema educativo en metodologías y organización y, obviamente, de un marcado sentido crítico, propio del ensayo.

Generalmente, me caracteriza la proposición de alguna que otra idea con la que promocionar mi pensamiento y manera de ver las cosas. En este caso ha sido considerando mi experiencia como docente en Inglaterra. Un país donde tuve la suerte de mezclarme y conocer de cerca su Sistema Educativo.

Hablo de una nueva manera con la que apreciar el trabajo docente, en lo que a contratación y observación se refiere. Algo habitual en los sistemas educativos de otros países con economías y educaciones líderes. Con todo, si ya he tenido conocimiento hace un año de que esto se percibe con algo de inquietud; por igual publiqué una entrada en diciembre donde venía a explicar la necesidad de apreciar la auditoría (aunque prevaleciera el sistema de funcionario) como una herramienta que ayuda a mejorar la eficacia y eficiencia organizacional y productiva (método asimilado a educaciones regladas como la de Reino Unido y Estados Unidos, por ejemplo).

Desde luego que, una auditoría y sistemas de control y verificación son herramientas que contribuyen positivamente a la mejora continua y, por supuesto, ofrecen un feedback rico en conocimiento sobre el asunto en cuestión. Así, al apreciar esto, por igual, subrayé la necesidad imperante de apreciar este método como algo que se introduce progresivamente; donde todos los trabajadores involucrados van tomando conciencia del know-how y van apreciando las ventajas de ir trabajando en objetivos verificables, por ejemplo.

Desde luego que es algo muy delicado, para acometerse con mimo y PARA NADA es una herramienta con la que sesgar a nadie del sistema educativo. Claro que, el tiempo y la reiteración afloraría aquellas personas que no sienten verdadera vocación por ese trabajo. Algo que, por igual, se plantea actualmente este sistema educativo.

Esta entrada de la que hablo encabeza un proyecto de investigación que culmina con un prototipo, la cual espero volver a publicar. Avisé hace un tiempo de que necesitaba reorganizar los contenidos del blog con ánimo de que se comprenda mejor aquello que quiero transmitir. Y la verdad, todo no se puede escribir de una vez.

Ahora, siendo sincera, he considerao importante hacer mención de aquellos dos juegos de pensamiento lateral que utilizo (muy necesario, por igual, hoy día). Ambos están orientados a pensar fuera de la caja (think outside the box), esto no es otra cosa que el pensamiento lateral, aquel muy vinculado al desarrollo de nuestra creatividad. En este sentido, también se publicará un pequeño trabajo que había desarrollado al respecto.

No obstante, quisiera haceros saber que he utilizado “El Recogedor”. ¿Por qué? Porque siempre cargo de anécdotas emocionales mis publicaciones, son esa luz que me hace seguir. En este caso ese juego era un juego con el que mi padre retaba a sus amigos y a algunos clientes que se acercaban. Era una manera de echar un rato y, curiosamente, jamás hubo quien lo acertó. Con él tenía mi padre entretenido. un buen rato, al amigo o cliente del momento y…claro está, siempre caía alguna consumición más… Era listo mi padre. 😉

En fin, menciono esto puesto que hablo de cambiar cosas en el sistema y como en su momento alguien me hizo saber que había apreciado esto como si se estuviera barriendo de ninguna parte a nadie – algo que es ir demasiado lejos, puesto que en ningún momento habla esta entrada de eso; razón por la que considero que es fruto de la conciencia de cada cual -, quiero recordar el sentido anecdótico y emocional que tiene; a la vez que recuerdo que en su momento se habló del alcance y la visión con la que acometer una auditoría interna que, para empezar, sería novedosa.

Y, es más, simplemente es una propuesta totalmente personal que espero que llegue lejos, puesto que cuando se comprende bien es una gloria para el trabajo. Hay cosas que pueden parecer draconianas o inquisidoras porque se las ha pintado con ese barniz y, sin embargo – lejos de esa apreciación -, son todo un tesoro para mejorar y progresar. Espero que con el prototipo y la vuelta al proyecto de investigación del que hablo se comprenda mejor.

Otra cosa que quisiera recordar en este diario es algo que ronda mi cabeza. Estoy actualmente estudiando y aprendiendo cosas sobre Cábala Judía, siento una especial atracción y estoy empestiñada en aprender ese conocimiento que, supuestamente, aprendería Jesús. De esta manera, entre tanto perfecciono estos conocimientos para seguir con la escritura del libro de mi hijo, creo interesante volver a refrescar la lectura de todo aquello que ya ha sido escrito. Lo considero bueno, tanto para los nuevos suscriptores como para mí misma. A veces hago cosas tan dispares que olvido algunas, obviamente.

Ahora, para aquellos que os resulte estimulante esto de apreciar la Cábala Judía, os invito a que utilicéis la página y el canal que yo mismo uso para mi estudio. Estoy fascinada con D. Albert Gozlan y su canal Kabbalah Mashiah, me encanta escucharlo y verlo. Él fue mi primer contacto de lo poco que sé y, muy sinceramente, me ha llevado muy lejos y a reforzar hasta el infinito, ir y volver, mi fe en Dios. Claro que soy cristiana y siempre considero las enseñanzas desde la apreciación a la cultura judía de la que Jesús formó parte.

Por otra parte, me encanta otra página que, casi a la par, formó parte de aquel conocimiento primero que conseguí; claro que he de explorarla muchísimo más. Esta página se llama Kabalah Renovada y cuenta con una magnifica descripción y mp3 con los que ampliar cada conocimiento que transmite.

Ah!!! Otro día recomendaré alguno de los videos y meditaciones que utilizo, me resultan preciosos y, como poco, me llenan de paz.

No quisiera olvidar que también estoy por hacer un pequeño banner con el que recordar que la entrada se amplia al pulsar la fotografía o el título. De ignorar esto, aparece el blog en tres columnas y se reduce considerablemente el centro de lectura.

Ah! Otra palabra muyyyy utlizada en los t-veos: “M.E”. Es el acrónimo de “Me encanta”, un acrónimo que utilizo desde joven, siendo universitaria y originario de mis compañeras. Un acrónimo que, al menos en mí, sigue viviendo. Como me evoca esa simpatía y frescura de la juventud, además de ser tan emocional, es un acrónimo que espero que se disemine con simpatía entre todos aquellos que seguís este rincón de internet.

Ah!!! Actualmente estoy reciclando trabajos que habían sido publicados en parte; de esta manera, espero terminar de postearlos, junto a otros que ya están hechos. De esta manera, espero poder ir trabajando en “Ciencia Infusa” y en el “t-veo en el OKO” que, para mí, son el alma de este blog. Son muchas las ideas que rondan mi mente y trabajar este nuevo pardigma de divulgación científica puede ser muy acertado para llegar a mayor número de personas. En adición, me gustaría ampliar aquello que se pretende transmitir con algun ensayo o artículo. Los considero muy importantes en este sentido.

En fin, que sacar tiempo para la crítica…siempre que venga de la mano de la proposición de ideas y alternativas, me parece acertado. Hacer una crítica per se..no es el móvil de esta página. Eso sería estar haciendo siempre lo mismo y creo que hay que aportar más know-how que criticar sin más. ¿Será esa una manera con la que nos escuchen aquellos que cuentan con poder y recursos? Yo estoy convencida de que sí. Tal vez proponiendo ideas se puedan cambiar cosas que, a mi juicio, no me parecen sostenibles o justas y, también aquellas otras cosas que pueden ser mejor empleadas o, si no, renovadas.

Finalmente, quisiera dejar una imagen al azucarillo que me sirvió la semana pasada un camarero muy simpático en el Merendero que hay cerca de Lobres. Un lugar donde tuve una conversación muy simpática con unos señores en la puerta, entretanto nos fumamos un cigarrillo. Bueno, dos, que Bernardino me invitó a un Camel. Por cierto, en esta pequeña conversación pudimos sacar a flote ese conocimiento que conlleva la experiencia de estar involucrado con aquello de lo que se habla. Espero poder promover ideas relacionadas con la agricultura y su transcendencia económica con agricultores y empresas afines.

Eso..el azucarillo, que me pongo a hablar y me dan carrete. Total, que me resultó EMPODERADOR el azucarillo y, por igual, aquella conversación. Hay personas muy cariñosas por todas partes; también las hay que celan el trabajo..más, estoy completamente convencida de que cambiarán. Cuando se hacen cosas con amor, éste termina por nacer en el corazón de aquellas personas a las que relaciona. Y, obviamente, si hago esta apreciación, un azucarillo que te recuerda el camino de la “vacuidad” del porqué de las cosas, resulta un estímulo.

Cosa diferente es que guste algo más o menos; desde luego que yo no tengo ninguna verdad absoluta, solo tengo mi visión personal que puede gustar más o menos y abrirse para multiplicar ideas. En eso consiste aportar ideas, en tener la esperanza de que otros las multipliquen y mejoren.

Muy agradecida al camarero, que me empoderó con la suerte de mi café. 😉

Con mucho amor a todos y todas las personas que seguís negocioonline.net.

¡Ai, un beso!

Verónica García-Melero

P.D.: Otro día hablaré de lo emcionales e importantes que son los azucarillos para mí.

Diario: 23 de Septiembre de 2020.
Mil gracias, Ai!
Léeme mucho…. | Diario | Idiosincrasia | Mi-Tao

Nathanael y la Correspondencia.


No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen, y se vuelvan y os despedacen.

Jesus de Nazareth en Mateo 7:6, Reina Valera (RVR 1960)

Narrador:
 
        Andaba por el camino
        Lao-Jun, solitario,
        cuando encontró de repente
        a un Alquimista andando.
 
05      Se cruzó en su camino,
        así, se interesó por saber
        cómo es en Occidente
        la realización del ser.
 
        Pues mucho se ha ocultado
10      a lo largo de la historia;
        paradójico que quien oculta
        tenga la mayor obra.
 
        Y cuando se habla de lo oculto...
        se ha empercudido tanto el saber
15      que lo han asociado a brujos
        cuando mística es que es
        la persona que busca a Dios
        o la Fuerza de lo que ves.
 
        Virtuosa es su conducta,
20      maravilloso su hacer;
        ...nada de esto entiende el cerdo
        ¡perlas no le echéis!
 
        Que los labios de la sabiduría
        siempre se hallarán sellados
25      para aquellos oídos sordos
        que no buscan de buen agrado.
 
        Pues las puertas del cielo
        solo se le abren a aquel
        que es virtuoso en su camino;
30      Tomás de Aquino nos dijo el qué.
 
 
 
 
Lao-Jun:
 
        ¿Cúal es el principio del mago?
        ¿del mago de verdad?
        ¿de aquel que no doblega para sí mismo,
        para sí, su voluntad,
35      a la voluntad de las gentes
        o la materia del lugar?
 
 
Nathanael, el Alquimista:
 
        El principio del mago,
        que para nada brujo es,
        es no saber de magia alguna,
40      pues solo está en la fe:
 
        dejar al Universo fluir,
        que fluya libre, en su armonía;
        es ser uno con el wuji,
        es la No Acción en tu vida.
 
 

Lao-Jun:
 
45      Me sorprende, Nathanael,
        el concepto que utilizas.
        Te hago yo de occidente.
        Háblame de tu alquimia...
 


 
Nathanael, el Alquimista:
 
        Mi alquimia ,
50      como la tuya,
        en los trazados se lee.
        Geometría sagrada:
        la perfección de lo que ves.
 
        Utilizo el wu wei
55      porque tu comprenderías
        el concepto que comprende
        y qué te explico enseguida.
 
 

Lao- Jun:
 
        Entonces, utilizáis geometría,
        sagrada, como aquí es.
60      Dibújame ese concepto,
        me gustaría saber.
 
 
 
Nathanael, el Alquimista:
 
        Por supuesto que dibujamos
        del Universo, su inmanencia;
        hemos aplicado números
65      y geometría, como ciencias.
 
        Así, nuestra nada no es nada,
        es todo lo que comprende;
        se agita infinitamente,
        y siempre es inmanente.
 
70      El cero para nosotros
        representa el vacío,
        lo primero de lo primero
        que se hace así mismo.
 
        Es algo no diferenciado
75      y matriz es estelar
        de toda polaridad que nos rodea
        y de las dos fuerzas que están.
 
        Femenina y masculina
        son estas dos fuerzas,
80      la primera engendra a la segunda,
        y en el fecundar: la tercera.
 
        Mas, se concibe a la primera
        como si masculina fuera;
        desde la madre nodriza
85      afuera nace su fuerza.
 
        Asi la madre nodriza
        es la no diferenciada,
        el estado primigenio
        donde se mueve la nada.
 
90      Mas, la nada es que se agita,
        se agita su gran vientre;
        hace crecer el impulso:
        de lo masculino, es naciente.
 
        Y éste, en la gran nodriza,
95      en la vasija que lo pare,
        genera un placer intenso,
        como el del orgasmo, se sabe.
 
        Así, con esta eclosión de fuerza
        es que se expande la madre,
100     hace crecer todo,
        lo que se sabe y no se sabe.
 
        Esto podríamos verlo
        en representaciones ocultas,
        el dos de la Papisa es uno,
105     el uno, del Mago, su risa.
 
        Y, la risa en lo ocultado,
        pero que con simpleza se ve,
        es deshacerte de los nudos,
        camina el loco con fe.
 
110     Porque fe ha de depositarse
        en lo que es esta Fuerza,
        no importa el nombre que demos,
        lo que importa es su Grandeza.
 
        Con todo, esa creación primera,
115     después de lo primigenio, es;
        primero, entonces, es masculino,
        el impulso y la luz es.
 

Lao-Jun:
 
        La tercera para mí es clara,
        mas, explícala en tu voz;
120     tal vez, en occidente
        se encuentre la conjunción.
 
 
 
Nathael, el Alquimista:
 
        Si me preguntas por la tercera,
        la tercera es la compensación,
        una frase muy corta
125     explica su condición:
 
        "Como arriba es abajo,
        como abajo es arriba",
        tu camino óctuple es
        y, en la virtud, estriba.



 
Lao-Jun:
 
130     Ésta es la "No Acción"
        que en el Wuji vemos;
        la esencia del Wu Wei,
        de su trazado: un cero.
 
        La No Acción es algo
135     que bien merece la pena
        aclarar cuando de él se habla:
        no forzar es su esencia.
 
        No es lo mismo no actuar
        que no hacer nada;
140     pues en no actuar se deja libre
        el crecimiento de lo que tratas.
 
        Así, la No Acción
        consiste en dejar las cosas
        crecer y seguir su ritmo,
145     seguir su ritmo y su forma.
 
        Nada habrás de forzar,
        es sin esfuerzo en tí mismo;
        ¿ésto que quiere decir?
        Nada fuerces con artificio.
 
150     Esto que parece fácil,
        para nada fácil es que es;
        pocos son los que confían
        en la correspondencia del wu wei.
 
 

 
Nathanael, el Alquimista:
 
 
        Mucho hay de la conducta,
155     en crecer como el wu wei.
        Empieza en ser neutral
        con todo lo que ve.
 
        Así, te diría lao-Jun,
        con ánimo de que me comprendieras,
160     que mucho lleva Occidente
        de tu Oriental sapiencia.
 
        Me hice del camino óctuple,
        ahora camino por enmedio,
        camino en el equilibrio del ser,
165     y empieza en el desapego.
 
 

 
Lao-Jun:
 
        ¡Qué cierto es lo que me dices!
        ¿Habrás de asirte de la bondad,
        de la misericorida, del buen juicio,
        de la justicia y la humildad?
 
170     ¡Claro que en el desapego
        y en esta neutralidad,
        en la virtud de la conducta
        y en el buen caminar
        es que te haces con el Uno
175     inmanencia es tu andar!
 
