Categoría: III.II. MARCO TEÓRICO PARA LA CONFECCIÓN DE UN NUEVO MÉTODO DIDÁCTICO EFICIENTE Y EQUITATIVO.

Una mirada a la revisión sistemática sobre la literatura. Metodología Didáctica para una Escuela Inclusiva y Productiva: conclusiones y características.

No es lo que das, es la forma en que lo das.

Bruce Lee
III. ESTADO DE LA CUESTIÓN.
III.II. MARCO TEÓRICO PARA LA CONFECCIÓN DE UN NUEVO MÉTODO DIDÁCTICO EFICIENTE Y EQUITATIVO.
7. Una mirada a la revisión sistemática sobre la literatura.
Metodología Didáctica para una Escuela Inclusiva y Productiva: conclusiones, características y beneficios.

El trabajo cooperativo es como una caja de bombones: cada persona aporta un gusto diferente y , sin embargo, ocupa el mismo lugar.

Verónica García-Melero, reflexión personal.

Por último, y con respecto a los nuevos enfoques con los que se investiga el TDA/TDAH en contextos educativos, parece haberse producido un giro en la búsqueda de las causas de su estudio, posicionándose las cuestiones de la Comunidad Científica con respecto a aquellos factores emocionales y sociales que confieren el carácter intrínseco a la atención. En este sentido, ¿requiere de una atención emocional y social en especial el alumno con TDA/TDAH?, ¿su déficit de atención se debe a un déficit de atención emocional y/o social?, ¿existe alguna metodología que ayude de manera especial al conjunto de alumnos?

De las últimas revisiones realizadas sobre la literatura en intervención educativa en alumnos que presentan TDA/TDAH, la investigada por Latorre-Coscullela, Liesa-Orús y Vázquez-Toledo (2018) alcanza el conocimiento de las prácticas inclusivas que favorecen el rendimiento académico y atención de aquellos alumnos que presentan TDAH, siendo éstas aquellas que favorecen la mediación entre iguales, las orientadas a la construcción de conocimiento desde la aplicación de tecnologías de la información y comunicación (TAC) y la utilización del modelo Making Socially Accepting Inclusive Classrooms (MOISAC), todas ellas como vehículo del aprendizaje cooperativo.

En especial, el modelo MOISAC está orientado a la creación de escenarios en el aula que permita tanto una interacción social activa entre alumnos como la inmersión en estrategias cooperativas que se orienten en su conjunto al entrenamiento de habilidades sociales que reconduzcan las actitudes de rechazo y, así, favorezcan la inclusión. En pro de efectuar una estrategia eficiente y eficaz dentro de este modelo pedagógico, los docentes han de proveer estrategias de aprendizaje orientadas al seguimiento de reglas para organizar procesos desde los que lograr vínculos positivos con que orientar a los niños en la adopción de una perspectiva acogedora entre compañeros (Latorre-Coscullela, Liesa-Orús y Vázquez-Toledo, 2018).

Con respecto a la consecución de TAC, estas mismas autoras, desde su revisión, subrayan a las mismas como herramientas valiosas para favorecer una Educación Inclusiva. En este sentido, contribuyen a mejorar la motivación de los alumnos, además de favorecer la experiencia sensible y emocional con el sentido de pertenencia al grupo y las actividades compartidas (Latorre-Coscullela, Liesa-Orús y Vázquez-Toledo, 2018).

De esta manera, alcanzamos el conocimiento de construir una gamificación quizz que descanse en la cooperación y/o trabajo entre pares, de acuerdo a unas reglas e instrucciones que permitan organizar el proceso, que considere la gestión del tiempo, la organización de la ubicuidad, la formación de grupos y esté orientada a la transformación de conocimiento mediante el uso de TIC, esto es: conseguir hacer TAC.

Se presenta como una didáctica óptima y equitativa, en tanto permite una acción inclusiva conjunta, es totalmente acorde con las Recomendaciones del Parlamento Europeo y  favorece:

a) la creación de vínculos emocionales, b) la reconducción de actividades de rechazo, c) la cooperación, d) considerar a los alumnos como centro, e) la motivación, f) enfatizar la gestión del tiempo en las actividades, g) la construcción de TAC, h) organizar el proceso de aprendizaje, i) ayudar al docente a desplazar el foco hacia el alumno, j) trabajar activamente, k) focalizar intensivamente la atención, l) mejorar la autopercepción positiva, m) mejorar el rendimiento académico, n) ayudar al desarrollo de competencias transversales, ñ) favorecer el aprendizaje significativo y o) orientar al alumno hacia la autonomía en el aprendizaje.

Verónica García-Melero

Educación Phi: presentación | Índice General | Proyecto Alquimia: indice
Artículos Nutricios | Prácticas, orientaciones y sugerencias

Recomendaciones propuestas para las Intervenciones Escolares/Educativas por la Guía Práctica Clínica sobre las Intervenciones Terapéuticas en el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad.

Entrada Refrescada. Primera Publicación: 29 de Enero de 2020

III. ESTADO DE LA CUESTIÓN.
III.II. MARCO TEÓRICO PARA LA CONFECCIÓN DE UN NUEVO MÉTODO DIDÁCTICO EFICIENTE Y EQUITATIVO.
5. Recomendaciones propuestas para las Intervenciones Escolares/Educativas por la Guía Práctica Clínica sobre las Intervenciones Terapéuticas en el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad.


La atención, al igual que el tiempo, ni se compra ni se vende: se presta.

Reflexión personal.

