Etiqueta: Holanda

El autónomo de Europa: ¿es tan ventajoso como lo pintan?

«Cuida de los pequeños gastos; un pequeño agujero hunde un barco»– Benjamin Franklin -.

Hace casi cinco años desde que Xirau Manuel publicó en FORBES un conocido artículo: ¿Cuánto cuesta ser autónomo en Europa? Se convirtió rápidamente en una noticia viral, salpicando de infografías, artículos, vídeos y esquematizaciones, tanto prensa, como internet. Desde luego que es inestimable el peso que ejerce en la opinión pública esta famosa revista económica.

Desde este artículo, FORBES hizo un repaso a la situación de autónomos en Europa. Para este fin, nos acercó datos que, de manera «simbólica», vienen a representar cada uno de los regímenes. En adición, puntuó cada uno de los mismos, aunque sin especificar muy claramente los criterios.

Esta información tan selectiva termina opacando las características de cada régimen y país, con lo que terminamos preguntándonos ¿qué verdad esconde la aplicación de cada régimen de autónomos? Porque, esta noticia, más bien destaca las ventajas que, a cada régimen, brindan sus características. Es como si nos hubieran vendido exclusivamente las virtudes de un producto, el aspecto positivo y de valor. Como…la ausencia de cuota en Francia el primer año, o la cuota mensual en Reino Unido de 13 a 58 euros mensuales. Sin embargo, desde estas peculiaridades que configuran cada uno de los regímenes, no termina de entenderse completamente su funcionalidad y características. No termina de entenderse su verdadero alcance.

Con objeto de hacer observable el «coste de ser autónomo en Europa», resulta interesante escanear alguna de las fuentes que ofrecen información al respecto y sintetizarla como sigue: considerando aquella que se presenta crucial para la comprensión y valoración del alcance económico y de responsabilidad social y laboral de cada uno de los regímenes propuestos.

A) francia

Empecemos con Francia, el país al que FORBES otorga mayor puntuación. Con respecto a su régimen, después de haber analizado la información de distintos artículos periodísticos e infografías, hemos terminado por recuperar la información de COCEF, la Cámara Oficial de Comercio de España en Francia. Especialmente, porque hemos encontrado información difusa y que se contradice.

En el informe «Guía del Emprendedor» de 2014, COCEF, para el Regímen del Trabajador Autónomo, nos esquematiza la información más relevante del mismo. Una de las figuras que presta confusión es el auto-entrepreneur, que en algunos artículos aparece descrito como una figura aparte, que combina una fórmula normativa diferente al autónomo. Sin embargo, de la lectura del Informe de la COCEF puede apreciarse que el autónomo en Francia enviste tres figuras diferentes, si bien, todas ellas comparten la misma normativa aplicable.

Estas figuras son el:

  • Autónomo a título principal, que sería aquella persona que desde una situación de desempleo decide incorporarse al mercado por cuenta propia.
  • Autónomo a título complemetario, que serían aquelas personas que trabajan por cuenta ajena y deciden emprender una actividad autónoma como complementaria, o estudiantes que se inician en el ejercicio de alguna actividad, entretanto continuan sus estudios.
  • Autónomo a título individual, que sería quien ejerce la actividad exclusivamente a titulo individual.

franceEs muy importante la consideración de la cifra de negocios para hablar de autónomos en Francia. La filosofía de este régimen tiene su razón de ser en la micro-empresa y, como tal, delimita unos volúmenes de facturación máximos para poder optar al mismo. De hecho, de superarlos, el trabajador autónomo es excluido de oficio de dicho régimen.

Los dos grandes límites en cifra de negocio se establecen en función del tipo de actividad. Así, las actividades comerciales, de ventas de mercadería, restauración, alojamiento…cuentan con un techo de ventas de 82.200€. Las actividades de ciertos profesionales, alquiler de locales, servicios..cuentan con límite de  32.900€.

Con respecto a los porcentajes aplicables, varían en función de la configuración del régimen al que opten, así como del tipo de actividad. Es un régimen con una cuota progresiva.

En adición, Francia está exenta de IVA, lo que significa que no factura y repercute IVA, aunque tampoco se deduce el de sus compras. En España, por el contrario, esta actividad se haya sujeta a IVA, tanto en compras como en ventas.

Con respecto a las virtudes de este régimen, cuenta con los siguientes derechos:

  • Asistencia sanitaria
  • Jubilación
  • Pensión de viudedad
  • Pensión de invalidez
  • Pensión de incapacidad temporal

Derechos también reconocidos en nuestro régimen de autónomos.

Con todo, actualmente, Francia se haya inmersa en una reforma de dicho régimen, el cual se espera extinguir en 2020. Destacando la necesidad de equipar el mismo al régimen de trabajadores por cuenta ajena, dado el elevado número de disfuncionalidades que presenta.