        Es tu huella inmanencia
        si no se nota en tu andar
        el surco de tu caminando
        y en la No Acción está.
 
180     Porque si caminas dejando
        que sea Wuji quien lo haga todo,
        la perfección de la naturaleza
        hallarás con gran asombro.
 
        Es como dejar la mochila
185     al Cielo, que lo cargue todo;
        mas, pocos son los que esto creen,
        pocos lo caminan todo.
 
        La Ley del Crecimiento
        en caminar todo es que está,
190     adónde quieras que vayas
        siempre tú estarás.


 
Nathanael, el Alquimista:
 
        Se crece siempre considerando
        que como arriba es abajo,
        cada enseñanza de la vida
195     viene del sabor amargo.
 
        Subir al cielo,
        bajar al abismo,
        ésto tiene conocerlo todo.
        Y entre se conoce y conoce,
200     la cruz a cuestas y sobre el lomo.
 
        Que todos llevamos una cruz,
        y hemos de asirla con fuerza;
        acostumbrarnos a que trae enseñanzas,
        así empieza la ligereza.
 
205     Claro que hay que vivir experiencias
        para poder bien decir
        que no hay nada como el centro
        para el mejor vivir.
 
        Así el camino óctuple,
210     que en la correspondencia se aprecia,
        está en vivir la virtud
        que en el centro se tercia.
 
        Ambos lados de la balanza
        excelsos son para el desapego,
215     ni mucho de uno u otro:
        el equilibrio es enmedio.
 
        Si tercio arriba y tercio abajo,
        en el centro se ve
        el hexagrama de la abeja
220     y el panal de la miel.
 
        Perfecto es el seis en la tierra,
        es el dos veces tres,
        todo lo que alcanza materia
        tiene el misterio que ves.
 
225     Y materia es energia,
        así es que se haya en todo,
        se haya en el cuerpo carnal
        junto a todo lo que somos.
 
        Que se vivie de pan y agua,
230     pero de la palabra también;
        mucho necesita el crecimiento
        de la sabiduría del hacer.
 
        Así, el espíritu vive
        mejor y con más viveza,
235     cuando se nutre de la palabra
        que le eleva la conciencia.
 
        ¿Habrá de necesitar un cambio
        considerable la sociedad?
        Ya he visto que se habla
240     de Inteligencia Espiritual.
 
        Ésta traspasa las emociones,
        traspasa la que es emocional;
        un día alcanzarán el conocimiento
        que sobre todas es que está.
 
245     Que el "Estado de Flow" se alcanza
        cuando elevamos la conciencia:
        tanto nos gusta algo
        que, al tiempo, perdemos cuentas.
 
        La atención se hace plena,
250     la focalización, también,
        no te dispersas de tu objetivo;
        en tu entusiasmo se ve.
 
        Pues ese entusiasmo, amigo,
        es como un soplo de Dios,
255     es el soplo de la energía,
        el Espíritu lo hace dador.
 
        Este ejemplo bien explica,
        como arriba es abajo.
        Si arriba todo es excelso,
260     así el Flow cuando trabajo.
 
 

Lao-Jun:
 
        Ahora que has puesto ejemplos
        y te has puesto tan psícologo,
        deja que te hable de Jung
        y la de la Correspondencia un poco.
 
265     Para Jung la sincronicidad,
        o sincronicidad en los eventos
        - ese poder sutil...
        del Wu Wei, su viento-,
        es reflejar el macrocosmos,
270     en el interior, adentro,
        en el microcosmos del ser,
        de tu arriba y abajo, el centro.
 
        Esa "No Acción",
        del rey soberano
275     está en practicar la virtud:
        todo le viene a la mano.
        Nada ha de forzar,
        solo dejar fluir las cosas,
        el premio de su bondad
280     es la sincronicidad toda.
 


Nathanael, el Alquimista:
 
        Por cierto, Lao-Jun,
        llevo un té delicioso:
        ni frío, ni caliente,
        ni verde, ni rojo...
285     ni débil, ni fuerte...
        pero sabe sabroso.
 
 

Lao-Jun:
 
        Cansado es que me siento,
        ¡qué nos de la sombra un rato!
        Echarse cuando lo pide el cuerpo...
290     ¿será una cosa de sabios?
 
        Además, con este buen tronco,
        ¡qué sincronicidad la nuestra!;
        una mesa, es que parece,
        ..hasta se ve algo de leña.
 
295     Ven aquí, sentémonos juntos
        a la sombra de este árbol;
        mucho hemos hecho camino...
        ¿para cuándo el trago?
 
        La boca llevo sequita,
300     me cuesta hablar...
        lo que hablo;
        le he puesto los ojos encima...
        quiero beber de ese vaso.

Verónica García-Melero
El Libro de los Cuentos. Nathanael y la Correspondencia.
Presentación | El Camino de los 13 lotos | El Libro de la Voluntad |
| El Libro de los Cuentos | El Tao de Sheng |

Miguel, el zapatero.

Debes vaciarte de aquello con lo que estás lleno, para que puedas ser llenado de aquello de lo que estás vacío.

San Agustín de Hipona (13 Noviembre 345 – 28 Agosto 430)

Narrador:
        Pan, agua, sal y vino
        llevaba consigo Nicodemo
        cuando en la ciudad se adentró
        a buscar a un zapatero.
 
05      Llevaba consigo, también,
        llevaba, también, Nicodemo,
        dos monedas gordas de plata;
        éste era su dinero.
 
        Se preguntaba por el camino
10      si podría comprar
        unos zapatos fuertes
        o botas para caminar.
        Porque hospedarse…necesitaría,
        también tenía que cenar.
 
15      Su preocupación no era por las cosas,
        sino por el cuánto valdrán;
        hace mucho que no se compra
        calzado para mejor andar.
 
        Caminaba con fe por el camino,
20      y para nada se preocupaba
        de lo que encontraría para comer,
        asearse, cenar y cama.
 
        De una manera inefable,
        siempre encontraba todo,
25      unas veces con cariño,
        otras veces con asombro.
 
        Hoy llevaba dos monedas
        de plata para comprar,
        para asearse y comer algo,
30      las que encontró en un sofá
        viejo y abandonado
        que usó para dormitar,
        cansado cuando venía
        de charlar algo en un bar.
 
 
Miguel:
 
35      ¡Buenas tardes, amigo!
        ¿En qué te puedo ayudar?
 
Nicodemo:
       
        ¡Buenas tardes, zapatero!
        Algo le quiero comprar…
        Necesito unos zapatos
40      o botas para caminar.
 
        Necesito un calzado cómodo;
        aunque, fuerte, que me dure…
        ¡Mire estos que llevo!
        ¡Hechos jirones, con mugre!
 
45      Mas, estoy desconcertado
        con el precio de sus zapatos,
        los seis pares que he visto
        me dejan hasta empeñado.
 
Miguel:
 
        ¿Y cómo es la cosa?
50      ¿Tú presupuesto es ajustado?
        Dime, amigo, qué tienes,
        a ver qué encontramos.
 
Nicodemo:
 
        Solo tengo dos monedas
        gordas, aunque de plata,
55      ¿Marcan el precio para éstas..
        o es otra moneda marcada?
 
Miguel:
 
        Viejas son tus monedas,
        mas, son de mucho valor.
        El joyero del pueblo
60      las apreciará, créelo.
 
        Tal vez lleves contigo
        mucho más de lo que esperas…
        Como es tarde y está cerrado,
        mañana echamos cuentas.
 
Nicodemo:
 
65      Me dice que lo crea…
        ¿y si me quedo empeñado?
        Tendría que buscar hospedaje,
        ¡hasta me siento obligado!
 
        ¿Cree que la pensión del pueblo
70      me podrá hospedar,
        con dos gordas de plata
        y zapatos, aún, por comprar?
 
 
Miguel:
 
        Créeme hombre, ¿acaso no tienes fe?
        Vemos cosas que palpamos,
75      otras las queremos creer.
        Y creemos lo que no vemos,
        ahora te diré el qué.
 
        Si te preocupa la pensión,
        yo te acompañaré;
80      Gabriel es un gran amigo,
        y, también, lo es Rafael.
 
        Justo al lado de la pensión,
        Rafael tiene su casa,
        y no hay cerveza que no cure
85      lo que le añade la tapa.
        Que hay tapas muy exquisitas,
        pero se pegan en el riñón;
        otras, demasiado grasas,
        para el hígado…perdición;
90      pero también las hay ligeras,
        y que ayudan a la digestión.
        Son como las de mis zapatos,
        unas resbalan, y otras no.
 
 
Nicodemo:
 
        Veo una actitud amigable,
95      entrañable, también, es;
        apenas me conoces,
        mas, procuras mi bien.
 
        Esto es asimilado
        a lo que es la fe.
100     Pues ponemos fe en lo que no vemos,
        y con el alma se ve.
 
        No todo aquello que se mira,
        con el ojo corporal se aclara;
        el pensamiento y el afecto,
105     ¿no se miran con el alma?
 
Miguel:
 
        ¡Qué grande eres hombre!
        Por cierto, ¿cómo te llamas?
        Yo, Miguel, el zapatero,
        así es como me llaman.
 
Nicodemo:
 
110     Mi nombre es Nicodemo,
        le fascinaba a mi madre.
        No muy usual, creo;
        mas, le sonaba a grande.
 
 
Miguel:
 
        Veo aquello que guarda
115     tu nombre en su intención,
        “Principal” es en el pueblo,
        en el pueblo de Dios.
        El significado de tu nombre
        ¿estará en la renovación?
       
120     ¿Estará en renovarse
        la fe de tu devoción
        en aquello que es Espíritu
        y se halla en Dios?
 
        Porque veo que traes pan,
125     y también llevas vino;
        sal y agua llevas también…
        ¡Ya has hecho mucho camino!
 
 
Nicodemo:
 
        Así es, Miguel,
        ya he caminado bastante;
130     me muevo como el Espíritu
        y jamás paso hambre.
 
        Mi fe ha sido renovada
        en aquello que no se ve;
        es como el no conocerme
135     mas empatizar, con lo que lee:
        Unos zapatos viejos,
        gastados y polvorientos,
        la inocencia de un niño
        y moverme como el viento.
 
 
Miguel:
       
140     Así es, Nicodemo,
        fácil ha sido ponerme
        en los zapatos que llevas puestos…
        ¡cuánto se alegran de conocerme!
 
        ¿Quién como Dios, hijo mío,
145     para depositar tu fe,
        hacerla crecer grande
        y ver lo que no se ve
        con los ojos corporales?
        Porque con el alma se ve,
150     y más se ve en el Espíritu:
        prismáticos tiene la fe.
 
 
Nicodemo:
 
        Cuando me hablas de acompañarme
        y presentarme, también,
        a tus amigos del pueblo,
155     a Gabriel y Rafael;
        algo es que puede verse
        y sin los ojos de ver se ve:
        la fe en los amigos.
        En la amistad es que se cree.
 
160     Se cree en la bondad amiga,
        en que siempre la encontrás;
        y no esperas a comprobarla
        en cualquier adverisdad.
 
Miguel:
 
        Así es, Nicodemo,
165     todos ponemos fe,
        en la amistad, el matrimonio:
        en el amor se cree.
 
        Mas, ¿qué traería la adversidad?
        ¿sería aquello que se palpa?
170     ¿aquello que con los ojos
        queda visto e impacta?
 
        Porque nos impacta revelar
        el afecto que nos profesan,
        ¿creemos que es igual al nuestro,
175     creemos en la correspondencia?
 
        ¿O hemos caminado tanto
        que con el Espíritu nos movemos,
        haciendo a un lado el impacto
        cuando su verdad revelemos?
 
180     Mucho es el camino
        que habremos de caminar,
        para ser felices solo
        con la fe de la amistad,
        con la fe de la esperanza,
185     con la fe de la bondad,
        con la fe del pensamiento
        de que se puede cambiar.
 
        Así es que saltamos
        fuera de esa sombra
190     que conlleva la condescendencia
        de la correspondencia toda.
 
 
        Con todo, Nicodemo,
        disfruta, en el pueblo, la tarde;
        te voy a hacer un regalo
195     y visitamos a mis compadres.
 
        De todo lo que aquí tengo,
        irá con tu cuarenta y dos,
        estas botas de color negro
        y piel miel en el exterior.
 
200     Se camina como en las nubes,
        y a todo terreno son;
        guardan tus tobillos
        y el caminar…¡una bendición!
 
        Pruébatelas ahora, hombre,
205     vaya yo a equivocarme;
        me haya equivocado de número
        o de forma que a ti te agrade.
 
       
 
Nicodemo:
 
        ¡Qué cómodas las botas!
        ¡cuánto me gusta el diseño!
210     Negro en la suela y talón
        contrasta genial con el pie, creo.
 
Miguel:
 
        Así es, Nicodemo,
        crees en su hermosura,
        a pesar de verlas con los ojos,
215     tu alma más las dibuja.
 
        Y es que como zapatero,
        algo se traspasa con el calzado;
        mucho se dice de la persona,
        de cómo camina y cuándo.
220     También dice el zapato
        mucho de la personalidad;
        hasta si en los zapatos de otro
        sabes ponerte y en su lugar.
 
        El zapato tiene alma
225     y lleva consigo la de la persona,
        unos gustan de zapatos caros,
        aunque esa no sea su horma.
        Mas, los hay que son sencillos,
        y el caro le iría mejor,
230     aún así prefieren dos pares
        y guardan uno por resplandor.
       
        Tu eres, Nicodemo,
        de los que apura sus zapatos,
        los lleva al extremo siempre,
235     traspasa lo que esperamos
        de la durabilidad de su hechura,
        de la capacidad para la que están.
        Veo en los que llevabas
        mucho de este afán.
240     Pues, no son zapatos de campo,
        mucho menos de caminar,
        son zapatos elegantes,
        daño te han hecho al andar.
 
        Y, viendo que buscas otros,
245     zapato para caminar;
        veo que has renovado en ti algo
        lo veo, igual, en tu personalidad.
 
 
 
Nicodemo:
 
        ¡Sí que me sorprendes, Miguel!
        ¡Con cada una de tus palabras!
250     Ahora hasta podre correr,
        y las piedras ni se me clavan.
 
        Mas, no sé qué decirte,
        que estoy viendo el precio
        y no sé si alcanzaría
255     a pagarlos con el cambio luego.
 
 
Miguel:
 
        Como ya te he dicho antes,
        estas botas son un regalo.
        ¡No sabes cuánto me alegra
        haberte conocido, hermano!
 
260     Ahora, vayamos juntos
        a la casa de Rafael;
        seguro le alegra conocerte,
        ¡y hasta se viene Gabriel!
 
   
Narrador:
 
        Camino iban de la pensión
265     y de la casa de Rafael,
        cuando los asaltó por el camino
        el joyero del pueblo, Uriel.

        Pronto entabló el joyero
        algo de conversación,
270     Nicodemo aprovechó el momento
        y esto es lo que pasó.


Nicodemo:
 
        Pues, querría yo, Uriel,
        haberme acercado mañana
        A su tienda para cambiar
275     Estas dos gordas de plata.
       
        Son todo lo que tengo
        y no sé si alcanzarán
        a pagar la pensión esta noche
        y a tapear en el bar.
 
Uriel:
 
280     Déjame que las vea,
        con poco te podré decir
        si son monedas que se cambian
        y por cuánto se pesan, ¿sí?
 
Nicodemo:
 
        Aquí las tienes, joyero,
285     por favor, compruébalas bien,
        ahora son todo lo que tengo,
        mañana… ¡veremos a ver!
 
Uriel:
 
        ¡Madre mía, Nicodemo!
        Aquí tienes un tesoro,
290     cada una de las que tienes
        cuatrocientas,…como poco.
        Esto es como poco,
        porque hasta podría ser más;
        o incluso hasta suben…
295     si las quieres guardar.
 
