Diario: Me voy….con mi música a otra parte.

Diario: 8 de Mayo de 2021
Me voy….con mi música a otra parte.



Sin música, la vida sería un error.

Friedrich Nietzsche
Quería escribir esta entrada
con la prosa en mi voz,
pero siendo música en palabras
¿cómo dejar sin sazón
el ritmo de lo que trata (05)
y su elocuencia y son?

Así que, me he dicho, Melero,
que así quiero que te recuerden,
que te reconozcan desde ahora
cuando vengan a leerte. (10)

Me he dicho, Nena, tú haz tu música,
tu haz tu miel, a ver si vende;
que empresa es lo que has hecho
que se note el ingrediente.

Melero es apellido (15)
y judío es que es,
¡cómo me gusta lo hebreo!
Parece que no...pero así es.

Y como en hebreo se escribe
el que hace la miel, (20)
o el lugar donde se guarda
y se vende también,
son las letras del tío
y las de David, así es...
me ha gustado mi apellido, (25)
¡qué lo recuerden por miel!

¡Qué lo recuerden por mi ciencia!,
empresa y economía, esa es;
mi código de estudiante
cuatro-seis-cuatro, es también. (30)

Esto me da buena vibra,
así que Melero, así es;
recuérdame por el apellido
y por la música y la miel.

A todo es que le pongo (35)
un toque de canción,
no puedo evitar el ritmo,
tampoco la vibración...

Me gusta que algo suene
al final, en el corazón; (40)
la música es arte directo
que allí llega, al corazón;
y desde el oído es que empieza
la riqueza y dominio del son.

Magdalena Martínez (45)
así lo definió,
¡qué acertada sus palabras!,
aquí las atesoro yo.

Mas, he abierto esta entrada
con palabras de Friedrich Nietzsche; (50)
una frase trasnochada
que en el tiempo persiste.

Persiste su obra temprana,
en su tiempo eco tuvo su voz,
mas, su voz nihilista (55)
es mucho antes y por Dios.

Por Dios escribió el "asamblista",
por Dios habló el predicador,
abordó ese concepto,
salomónica la intención. (60)

Negáis la existencia del Padre,
negáis su creación,
sabéis de toda su obra
y no escucháis su voz.

Creéis que está en vosotros, (65)
creéis que es solo evolución;
habéis matado en esta cuenta
el Espíritu de Dios.

Y no sois solo carne,
sois un alma también, (70)
y el alma se llena de Espiritu
si camináis con fe.

La Nada es lo primero,
después el Todo fue,
y el Reino de Dios está en el Espíritu, (75)
hay que lograrlo encender.

Que muchas son las culturas,
muchas son las filosofías,
los dogmas que atesoran
muchas muchas doctrinas (80)
que, de una manera u otra,
hacia el Espíritu te animan.

¿Estarán equivocadas
las palabras milenarias,
las enseñanzas ancestrales (85)
que edifican tu alma?

No creo que estén equivocadas,
y el nihilismo, de Nietzsche, no es;
de David fue la casa,
de David fue el Rey, (90)
que abordó este concepto
en Eclesiastés se lee.

¡Qué de sabiduría hay en la palabra!
Presta atención a lo que lees,
camina con la plegaria (95)
y el movimiento también.

Tus dos metatarsianos
si antes fueron pez,
entonces eran perfectos
ahora, ¿qué tienen que hacer? (100)

Un Miyu he dejado
para quien sabe leer
con los ojos de la sabiduría
y de la vida también.

Si esto han comprendido (105)
por su boca saldrá
la gracia de la palabra,
la gracia que es Verdad.

Pero, seguiremos con Nietzsche,
seguiremos con la tragedia, (110)
como para esta circunstancia
la música le es ciencia.

Nace ese momento
de aquello que es dual,
mas, como dual es que no lo tratan, (115)
no lo conciben en polaridad.

Apolo y Baco o Dioniso,
dicotómicos aquí están;
uno es luz, el otro abismo,
¿tendremos los dos que conjugar? (120)

¡Qué bonito el toque de Oriente,
y el de Mileto, también,
con agua expliquemos esto
a ver que se ve!