 

B) reino unido

La segunda posición, del estudio de FORBES, la ocupa Reino Unido, con una puntuación de 8. Las características que acerca la revista son: una cuota de entre 16 a 58 euros, sin declaraciones trimestrales de IVA, se paga al del ciclo fiscal en función de las ganancias.

La presentación de las características de este régimen paracen, a simple vista, muy ventajosas, sin embargo:

  • Los 16 euros de cuota son para actividades con cifra de ventas inferiores a 8.400 euros. Por encima de dicho límite, la cuota mensual para a 58€.
  • No hay declaraciones trimestrales puesto que en Reino Unido las declaraciones de IVA son anuales, lo que no exime al autónomo del cumplimiento de dicha obligación. Es un régimen sujeto a IVA, al igual que el español.
  • Al cierre fiscal se abonará el 9% del volúmen de ventas, además de las cuotas mensuales.

No obstante, para entender propiamente el régimen británico hay que considerar el rasgo fundamental que lo caracteriza. En este sentido, este sistema de autónomos diferencia tres figuras, clasificadas de acuerdo a su facturación anual.

Los autónomos en Gran Bretaña no pagan una cuota mensual fija en función de la cotización que elijan como en España.  El sistema británico diferencia tres tipos de autónomos según su facturación anual, y que quedan divididos de la siguiente manera:

  • «Class 2»: autónomos con facturación inferior a 7.775 libras al año. Para ellos el régimen estipula el pago de una cuota fija a la seguridad social de 2.7 libras semanales, además de la cobertura sanitaria básica que corresponde a dicha categoría.
  • «Class 4»: autónomos con facturación comprendida entre 7.775 y 41.450 libras. Contribuyen a la seguridad social con el 9% de sus ingresos anuales fijos, en adición de un porcentaje variable según los tramos de facturación (especificados anteriormente).
  • Registro en el VAT (value added tax, lo que equivale al IVA español). De facturar más de 79.000 libras como autónomo o freelance, el registro en este impuesto, así como su liquidación anual, es de obligado cumplimiento. No obstante, para una facturación inferior, es optativo.

 

C) HOLANDA

La puntuación para Holanda, según FORBES, es de 7 puntos. Esto se debe al pago único de una cuota anual de 50 euros. Aunque no cuenta con seguro médico.

De seguir indagando sobre las características del régimen de autónomos de este país, encontramos:

Que la cuota anual de 50 euros no es una contribución a la Seguridad Social, sino a la Cámara de Comercio de su ciudad. Cámara en la que habrá de registrarse obligatoriamente.

Este régimen no cuenta con seguro médico, si bien, el seguro médico básico oscila los 100 euros. Aunque también invita a la contratación de seguros adicionales, en tanto se quiera acceder al derecho de determinadas prestaciones sociales.

Durante los cinco primeros ejercicios de actividad, la tributación en IRPF está exenta. Transcurridos los mismos, se tributa entre un 25 y 50% del beneficio de la actividad.

D) ITALIA

italiaItalia cuenta con una puntuación, según FORBES, de 8 puntos. El distintivo de este régimen: solo tributa un 20% de la facturación anual. No existiendo cuotas a la seguridad social. Es más, con esta tributación del 20% de su volumen de ventas se asegura la cobertura de: jubilación, incapacidad temporal, discapacidad, desempleo y asistencia sanitaria.

Con respecto a la liquidación de IVA, es un régimen sujeto, al igual que el español, y cuenta con un tipo del 22%.

E) ALEMANIA

El caso alemán es el peor puntuado por FORBES, con un 6,5.

Su cotización a la seguridad social ronda los 260 euros al mes, si bien el autónomo queda exento del pago del mismo de facturar menos de 1.700€ mensuales.

Otro beneficio con que cuenta es la exención del pago del IVA para una facturación anual inferior a los 17.500€, o contar con una edad por debajo de los 30 años.

No queda determinado con claridad si existe una tributación de pago a cuenta similar a la española. No obstante, el sistema de tributación para el IRPF es lineal progresivo, contando con tramos. Concretamente cuenta con tramo cero (Nullzone), hasta 8.472. A partir de este importe, en el primer tramo progresivo (erste Progressionszone) se aplica el tipo impositivo inicial del 14%, que aumenta linealmente hasta el 23,97%. Por encima de los 13.469€, se entra en el segundo tramo progresivo donde el porcentaje crece de manera más lenta hasta llegar al tipo impositivo máximo de 42% (Spitzensteuersatz). A partir de 52.881€ brutos anuales, este porcentaje queda fijo y se deriva proporcionalmente de los importes que no superan los 250.731€. Después pasa a ser directamente del 45% y se aplica igualmente para cualquier cuantía que traspase este último límite. Se suele llamar coloquialmente el impuesto de los ricos (Reichensteuer).