 
Nicodemo:
 
        No suelo guardar nada,
        encuentro lo que necesito.
        Mas, como habré de venir de vuelta
-    yo creo que es mi destino -,
300     mejor, guárdame una;
        la otra, cámbiame, amigo.
 
Uriel:
 
        Pues, las guardo ambas conmigo,
        y te dejo el cambio ahora;
        venía de hacer caja,
305     efectivo llevo de sobra.

Mas, viendo que os reunís
        y tanto me gusta el camino,
        el encontrarme con caminantes,
        el encontrarme con mis amigos…
310     también, regreso a la Casa
        cuando guarde lo conseguido.
 

Narrador:
        Ahora se hallaban todos
        en el café-bar de Rafael,
        estaban Gabriel y Nicodemo,
315     Rafael, Uriel y Miguel.
 
        Rafael cerró todo,
        quería ahora disfrutar
        de la conversación de sus amigos
        y, de Nicodemo, su caminar.
 
 
Rafael:
 
320     Cuéntame, Nicodemo, amigo,
        ¿cómo has llegado aquí?
        Pocos son los aventurados
        que se aventuran a seguir
        por el árbol de la vida;
        angosto es porque sí.
 
Nicodemo:
 
325     Así es, Rafael,
        ¿difícil es de seguir
        un mundo donde la mentira
        siempre está por confundir?
 
 
Uriel:
 
        Desde luego que si así empezamos,
330     ¿habré de abrir el camino?
        Miguel, con tu palabra,
        danos algo de luz, amigo.
 
        Porque Rafael, con sus tapas,
        la amargura siempre cura,
335     si no lo hacen sus cervezas,
        inigualables en frescura.
 
Gabriel:
 
        Mejor os tomo la palabra
        y os pongo a reflexionar,
        tengo un pensamiento, amigos,
340     quiero haceros cabilar.
 
        Es una frase de aguas,
        y me gusta para pensar,
        seguro encontráis pensamientos
        y, así, dilucidar
345     lo que encierra de sapiencia
        la sabiduría del lugar.
 
        Me hallaba yo en una playa
        cuando me puse a escuchar
        a un marinero que decía
350     lo que te vengo a contar:
 
        “¡Dios líbrame de las aguas mansas,
        que a las bravas las veo venir!”
 
        ¿Qué creéis que son estas palabras?
        ¿Qué, el marinero, quiso decir?
 
Miguel:
 
355     Si pensara en Aristóteles,
        te diría así:
 
        Caminar sobre terreno accidentado
        fatiga menos que caminar
        sobre aquel terreno llano
360     que agradable es al andar.
 
        Pues, lo que se hace agradable,
        por muchas razones, puede ser;
        y a veces, es que te ponen
        hasta el engaño a los pies.
 
365     Y cuesta, en la comodidad,
        apreciar lo que en verdad es.
        En este agua, veo camino;
        en la brava, lo que la verdad es.
       
Nicodemo:
 
        Eso veo yo en las aguas,
370     las bravas siempre se ven;
        si éstas fueran personas,
        fácil se reconducen, ¿eh?
        Mas, personalidades sociópatas,
        silenciosas más bien,
375     siempre llevan máscara,
        mansas siempre se ven.
        Así, construyen el suelo
        cómodo y llano a tus pies;
        te hacen ver todo perfecto,
380     cuando son la mentira con pies.
 
Gabriel:
 
        Yo de lo que veo mucho,
        de lo que veo, también,
        es de la creencia en lo que no vemos,
        así es que, advierte por tu bien.
 
385     Porque con los ojos del alma
        es que se puede ver
        la intención de la mirada
        de aquello que no se ve.
 
        Se ve con los ojos del alma
390     la verdadera intención
       del que se presume verdadero
        cuando mentira es su voz.
 
        Así, nos advierte nuestra alma
        con los ojos de la fe,
395     con los ojos de lo imperceptible,
        con la intuición, también,
        si alguien es de la cáscara amarga,
        es arena de otro costal,
        no es claro en sus intenciones,
400     o el parecer engañoso está
        haciendo guardia en sus palabras,
        gesto, mirada y ademán;
        el agua mansa no es trigo limpio
        y por la mentira es que está.
405     Si le has quitado la máscara,
        ¿te querrá del medio quitar?
 
Miguel:
 
        Diría que hay personas mansas
        que son mansas porque sí;
        mas, las hay mansas adrede,
410     fingiendo que son así,
        y escondiendo que son cenizos,
        pájaros de mal vivir,
        diábolicos en sus intenciones…
        Satánicos hay muchos, sí.
 
Rafael:
 
415     ¡Miguel, que nunca cambias!
        ¡Siempre eres así!
        ¡Lo mucho que te disgusta
        lo diábolico a ti!
 
Miguel:
 
        Así es, no lo soporto,
420     ¡y bien que pisoteo, bien,
        a la mentira y el engaño
        y al ensalzarse como Él!
 
Gabriel:
 
        En fin, ya ha llegado la hora
        de dejar clavado en el suelo:
425     la mentira del diablo
        y la codicia de su dinero.
 
 
Uriel:
 
        ¡Dios te oiga, querido amigo!
        Otro camino se abrirá
        que ponga a la Tierra en orden
430     y con justa autoridad.
 
        Pero, vayamos a lo que vamos,
        ahora quisiera compartir,
        con lo mucho que soy de caminos
-    ¡figúrate en mí!-,
435     …quisiera compartir un pensamiento,
        y ponerlo a debatir;
        lo encontré en unas frases
        cuando en Google me meto y así
        es que dice la reflexión
440     que yo os quiero decir:
 
        Y es que, cuando derribamos
        muros que nos obstruyen
        el paso del camino, amigos,
        o la verdad que se empercude,
445     o la mentira que tapa lo cierto
        y la verdad deja en incertidumbre,
        ¿habremos de caminar un tiempo
        sobre escombros y ascuas de lumbre?
 
Nicodemo:
 
        ¡Qué maravilla de reflexión
450     para poder comprender
        que el cambio duele, a veces!
        Pero si por bien es que es,
        si es por quitar el velo
        y ver lo que no se ve,
455     también hay recordar que no se mira
        a la verdad cuando se ve
        puesta en frente de tus ojos,
        ¿tal vez no quieres ver?
 
        ¿Tal vez no quieres el sufrimiento
460     del cambio que no se ve
        mas que en incertidumbre y desconcierto      
        que alfombra nueva es a tus pies?
 
 
Rafael:
 
        Muy ciertas son tus palabras,
        y mucho cuesta ver
465     la verdad cuando está de frente…
        Tal vez, cuesta creer,
        o da miedo el cambio
        si en la mentira se fue
        todo un abismo de siglos
470     de todo aquello que se cree.
 
Gabriel:
 
        El mensaje que me transmite
        esta profunda reflexión
        es que todo cambia, amigos míos,
        como nos cambia la voz.
       
480     ¿Apreciaremos los cambios,
        de manera especial,
        si no nos importa en el camino
        para nada la velocidad?
 
        Pues, no hay que apresurarse,
485     lo que hay es que continuar;
        no importa caminar lento
        si por caminar es que estás.
 
Miguel:
 
        Por eso, sobre ascuas
        descalzo se caminará;
490     se caminará sin conocimiento
        y con la ilusión de avanzar.
 
        Y se avanza con esperanza…
        y a tiempo se llega, además,
        si es que caminamos juntos;
495     más lejos se llega, ¿verdad?
 
        Porque sólo se camina rápido,
        pero no se camina igual
        que cuando caminamos acompañados,
        más lejos se llega, ¿verdad?
 
 
Uriel:
 
500     Porque lo importante en el camino
        ¿qué podría ser, Nicodemo?
        Saber elegir con el alma
        qué es aquello que es bueno.
        Porque todo lo que deseamos,
505     ¿acaso bueno es?
        ¿habremos de discernir, entonces,
        por bueno, qué elegimos?, ¿qué?
 
        La maldad es un camino
        que eligen muchos para seguir,
510     elegirlo o no elegirlo,
        está en su discernir.


El que una conducta reprobable,
        inhumana o vil adopta,
        no necesita de nadie
515     para echarse la soga.
 
        Mas, dejemos a un lado la conducta
        y transcendamos a la persona,
        ¿habrá de cambiar, ésta, primera,
        para caminar por las ascuas todas?
 
520     Porque si las ascuas nos traen cambios,
        cambios nos traen los escombros;
        hemos de ver primero, entonces,
        que los tenemos en los ojos.
 
        Delante de nosotros están
525     ascuas de fuego y escombros,
        ¿habremos de, nuestra conciencia, cambiar
        si queremos evolucionar todos?
 
        ¿Habremos de abrir nuestra mente,
        abrirla ante nuestra realidad,
530     para que por lo menos al abrirla
        ésta se ponga a funcionar?
 
        ¿O cerramos los ojos
        como el gato de la Tía Ramona?
        Ni veo los ratones pasar…
535     tampoco habrá quien los coma.
 
       
Nicodemo:
 
        Me gusta la necesidad de cambio
        que se ve al caminar;
        lo primero que he visto amigos,
        lo primero: el crear.
       
540     ¿No es el mundo que nos rodea
        un mundo que hemos creado?
        Fruto es de nuestro pensamiento,
        de lo que en la fe depositamos.
        Porque depositamos todos fe
545     en aquello que nos imaginamos,
        nuestras metas son banderas
        y el trabajo de nuestras manos.
 
        Y, así, el mundo crece
        de aquello que hemos pensado,
550     crece el mundo, entonces,
        de lo que hemos imaginado.

        ¿Habrán las ascuas de quemar
        los pies con que pisamos
        un fuego fatuo que muere
555     entre seguimos pensando
        sobre nuevos conceptos
        para crear lo no creado?
 
        Pues, nada puede ser alterado
        si no cambia la conciencia;
560     el conocimiento de las cosas  
        trae nuevas experiencias.
 
 
Miguel:
 
        ¡Qué inteligente discurso
        el que habéis emprendido, amigos!
        Ahora algo de Antonio Machado
565     para que brindéis conmigo:
 
        “¿Para qué llamar caminos
        a los surcos del azar?
        Todo el que camina, anda,
        como Jesús, sobre el mar”
 
El Libro de los Cuentos. “Miguel, el zapatero”.

Recordando hoy, 28 de Agosto, la Efeméride de San Agustín de Hipona, doctor de la Iglesia Cristiana Católica, uno de los grandes genios de la historia. El cuento aborda la perspectiva del pensamiento de San Agustín, una obra que no conozco en profundidad, aunque creo haber entendido su esencia.

Enamorada de su pedagogía, una pedagogía muy socrática, quisiera recordar con este pequeño guiño a San Agustín, así como mi paso por Los Agustinos de Motril en mi fase de prácticas en la Universidad.

Dejo un afectuoso saludo a todos aquellos alumnos, profesores y directores que hicieron de mi paso por el Centro una increible experiencia.

De manera muy especial, quisiera subrayar que este cuento está dedicado al Padre Javier, a quien conocí en Los Agustinos. Una magnífica persona de la que guardo en el corazón su espiritualidad y su afecto.

Un fuerte abrazo a todos y, en especial, al Padre Javier.

Verónica García-Melero

Presentación | El Camino de los 13 lotos | El Libro de la Voluntad |
| El Libro de los Cuentos | El Tao de Sheng |

Xía y el Ritmo.

El compás tiene que salir del corazón.

Frase de “La Niña de tus Ojos”.
 
Narrador:


Xia anduvo un buen trozo
de aquello que llaman camino
cuando fue su maestro, entonces,
quien le propuso acertijo.


No quería caer en la transcendencia (05)
de lo que encierran las enseñanzas;
podrías llamarlo Koen,
Miyu, en chino, o adivinanza.



La cuestión es que preguntando
y haciendo reflexionar, (10)
Lao-Jun interrogó a Xia,
quiso hacerlo pensar.


Nada hay más grande
que discernir mirando hacia adentro,
conectar aquello que se sabe, (15)
concectar con lo que es el centro.



Y el centro, como vimos,
se logra en la vacuidad,
en el vacio del todo,
de la nada, la polaridad. (20)


Así, ¿por qué no sería tiempo
de encontrar solución
a aquello que llaman ritmo
marcado por la compensación?









Lao-Jun:


Xía, si todo fluye y refluye, (25)
fácil se puede ver
el avance y retroceso
de cualquier ser que es.


Y, cuando digo ser,
quiero que consideres (30)
que me refiero a cualquier cosa
con forma y no forma: haberes.


Que está la ventana y también está la puerta,
la alfombra a tus pies y la llave en la puerta;
mas, el ojo, a la cerradura, (35)
le es su utilidad,
así es que abre la puerta
y te deja pasar.


Igual sería la ventana,
su espacio, su no ser, (40)
el vacio de su forma,
el fresco de tu haber.


La alfombra, entonces,
es que reposa
sobre el suelo que no miramos, (45)
pisamos siempre su obra.


Y obra, al suelo,
le es su capacidad,
de ser aquello que nos cobija,
por igual, la propiedad. (50)


Entonces, abstraido esto,
quiero que reflexiones
sobre el ascender y descender
que lleva cualquier cosa.


Porque si asciende y desciende (55)
cualquier cosa en la vida,
entre dos polos se mueve
y en la polaridad es que estriba
aquello que llaman ritmo,
pues se halla en la compensación... (60)
¿de la medida de este movimiento,
Xía, qué hace al ritmo dador?





Xía:


Para empezar, le diría maestro
que ha elegido preguntarme ahora,
ha elegido este momento, (65)
ha elegido esta hora.


Tal vez, en esto es que se puede ver
que en la vida todo se maniefiesta
en su momento, ¿qué puede ser?
Puede ser que todo (70)
tiene un antes y un después,
una ida y una vuelta,
una oscilación de su ser.

Sería una reacción
a una acción determinada, (75)
de ser un boomerang que lanzo,
en su regreso, esta mirada.

Mas, si acciono un péndulo
¿qué esto podría ser?
El devenir de su movimiento (80)
sempiterno siempre es;
un deber a la derecha,
de la izquierda es su haber;
esto sería echar cuentas
si contable uno es. (85)


Mas, esa compensación
que veo en el movimiento,
lo hayo en la polaridad de las cosas,
en su ascensión y descenso.


¿No es cierto, Maestro, (90)
que la vida, en ciclos, se manifiesta
tanto para astros como mundos,
seres, mente y materia?


Así es que hallo el ritmo
de todo aquello que me rodea, (95)
ritmo lleva el progreso
y también la decadencia.


Ritmo llevan las estaciones,
de primavera a primavera;
los cambios de la atmósfera, (100)
el campo magnético de la Tierra.


Ritmo lleva el crecimiento
y la maduración del ser,
se desprende de su capullo
la mariposa al nacer. (105)


Mas, hasta en esto es que veo
cómo del Tao surgen formas
y ninguna tiene éste,
...¿el misterio que transforma?




Lao-Jun:


¡Cómo me sorprende Xía (110)
tu manera de reflexionar!
¡En un momento has hilado
lo que otros no logran enhebrar!


Sutil es la mariposa,
pues, con ella se puede ver (115)
tanto el ciclo de la vida
como el misterio del ser.

Misterio que se halla en el Tao
y bien simple es que es,
no querer hacer imágenes, (120)
simplemente, déjalo ser.

Querer representarlo en la mente
¿esto qué podría ser?
Querer representar una imagen,
dar forma al no ser; (125)
así, es que en este intento
jamás se logrará ver
el misterio que el Tao encierra,
de la mariposa, el vuelo es.

