t-veo (21). La Primera Cena: Llueve a 108 (Parte 1ª)

El mundo me da vergüenza, y no puedo soñar que existe este reloj y no tiene ningún relojero.

Voltaire

EL t-veo de hoy es el inicio de cómo organizar una lluvia de ideas…De esta manera, otra parte más se espera publicar junto a la proposición de una interesante y simpática lluvia de ideas.


Algunos temas, como la tolerancia – crucial en Voltaire-, la anomía, la resiliencia o la libertad de pensamiento y discusión, los elementos que integrarían nuestro bienestar y, por supuesto, aquellos límites de la autoridad sobre el individuo – fundamento de la obra “sobre la Libertad” de John Stuart Mill -se presentan más que suficientes para abordar la importancia de una sencilla aplicación informática sobre “La Tormenta de Ideas”.

Si bien en empresa aún supone un obstáculo el pensamiento libre y contribución a mejoras y sugerencias por parte de los empleados -algunas veces buscados por su caligrafía por sus superiores, de quienes termina cayéndoles un chaparrón por su…intolerancia e intransigibilidad a la opinión de terceros -, bien se presenta necesario y primario, para conseguir esa contribución tolerante y cooperativa de la población, reflexionar sobre estos topicos y cómo es que explican nuestra sociedad, los moldes que ésta crea y cómo nos vienen a afectar tanto en nuestro crecimiento personal, como en nuestro crecimiento como sociedad y, por extensión, económico -por simplificar-.


Obviamente, este tema será un tema a tratar próximamente, una vez se organice la sección “Kitchen” y “Sanaj”, sobre escritura científica y ensayos de diferentes temáticas.


Hoy, desde la plural visión de nuestros personajes, hemos terminado por el derrotero de la importancia de la app, así como de elaborar – de manera esquemática – una simple idea para fomentar la tolerancia, el reconocimiento, la cooperación y la creatividad. Sería una aplicación fácil, de desarrollarse, que ayudaría a entrenar en creatividad tanto en empresa como en instituciones educativas.

¿Se imagina una app que permite hacer tormentas de ideas entre diferentes grupos del mismo nivel?, ¿y entre diferentes niveles, a la vez?, ¿y entre diferentes colegios?…En fin, abrirnos a la creatividad y al fomento del entrenamiento en esta habilidad es uno de los propósitos del marco educativo de la Unión Europea, así como de la internacional – valga tomar el Informe Delors de 1996 para subrayar esto -.

Luego, movernos hacia maneras fáciles con las que conseguir la cooperación, bien puede ejemplificarse desde la experiencia educativa reglada. No menos importante sería el pensar en aplicaciones de índole gubernamental abiertas a la participación ciudadana desde una simple web, por poner un ejemplo. Pero, ¿se imaginan una tormenta de ideas provincial, regional o nacional?, ¿sería probable alcanzar a festejar un día con la creatividad y esta práctica? La verdad es que por idear otras maneras de ver el mundo, que no quede desde este blog.


RECORDAD SIEMPRE, LA IMPORTANCIA DE EMPODERAR.

Así, es bueno recordarnos, a título personal, algo que nos empodere.
De esta manera, quisiera recordar ese azucarillo que subí y que, con amabilidad, un camarero me puso en mi café. En este sentido, creo que he de salir mucho más, porque el “Boli” que encabeza “La Comanda” también es un regalo de un camarero que recuerdo y conozco desde mis visitas furtivas a mis revisiones al traumatólogo, cuando era niña – una que se ha dado muchos porrazos saltando y con la bicicleta – y que me ha regalado recientemente.


Finalmente, siendo este apartado tan personal y anecdótico, quisiera recordar que Adra siempre será ese punto de apoyo, a lo Arquímedes, que utilice para tangibilizar proposiciones, entre otros. Desde luego que me mueve mi hijo, mi abderitano favorito. Y, por igual, también encuentro motivación en aquellas personas cariñosas que he ido conociendo en los últimos años. En todas las ciudades nos encontramos una gran diversidad y pluralidad de personas; bueno es, desde el rasero de la otredad, respetar y reconocer a todas y; por supuesto, sintonizar libremente con aquellas que muestran afinidad con nosotros. Pues, eso, a mi me gusta atesorar aquellas con las que sintonizo; y siempre las encuentro.


Recordar siempre que “la verdad es hija del tiempo”. Así que, hemos de encontrar entre todos a ese “relojero” de Voltaire; falta hace en estos momentos de crisis.


Con amor, a mi hijo, mamá.



t-veo en el OKO. Índices: 1ª Temporada | 2ª Temporada
Café Alquimia | Ciencia Infusa

Un comentario

Los comentarios están cerrados.