Diario: ¡Más tormentas de ideas!

«La creatividad es la inteligencia divirtiéndose»

Albert Einstein
Diario: 21 de Diciembre de 2020
¡Más tormenta de ideas!

Estando reorganizando las entradas del t-veo en el OKO, concretamente el capítulo 9 – “Melero: tecnología espiritual….” -, he caído en la cuenta de la importancia de aquella idea que se quiere transmitir.

Si bien en este capítulo la tecnología utilizada y diseñada puede apreciarse algo fantástica, bien atiende a ciertos sentidos extrasensoriales y/o intuitivos que, después de todo, suponen hoy día todo un reto para la ciencia. Es decir, suponen el reto para la construcción de un nuevo paradigma científico que logre abordar y rediseñar algunos conceptos físicos ya preestablecidos y que descanse en una nueva epistemología. Esto es, se cuestiona la comunidad la necesidad de transcender el campo de la experiencia de nuestra física hasta abarcar nuestra metafísica y así reconsiderar y volver a plantear principios, fundamentos, extensión y métodos del conocimiento humano.

En este sentido, en el campo de la medicina ha habido un avance paradójico; pues, revelar que somos luz – que somos “biofotones”- nos lleva a una vuelta atrás: a una medicina tradicional china – ya milenaria – que se fundamenta en el concepto de Qi (energía, luz) y en todo el campo de canales energéticos de nuestro cuerpo. ¿Influirá nuestro estado físico y mental en nuestra consciencia?, ¿y, viceversa? Parece ser que sí. Y, no hablar del efecto placebo; esto es, la capacidad de recuperarnos de enfermedades desde el apercibimiento para la mejoría de nuestra salud que nos brinda la ilusión de una medicina totalmente inocua (placebo) a la que somos inducidos a ingestar. ¿Podemos ser entrenados mentalmente para recuperarnos de enfermedades? Parece ser que sí.

Aún así, volviendo a ese efecto “simbiosis” comentado en el capítulo 9 del t-veo, su esencia descansa en la frecuencia de uso. Esto es, en la información histórica que guarda el programa desde la interactuación con el mismo.

En este sentido, y alejándonos de esa fantasía propia del t-veo, hay técnicas estadísticas que posibilitan – desde la optimización de la organización y objetivos para la que se diseñan sus variables y estudios- aflorar el grado de correlación y consistencia – entre otros – de determinadas variables para, así, conseguir extrapolar esta información y conseguir modelos econométricos, matemáticos o ayudar al desarrollo de aplicaciones prácticas desde la interpretación de la información que arrojan.

Un gran avance para cualquier empresa u organización es poder contar con aplicaciones personalizadas que logren optimizar la respuesta para los problemas y/o manejos de información concreta que se le presentan en su rutina. Hablaríamos de la importancia de crear Sistemas de Información Empresariales. Una amplia puerta que se abre para la investigación y desarrollo, así como la ingeniería informática y consultoría de empresa – entre otros -.

Si bien estamos acostumbrados a interactuar con frecuencia con aplicaciones y para cualquier ámbito – apps de videojuegos, lecturas, pagos/transferencias bancarias, gestión de compras… – bien suponen, tanto las aplicaciones sueltas como el conocimiento de los datos de la empresa/organización, todo un reto como Sistema que logre compilar todo el Big Data de la organización y logre transformar las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en verdadera Tecnología para el Aprendizaje y el Conocimiento (TAC). Esto es, construir un Internet de las Cosas (IdC), así como lograr crear verdaderos entornos de aprendizaje desde los recursos informáticos y aplicaciones de que se dispone y desde la propia retroalimentación que procuran; amoldándose a las necesidades específicas y especiales de la empresa, organización y/o institución. Claro que, ni que decir tiene, procurar crear espacios físicos para el desarrollo de TAC….es toda una maravilla.

Una gran apuesta sería ésta para la educación, tanto formal, no formal como informal. Otra puerta que se abriría al interiorismo, decoración, mobiliario, electrodomésticos… en fín: si se reciclan rutinas, se recicla todo lo que la acompaña.

Ejercicio práctico: Elige alguna cosa que tengas al alcance, concéntrate en ella y procúrale un uso alternativo. Imagínate incluso una nueva situación en la que pudieras utlizarla. Como por ejemplo, atrancar con una pinza la cinta corredera de la persiana cuando ésta ha dado de sí y se te viene toda abajo (idea de mi hermana Rosa).
Los ejercicios de desarrollo de creatividad llevan consigo la focalización y concentración (usuales en Mindfulness y proclives de ser utilizados con alumnos que presentan TDA/TDAH) y son extraordinarios para el desarrollo del pensamiento lateral, para pensar fuera de la caja.