Porque, puedes clavar una mariposa, (130)
fijarla a tu pared,
utilizando un clavo,
mas, ¿esto qué es lo que es?
Es clavar una imagen,
es una forma captar, (135)
que por haberle dado forma
pierde, en la mariposa, su afán;
pierde el vuelo la mariposa,
el vuelo no se puede clavar,
así es hacer una imagen (140)
de lo que en la no forma está.


Siempre quiero que recuerdes, Xía,
que el ritmo se halla en la polaridad,
se halla en haber alcanzo el centro,
en dejar las cosas pasar. (145)


Así, toda idea de dualidad
siempre la habrás de soltar y
deshacerte de lo bueno y malo,
alto, bajo; maldad, bondad.


No pudes hacer distinciones (150)
si es que quieres progresar,
cada cosa halla en sí misma,
de su opuesto, vacuidad.
Así es que la virtud
siempre es indiscriminada, (155)
halla misericordia en quien la merece
y en quien no merece nada.


Un gran paso es que en esto has de dar,
antes hablabas de contaminación
y ahora en tu ritmo está: (160)
transcender cualqueir forma
y no forma,
comprender la vacuidad.
Si creencias es que te formas,
simplemente, suéltalas, (165)
jamás hagas juicios,
comprende el porqué están.


Así, de comprender la existencia
de este devenir,
de esta causa y efecto (170)
y el porqué de tu sufrir,
es que se desvanece el mismo
cuando logras asir
la Ley del Cielo, que es una
y en todo el mundo es así: (175)
ama al prójimo como a ti mismo,
ama indiscriminadamente y porque sí.

Porque si logras en tu corazón esto
con el Universo te mueves y así:
en armonía con la naturaleza, (180)
con infinita paz mental,
con quietud en tu conducta
y la alegría del bienestar.


Te mueves siempre sereno,
sereno es siempre tu hablar, (185)
serenas cuando tu hablas,
transmites tranquilidad.


Mas, recuerda que eres humano
y mucho has de tropezar;
levántate ocho veces (190)
si siete caiste mal.


Ahora, Xia, querría
hablarte de la liberación
que encierra el ritmo en su ciclo
expuesto en compensación. (195)


Pues, la compensación la hallarás
cuando mantengas libre tu mente
de divisiones y distinciones,
esto es lo que comprende:
tener una mente simple, (200)
desapegada y silenciosa,
donde todo existe en armonía,
la forma y la no forma.
Así, la vacuidad
es la verdad sutil (205)
que encierra el entendimiento
de las cosas y su devenir.


Abstraida esta verdad comprenderás
que no es tan vasto el Universo,
no son tan pequeñas las partículas, (210)
pues, son, de tu mente, conceptos.
Pretenden hacer comprensible
con palabras y con formas
el vuelo de la mariposa...
y aprensible no es la cosa. (215)


¿Lo inaprensible qué es?
Está más allá de la forma.
Inmanejable es su conocimiento,
no quieras juicios y normas.


Abstrae todo juicio, (220)
desapégate de la coherencia,
no quieras con palabras calibrar
cómo de grande es la inmanencia.


Pues, es algo tan grande
que no podemos entender (225)
que más allá está de todo
por ser, del todo, la Unidad.


Así es el ritmo,
más allá va de la polaridad,
transciende la dualidad de las cosas, (230)
y en la virtud es que está.

Es como soltar el cuchillo
con el que quieres juzgar
cada cosa que se acaece
si te pones a pensar. (235)
Por esto, la verdad directa
y la esencia de las cosas,
está en abstraer tu juicio
y en dejarlas ser todas.


Si esto has alcanzado, (240)
habrás alcanzado también
la serenidad en tu mente
y la realización de tu ser.


Así, tu sueltas este cuchillo
¿y qué te podrías encontrar? (245)
Lao-Tsé, el viejo maestro,
bien nos dijo el qué;
encontrarías el Tao
en la punta de tus dedos,
abandona la idea del yo, (250)
abandona los conceptos:
ni hombre, ni mujer;
ni vida, ni muerte;
ni corto, ni largo;
ni débil, ni fuerte. (255)

Y, ¿cómo esto puede ser?
Por igual nos dijo
para este quehacer
que no se odia nunca,
nunca se resiste, ¡eh! (260)
Tampoco se lucha nunca,
fíjate lo que es:
odiar y tener perspectivas...
apegos son, ¿ves?
Y el apego impide el crrecimiento (265)
del verdadero ser.

 
Xía:


Comprendo que para muchos
esto, dolor de cabeza, es;
también se presume escepticismo
y hasta el pánico se deja ver... (270)
Pues, difícil es hacer un lado conceptos,
más complejo se hace ver
la perspectiva nula de las cosas
y en todo tu quehacer...


Así, cabría preguntarse (275)
¿cómo se halla esta comprensión?
¿Será precisamente en la experiencia
de cada cosa, la lección?
¿Habrás padecido sufrimiento,
bajado a lo más bajo, en vez, (280)
y desde la experiencia vivida
lograr, entonces, comprender,
que el sufrimiento se libera
de raiz y de todo tu ser
cuando elevas tu conciencia (285)
desde el dolor más bien?


Así, fácil sería comprender
cómo es que de todo te deshaces,
nada hay que a tí te ate;
pues, en el buen atar no hay nudos, (290)
ni soga, ni lazo, ni empalme.


El amor, lo transciendes;
por igual lo hace tu tolerancia;
la evolución del ser comprende
que somos uno con todo: la ganancia. (295)


Así, más evoluciona la persona,
más integral la persona es,
y menos se apega a nada,
sin estructuras su hacer.
Libre se halla de prejuicios, (300)
aqui empieza la tolerancia;
comprende que es porque hay otro,
y con el otro está su abundancia.


Podría parecer utópico,
mas, utópico no es el desarrollo del ser; (305)
bien dibuja toda la naturaleza
la perfección de lo que ves.


Entonces, como ver, yo veo, veo...
que abandonar la dualidad
de cada cosa que me rodea (310)
para la evolución del ser: su lección primera.


Principio es de la tolerancia
y de abrirte a los demás,
de hacer a un lado perjuicios,
críticas duras o malhablar. (315)


Ahora, lección segunda,
¿cuál podría, ésta, ser,
si en la tolerancia empieza
la abundancia del ser?


¿Será en tu buena voluntad, (320)
en tu virtud indiscriminada
que te abres sin perjuicio
y en todas direcciones amas?


Algo así habló Jesús el Cristo
en algunas de sus enseñanzas, (325)
crecer como un árbol grande,
la copa traspase las ramas
que se abren en latitudes
y en direcciones se hacen vastas.
Profundas sus raíces, (330)
fuerza y resiliencia entraña,
crecer vigorosamente
requiere de esta abundancia.


Mas, el apego ¿qué logra?
No logra tal crecimiento, (335)
eso pasa con el musgo
y hasta el helecho esto alcanza.


Diferente es el bambú
que siete años lleva su crecimiento,
se hizo de raices fuertes (340)
y crece arriba, buscando el cielo.


Hasta del juicio nos habló Jesús,
nos advirtió de no hacer ninguno
si no queremos que la vida
nos devuelva el medir con que sumo. (345)
¿Y qué me dices de la tolerancia
y, por, igual, del desapego?
¿No nos dijo, también,
si nos piden caminar una milla,
que vayamos entonces dos? (350)
¡Devolved la otra mejilla!




En fin, no es que sea una creencia,
aprecio sus palabras como enseñanzas;
su vida y obra me parecen fascinantes,
inmejorables para la abundancia. (355)


Así, sin hacer religión
de las palabras del Maestro
es que se aplican de verdad
y no se quedan en puro cuento.


Ni se hace dogma, ni, tampoco, doctrina... (360)
y mucho menos una religión;
Lao-Jun no he visto en nignuna
ser como Jesús nos habló.


Que fácil es apreciar
la cantidad de "fariseos" (365)
que se mueven por codicia,
vanidad, farfolla y ego.


Así, traspasar el ritmo
de la enseñanza cristiana,
¿qué podría ser esto? (370)
¿aplicar de verdad su palabra?


Así, su palabra
toda una filosofía es;
excelsa y sublime,
asimilada a la de Lao-Tsé. (375)


¿Podría haber aprendido Jesús
enseñanzas orientales?
La investigación deja cuenta
de muchas de sus bondades.
Hasta se habla de un Cristo Cósmico, (380)
un Cristo Oriental,
que deja testimonio en su palabra
de su conocimiento ascentral.


Pero, ahora no quiero excederme
en este conocimiento, (385)
lo he traido a colación
porque en el ritmo lo veo.


Quisiera, Lao-Jun, igual,
poner a reflexionar,
ese ritmo sempiterno (390)
que en nuestra historia está.




Sería como una rueda,
cuyos radios convergen en el centro,
todo deviene a todo,
el cambio, la constante creo. (395)
Así, cambiar es necesario,
es el eje de la rueda,
fijo es el cambio entonces,
en él, vacuidad, veo.


Porque, al igual que se crean mundos, (400)
estos también se destruyen;
la historia nos evoluciona, entonces,
nos cambia, a merced, su silla.
Que ponemos posaderas
donde nos toca asentar (405)
el plan de vida del momento
conforme a la sociedad.


Así, siempre hallaremos
en cualquier sociedad
fruto de su historia, (410)
tierra, cultura y algo más...
mentes que nos liberan
y nos hacen cambiar,
nos hacen cuestionarnos el asiento
y toda su "comodidad". (415)


Habrá el ritmo ahora
de poner la cadera a funcionar,
si estamos en retroceso,
¿cómo se podrá avanzar?


Estará el avance en el cambio, (420)
estará en la evolución,
en el progreso del ser humano,
¿la humanidad es su condición?
¿Necesitaremos una sociedad avanzada,
acorde con el conocimiento, (425)
o será el "conocimiento" un arma
o un culo de mal asiento?



Lao-Jun:


Me fascina la profundidad
de cada una de tus palabras,
cómo reflexionas, Xía, (430)
transmites mucha enseñanza.


Hasta he podido apreciar
en tu reflexión sobre el ritmo,
cómo es que aprecias la superación
y traspasas su abismo. (435)


Pues el devenir del péndulo,
de su movimiento ondulatorio,
está en conocer la vacuidad,
en ser uno con el todo.
Está en la comprensión (440)
de todo lo que te rodea,
abstraerte de juicios y perjuicios,
ser como agua, la mente serena.


Por el momento es suficiente,
dejemos el ritmo aquí, (445)
en la polaridad, sabe el maestro,
que se logra lo sutil:
la neutralidad de las cosas,
de lo que te hace sufrir,
la comprensión de las cosas (450)
y todo empieza en tí.


¿Habrás de cambiarte tú mismo
si es que quieres seguir
caminando arriba, en desapego,
si la neutralización vive ahí? (455)


Ahora, tomemos, Xía,
un té de los que aquí guardo,
ni es rojo, ni es verde,
ni es dulce, ni amargo...
Ni blanco, ni negro, (460)
ni débil, ni fuerte...

Es un té que siempre guardo
y hora es de que lo pruebes;
ven aquí, siéntate conmigo... acércame tu vaso.

Verónica García-Melero
El Libro de los Cuentos. Xía y el Ritmo.
Presentación | El Camino de los 13 lotos | El Libro de la Voluntad |
| El Libro de los Cuentos | El Tao de Sheng |

Diario: Metafísica.

Diario: 5 de Agosto de 2020
Metafísica.

El que acumula Te en abundancia será capaz de señorear cualquier cosa.

Fragmento del Epigrama LIX, Libro II El Te, Tao Te King, Lao-Tsé.

¿Has escuchado alguna vez hablar sobre “La Rama Dorada”? Es una obra maestra de Frazer. Uno de los libros más vendidos en la historia y, sin embargo, de los más malentendidos y explorados.

De acuerdo a su introducción, era el típico libro que había que leer debajo de las sábanas, a la luz de una linterna. Tras su aparición en 1890, dió la vuelta al mundo literario; un mundo que tachó a la Rama Dorada de literatura peligrosa, una literatura que nunca deja de desconcertar.

¿A qué podría deberse? Tanto entonces, como actualmente, nos encontramos con una obra cuya esencia descansa en el desafío de la gravedad; pues, altera el orden de aquellas actitudes culturales heredadas en el lector.

Es un libro cuya temática recupera las conexiones entre magia y religión, alcanzando temáticas muy inusuales para la fecha de su publicación. Así, uno de los temás, el tabú, fue un tema importante para Frazer. Con él podía trabajar desde su propia escritura lo que es el tabú en sí; pues, al igual que las palabras o los pensamientos, hay obras que traspasan tanto aquello que se normativiza o se espera de y sobre cualquier cosa.

Conectar ambas, magia y religión, fue un costoso trabajo para este autor que, en realidad, descansaba en llevar a la práctica un estudio comparativo de culturas propias de sus raíces y aquellas otras que había investigado en detalle dentro de otros horizontes culturales.

Si os preguntáis por Frazer – su nombre completo, James George Frazer (1854 – 1941) – es considerado uno de los padres de la antropología moderna. Por su parte, aquellos profundos estudios que llevó a cabo sobre magia, mitología y religión, fueron determinantes en el desarrollo de las humanidades de siglo XX; “desde Claude Levi-Strauss hasta Jacques Lacan, pasando por un amplio elenco de artistas y pensadores – entre los que se encuentran T.S. Eliot, D.H. Lawrence, Sigmund Freud y Francis Ford Coppola , están en deuda con las nociones planteadas en su obra” (Introducción y notas de La Rama Dorada, Fraser, 1944).

¿Por qué hacer un guiño a este autor y su obra? Como comprenderéis, estar desarrollando el Libro de Sheng Laoshi conlleva el estudio y profundización en diversas áreas de conocimiento. En gran medida, son temáticas que he venido a conocer a lo largo de mi vida; no obstante, algunas no las he estudiado en profundidad y otras, para ser sincera, prácticamente nada – como es el caso de la Cábala Judía -.

Entonces, resulta que contraponer religiones, métodos de desarrollo espiritual, así como esa cosmogonía y sincretismo que encierran las muy diversas religiones y culturas de nuestro planeta, requiere de la exploración y de la apertura de mente. ¿Y por qué causa?, si te lo preguntas. Sencillamente, con un sólo propósito: el de alcanzar a ver la importancia de la Regla de Oro en su más amplio espectro. En este sentido, es por esta Regla Áurea por la que, para alcanzar aquello que denominan “el desarrollo del ser”, es eregida toda cultura y religión a la que relaciona dicha regla.

En “el desarrollo del ser” nos movemos hacia un plano espiritual, que va más allá de lo físico. Estaríamos, entonces, ante nuestra propia metafísica.

Así, aunar conocimiento universal de muy diversas culturas, junto al dogma que nos proporcionan diferentes religiones, nos conduce por una exploración filosófica de aquello que nos encontramos todos en nuestro camino. ¿Qué es lo que verdaderamente nos hace felices?, ¿qué nos hace ser tolerantes?, ¿qué nos hace ser inteligentes con el medio y con las personas?, ¿qué nos proporciona bienestar?, ¿qué somos?, ¿de dónde venimos?, ¿a dónde vamos?, ¿quién es Dios?…

Estas cuestiones, entre otras, son el sustrato que sirve de base al diálogo entre la Maestra Sheng y Juan, así como de todos aquellos compañeros que ambos se encuentran por el camino. Podemos ver que cuando prestamos atención a todo aquello que nos rodea, en cada pequeña cosa es que encontramos nuestra propia naturaleza y la enseñanza que nos trae nuestra propia vida, así como la de los demás – si la miramos de cerca -.

Por ejemplo, la universalidad de Isis o la Diosa Madre, nos puede acercar, además de una explicación coherente a nuestros orígenes, la pluralidad de culturas, religiones y mitos que se erigen en torno a esta figura. Así, podíamos preguntarnos ¿es importante la verdad que encierra Isis o la Virgen María en su procesión y culto, o es más importante cómo este culto condiciona la socialización de las gentes de un lugar, proporcionando una identidad social?

