Etiqueta: indicadores relativos para informar

He hecho los deberes y Pedro Sánchez es inverosimil.

Pon atención, pues la mentira y la traición, suelen caminar unidas.

Anónimo

Resumen:

España, a día de hoy, se posiciona la primera en infectados por COVID-19 dentro de su población; con 3,24 casos por cada 1000 habitantes y, por igual, se posiciona la primera en número de fallecidos dentro de su población, con 33 fallecidos cada 100.000 habitantes (Cálculos y estadísticas, más abajo. Fuentes: (a) worldmeters.info – datos sobre COVID-19 -, (b) Eurostat, INSEE, Census.gov y World Fact Book de la CIA (2018) contrastados en información arrojada por la ONU – datos sobre el tamaño población -).

Hoy, 9 de Abril de 2020, en el artículo publicado por Marisa Cruz para El Mundo: Pedro Sánchez, “convencido” de que en 15 días tendrá que pedir “otra prórroga del estado de alarma”, me ha sorprendido sobremanera algunas de sus afirmaciones. Por consiguiente, me he decidido a hacer los deberes que se esperan del economista.

¿Cuáles son los deberes que se esperan de un economista? El primer deber es el de proporcionar información veraz y contrastable, en términos absolutos y relativos; solo así se pueden tomar decisiones certeras y contar con la verosimilitud (cualidad de verdadero o creible) de la información que se pone al alcance. De esta manera es posible abstraer un conocimiento verdadero para con respecto cualquier dato, magnitud y relaciones de magnitudes involucradas. Es algo extraordinariamente básico en economía.

No es de extrañar que haya descontento entre la población y, sin ir más lejos, nosotros mismos nos pongamos a hacer cálculos. ¿Podemos nosotros hacer cálculos? ¡Por supuesto que sí! ¿Serán estos fiables? Serán fiables entretanto los datos que nos acercan las fuentes oficiales lo sean. Ahora bien, si estos mismos datos de las fuentes oficiales son aquellos datos que nos acercan los medios de comunicación y de los que se valen nuestros representantes políticos para poner a nuestro alcance el escenario de esta nueva y alarmante situación; por igual de válidas son las observaciones y cálculos que procedemos a hacer nosotros. ¡Son los mismos!, ¡Oficiales! y además ¡en términos absolutos y relativos!

¿Por qué se considera está información de interés? Si bien ayer me decidí a expresar la deshumanización que aprecio en esta situación global; hoy no me acuesto sin subrayar la falta de honestidad en Pedro Sánchez, así como su falta de humildad.

¿Es éste el interés? ¡Por supuesto que no! El interés es apreciar la realidad de la información cuando se expresa relativizada en magnitudes. De esta manera se puede subrayar, rotundamente, que las afirmaciones que nos acerca Pedro Sánchez desde la presidencia de España son totalmente contrarias a la información que arrojan las estadísticas de las propias fuentes de las que se nutre dicha presidencia para acercarnos la realidad de nuestra actual situación.

Seré breve en subrayar algunas de las aportaciones de Pedro Sánchez en este comunicado de prensa. De acuerdo al mismo, Cruz (2020) nos informa que Pedro Sánchez: “[…] ha presumido de su gestión. “Toda Europa llegó tarde pero España actuó antes”, ha sentenciado”.

Podemos observar con claridad que Pedro Sánchez, en este momento, afirma que España actuó antes. Bien, con posterioridad, nos comunica lo siguiente: “Es evidente que todos hemos llegado tarde y España no es una excepción”, ha dicho. Pero lo que parecía un atisbo de autocrítica se ha difuminado de inmediato cuando Sánchez ha sacado pecho apuntándose las medidas más rápidas, más drásticas, más eficaces y la mayor transparencia informativa de todos los países occidentales” (Cruz, 2020).

Es decir, con posterioridad afirma que España no es una excepción en llegar tarde; en adición, solicita humildad a la oposición y saca pecho volviendo a subrayar que sus medidas son las más rápidas, las más drásticas, las más eficaces…

En fin, que si la propia semántica nos asevera una contradicción y, por otra parte, el “saca pecho” de Pedro Sánchez se aleja de la humildad y honestidad propios que solicita a la oposición; yo, Verónica, no me quedo solo con las palabras. De esta manera, me he decidido a conseguir de internet los datos que nos ofrecen y me he puesto a darle a mi calculadora. ¡Qué me encanta un número!

En primer lugar mencionaré las fuentes utilizadas:

A) Para conseguir los datos de población por países y la mundial he utilizado: (a) las fuentes de Eurostat e INSEE para la población por países actual y (b) para la población mundial, después de considerar el Worl Fact Book de la CIA para 2018, que nos señala que la estimación de población mundial es de 7.500 millones de personas; he terminado por recabar la información del Census.gov para este comienzo de año (ambas fuentes consideradas en la Organización de Naciones Unidas, ONU).