En síntesis, podemos destacar que es un régimen que aparentemente se presenta atractivo para una facturación pequeña, sin embargo, la ley obliga al pago de un seguro social que ronda el valor del seguro autónomo español.

 

Finalmente, hemos podido comprobar que las ventajas que ofrecen otros regímenes con respecto al español se hacen palpables para ingresos pequeños. Ya que, de considerar un autónomo comercial, con una facturación mediana, definitivamente, el caso español parece presentarse mucho más ventajoso de lo que lo pintan.

No obstante, es fundamental considerar al autónomo como la figura del autoempleo, aquella capaz de impulsar la economía del país, de hacerlo crecer. Y si bien, había nuevas medidas y reformas en el régimen en pro de facilitar el acceso al mismo, bien es necesario subrayar que estas medidas se han presentado insuficientes.

De hecho, actualmente se negocia un cambio en la tarifa plana con objeto de dotarla de mayor efectividad. Para ello han establecido cinco tramos, quedando de la siguiente manera:

Primer tramo: autónomos cuyos ingresos no superen el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), de 735,90 euros/mes, su aportación a la Seguridad Social será similar a la tarifa plana, de unos 50 euros/mes aproximadamente durante dos años, sujeto a que no se superen unos ingresos anuales de 10.302 euros. Pasado ese periodo de dos años se podrá prorrogar año a año, hasta un máximo de cuatro.

Segundo tramo, los autónomos con ingresos netos superiores al SMI pero inferiores a 30.000 euros/año podrán elegir entre la base mínima actual de cotización, on una cuota de 278,87 euros al mes, y una base máxima, de 1.106 euros, común para el resto de tramos.

Tercer tramo, con rendimientos netos anuales entre 30.000 y 40.000 euros, la base de cotización mínima será de 357 euros/mes;

Cuarto tramo, con ingresos entre 40.000 y 60.000 euros/año, la base mínima de cotización será 417 euros mensuales.

Quinto tramo, los que superen unos rendimientos netos de 60.000 euros deberán pagar 556 euros al mes.

 

Sinceramente, ¿no sería más fácil contar con una tarifa plana reducida indefinida, entretanto no se supere el SMI? Posiblemente anime a muchos ciudadanos a constituirse como autónomos y arrancar con su actividad. El hecho de presentarse por un tiempo, prorrogable a condicionantes, termina por no calar simpatía en la ciudadania como advierten numerosos profesionales inmersos en promover una reforma justa. Después de todo, además de elevar a la superficie parte de la economía sumergida, es muy probable un efecto expansivo en nuestra contribución a la Seguridad Social.

Por otra parte, el salto del primer a segundo tramo, de acuerdo a la proposición hecha, parece demasiado descompensado. Con 10.303 euros de ingresos anuales la cuota alcanza los 278,87 euros mensuales, lo que supone 3.346,44 euros al año, es decir: el 32,48% del ingreso anual del individuo. Esto supone dejar muy por debajo del SMI la percepción mensual, de considerar un reparto uniforme.

Para que me entiendan bien: 10.303 euros anuales ya nos colocan en el segundo tramo y suponen 858,58 euros mensuales, de considerar un reparto mensual uniforme. Sin embargo, al detraer los 278,87 euros de cotización al mes, el ingreso mensual quedaría reducido a: 579,71 euros. Lo que representaría un 78,77% del SMI. Este tramo propuesto, definitivamente contraviene el principio de contribución equitativa y justa que promueve nuestro Estado de derecho. Con lo que, de no haber realizado un cálculo erróneo, ¿no sería necesario que ajustaran este tramo dentro de un tipo progresivo lineal, de manera que la detracción resultante sobre la capacidad económica de las familias no termine siendo un menoscabo?

 

Verónica García-Melero

Fuentes:

¿Cuánto cuesta ser autónomo en Europa?

http://ec.europa.eu/employment_social/empl_portal/SSRinEU/Your%20social%20security%20rights%20in%20UK_es.pdf

https://www.eleconomista.es/gestion-empresarial/noticias/9291749/07/18/La-tarifa-plana-universal-de-50-euros-para-autonomos-tendra-su-fin-en-2019-.html

http://www.portalalemania.com/trabajar-en-alemania/2016/11/03/retenciones-sobre-la-renta.html

https://www.eleconomista.es/gestion-empresarial/noticias/9291749/07/18/La-tarifa-plana-universal-de-50-euros-para-autonomos-tendra-su-fin-en-2019-.html

http://www.mitramiss.gob.es/es/mundo/consejerias/francia/webempleo/es/teinteresa/columna1/noticias/Documentos/Guia_del_Emprendedor_COCEF.pdf

 

Share