En este sentido, tal vez, considerar las perspectivas históricas y culturales que vienen a determinar aquellas características, actitudes, comportamientos e ideas que comportan la idiosincrasia de un colectivo humano nos hagan ver la transcendencia de los conceptos de las cosas, más que querer que una cosa sea la única verdad. Unas veces ciertas ideas, creencias o comportamientos aparecen por razones políticas; otras sólo aparecen por razones más estrictamente sociales y tradicionales; mas, no podemos saltar fuera de nuestra “geografía”. Así, para unos lugares se acaecen unas cosas, para otros otras y, sin embargo, lo importante es alcanzar a ver ¿por qué es que están? Posiblemente aquí es donde podamos encontrar un nexo de unión y cooperación universal que acerque a las personas y no las separe por querer ser tan únicos como lo es de única nuestra religión o cultura.

Considerada esta introducción, en la que vengo a reflexionar sobre la importancia de considerar aquello que se presenta controvertido, así como su razón o razones; parecen un momento e intención ideales para acercar al lector la necesidad de investigar, bucear en diversos conocimientos, explorar otros que desconozco y transmitir, por ende, pequeñas averiguaciones que sirven de hilo conductor a la esencia “alquímica” que se pretende lograr con el trabajo.

Ya de por sí la propia palabra Alquimia es controvertida, con lo que este breve articulo de introducción y presentación a la misma pretende abrir la puerta a pequeñas averiguaciones personales sobre metafísica, cosmogonía, sincretismo, filosofía y culturas sobre las que descansa parte de los contenidos del blog y/o necesidades de los mismos.

Para ser sincera, desconozco la mayoría de los símbolos que he utilizado en el diseño del Café Alquimia, del OKO. Sin embargo, ir explorando las razones de porqué y para qué están, pueden valer para profundizar en la verdadera esencia de esta doctrina que se ha presentado a lo largo de la historia con tanto misticismo y ocultismo. No creo que sea positivo mantener empolvado el conocimiento filosófico sobre nuestra metafísica, especialmente cuando otros profesionales, y en otros países, lo promueven dentro de los contextos educativos.

Generalmente, cuando desconocemos o ignoramos cosas, especialemente si se ha eregido en torno a ellas todo un tabú, nos aleja de su conocimiento y, por extensión, de una profunda comprensión de su razón de ser. ¿Será nociva la Alquimia cuando es promovida en la Educación?, ¿será nociva la Alquimia cuando es la madre de la química, la farmacía, la medicina, la industria…?, ¿será nociva la Alquimia cuando el desarrollo espiritual es aquello por lo que verdaderamente está la persona: su plenitud?

De esta manera, expresado el interés por el que se acercará algún que otro artículo que se considera de interés y formación para mis lectores en torno a toda esta temática, es que dejo esta reflexión en el Diario del blog.

En especial, quisiera mencionar a mi hermano Esaú, actual estudiante de Psicología y un fervoroso y culto lector, quien me ha dejado este libro – “La Rama Dorada” – para que me entusiasme y motive por el descubrimiento antropológico que encierran religión y magia; doctrinas que, generalemente, vienen de la mano.

Agradeciendo a todos mis suscriptores su lectura y atención, os dejo un fuerte abrazo y la expresión del contento que me causa ser hoy una pequeña comunidad de más de 36.300 Cafeteros Alquimistas.

A mi hermano le dejo un fuerte abrazo y las gracias por toda la literatura sobre la que me hace pensar y reflexionar.

Verónica García-Melero

Diario: 5 de Agosto de 2020
Metafísica
Léeme mucho…. | Diario | Idiosincrasia | Mi-Tao

Bibliografía

Frazer, James G., La Rama Dorada: magia y religión; Ed. Introducción y Notas de Rober Fraser (1944), Tr. Campuzano, E. y Campuzano; trad. de la nueva ed. de Óscar Figueroa Castro – 3ª ed. – México: FCE. 2011, publicada por el Fondo de Cultura Económica, 1994. México: México D.F.

El Mĭyŭ de la Casa Esmeralda

[…] Se abren puertas y ventanas, y su utilidad para la casa reside en el vacío. Así, obtenemos un provecho de lo que es y sobre todo obtenemos una utilidad de lo que no es.

Fragmento del Epigrama XI, Libro del Tao, Tao te King, Lao-Tsé.

Narrador:
 
Iban haciendo el camino
Por la senda del medio,
cuando, retó, el alumno,
a su viejo Maestro.
 
 
 
Xia:
 
¿Cree, Lao-Jun, (05)
mi querido Maestro,
que dará solución,
si lo pongo en aprieto,
a una Tabla Esmeralda
que navega en el tiempo? (10)
 
 
Lao-Jun:
 
Si ha navegado en el tiempo
y ha llegado hasta aquí,
seguro ha sido descifrada,
estoy seguro que sí.
 
Pues, mucho de lo que se dice (15)
de una y otra cosa,
unas veces se lía…
mas, siempre lleva soga.
 
Y tirar del hilo
está en el pensar; (20)
sabiendo coger su punta
es que se puede hilar.
 
Con todo, algo he escuchado
de esa Tabla Esmeralda;
no sé si es cosa cierta (25)
o una vieja maraña.
 
Unas veces aparecen cosas
que nadie las ve,
se crea un misterio en ellas
y, con el tiempo, a crecer… (30)
 
No obstante, Xia,
dime una cosa:
¿Qué sabes de esa Esmeralda
encriptada, Tabla, toda?
 
 
Xia:
 
Han sido escritas unas palabras (35)
de Doriel, ¿o D’oriel?
La cuestión, no sé cómo se dice,
..pero del 39 es.
 
En mil novecientos treinta y nueve
dejó escrito él (40)
que su traducción es extraña
y estupenda también;
que más allá de creencias
que, científicos, sustentan,
es que se halla en su código (45)
algo…que no es leyenda.
 
Rompe el orden cronológico
que creemos que es cierto..
Claro que poco se dice
del cómo y cuándo de lo sumerio… (50)
 
Allá por treinta y seis mil años,
así es que se data,
antes de Jesucristo,
¡fíjese si es extraña!

Y otra cosa extraña (55)
es que comprende, también,
poner, a la Gran Pirámide,
fecha y autoría, así es.
 
Resulta no ser de Keops,
pues fue mucho antes, (60)
construcción fue de un escritor,
Sacerdote y Rey Atlante.
 
Hundiose su madre patria
y desde la colonia que asentó,
incorporó sus conocimientos, (65)
dirección y construcción.
 
Durante dieciséis mil años gobernó
esta raza del Gran Egipto.
Al cincuenta y dos mil nos remontamos,
antes de Jesucristo. (70)
 
Un período extenso
Y, en él, algo pasó:
evolucionó considerablemente
toda su civilización.
 
Pues, bien, Lao-Jun, (75)
estamos en el treinta y seis mil,
y lo que dicen las tablas
sí se sabe aquí,
al menos se cuenta, y claro,
con lo que es su intención: (80)

elevar la conciencia
tanto física como espiritual,
vivir hacía una gran armonía,
el propósito universal.
 
Pues, era la dicha antes (85)
con que contaba el pueblo.
Mas, otra raza que vino
hizo mucho vituperio
e ingeniería genética
por doblegar, a su fin, (90)
a una nueva raza naciente
que llega, hoy, hasta aquí.
 
Voz del hundimiento de la patria
es, en la Gran Pirámide, su entrada;
mas, se sabe del acontecimiento (95)
años después, cuando se destapa.
 
Una gran lluvia entonces,
arrasó a la madre patria,
se inclinó el eje de la Tierra,
y esta fue su gran hazaña: (100)
Ciudades atlantes
que están por doquier,
quedaron enterredas,
para hoy y ayer.
 
Pues antes que estas cayeran, (105)
ya cayeron otras,
provenientes del mismo continente,
el que, bajo agua está, ya no asoma.
 
Entonces, nos remontamos…
¡pero qué muchos años atrás!, (110)
los mismos que atan ruinas,
construcciones y demás…
 
Muy similares…
y por toda la Tierra,
con figuras matemáticas (115)
Sagradas y perfectas.
 
Con conocimiento astrológico
e ingeniería tal…
Que más, antes, es que sabían…
¡fíjese si es genial! (120)
 Lao-Jun:
 
Umm…esto que me dices,
sí que es interesante.
Solo nos faltaría Dios,
para hilar en un instante
el nombre del Eterno, (125)
¿estaba, entonces, con el Atlante?
 
 
 
Xia:
 
Vaya, Maestro, ¿qué podría decir?
Todos sabemos una cosa
y es que se encuentra ahí:
la Gran Madre Tierra, (130)
la Serpiente de las Montañas,
la Fuerza Superior,
la Energía de las Entrañas,
el Absoluto, el Altísimo,
la Fuerza Primera, el Creador… (135)
¿no son todo lo mismo?
¿no es esto Dios?
 
 
Lao-Jun:
 
Claro hijo, todo es siempre lo mismo,
querer explicar nuestro origen,
¿quién fue?, ¿cómo lo hizo? (140)
 
Y como vemos, algo podemos saber,
y es que hay un Origen Primero,
un Supremo, un Ser.
 
Una Energía Todopoderosa,
una Fuente Universal, (145)
llámenlo Uno o Todo…
por Todo es que está.
 
Pero, en vez de hablar tanto,
vayamos a lo que vamos,
para saber de la tabla,… (150)
¿qué llevas en tus manos?
 

Xia:
 
Son unos apuntes,
que han traducido de la Tabla.
Mas, si la volteamos,
otro lenguaje habla. (155)
En tal caso, sería latín;
arcaico que con candados
es que se queda así.

 
Lao-Jun:
 
Umm…se ve muy interesante,
necesario, sería ahora, (160)
retirarme en aquel árbol;
seguro me inspira su sombra.
 
Mañana, por la mañana,
espero, algo, poder decirte;
seguro que, si discierno, (165)
¿veré algo que tú no viste?
 
 
Xia:
 
Entonces, como vea…
Mejor, yo me quedaré
al otro lado del camino,
prepararé algo de Té. (170)
 
¿Gusta de tomar un poco?
¿Le parece, ahora, bien?
 
 
Lao-Jun:
 
Un Té siempre es perfecto,
¿por qué no tomarlo, Xia?
Mas, no me entretendré mucho… (175)
esto, pensar, yo querría.
 
 Narrador: 

Después de tomar su Té,
Lao-Jun se retiró al árbol,
leyó lo que le dejó Xia,
y reflexionó lo que te hablo. (180)
 
Decidió que la mejor manera
de transmitir su conocimiento
sería un Mĭyŭ chino
para discernir con pensamiento.
 
Así, aquel que lograra (185)
descifrar lo que Lao-Jun cuenta
es, a la Tabla Esmeralda,
descifrar su leyenda.
 
Pues dicho está en latín arcaico,
cuando a la piedra, le das vuelta, (190)
“Triste es que se siente ahora,
quien la escribe y por esta cuenta:
ahora hay un código de silencio,
así es como la piedra se cuenta”.
 
¿Y qué piedra podía ser ésta? (195)
No es otra sino la filosofal,
aquello que se dice al principio,
aquí se viene a explicar.
 
Tal vez, al voltearla,
se caiga en la cuenta, (200)
de que con otro lenguaje cognado
se hayará la poción secreta.
 
Otro día os traeré
lo que pasó en el Camino,
justo fue leer el cuento (205)
Y este fue el destino:
 
Un alquimista de occidente,
también, en medio, caminaba,
comprendió su cuento enseguida,
abrió la puerta de la casa. (210)
 
¿Qué otra puerta podría ser?
Es la puerta de esta casa,
la del cuento de Lao-Jun,
“El Mĭyŭ de la Casa Esmeralda”:

“El Mĭyŭ de la Casa Esmeralda”

Juan, 22 Junio 2020
Habla la casa:

Lo que te digo no es ficticio, (215)
digno de crédito y cierto es;
si me repito en decirlo,
así subrayo, qué, esto, es.
 
Fíjate en los cactus de mi puerta,
uno por el otro, los dos están; (220)
han sabido bucear la tierra,
han sabido capturar su afán.
 
¡Qué difícil es crecer sin agua!,
así, el cactus, por algo está;
se sumerge en el interior de la tierra: (225)
busca, logra, y guarda su afán.


Han calentado su agua,
mientras la han ido a buscar,
y en su interior, una cera que es pura,
como de babosa de cactus, está. (230)

He dividido mi casa,
en dos partes es que está:
aquella que es todo forma
y aquella en que la forma no está.
 
Como es a un lado, es al otro; (235)
como es arriba, ¿abajo está?
Esta es la lección primera:
saber por la puerta entrar.
 
Igual que el cactus se sumerge,
y en ello, esta puerta, abre; (240)
la cera pura que éste calienta,
al mezclarlo en agua, su espejo, pare.

Como una roca de Onix,
así, éste se ha de ver;
el Sol y la Luna en la entrada, (245)
el Padre y la Madre en su hacer.
 
Que el Padre es el viento vigoroso,
es el aliento, el Espíritu Superior,
es la Fuerza que lleva en el vientre
la Luna, la madre, la encarnación. (250)
 
Y cuando sopla el viento,
el Espíritu se mueve,
sopla siempre por alguna razón,
quiere con la Luna fijarse,
quiere, en la Tierra, transformación. (255)
 
La conjunción del Sol y la Luna,
de mi casa, es la concepción,
si has hallado esta fortuna
sabrás de tu piedra y generación.
 
Que la piedra es el espejo del alma, (260)
pulir la piedra es resplandor,
al espejo, le es limpieza;
reflejo del Cielo, en el interior.
 
Así, como arriba es abajo,
la casa por dentro se unió, (265)
ha alcanzado estar con el Uno,
forma y no forma: unión.
 
Ha comprendido la casa
que se abren puertas y ventanas,
que estas formas son, a la casa, (270)
fundamentales y necesarias.

Mas, ha comprendido también
que en el vacío de sus formas
es que la puerta es ésta
y la ventana, la otra. (275)
 
Esta primera enseñanza,
que es la de la vacuidad,
es la del ojo entrenado
y la puerta se le abrirá.

La casa sabrá el motivo, (280)
así, la puerta abrirá
a aquel que lo mueven dos cosas:
nobleza en el ser y humildad.
 
Porque, la casa sabrá sin mirar
qué es lo que guarda el alma, (285)
el reflejo de su cristal
es siempre el que habla.
 
De esta manera no entra
por el arco de su triunfo:
la vanidad envuelta de engaño, (290)
ni la mentira con disimulos.
 
La Casa de la Esmeralda
es Esmeralda para quien la ve;
jamás la ve el ostentoso,
ni el envidioso, la ve. (295)
Tampoco la ve el presuntuoso,
ni quien se vanagloria, la ve.
La Casa de la Esmeralda es sabia
y sin ojos, así, es que ve.
 
Ve sin ojos, escucha sin oídos, (300)
lo indescifrable aquí está,
es el gran misterio de la Casa
y en tu camino está tu entrar.

Así, digna es el alma sincera,
es la del sabio, a quien mil ojos: (305)
vigilan, controlan y ven,
porque éste supo asir el pomo.
 
El sabio será como un árbol
al que muchos pájaros anidan.
Nidos llenan sus ramas, todas, (310)
pájaros que vienen por comida.
 
¿Querrán hacer al sabio tonto?,
¿querrán su piedra partir?
El Cielo que hay arriba
sabe, al sabio, distinguir. (315)
Así, obstruye a él el paso,
en su viento lo lleva y no porque sí;
Pues el sabio se hizo sabio
puliendo su esmeralda: así.
 