B) Para conseguir los datos de casos y total de fallecimientos por COVID-19, he considerado el worldmeters.info , página internacional que recupera los datos oficiales que vuelcan y comunican los Gobiernos de diferentes países. Así es que estos datos les resultarán muy familiares a todas aquellas personas que siguen la evolución estadística que nos reportan.

En segundo lugar, he de considerar la expresión de los cálculos para, así, poder ser certera al afirmar el titular de mi post. En este sentido, he procurado datos absolutos y relativos como los que se indican y comentan a continuación:

Tabla 1. Casos y decesos por COVID-19 a 9 de Abril de 2020 en el Mundo (totales), USA, España, Italia, Francia, Alemania, China, Irán, UK y Turquía. Cálculo de porcentajes, por miles y otros ratios para el análisis absoluto y relativo del escenario (Fuentes: worldmeters.info, Eurostat, INSEE, Census.gov y World Fact Book de la CIA (2018) contrastados en información arrojada por la ONU).

Los datos que se consideran son los de los países que se ubican a la cabeza en casos y fallecidos por COVID-19. De esta manera, podemos apreciar que la selección corresponde a nueve países. De cuerdo a la tabla de datos: USA, España, Italia y Francia se situan con el número total de fallecidos más elevado de entre estos nueve países. Siendo España, en términos absolutos, el tercero en número de fallecidos a fecha de hoy, con 15.238.

Siguiendo esta dinámica absoluta en el análisis, de considerar la efectividad y eficacia de la actuación global para frenar el número de contagios y/o decesos, España se encuentra la cuarta en número de decesos de entre los contagiados comunicados (datos referidos al interior del país), con un porcentaje del 10% aproximadamente. La superan: Italia, con un 12,73% (13 de cada 100 casos, aprox.); seguido de Reino Unido con un 12,26% (12 de cada 100 casos, aprox.) y Francia, en tercer lugar, con un 10,37% (10 de 100 casos, aprox).

Ahora, ¿es lo mismo 15.238 fallecidos en España que en China, Italia, Francia o Alemania?, por poner un ejemplo. Obviamente no. Para poder apreciar ésto hemos de considerar la población total del país y referir en ésta los datos. Por igual, habremos de considerar el porcentaje de fallecidos sobre el total de casos dentro de cada país. Es más, podemos ir más allá y observar el peso de la situación de cada país con respecto a la situación global.

Este tipo de ratios, porcentajes y/o indicadores nos ayudan a observar la verdadera situación de nuestro país, en términos relativos; contrastables, igualmente, con los de otros países.

Elaboración Propia. Número de Casos por Habitante y País (datos expresados en tanto por mil). Gráfica basada en los datos de la Tabla 1.

En este sentido, para conocer el porcentaje de población total infectada por COVID-19 en cada país, hemos de expresar el número de casos de COVID-19 con respecto a su total – valga la redundancia, para aquellos que no comprendan la expresión primera del indicador -. En este sentido, se ha expresado en tantos por mil, es decir: número de infectados por COVID-19 de cada 1000 habitantes. De acuerdo a este indicador relativo, España se posiciona la primera a día de hoy, con 3,24 infectados por cada 1000 habitantes. Siendo personas, lo más ético es procurar redondear la cifra, luego, a la baja, tenemos 3 casos por cada 1000 ciudadanos. De seguir redondeando, Italia le seguiría con 2 de cada 1000 habitantes. Este dato es bastante revelador para esta situación; como podemos apreciar, en China no alcanza nisiquiera a un caso cada diez mil habitantes. Concretamente, sería 6 casos diagnosticados (aprox.) por cada 100.000 habitantes, para que nos hagamos una idea.

Elaboración propia. Número de fallecidos por cada 100.000 habitantes y país. Gráfica basada en los datos de la Tabla 1.

De considerar otro indicador relativo para apreciar la respuesta eficaz y eficiente de las medidas llevadas a cabo, tenemos el número de fallecidos en cada país por cada 100.000 habitantes. Desafortunadamente, nuestro país está a la cabeza, con 33 fallecidos (aproximadamente) cada 100.000 habitantes. Seguiría a España, Italia, con 30 fallecidos y, en contraste, China, no alcanza a un fallecido por cada 100.000 habitantes.

Sintéticamente, España, a día de hoy, se posiciona la primera en infectados por COVID-19 dentro de su población; con 3,24 casos por cada 1000 habitantes y, por igual, se posiciona la primera en número de fallecidos dentro de su población, con 33 fallecidos cada 100.000 habitantes.