En Oriente no hay dicotomía (125)
en Oriente hay polaridad,
hay un ritmo en cada cosa,
así se ve que es dual.

Y cuando abstraemos el ser
de aquello que es luz, (130)
es que vemos en su no ser,
como alcanzar su quietud.

Así, en la tragedia,
cuando oscuridad hay en el alma,
te enganchas a canciones tristes (135)
que mucho más te apalancan.

No me digáis que me equivoco,
no me digáis que no es así,
parece que en la melancolía
nos queremos más y más hundir. (140)

Esa parte dionisíaca
que atesora la intuición,
la lágrima, la tristeza,
el fundirte en tu emoción,
ha hecho que tu momento (145)
una tragedia se haga,
no todo es lógica certera
y matemáticas en el alma.

La luz, ahora buscamos,
con lógica pensaremos, (150)
el frío de este calor
parece que no lo vemos.

Entonces, nos damos cuenta
que si apostamos por el rock
lo gritaremos con más fuerza (155)
lo enterraremos con nuestra voz.

Éste nos da energía,
nos ha traído transformación;
Apolo es que sabe mucho,
sabe hacer salir tu Sol. (160)

Pero no me quedo en Nietzsche,
ni en Apolo, ni Baco, ¡por Dios!
Hasta una web con su nombre
me recuerda a mi canción.

Había sido yo cantante (165)
había puesto yo mi voz
en una banda, que blues hacía,
y seis éramos en formación.

Chema y Chiqui a las guitarras,
a la harmónica está "Alf", (170)
Amaro a la batería,
Selu por el bajo está,
y yo, que pongo lo dulce,
la miel del cantar.

El lenguaje bien conocíamos (175)
de lo que es la canción,
unas veces la hacíamos triste
otras, la hacíamos rock.
Empezamos en 2001
en 2005 me fuí, (180)
muchos fueron los garitos
en los que yo coincidí.

Y Festivales, también hicimos,
un trocito dejaré al final,
que dé testimonio del lenguaje (185)
y qué es con la voz afinar.

Es una canción que llamaban,
"la tuya", es "tu canción";
con tarareo que yo les dictaba
ellos hicieron el son. (190)

Selu hizo mucho en ello,
el bajo, escucha bien;
es la línea que direcciona
y muy buena es que es.

La canción en su letra, (195)
de la sexualidad, es sublimación;
recordad que la música es mucho,
no solo tristeza y dolor.

Pues, la música comienza
cuando las palabras se acaban, (200)
que tu música suene toda,
que así suene tu alma,
y se escuche en el Universo,
que haga vibrar la galaxia.
Somos notas cuando vibramos, (205)
somos luz, somos almas.

Y no me digáis que me equivoco,
el soul y el flamenco, ¿qué son?
¿no son la voz del espíritu
manifestado en canción? (210)

Total, que no me enredo,
aquí quiero atesorar
un trocito de lo que es mi vida
pues...es mi blog personal.

Comprenderéis porqué hay canción (215)
en cada entrada, al final;
es algo que me fascina,
yo no lo puedo evitar.

¡Me gusta tanto la música!
La música dice más (220)
que las palabras que han sido dichas;
son una guinda final.

Si estás triste o apagado,
si crees que estás en soledad,
pon una canción que te guste (225)
y todo lo poblará.

Ahora, Apolo y Baco,
yo os lo quiero recordar,
he dejado incrustado
dónde poderme hallar: (230)
en la quietud de los polos,
que está en reflexionar,
y en lo claro y oscuro;
porque se necesitan, además.

La música no es solo tragedia, (235)
y la Palabra no es un tostón;
tampoco elevarte en el Espíritu
es una "aburrición".

Solo que nos han vendido
un espíritu de mucho cuento, (240)
de mucho esconder el escote
y de olvidarnos del sexo.

Y el sexo es tu energía,
está en tu sexualidad;
claro, que es positiva (245)
cuando está por tu elevar.