Piedra perfecta está en la Esmeralda, (320)
mi casa la guarda: su fin.
Habrás de fijar a tu cuerpo, tu alma,
así, la vacuidad es que empieza aquí.
 
Pocos entienden esta enseñanza,
mas, muchos dicen que sí. (325)
La vacuidad empieza a entenderse
cuando, el ego se pierde, por fin.
 
Este color Esmeralda
de tu vida es clorofila,
es el licor del oxígeno (330)
nutriendo tu savia arriba.
Lleva el viento del soplo,
y el reflejo de la luz
del vientre de la nodriza;
en tu tierra: tu quietud. (335)
 
Así, tu pules tu piedra
y por mi puerta es que entras;
mas, para entrar y salir
cuando tú veas, tú quieras,
una cosa habrás de hacer primero: (340)
conocer ventanas y puertas.
 
De esta manera, las ventanas,
que un auxilio, a la puerta, son,
te habrán de enseñar primero
la primera lección. (345)

Que fija está la puerta,
que se abre y se cierra,
y las ventanas más se abren
que la propia puerta;
más hacen correr (350)
el soplo que entra,
saber de mis ventanas
es elevar tu conciencia.
 
Y mis ventanas, a tu rostro,
son oídos y ojos, (355)
presta atención a todo,
escucha el silencio, solo.
 
Esta atención atenta
que nace en la meditación,
en concentrarse en lo que te rodea, (360)
en admirar la Creación;
hará que comprendas el Cielo
y lo que hay alrededor:
lo mismo hay arriba y afuera
que abajo y en tu interior. (365)
 
¿Cómo alcanzar esta cosa?
¡Cómo iba a ser!
Cultivando tu carácter,
no lucrativo, tu hacer.

Pues, cuando transciendas el egoísmo (370)
de hacerte un favor del favor del Cielo
habrás avanzado arriba,
como un oxígeno nuevo.

Esta transformación segunda,
que es, del Cielo, la comprensión, (375)
te hará ser como una nube
que llega, en la Tierra, a cualquier rincón.
 
Lleva silencio tu nube,
paz y armonía en su gas,
y cada vez que se respira (380)
se inhala el bienestar.
 
Tendrá tu nube más virtud
que lo que es la Virtud misma;
así, sutil es el gas de tu nube
y a todo, por muy duro, conquista. (385)
 
Pues, todos fuimos hechos como tu nube,
aquella misma que has sabido crear,
es un soplo de vida y ánimo
el amor, dador, lo ha hecho alcanzar.
 
Todos llevan en el vientre, adentro, (390)
en el ombligo del ser, en su sol,
una conexión con su madre en la Tierra,
cordón que es, al Cielo, dador.
 
Así, sabe la cuerda sin nudos,
sin añadidos, lazos, ni sujeción, (395)
atar con su hilo invisible
el Espíritu Santo de su Creación.
Que todos nacemos en el Espíritu,
el agua, al fuego, es,
la transformación que lleva el alma (400)
que nace de nuevo: su renacer.
 
Conectar almas con tu alma,
¿esto que podría ser?
Haber alcanzado las otras
este conocimiento en su ser. (405)

Que todos en nuestro ADN
sabemos bien diferenciar
lo que nos eleva y agrada
y aquello otro que nos echa atrás.

Cuando encontramos una cosa (410)
que no tiene más que una verdad,
por mucho que se quiera torcer ésta,
jamás se podrá ocultar.


Verónica García-Melero
Presentación | El Camino de los 13 lotos | El Libro de la Voluntad |
| El Libro de los Cuentos | El Tao de Sheng |

….las Columnas del Templo.

Dadle del fruto de sus manos, Y alábenla en las puertas sus hechos.

Proverbios 31:31 RVR 1960

Sam:

Antes de seguir con la Pesaj,
dejemos una cosa clara,
mucho llaman mi atención
las columnas de la entrada.

Mucho hemos dicho de ellas,
eso no hay quien lo niegue,
mas, que no quede en el tintero
lo que el dieciocho tiene.

Si no, busquemos significado
en los metros de esos codos:
ocho coma diez a las columnas
que, en longitud, es su todo.

¿Hay alguna razón por la que,
a cosas, pongan nombre?
¿Esto es por casualidad
o alguna verdad se esconde?


Juan:

Ahora que preguntas ésto
es que me acuerdo de Jehovanisí,
el nombre con que Moisés
a su altar llamó, y no porque así.

Que Jehovanisí significa
mucho para este espacio:
vestiduras sagradas de Dios
ese es el significado.



Maestra Sheng:


Ahora que mencionais ésto,
decidme, ¿qué os parece este nombre,
Acacia es que me llamo ahora,
Acacia, ahora, es mi nombre?

¿Creéis que es una estupidez
de esas que usan en clave,
o hay mucho para transcender
cuando de este hablar se sabe?




Juan:


Si me hablas de Acacia...
¡en qué podría pensar!
Ya me dijo que en su embarazo,
cuando esperaba ser mamá,
le dió por ver esta novela...
Acacias treinta y nueve, ¿verdad?



Maestra Sheng:

Umm..justo es mencionarlo
y con ésto de la permutación,
de hacer girar los sentidos,
de hacer girar la intención;
es un noveinta y trés que se lee,
mucho encierra su valor.

Un valor que, para escuelas,
voluntad y amor es,
mas, lo utilizan con mano izquierda
y nada me gusta su quehacer.

Que con poco que lee una,
fácil puede apreciar
que doblegar la intención de otro,
porque sí, a tu voluntad,
de amor a Dios no lleva nada,
por los frutos los conocerás.

Pero, ahora a lo que vamos,
como me has dicho, Juan;
Acacias es esa novela,
que poco tardé yo en tragar.
Que la tensión por los suelos,
y el calor del verano...
recuerdo que me dejaron floja,
capítulos vi muchos...y a diario.

Con todo, ¿qué os parece
decir: mi nombre es Acacia?
¿Qué creéis que es esto
si de la Papisa se trata?


Sam:

No podría ser otra Acacia
que la Sacerdotisa del Templo,
la puerta de la vida abre,
es como un Árbol al cielo.

Puesto que la acacia es un árbol
sagrado en el Egipto, creo,
¿cómo no pensar en la Sibila?
Bet es su letra en hebreo.

De Egipto, no es que sepa mucho
mas, al Árbol, la Acacia es
el Árbol de Osiris y Isis,
árbol de cobijo a dios fue
Es un árbol que por algo está,
así, con esta nota diferente
¿qué hallar en su divinidad?
Es el árbol de la vida y muerte.

Se presenta con una doble intención,
como lo son las columnas a la entrada,
¿vida y muerte es lo que son?
Al menos, así es en la Acacia.


Juan:

Lo que dices se puede ver
cuando hablamos de simbología,
la Sacerdotisa del Templo está
en morir en tu cambio...y renacer en Vida.

Así, en las columnas está,
está intención sagrada
ocho con diez metros que están
por pesar la Vida que hablan.

Ocho es a Chet,
lo que diez es a Yod,
si unimos ambas, entonces,
Jai, la Vida, gestó.

Así, en todo este caminar
que lleva el mirar adentro
se alcanza en la longitud que está
el dieciocho que también cuento.

Y no es que se cuente al sumar
la Chet y la Yod que la Vida llevan,
también es que en metros está
el mismo valor que la Vida pesa.

¡Anda que no está chulo
esto de observar apreciaciones!
Parece una tontería a priori
y luego se vuelven contestaciones.

Y si dieciocho es que lo vemos,
por igual, en la luna a sus pies,
con la luna también vemos
la astrología de esta mujer.

Mas, con Bet también vemos
el agua de la creación,
el conocimiento primero,
el saber, su manifestación.

¿Qué es el dieciocho que vemos
en Jai, en la vida que vela,
tiene sentido aquí el Sar,
el ciclo que la Luna lleva?

Porque dieciocho son los años
en los que vuelven la Luna y la Tierra
a encontrarse en su posición,
así, sus órbitas nos lo revelan.

Que, otra gran curiosidad
que acabamos de ver ahora
es que el agua en la tierra está,
aquí, entonces, es su forma.

Así, ¿podría esto ser
una sincronización de lo que hablamos,
que en el pecho de esta mujer
está lo mismo que hay en sus manos?
“Dadle del fruto de sus manos, Y alábenla en las puertas sus hechos” – Proverbios 31:31, RVR 1960 –
 
Sam:

En fin, que si cogemos los números
y nos ponemos a hacer apreciaciones,
la más simple que veo yo
es la de hablar en números vórtices.

El dieciocho es simétrico,
mas, no solo en su representar,
de arriba a abajo se traza
este número, por igual.

Tiene la curiosidad de que
su descomposición es un nueve:
el doble de la suma vorticial,
dieciocho, también, contiene.

Mas, un espejo se hace entonces
cuando el producto con su número hayamos,
lo que hemos encontrado ahora
en su potencia, al elevarlo,
es el número ochenta y uno,
con la coma, los metros que hablamos.



Maestra Sheng:

Ahora que hacéis cálculos
me he acordado del Camino Óctuple,
ocho son los radios que convergen
en el centro, la Unidad, su nombre.

Este camino del centro
que representa la eternidad,
el principio y final del camino,
el Tao del Cielo, el Te de acá;
se consigue, como en tu arcano,
en la Sibila inmortal.

Que la inmortalidad no es otra cosa
que la misma que está en la Acacia,
despertar del aturdimiento lleva
conocer la Verdad, de Dios, su Gracia.

Y, en Oriente, este camino,
como sabéis, se hace andando,
siendo virtuoso en tu hacer,
bondad inmerecida en elevado grado.

Así, en el Tao, en su evolución, ¿qué es lo que vemos?
Un modelo de conducta para la humanidad y el desapego.
La totalidad universal, la máxima plenitud vemos,
ser inteligentes con los seres, con la naturaleza, con lo que hacemos.

Profundizar en su filosofía, ahora no lo haremos,
mas, la codicia y la ambición, son aquello que deshacemos.
Y, ¡qué bien es que ata
el que no necesita cuerdas!
Nadie puede desatar
lo que, éste, bien aprieta.

Así, al amor, el Tao en su esencia
es libertad en el ser,
amar de verdad, sin correspondencia.

Cuando esto logramos,
cerca estamos de la iluminación,
hemos logrado tal grado
que el apego mudó.

Muta el aferramiento
por el entendimiento, en las cosas;
y mucho hay para Te
cuando la misericordia logras.

Este sentimiento sincero
que nace del alma
es el amor de la Sibila
que en la puerta ella guarda.

Pues, la Vida es el Camino,
y el Camino es la Fe,
la Fe, lleva tenerte:
la misericordia y tu Te.

En fin, que el Camino no es
sino una introspección,
sabiduría de la vida
que encuentra el amor.

Más avanzas, más conoces
que en no apegarte a nada
lo que está es tu mejor dote.

Porque cuando nada ansías
la naturaleza propone
el mayor de los regalos
y tu mesa dispone.

Así, es atar, cuando de verás se sabe,
no necesitaste cuerdas,
y deshacerse, el nudo, no sabe.

Siempre caminará eterno
el nudo de esta unión,
nace de la misericordia
y vive en el corazón.


Así es mirarte adentro
para cualquiera de tus cosas;
si logras conocerte de verás,
vencerás cualquier cosa.
Pues, tu mente hallara quietud,
una paz desmesurada,
se conoce y acepta su inquietud
y su inquietud se vuelve almohada.

Ésta es la vacuidad
que hallamos en todas las cosas,
sería, a cada oruga, ser;
volar su verdadera mariposa.

Y cuando se vuela,
se siente el aire,
se siente, del soplo,
su voluntad;
aquello que pone en tu camino,
será, del Padre, tu felicidad.

Verás que en la libertad del ser
está la mayor atadura,
pues en dejar ser y no imponer
es que está la hermosura.

Y como hermoso es esto,
nada, al Te, es equiparable.
¡Claro que compartirlo a medias,
como sabrás, es mejor que sabe!
“Aquel que sabe atar no necesita cuerdas y sin embargo, nadie puede desatar lo que él ha unido” – Lao-Tsé – .
  Sam:


Acabo de acordarme de aquello que dijo Jung,
el alumno que fue de Freud, y mucho en Oriente halló;
en su búsqueda de conocimientos, de rayar con lo arcano,
en su encuentro encontró material de éste..."estereotipado".

Mas, como dice este término, mejor no lo usemos,
no es atajo a las representaciones que en el ser todos hacemos.
Que los arquetipos, todos, son de ayer, hoy y mañana,
si aceptas lo que te somete, transformarás en alegría tus ramas.



Juan:

Oye, no os pongáis demasiado filosóficas...
que estabamos en el Camino Óctuple
y ya está volando la mariposa.

Antes de iros por las ramas,
mejor lleguemos a la raíz,
¿qué es 10 y 8, entonces,
al mundo Oriental, en sí?



Mestra Sheng:

Diez y ocho, si los sumamos,
hemos visto ya lo que es,
dieciocho es, a la Sibila,
la Luna a los pies.

Y, siendo la Luna
a la mujer, su vientre,
es la vasija del agua,
conocimiento deviene.

El Ciclo Sar, hemos visto,
y aquí viene una conexión,
si los números los unimos,
mas no en adición,
lo que encontramos es otra cosa:
ciento ocho es que son.

Este número empieza
con la Luna, como verás,
ciento ocho son los pasos
que desde ésta, tu darás,
para alcanzar al Sol andando,
y en cada huella los hallarás.

Cada uno de estos pasos,
son, en el Budismo, culminación,
fuerza y benevolencia de la Verdad,
aquella que ocultarse, no,
no puede hacer ésta,
como tampoco la Luna y el Sol.

Estos ciento ocho pasos
son, de Buda, su caminar,
su transito por la Tierra,
su número, en veces, reencarnar.
Son, entonces, los Budas que se esperan,
llamémoslos en cualquiera de las tres maneras.

Ciento ocho son los pasos de la ascensión,
aquellos mismos que en peldaños, a su escaleras, son.
Son las cuentas del rosario, el que usan en canción:
en sus mantras, en sus cantos y también en oración.

Así, todo se salpica
de este número sagrado,
desde el número de cuentas
hasta el número de peldaños.

Templos importantes
se disponen en el mismo número,
la lóngitud del Río Ganges,
es, de sus grados, producto.

Que su longitud y latitud
están por alguna cosa,
delimitar con exactitud
la divinidad por sí sola.

Mas, si ésto parece poco
y resulta un tanto coincidente,
lo importante de los peldaños,
lo que en el rosario siempre se cuente,
no es otra cosa que los canales
que en el chakra corazón convergen.

Ciento ocho son las energías
que se canalizan hacia el corazón,
ciento ocho son los pasos,
las bendiciones de la Creación.

Así, es que se nutre,
por igual, está cultura,
de eliminar el número cero
cuando vorticial es su cintura.

De esta manera hallamos
en la primera adición
el número dieciocho
y, por igual, es ascensión.

Importante son los pasos,
las pruebas que ha de pasar el Monje,
dieciocho son éstas
y en superarlas está su dote.

Así, aquel Monje Saholín
que ha superado estas pruebas
puede, del folklore Oriental,
escribir y dejar su huella.

 

Sam:

Mucho es que transciende,
en verdad, este número:
la mayoría de edad,
el servicio militar y sumo...

La repetición del eclipse,
las cosas que Odín sabía,
alianzas secretas, también,
y ciertos ritos en masonería.

También son las rosas
que lleva la Virgen María,
de las dieciocho, lleva en los pies,
dos rosas, el alma mía.

Son los años para casarse,
en el Talmud, como se decía;
licencia para conducir son,
son los dieciocho monos que decía.