Es apreciable que aquellos sistemas sanitarios que cuentan con una mayor concentración de hospitales y médicos por habitante han tenido una mejor respuesta; amén de considerar la experiencia previa de los mismos (ver García-Melero, 2020 A).

Por igual, se vuelve a hacer palpable la necesidad de reorganizar nuestro país: se requieren médicos, enfermeros, auxiliares, hospitales; también se requieren muchos más profesores, orientadores, centros educativos…; personal de orden público y civil. Todos estos profesionales y recursos materiales son los que ayudan a contener y frenar una situación tan drástica como la que atravesamos; amén de toda la población civil que se vuelca en arrimar el hombro.

Lo que no necesitamos en España, ninguno de los españoles, es un basto número de políticos que se reunen para estar tirándose los unos a los otros los trastos, dándole vueltas a la perdiz, repitiéndonos con demagogia que hay que tomar medidas y que la situación es muy difícil (eso ya lo sabemos todos); mintiendonos, en adición, en la cara (ver Cruz, 2020).

Vuelvo a recuperar la Educación en esta entrada porque tenemos también al país con peores resultados en pruebas PISA, organizadas por la OCDE; indicador clave para observar el grado de desarrollo educativo de un sistema (ver García-Melero, 2019 A).

Otro día hablaremos de la dificil situación que atraviesan los docentes hoy día, carentes de formación y organización educativa adecuada – no olvidar que hay asimetrías en España y también se procurará hablar de ello – para poder desplegar apropiadamente un sistema de teleformación o formación online – como lo quieran llamar – que procure hacer de los TIC, TAC (ver García-Melero, 2019 B).

Como todos sabemos, si revisamos esa “nueva normalidad” de la que habla Pedro Sánchez en esta misma noticia que reporta Cruz (2020); de entre las medidas que se esperan – comentadas en este mismo blog: Ya no habrá vuelta a la normalidad – según informa el Imperial College de Reino Unido, la educación que nos espera será realizada, en parte, por los padres. ¿Y cómo se espera? ¿En períodos de confinamiento de dos de cada tres meses dentro de los 18 que nos esperan en adelante? Con lo que, de ser así, habrá que aportar muchos más recursos y medios en este ámbito tan extraordinariamente esencial para el desarrollo humano, social y económico: nuestros hijos, nuestros futuros trabajadores.

Con la ilusión de saber que las pequeñas aportaciones del pueblo suman y hacen mucho, ya que el pueblo es del que emana el poder, procuro estos cálculos. Estoy aburrida de recibir whatsapps expresando el inconformismo con la manera en la que nos acercan los datos, con la ineficiencia del aparato político y con aquellas palabras que, como hemos podido apreciar hoy, son inverosímiles.

Verónica García-Melero

Índice de Economía + Empresa | Índice Artículos y Ensayos | Presentación

Bibliografía y otros datos:

Cruz, M. (9 de Abril, 2020). Pedro Sánchez, “convencido” de que en 15 días tendrá que pedir “otra prórroga del estado de alarma”. El Mundo. Recuperado el 9 de Abril de 2020 de: https://www.elmundo.es/espana/2020/04/09/5e8ec5aafc6c83d5458b4641.html

García-Melero, V. (2019 A). El 4º Nivel de Concreción Curricular. Ensayo Científico. Negocioonline.net. Recuperado el 9 de Abril de 2020 de: http://negocioonline.net/el-cuarto-nivel-de-concrecion-curricular

García-Melero, V. (2019 B). La Economía del Aprendizaje de la Educación: hacia un modelo matemático. Ensayo Científico. Negocioonline.net. Recuperado el 9 de Abril de 2020 de: http://negocioonline.net/la-economia-del-aprendizaje-de-la-educacion-hacia-un-modelo-matematico

Worldometer (Ed.) (2020). Información a 9 de Abril de 2020 Coronavirus Cases. Recuperado el 9 de Abril de 2020 de: https://www.worldometers.info/coronavirus/?utm_campaign=homeAdvegas1?/embed/fd0k_hbXWcQ

Otros datos:

(9 de Abril, 2020). Datos del tamaño de la población país a país recabados de google search quien ofrece la información de Eurostat e INSEE. Ver ejemplo de España en: https://www.google.com/search?client=firefox-b-d&q=poblacion+espa%C3%B1a

Población mundial según el ultimo informe demográfico de las Naciones Unidas (2019) ≈ 7700 millones de personas. Población mundial actual a tiempo real según los datos de Census.gov (2020) ≈ 7625 millones de personas. Población mundial según el World Fact Book de la CIA (2018) ≈ 7500 millones de personas.