De esta manera camina
la sexualidad junto al amor,
si no hay amor en ella,
solo te traerá confusión. (250)

¿Habrás de equivocarte?,
¿habrás de tropezar?
¿Quién camina sin tropezarse
hasta llegar al final
o sin en algún metatarsiano
alguna piedra clavar? (255)

Tropezar es humano,
es de sabios esquivar
la piedra con que ya te diste
o te fuiste a clavar.

También es humano (260)
ponerte a descansar,
de sabios es ir más lejos,
ellos piensan en porqué parar.

Porqué es que paran,
porqué le duelen los pies; (265)
no te pares por pararte,
piensa, al parar, en porqué.

Y tus pies, yo ya te he dicho,
tus pies, movimiento, son;
son el fruto de tu camino (270)
y de lo que se recorrió.

La letra en la música
tiene esta intención;
si te paras y la escuchas
y le prestas atención, (275)
sabrás porqué suena un ritmo
entenderás su vibración
y el significado de las palabras,
y el lenguaje del corazón.

El sentimiento de quien escribe, (280)
por igual, su sensación.
Escuchar de cerca una letra
es oír su corazón.

¡Qué empático es quien entiende
la metáfora de la voz! (285)

Ahora me voy con mi música
a otra parte, ¡cómo no!
Pues, con música he puesto ritmo,
también he puesto vibración
a la sabiduría con que te habla (290)
el amor de mi corazón.

Mas, como eres arrogante,
frio y anodino eres
en la intención que le prestas
a lo que aquí tú me lees, (295)
¿para qué iba yo a seguir escribiendo
si para nada me entiendes?

Que no te guste el ritmo,
que no sepas vibrar,
no te hace dador de apagarme (300)
y de querer esto apagar.

En su momento, cuando cantaba,
a Inglaterra yo me fui;
dejé a mis cinco compañeros,
tenía yo que decidir (305)
si seguir aplatanándome
en una tierra, que al fin,
aborrega a las gentes
y no las hace subir.

¡He estudiado mucho!, me dije. (310)
Bilingüe he estudiado, además.
Quiero mejorar mi segunda lengua,
yo quiero más evolucionar.

Y allí, en Inglaterra,
profesora es que fui, (315)
me quisieron mucho mis alumnos,
a mucha gente buena conocí.

Y cerca estuve de un gran salto,
mas, yo a mi tierra me volví.
Ahora que he avanzado, (320)
que tanto puedo conseguir,
me he encontrado con la desdicha
y no quiero tanto sufrir.

Pienso que a mí las puertas
se me deberían ya abrir; (325)
¿habrá puertas en mi tierra
que se me abran, por fin?

Si las puertas no se te abren,
tú solo piensa en ti,
¿te quedarías en esta tierra (330)
o te irías de aquí?

¿Me habré de ir con mi música
a caminar otros lares?
Pronto sabré que me espera,
no sé si tú ya lo sabes. (335)

Algunas cosas las valoramos
cuando las hemos perdido;
más doloroso se hace
si es una persona, amigos.

Verónica García-Melero

V. Festival Internacional de Blues de Castilla León.
Directo desde la Plaza de Toros de Béjar, Salamanca.
Canción: Bésame con Swing.
Blues de Bellota. Desde su formación, 2001, hasta 2005 (fecha en que me fui a Inglaterra): Alfredo, harmónica; Chema y Chiqui, guitarras; Amaro, batería; Selu, bajo y Vero, voz. (Hoy día….me llamaría Melero, tiene más gancho).
Cartel compartido con: Elliot Murphy, The Yardbirds, Red House, Rab McCullough y Tres Hombres.
Una pasada conocer de cerca a tanto músico fascinante y, más aún, compartir con ellos escenario. Una maravilla para el recuerdo y para las experiencias de mi vida.
Aquí dejo un trocito de mi vida y del recuerdo tan precioso y feliz de mis compañeros por aquellos años.
Con mucho cariño y amor, a todos ellos.
Diario: 08 Mayo de 2021
Me voy…con mi música a otra parte.
Léeme mucho…. | Diario | Idiosincrasia | Mi-Tao