Cuentos y Fábulas

“Los hijos de un labrador vivían en discordia y desunión. Sus exhortaciones eran inútiles para hacerles mudar de sentimientos, por lo cual resolvió darles una lección con la experiencia. Les llamó y les dijo que le llevaran una gavilla de varas. Cumplida la orden, les dio las varas en haz y les dijo que las rompieran; mas a pesar de todos sus esfuerzos, no lo consiguieron. Entonces deshizo el haz y les dio las varas una a una; los hijos las rompieron fácilmente. – ¡Ahí tienen! les dijo el padre-. Si también ustedes, hijos míos, permanecen unidos, serán invencibles ante sus enemigos; pero estando divididos serán vencidos uno a uno con facilidad. Nunca olvides que en la unión se encuentra la fortaleza.”

Esopo, 700 a.C.

Recordar Esopo en esta entrada no es sino querer dejar esa chispa de luz de uno de los más grandes fabulistas que nos ha legado la historia. Son tremendas las enseñanzas morales que encierran sus relatos en verso protagonizados por animales; aunque, mayor es – desde mi punto de vista – el alcance y transcendencia de recrear un escenario, junto a sus circunstancias y causas, que logre el efecto de la comprensión de su enseñanza en su más amplio sentido.

En este sentido, importante es también recordar que a lo largo de nuestra historia se nos ha velado el conocimiento de las cosas y, por otra parte, se ha oprimido y obstaculizado la manera libre y abierta con la que hablar de las mismas. Así, el mito, la leyenda, el cuento y la fábula – en esencia – han sido aquellos géneros literarios que han permitido a la humanidad ir transmitiendo enseñanzas y conocimientos de su momento y tiempo de una manera metafórica, alegórica u oculta.

En Esopo encuentro una gran conexión con Sócrates; pues, este filósofo era capaz de recitar toda la obra de Esopo en verso. Ahora bien, siendo la transcendencia de la obra de Esopo de carácter moral, por una parte, y rememorando aquello de que “nadie puede saltar fuera de su propia sombra”, por la otra; no es de extrañar que la intención del pensamiento y método socrático no sea otro sino el de la razón moral.

Así, encuentro en ambos, Esopo y Sócrates, ese hilo de conexión con la escritura que espera acercarse en este epígrafe. En este sentido, este apartado queda abierto a la recopilación de cuentos y fábulas, de calado ético y moral y trabajando, consecuentemente, la mayeútica.

Con todo, espero, en alguna que otra ocasión, la colaboración de mis sobrinas Berta y Mayra, muy enamoradas de la escritura creativa. Por el momento, ya tenemos “El Regalo de Navidad”, una fábula preciosa, idea original de Berta y escrita en colaboración con ella.

Con el deseo de que sea una sección que crezca en diversidad y en el tiempo, aquí queda abierta para organizar y estructurar sus propios contenidos.

Un abrazo,

Verónica García-Melero

El Bolígrafo | El Regalo de Navidad | Las Ranas y el Pozo