Y, volviendo a los Monjes Shaolín,
con los dieciocho monos por pruebas,
la disposición, diferente es,
mas, el tres, seis y nueve se aprueba.

Que ya que nos hemos puesto
a hablar del Oriente,
tres, seis y nueve son,
para el Taijitu, la lente.

Lente del Universo es,
y de todo lo que transforma,
el Tao del Cielo es del Cielo
y en la Tierra adquiere su forma.

Misterioso es en física,
con Tesla nos viene dicho,
energía, vibración, y luz,...
¿podría ser hasta el sonido?

Conocer los misterios del tres,
son conocer los del seis y el nueve,
todo por ellos transitará
de manera neutral, asi se mueve.


Vacuidad que nace
en el desapego,
lleva este ritmo
el alejarse del ego.


Es el movimiento perfecto,
matemática sagrada es su horma,
coge dos dimensiones, entonces,
y una espiral es que se forma.

Así es la ascensión
en el Espíritu de la persona,
cada paso que das arriba,
más te elevea y evoluciona.

Te hace girar por igual,
te hace poner grandes pruebas,
en tu verdadero entendimiento
está la sabiduría entera.

Abre la puerta en el uno
y quédate en su dos,
así, habrás alcanzado
la grandeza que vive en Dios.

Y, si ahora me pongo hebrea,
y la puerta, Dalet, es cuatro,
de ponerme en el uno,
catorce veo en trazado.

De pasar ahora al dos,
es que veo, entre otras cosas,
en trazado cuarenta y dos,
¿no es toda la casa, toda?

¿Sería entonces verdad
que se cumple en profecía
que a su Casa es que vendrá,
a la Colmena de la Vida,
la Vida misma del Verbo?,
¿en David vive la Vida?

¡Qué el Señor establezca
el trono de David
y su trono para siempre,
ésto es Jaquin;
y entonces en la fortaleza
- lo que es Boaz aquí -,
del Señor, la fortaleza,
se regocijará el rey, así!

 

Sam:

¡Qué fascinante es
todo esto que se cuenta
en número árabe, entonces,
y en hebreo se pesa!

Claro me ha quedado
que muy diferente es
una filosofía para la vida
y creer en tu Dios y fe.

Que vivir para la armonía
y para el desarrollo del ser,
es la evolución que se espera
al caminar hacia el punto G.


Juan:

¡Cómo estás, Sam, querida!
¿En qué estás pensando?
El punto es el Omega,
el punto hacia el que vamos.

Ésto da para la Noosfera
y el propósito de la humanidad,
tiempo habrá para ésto
ahora..¡a hilar!

Maestra Sheng, había preguntado
por aquello de la Acacia,
ahora que lo recuerdo bien
mucha Acacia hay en la Palabra.



Maestra Sheng:

Me alegra, Juan, querido,
que me hables de ésto,
quería ver si recuerdas
la Acacia del pueblo hebreo.

Mas, antes de hablar de Acacias,
ya que en sí es un Árbol,
entretanto vienen todos,
de La Voluntad, leamos
los dos capítulos siguientes
que nos harán comprender
mucho de lo que se ha dicho
y de lo que en la Palabra se lee.



Sam:

A mí me parece perfecto,
por cierto, ¿qué hora es?


Juan:

Si mi reloj no me falla,
las 13:13 son,
es tiempo para la Vida,
el Amor y la Unión.


Ming:


¡Ai!, ¡dejaos de leer!,
Dishi y Hao querrán saberlo,
y por supuesto yo...
esperad a que vengan ellos.

Tiempo es ahora para hablar,
para hacer algo con el tiempo,
tomemos algo fresquito...
un té helado, yo quiero.

¡Ai!, ¡fijaos ahí!
¿cómo, esto, decir?
Escuchad bien por la ventana,
tú, Sheng, ven aquí...
¿será eso un Sahasrara? ..... 464 (8221)

Verónica García-Melero
Loto V. El lot de Sam “la tarotista”: las Columnas del Templo.
Sigue caminando….
Presentación | El Camino de los 13 lotos | El Libro de la Voluntad |
| El Libro de los Cuentos | El Tao de Sheng |

….el Perfeccionamiento.

El pueblo utiliza los ojos y las orejas para ver y escuchar al sabio y éste lo trata como un niño.

Fragmento del Epigrama XLIX, Libro II, El Te, del Tao te King, Lao-Tsé

Sam:

Ahora que nos ponemos,
otra vez, a reflexionar
sobre los simbolos que vemos
en la Papisa Real,
hay una cosa que he visto
y no la quisiera pasar;
es sobre geometria sagrada
que encierra el Daat.

Si en Daat es que colocan
a la Sacerdotisa del tarot,
vemos que, como número,
lleva consigo el dos;
también hemos pesado
cómo el uno la hace:
uno y uno que hacen dos,
uno y dos, a sus pies yace.

Mas, también es un cinco,
es su tiara papal,
al sacerdote, al papa,
su opuesto será.

No solo es que sea su opuesto,
implica sus dimensiones:
conocer de los secretos,
del mando, poder y direcciones.

Comprende, así, la conjunción
de lo dual y lo ternario,
vacuidad que el dos vemos
en el tres logra tal grado.

Mas, muchas mas cosas son
las que veo en el arcano,
que cinco elementos son
lo que es Torá a sus manos,
ascender por la escalera arriba
es cuidar el templo anciano.


Maestra Sheng:

Mucho se podría decir
si solo números cogemos,
el trece se ha visto aquí:
el cambio y el amor, veo.

Sería una transformación
la que contempla esta carta,
cuidarte en tu vida lleva
construir el templo que guarda.


Juan:
Pues ahora que esto apreciáis,
también yo podría ver,
que ahora vendría el veintiuno,
¿qué, ésto, podría ser?
¿No es la transformación completa
la que se espera del ser?
Saca, Sam, por favor la carta,
que la vea por encima, ¿a ver?

Así es que, este arcano
viene con una corona,
no se de que hierba será,
pero de laurel pude ser toda.

Sería como el logro completo,
así es que viene en un aro,
o corona para transcender
por la puerta y su arco.

Total, que sería un circulo
y comprende lo completo,
la desnudez lleva en su interior
lleva deshacerte del cuento.

Sería la culminación,
la realización personal,
haber alcanzado la meta,
sentir la felicidad.

Sin embargo, si me cuestiono
por la serie de Fibonacci,
hemos visto el uno y el dos,
el tres, el cinco y ¿qué mas hay?
El trece del amor y cambio,
el veintiuno que lo transciende,
entonces me falta uno,
el que nos suma el trece.



Maestra Sheng:

Aquí si que me sorprende
el conocimiento que aplica el sistema,
no es de extrañar que religión
y palabra en el tarot se lean.

No me parece apropiado
decir que, Cábala, es ésto,
que lo sumen al Árbol de la Vida,
el arcano no es tan viejo.

Pero, a lo que íbamos,
a hilar lo que vemos,
si el ocho es que falta,
a las columnas miremos.

Si éstas son trazadas
a lado y lado, que son dos;
una que queda a la derecha,
la misericordia, Jaquín, Yod.
A la zquierda queda la segunda
que no es otra sino Boaz,
comprende la letra Bet,
y a la justicia representará.

Mas, aquello que la une
a nuestra matemática sagrada
lo encontramos leyendo todos
la palabra sagrada.

En primero de Reyes se lee
lo que es la construcción del templo,
la descripción que se hace de todo,
Hiram Ariff estuvo en ello.
Mas, antes de Hiran Ariff,
vayamos a lo que vamos,
el trazado de cada una
es dieciocho codos de alto.

No es de extrañar aquí
que a los pies tenga una Luna,
si para el arcano, en números,
esa es su fortuna.

Mas, lo importante de la medida
en metros se puede ver,
cada uno de estas columnas,
8,10 en metros es.

No es que solo el ocho veamos,
¿qué hacemos con el 10?,
La justicia es el ocho,
y Yod, ¿no es diez?
Desde luego que todo lo tejen
cuando han dibujado estar cartas,
mas que usarlas en adivinación
cuenta, la Torá, la baraja.

Secretos que encierra la palabra
y la Cábala revela,
mas, prohibido y bien está,
hacer adivinación con ella.

Con todo, sigamos ahora
con la descripción de la palabra,
en Primera de Reyes, siete,
la descripción, así, se haya.
Nos dice que en la decoración
trazaron dos cadenas,
de doscientos metros de largo
y atadas a cada una de ellas.
Las decoran con granadas,
como las que aquí vemos;
importante es la granada
para el Judaísmo, creo.

Pues, la granada contempla,
como símbolo, mucho,
613 granos tiene
de promedio este fruto.
¿Cuántas son las leyes
en el judaismo, si sumo?
613 granos que son,
a la Halajá, todo el zumo.

Por igual, es la granada
de los siete frutos elegidos
que Dios consagra para todos
y cada uno de sus hijos.
Importante es también
considerar en la granada
que es el fruto de la unión
para hermanos y hermanas.



Sam:
¡Qué fascinante es ésto!,
ver en el tarot,
conocimiento sagrado y mucho
para hacer su creación.
Estoy intrigada todavia
por aquello de las cadenas,
dices que doscientos metros
tienen cada una de ellas.

¿Qué crees que representa
éste número concreto?
¿Qué es Jaquín y Boaz,
ahora, a todo esto?

    Maestra Sheng:

Diferentes son los métodos
de medir en la Cábala,
uno simple y sencillo
es pesar la palabra.
El hebreo es especial,
no contiene vocales,
mas, cada letra es que pesa
en números y vorticiales.
Comprende las matemáticas
cuantitativas y cualitativas;
Rodín avanzó en ésto,
ahora es una movida.

De representar en números,
cada uno de los doscientos,
la letra hebrea que lo pesa
es la letra Resh, cielo.
En su representar ascentral,
aquel que viene de antaño,
el doscientos, que es Resh,
es cabeza al cuerpo humano.
Así, por cabeza, al contar,
cuando contamos cabezas,
¿qué es lo que contamos, entonces?
Personas, con cada una de ellas.

De esta manera se disponen,
cada una de las cadenas,
hacía adentro del centro,
hacía dentro es que cercan.
Sentido tiene ahora
ver que ésta es su disposición,
como así leemos todos
en 1Reyes 7: 15 -22.

El templo es la casa,
y en esta misma representación
es que simboliza la letra que vemos,
en la Sacerdotisa, su dos.
La letra Bet contempla
el mirar hacia adentro,
no es que se haye fuera ella,
te recuerda tu propio cuerpo.
Así, el templó está
en cada una de las personas,
rodear con cadenas será
transformar tu persona.

Así, una está por otra,
¿qué podría, ésto, ser?
Yod, Jaquín, la misericordia:
el Él establecerá en el ser:
Bet, Boaz, la justicia,
la fortaleza que está en Él.
Este Él del que hablamos
no es otro sino Dios,
pero a lo igual es cultivarlo
con mimo y cariño en el interior.

Éste sería el templo,
cuidar y mimar tu cuerpo,
mas, no solo es carne, entonces,
todo lo que con Resh vemos.
Es cuidar la persona,
y también su mente,
es cuidar el espíritu;
así, todo ésto tiene.

En edificar tu templo,
en tu cuidado está,
entrar por la puerta
del adentro mirar.
Comprende las dos cosas
que lo edifican, Sam y Juan:
ser justos y misericordiosos,
ser fieles a Dios,
así es que alcanzamos
a ser como nos creó.


Sam:

Aún me faltan los nombres,
¿por qué están bautizadas
las columnas que aquí vemos
a cada lado de la entrada?


Maestra Sheng:

De seguir con la Cábala y
con el sentido de su método,
mucho hay en la confrontación
de las columnas que vemos.

Si bien es que esto son,
lo que justo ahora hemos dicho,
son la dualidad de las cosas,
así es que todo vivimos.

Necesitamos de conocer ambas
para poder progresar
el sentido de la justicia,
y desarrollar nuestra bondad.

Más avanzas, más es que creces,
así, al sentido figurado,
doblegarlas es que puedes,
¿cuál será el grado?

Si giramos hacia dentro,
una de las Resh,
la que ha de cesar por otra
para crear el juicio de Él,
siempre encontramos una cosa
¿doscientos y doscientos, qué es?
Si es que suman cuatrocientos
en el inclinarte se ve,
tu avance y tu progreso,
en tu verdad se lee.

Así, dibujan otra letra,
trazado de Tav es,
sería, al griego, la omega;
el aprendizaje en sí es.


Juan:

También es que representa,
si consideramos lo ya dicho,
que el conocimiento lleva con ella,
lleva el pacto divino.

Así, lleva en el centro,
la señal, el pacto,
lleva la verdad con ella
y en su cruz, lo cifrado.

Ésto da para hablar
mucho de Jesucristo,
la cruz simboliza mucho,
de la casa de David vino.
Incluso podemos hablar de patriarcas,
de lo que heredadorn en sus dichos,
aquello que testamentaron
y en apócrifo quedó el dicho.



Sam:

Ahora que lo mencionas,
también sucede con Jesucristo,
Él nos habló de nuestro templo,
en el interior, el Reino vivo.
Lo habló con parábolas,
con su saber judío;
¿Cómo es que es apócrifo
lo que con Tomás nos vino?



Maestra Sheng:

Por igual diríamos de Enoc,
con el nos viene un nuevo Libro,
el Libro de la Vida hereda,
¿quién irá al paraíso?

Es extraño que en el mundo
religiones se edifiquen en otras,
quiten, pongan o renieguen
lo que las palabras forman.

Total, como siempre digo,
se puede hacer el camino,
con el vivir oriental que hacemos,
haciendo nuestro Tao, amigos.
Ni es doctrina, ni religión,
y mucho menos, un dogma,
es conocimiento para la reflexión
y en tu vivir, lo domas.
Mucho hay de Jesucristo
en este mismo camino;
así es que, vino Él
a traer algo distinto.

Por el momento creo que es suficiente
apreciar como el tarot,
compila símbolos y conocimeinto
pero no es para la superación.
Que es un método vetusto,
pero no es tan arcano,
que utilizan para códigos,
y encriptar lo charlado.

Para nada es que sirve
como método espiritual,
si bien nos advierte Dios
de alejarnos del adivinar.

Así, ¿qué hemos hecho?
Hemos aplicado, entre otras cosas,
el sentido común a lo que vemos,
y el símbolo de las cosas.

Mas, siendo su vínculo judío,
la palabra aquí es que vemos,
que veamos la palabra, hijos,
no es significado de credo.

Justo ha llegado la hora,
de alcanzar el almuerzo;
Jaquín y Boaz son dos nombres
que profetizan con su credo;
hablemos de la Pesaj ahora,
y por qué esos nombres del Cielo.
Hablemos de la casa de David,
y del Mesias y de la Verdad, quiero. 344 (7752)


Verónica García-Melero
Sigue caminando….
Presentación | El Camino de los 13 lotos | El Libro de la Voluntad |
| El Libro de los Cuentos | El Tao de Sheng |

….OM y Bet.

“Om Mani Padme Hum“

La joya del loto

Sam:


Cuando hablamos de dualidad,
hablamos de un continuo;
algo que en su devenir,
opuesto traerá, fijo.


Aquí creo que hay una enseñanza,
¿estará tal vez en la vacuidad?
Porque vacuidad,
no es que halla nada,
ya hemos visto que será.


Vendría a ser como el karma,
tejido de causa que efecto traerá.
Vendría a ser el complemento,
aquello que existe porque el otro está.


Así, se desvanece al apreciar ésto
el concepto de aquello que es dual.
Uno se necesita a otro,
la forma de uno,
vacío a otro será.
El no ser
es ser en su forma;
el vacío del no ser,
su forma será.


En fin, que parece complicado,
pero fácil es de apreciar, Juan;
que la tolerancia y acercarte a otros
descansa mucho en la bondad.
Descansa en la misericordia,
la compasión: su piedad;
por igual, lo hace la paciencia,
fruto dulce a tu boca traerá.