Por ejemplo, imaginaos una nueva zona denominada “salón tecnolúdico” y adaptada en diferentes versiones en función de las etapas escolares (tres: infantil, primaria y secundaria). Una zona amplia que permita la intervención de dos o más aulas y procure el trabajo cooperativo, así como crear desafios por grupos. Contando con enseres para el desarrollo de actividades manuales, así como monitores y o pantallas táctiles que permitan interactuar con la tecnología, que posibiliten la práctica de muy plurales aplicaciones y ayuden a transformar los resultados conseguidos en datos estadísticos sobre el avance y/o progreso del grupo y/o alumno; que faciliten la puntuación por panel y cooperativa, por igual. Incluso supondría un desafío para el sistema de evaluación del alumno y del profesorado, además de ir creciendo de la mano de las nuevas generaciones – muy diferentes a las nuestras- .

En este sentido, la intergeneracionalidad es algo que ha de perpetuarse en nuestro día a día, desde su ejercicio. ¿De qué sirve enumerar las virtudes cardinales de Santo Tomás de Aquino como síntoma de conocimiento de las mismas si luego no las ponemos en práctica? Pues, esto es igual, ¿de qué sirve hablar de nuevos métodos de evaluación, de nuevas tecnologías, de la importancia de crear TAC, de educar en TIC…si luego no se logran desde su ejercicio práctico?, ¿habrán de avanzar juntos en formación, profesores y alumnos? Pues, una apuesta así, que procure transformar la educación hacia el crecimiento humano y de sus recursos es una apuesta que procura una economía del aprendizaje y, por extensión, abre la puerta al rediseño de todo aquello que la rodea. Luego, no es ilusorio apreciar una idea que fácilmente puede ser tangibilizada y, a la vez, procura crecimiento social y económico desde su puesta en práctica.

¿Qué tenemos? Nuevos vectores hacía donde movernos, nuevos espacios físicos, nuevos conceptos, nuevas aplicaciones, nuevas fórmulas para la evaluación, para la retroalimentación de la información que proporcionan,… Esto es, nueva información que ayuda a rediseñar el currículo y, por extensión, reorientar la educación hacia el verdadero valor añadido con que ha de contar el estudiante: ser un futuro trabajador formado y competente para con el mercado laboral que le espera. Esto es, más conexión con el mundo que rodea al estudiante y más posibilidades y espacios desde los que experimentar el alcance y transcendencia de aquello que se les enseña. ¿Aprenderán significativamente desde la práctica, la metodología lúdica y el sentido crítico? Claro que sí, corazones, y con mucho sentido; pues, aprendizaje con sentido lo llaman otros autores.

Transmitir una idea, alejándote de la insufrible crítica a que nos ha venido enseñando a propiciar el sistema, ya es un gran paso. Esto es, que no me importe el chaparrón que me pueda caer por transmitir esta idea. Porque amedrentar el espíritu diciendo que eso no sirve para nada o seguro que ya está hecho o inventado, …desde luego que alentar y motivar no motiva; mas, castrar la creatividad y apagar el ánimo, desde luego que sí…- y me estoy quedando corta con su alcance -.

Así, contar con una educación que empodere a sus estudiantes, los motive, considere sus preferencias en el aprendizaje y promueva el desarrollo del pensamiento crítico, la creatividad, el pensamiento abstracto…desde luego que eclosionará en futuros trabajadores creativos, motivados, emprendedores y resueltos – como poco -. Luego, en vez de desmerecer e inutilizar la creativad, hay que reforzarla y empoderarla.

¡Más tormentas de ideas!

Otro día reflexionaré sobre la historia de la educación, su transformación, así como las necesidades de que adolece actualmente. Desde luego que, hoy día, abanderarse de las palabras inclusión cuando se castra la opción de la educación concertada para nuestros hijos, ya se está alejando el término de aquella verdad que viene a representar: incluir a toda la diversidad. No debemos perder de vista que la diversidad empieza en la cultura, la cultura nace de los dogmas y los dogmas condicionan las creencias de las personas – como poco- . Entonces, no se puede castrar la creencia de persona alguna entretanto nuestro derecho constitucional es redactado para velar por la libertad de creencia y de expresión, entre otros.

Desde luego que profundizar en el verdadero sentido de la actual Ley Celaá consigue sacar a flote ese problema sempiterno que termina por sacudir a la educación: politizar la escuela con la intención política de turno y no enfocarse la misma en el verdadero crecimiento y desarrollo del ser humano y su sociedad. Algo que empezaría en la libertad, en la libertad de elección.

Recordad siempre que éste es el diario del blog; su tono es personal y, obviamente, con la intención de dejar plasmadas ideas que ayudan a la construcción y entendimiento de mi pensamiento y cosmovisión. Poco a poco es que se construyen las cosas. Poco a poco es que crecen.

Gracias a todos y todas por seguir ahí, a pesar de estar ocupándome un tiempo la reorganización del blog.

Un beso

Verónica García-Melero

DIario: 21 de Diciembre de 2020
¡Más tormentas de ideas!
Léeme mucho…. | Diario | Idiosincrasia | Mi-Tao

Un comentario

Los comentarios están cerrados.