Este avivar el espíritu,
esta manera de caminar,
es gestionar las emociones,
ser amable y generosidad.


En la conducta empieza lo noble,
empieza, aquí, la humanidad,
y te ayuda a subir arriba,
a elevarte: espiritualidad.
Así, en la conducta,
es donde empieza la virtud,
aquí empiezas a ser humano,
aquí empieza la gratitud.


De esta manera es que vemos
que la vacuidad del Zen
no es negar que haya opuestos,
es abstraer el ritmo del ser.



Juan:


Me encanta cómo te explicas,
eres como la Sibila, Bet.
Sam y Bet son la misma cosa,
Sam, su nombre es dios, es;
la letra hebrea de la que hablamos,
igual nos dice que es Bet.

¿Cómo podría decir yo ésto?
Reflexionemos sobre su letra,
mucho hay de sanscrito dicho
en lo que el hebreo aquí pesa.

Así, de coger el Om,
el mantra más sagrado y vivo,
es el origen de la creación,
y también es su sonido.
Es el Señor de las Aguas,
aquel que es su principio,
es quien se mueve por ellas,
¿y qué simboliza? Lo divino.

Es en el Universo,
la Realidad Superior;
Brahman, de quien hablo,
verdad eterna y bendición.

También es infinito,
también es asexual,
es penetrante y no cambia,
y todo cambio traerá.

Esto podría ser la inmanencia,
solo es así la eternidad,
es lo que Ain Sof llaman,
y su shefa lo revelará.

Siendo el sonido primero,
el sonido primordial,
comprende en un instante de tiempo
a toda la realidad.




Maestra Sheng:


Está en aquello que hemos dicho,
también está en la vacuidad,
se es uno y en su vacío
forma al dos es que hará:
ser el uno dos veces,
así empieza lo universal.
Así, el vacio de la forma,
su forma a Bet traerá,
en apariencia es doble,
parece ser la dualidad.
Pero parecer no es ser,
es una imagen,
así, es que está en Daath,
alcanzar ser con el Uno
lo que en realidad es su verdad.


Así, Dios son ambas cosas,
a su imagen es que somos hechos,
no es masculino y femenino,
aquí se confunden los sexos.
Pues no hay sexos, ya no existen,
del ser es su integridad;
se es asexual como el Principio,
el uno y el dos es su verdad.

Integrar en tu ser comprende
alcanzar este conocimiento,
macho y hembra fuimos hechos
a su imagen, el entendimiento.

Esto no quita para nada
que nos diferencien los sexos,
mas, transciende el ser y todo cambia,
se funde, así, con el Universo.

Si buscaramos información,
especialmente del Padre Nuestro,
el antiguo, el que Jesús dijo,
el que escrito está en arameo,
se refiere a Abba, ¿como Padre?,
como Padre-Madre dice el texo.

Y si solo cogemos la palabra,
alef-bet, bet-alef habla;
columnas de arriba y abajo,
unidas al ser, por su estaca.
Trazadas están a la derecha,
camino recto es del que hablan,
la misericordia es, a las virtudes,
la mayor y grande abundancia.

De arriba es que nos viene,
del Ain Sof, su agua:
oxígeno que es masculino,
en hidrógeno, femenino, es agua.

Lo primero es una semilla,
que a Bet, cuando ves, dilata;
mas, despúes es que viene,
lo que contiene el agua.

Si considerara la alegoría,
el buscar en las palabras,
de ser Mem alguna cosa,
se sabe, entonces, qué es agua.

El agua es algo divino,
en su heredad es que se espera,
que Bet, la reina madre,
se haga de la corona de ella.

Hablar de alef, es hablar de mucho,
el Yo y tu yo y la espera,
es inclinarte en el camino,
así, el agua se precia.

Porque en la bondad del ser
está la mayor de las cosas;
es acercarte a ser como Él
y alcanzar con el Uno, la gloria.


Gran misticismo hay en ésto,
que no lo llamen oculto,
que el conocimiento espiritual,
si bien es que es de otro mundo,
para el mundo es que está
y aquí empieza lo fecundo.


La abundancia del ser
en sus virtudes empieza,
en ser humilde y honesto,
en hablar la verdad: su grandeza.

La religión nos habla de ésto
como el mayor de los tesoros,
ser así te traerá,
el mayor de los oros.
Fuerza, templanza te traerá,
belleza y justicia, comprenden,
así es la inmortalidad en Él,
pocos se ve que esto entienden.


Por igual, está el desagradar a Dios
lo que sería también tu karma,
si mentira hay en tu voz,
soberbia, y mucha, agazadapa.

Vicios que son al alma,
y de los que más detesta Padre-Madre;
acercarte a la virtud vendrá
tu mano diestra, tu padre-madre.
Que diestra es la misericordia,
también de ella habló Jesús,
devuelve la otra mejilla,
de Dios, ésto, su gratitud.
  Sam:


Antes de seguir con ésto,
no me quisiera olvidar
de la propia grafía de Om,
y su sonido universal.
Cuando lo trazamos vemos
por igual, a la letra Bet,
el espermatozoide que es uno,
en hebreo, Nun, también;
y la vasija que lo contiene,
el clavo fijado a tu pared.
Entonces, ¿qué contiene?


Contiene a la Creación,
el uno y uno que hacen vasija,
el uno y la vasija, la Unión.


Contiene a los dos principios
que contiene la vida,
oxígeno para vivir,
hidrógeno para fluir vida.


Así, en Bet está,
la madre de todas las cosas,
el vientre, que es vasija,
y todas ellas las forma.
Y, ¿cómo se forma ésto?
¡Cómo se podría formar!,
¿no es abundante el vientre
de aquella que es mamá?
Así en su abundancia,
Jasadim está,
ésta es la misericordia,
devoción y fe serán.


Maestra Sehg:


¡Cómo me alegra vuestro pensamiento!,
¡anda que no hilais bien!
Acabo de acordarme
que algó habrá escrito de Bet
en el libro de la Voluntad,
pues, voluntad es Bet.
También hay algún pasaje
de lo que el alef-bet es,
la importancia de las emociones,
el árbol de la vida, también.
Claro que también hay otro árbol,
ese el el de un cuento,
¿lo llevas Juan, contigo,
has leído los que tengo?



Juan:


Alguno que otro he leído,
cuando tengo momento;
al principio del Camino
me regaló, para cuentos,
el libro que así se llama,
el Libro de los Cuentos.


Maestra Sheng:

Ahora me gustaría,
para concluir esta observación,
que busquemos simbología
que expresa este cartón.
Lleno está de imágenes,
la Cábala para mí, ésto no es, no;
más lleva de sociedad secreta,
que de lo que es Ain Sof.
Mas, nadie puede negar
que utilizan conocimiento
de la palabra abrahámica...
Pongámosle, ahora, verso. ............241 (7407)

Verónica García-Melero
Loto V. El loto de Sam “la Sacerdotisa”: Om y Bet.
Sigue caminando….
Presentación | El Camino de los 13 lotos | El Libro de la Voluntad |
| El Libro de los Cuentos | El Tao de Sheng |

….la Vacuidad de Bet.

El que se conoce a sí mismo tiene clarividencia.

Lao-Tsé

Juan:


Antes de seguir con la dinámica
de lo que explica, en Bet, la Cábala;
de lo que pudiera hacer ver Occidente,
sociedad secreta y palabra abrahámica;
importante es para reflexionar
la mayor de sus transcendencias:
en la puerta está la madre,
¿está a tú entrar o salió de ella?,
¿será que la Sibila está
para hacerte ver en ella?
¿Es la sibila la forma
que de el vacio es,
y a la vez es el vacio
que en su forma es?,
¿es el ser de una cosa
que no se opone a su no ser?,
¿son entonces la misma cosa?
¿será esto tela a sus pies?


Porque son la misma cosa,
el ser y el no ser;
a veces no vemos esta cosa,
en la carancia se puede ver.
Cuando en algo sobresalimos
pronto se puede aqui ver,
un ejemplo que ejemplifica
la forma del vacío
que vacio forma y es.


En el sobresalir hay una forma
para el vacio del no ser,
no siendo esta forma,
su vacío entonces es
el anhelo por esta forma,
competitividad es lo que es.


Así, son la misma cosa,
se es y no se es,
¿necesita el sobresalir de algo?,
¿cuál es el ago de sobresalir?
así, se traspasa una frontera,
y la misma hace su salir.
Así, hablamos de una red dinámica
que en la vacuidad está;
explica y articula la vida
y cada ciclo te traerá.


Un destello condiciona a otro,
oscuridad hay en el brillar,
el resplandecer sería deshacerte de algo,
en deshacerte del ego es que está.


Ese algo que trae este dilema
en el ego se puede ver;
cuanto más es que lo vences,
más luz es que se ve.
Cuando hemos complementado ésto,
la forma es vacío y el vacío forma es;
habremos visto enseguida
que el dilema: carencia es.
Percepción que nos trae a la mente
la insuficiencia de algo que no se es;
no te esfuerces tras el viento,
esfuérzate solo por él.


Así verás que en ser más fuerte,
en ser mejor de lo que se es,
más es que vences tu ego
y en la abundancia esto se ve.


Entonces, ¿qué vemos ahora?
Ahora, lo que se ve,
es que en esta red de eventos,
en esforzarse está la fe.
La fe está en el movimiento,
así se escapa del no ser,
nada tiene que ver con la nada,
ni con vacío, ésto no es.


Así, el deshacerte del ego,
entre otras cosas, traerá:
pura potencia a tu vida,
fortaleza y voluntad.


Si no compites con nada,
jamás es que pierdes algo.
Tampoco es que lo ganas,
así, siempre ganas algo.
Al menos el crecimiento,
alejado del egoísmo:
¿si me viene algún genio,
lo apedreo por ser distinto?
¿Le amedranto en su vivir,
le apago el espíritu,
solo por que su mente traspasa
lo que a mi me hacía distinto?


Fácil es ver aquí
que mucho hay de soberbia,
hacerse para sí
con vista; ésto te traerá guerra.
Ésto, ¿qué te traerá?
Te traerá mucha pena,
el de ser a la forma el vacío,
ésta será tu guerra.

El deshacerte de muchos anhelos
está en no competir,
en apreciar la vida con otras lentes
está en mejor vivir.
Está en vivir felices,
está en ser agradecidos,
está en querernos mucho,
en cada uno de los sentidos.


Así te quieres,
así es que subes,
por el árbol de esta vida,
así, a la puerta está,
delante de la vida,
la Sacerdotisa del templo,
la madre, la Sibila;
aquella que te concibe,
es concebirte a tu yo, primero;
mucho hay, para lograr ésto,
en deshacerte de tu ego.


Así es el amor de madre,
así es que es en la Sibila;
incondicional es quererte,
en la misericordia estriba.
Mucho de esto hemos dicho,
no quisiera olvidarme,
que importante es el anhelo:
el imposible, el desesperante;
para avanzar por el camino,
con su aprendizaje, liberalizarte.


Sam:
Umm..algo de Budismo veo,
hasta me atrevería decir Zen;
más imortante se hace ahora
recordar por nuestro bien,
que en esto hay mucho de nuestra letra,
de la que describimos, Bet.


Esta manera que describes
para hacerte de la luz,
la que llaman shefa en hebreo,
la abundancia, su virtud;
es que se gana en esta forma:
en el acercamiento, en la quietud.

No es de extrañar que ambas formas,
la Cábala y el Zen,
sean dos ejemplos metafísicos
de caminar, más bien.


En aprender está liberarnos,
en el conocimiento se ve,
saber es que te abre los ojos,
en la ceguera también se ve:
que mucho de lo que ésta lleva
es ignorancia en su ser
de aquello que la evoluciona
y en la conducta se ve.
Esta manera de la que hablas
en el acercamiento crea
la solidaridad con el otro
que la empatía te deja.


Así, más escuchamos:
más nos olvidamos de nosotros,
más atentos a todo estamos
más se nos abren los ojos.
Que prestar atención es a la persona,
lo que a dedicarle es tu tiempo,
en el amor incondicional empieza,
y empieza por tí el contento.


Inclínate a escuchar,
incínate a escuchar a otro,
subirás árbol arriba,
te llenarás de luz, todo.
Misericordiosa, esta acción es;
empieza en el amor contigo,
así es que, das para todo aquel,
lo que tu corazón lleva consigo.
  Maestra Sheng:

Que bonitas vuestras reflexiones
para hablar de nuestro camino,
desarrollo espiritual es,
a evolucionar, todos vinimos.
No vinimos a ser santos,
ese no es nuestro destino,
mas venimos siempre a Tierra
a mejorar lo que fuimos.

Hablar en pasado no estriba
considerar ahora la reencarnación,
no se conoce con certeza,
mas, Jesús se reencarnó.
Otros hablan con certeza,
estamos por la reencarnación;
lo importante es ahora
hablar de lo que nos pasó.


Nuestro pasado inmediato
fruto es de nuestra elecciones,
nadie puede escapar de un salto
de lo que llevan sus decisiones.


Mas, en este elegir caminos,
cruces que nos vienen al paso,
se nos pasa lo que nos viene encima,
sea bueno o malo el paso.


Así, al hablar en pasado,
mejorar lo que fuimos,
es ser inteligentes con todo
lo que nuestra experiencia hizo.
Venimos entonces a reciclarnos
en cada paso de nuestro camino,
unos lo andan de una manera
otros lo andan distinto.
Mas, a todos nos es huella
aquello que nos deja dicho
el sufrimiento con el que nos encontramos,
sabiduría es para nuestro sino.

Así, en esta letra hebrea está,
la que porta la Sacerdotisa,
el pararnos y reflexionar,
mirar adentro, más que arriba.
Mirar adentro está en Bet.
Está en seguir nuestra guia,
nuestra intuición podría ser,
el sexto sentido de la Sibila.
De creer en Dios, con Bet irás
buscando al Dios del infinito,
ascendiendo por el árbol arriba,
abrazando lo que, tu fe, cifra.


Mas, si no crees en Dios,
y lo haces tan solo en tí mismo,
por igual su meditación está
en abrazar tu inspiración, hijo.

En fin, ¡cómo te diría!,
me encantaría que creyeras en Dios,
buscarlo será, de entre todas,
la mejor de tu decisión.

Claro que hay para mucho rato
cuando te pones a entender qué es ésto,
¿qué podría decirte yo,
si apenas se nada, ahora lo aprendo.


Me inspiró algo que encontré
cuando, Juan, eras muy tierno,
fueron los poderes de Dios
y todavía no he salido de ésto.


Algo curiosa soy,
mas, también mi escepticismo,
no digo que sea de rehusar,
más, indago lo que para mí afirmo.
En fin, que de la Cábala
se puede ir hablando por el camino,
de todo aquello que descubra
y de lo que me revela mi instinto.
Complejo se hace abstraer
que es para un plano distinto,
está para subir arriba,
para elevarte por el camino.


Espiritual, es sobre todo,
siempre ese será el sentido,
así apartas con simpleza
aquello que no es su sino.
Y, por más que una mira,
y aprende cosas diferentes,
en buscar a Dios está
todo aquello que se aprehende.


Ahora, con la filosofía,
con la cultura, con el arte,
con las corrientes de pensamiento,
con aquello que más te atrae,
con el símbolo de las cosas,
con lo que portan al revelarte,
con echar la mirada a un lado
y a otro, para enterarte;
es que interpretas estos signos
conocimiento de un mundo aparte. .......262 (7167)

Verónica García-Melero
Sigue caminando….
Presentación | El Camino de los 13 lotos | El Libro de la Voluntad |
| El Libro de los Cuentos | El Tao de Sheng |