El Grupo de Trabajo de la Guía Práctica Clínica (i.e. GPC) sobre las Intervenciones Terapéuticas en el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (i.e. TDA/TDAH) nos define dicha guía  como un «conjunto de recomendaciones basadas en una revisión sistemática de la evidencia y en la evaluación de los riesgos y beneficios de las diferentes alternativas, con el objetivo de optimizar la atención sanitaria de los pacientes» (Guías de Práctica Clínica en el SNS, 2017, p. 7).

De acuerdo a la literatura de dicha GPC, ésta se diseña con objeto de orientar en el diagnóstico clínico, algo que subraya la misma, y, por extensión, a otros Organismos e Instituciones con los que interactúa el paciente que presenta este trastorno, en especial aquellos cuyo objetivo son los Servicios Sociales y la Educación.

En lo referente a la organización de dicha GPC, está estructurada de manera tal, que adecua sus recomendaciones en consideración a la esfera objetivo, considerando como ésta aquel marco que presenta unas características afines. En este sentido, en lo que respecta a la Educación, podemos considerar las recomendaciones que la GPC propone para la “Formación académica, habilidades sociales e incorporación al mercado laboral de alumnos con TDAH”.

De acuerdo a este marco, la GPC (2017) diferencia tres dimensiones de acción: a) la organización y gestión del tiempo, b) la coordinación entre la institución académica, el sistema sanitario y el entorno familiar y, c) las intervenciones escolares/educativas.

En adición, cabe subrayarse la codificación que asigna en la toma de medidas, graduada con letras capitales, donde la recomendación A es la de mayor consistencia científica en cuanto a la evidencia empírica, efectividad y eficacia de la intervención práctica que propone. En este sentido, es altamente recomendable en la Intervención escolar/educativa:

  1. Para mejorar la función ejecutiva y el comportamiento de inatención, utilizar intervenciones diseñadas que promuevan la utilización del estímulo visual y auditivo, de manera que entrenen al alumno en diferentes tipos de atención.
  2. Para mejorar el rendimiento escolar, utilizar metodologías que ayuden en el entrenamiento de la memoria operativa, técnicas orales o visoespaciales, técnicas de refuerzo, técnicas de elaboración de historias o las combinadas con intervenciones de manejo de contingencias (utilización de hojas de registro o seguimiento diario)
  3. Para mejorar aspectos de la conducta, utilizar aquellas metodologías que incluyen terapia cognitivo-conductual y programas de actividad física continuada.

Por igual, dicha GPC (2017) propone, con respecto a la ubicación del alumno, variar sus adaptaciones en clase, tanto físicas, como aquellas relacionadas con la temporalización de actividades y las pruebas de evaluación. En este sentido, la gestión del tiempo se presenta como dimensión desde la que ofrecer soluciones, luego, se hace conveniente incluir formación de padres y madres para afrontar el TDAH y sus déficits asociados, al igual que formar al profesorado en estrategias de gestión de aula, desde las que puedan incorporar metodologías que sintonicen con estas propuestas y ayuden, extensiblemente a gestionar el tiempo.

Con relación a las propuestas de la GPC (2017), el diseño de un juego que ayude al entrenamiento de la memoria operativa y se enfoque en técnicas de refuerzo, orales y visoespaciales se presenta como una buena opción.

En este sentido, con ánimo de adecuar la oferta educativa que se propone desde el diseño de este “juego” a la demanda que, para la Intervención Escolar/Educativa, propone la GPC (2017), una solución que se presenta ventajosa sería un quizz diario, con preguntas orales y que versara sobre contenidos nucleares. De esta manera, indiscutible,  se consiguen el entrenamiento de la memoria operativa y las técnicas de refuerzo y orales.

En adición, si el “juego” consigue el desplazamiento y/o reubicación del alumno en el aula, trabajar con alguna contingencia, como es el seguimiento diario de contenidos nucleares y la gestión del tiempo, dicho “juego” ayuda extensiblemente en el rendimiento, conducta y atención del alumno, además de considerar la técnica visoespacial para mejorar la conducta de inatención. Técnica que se considera reforzada de utilizar imágenes desde un proyector o pizarra digital.

En este sentido, podemos aunar los propósitos del aprendizaje activo para la consecución del aprendizaje significativo junto a las pautas que hemos seleccionado en relación a la atención de alumnos con TDA/TDAH, de esta manera, de sumar la cooperación y trabajo en pares, sería una propuesta metodológica que, en un principio, perfila muy sobresalientemente las recomendaciones institucionales, políticas y médicas.

Verónica García-Melero

Educación Phi: presentación | Índice General Proyecto Alquimia: indice
Artículos Nutricios Prácticas, orientaciones y sugerencias

Hacia la elección de una metodología idónea: reflexión estratégica para su consecución.

Entrada Refrescada. Primera Publicación: 29 de Enero de 2020.

III. ESTADO DE LA CUESTIÓN.
III.II. MARCO TEÓRICO PARA LA CONFECCIÓN DE UN NUEVO MÉTODO DIDÁCTICO EFICIENTE Y EQUITATIVO.
4. Hacia la elección de una metodología idónea: reflexión estratégica para su consecución.

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.

Albert Einstein

En este sentido, cabría ahora preguntarnos: ¿qué metodologías se promueven para el desarrollo de las competencias transversales sobre aprender a aprender y sentido de la iniciativa y desarrollo del espíritu empresarial?

De acuerdo a la Recomendación del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre, sobre las Competencias Clave, las metodologías de enseñanza-aprendizaje, en su grueso, habrán de orientarse a la cooperación y trabajo en pares ya que contribuyen extensiblemente al desarrollo competencial que se exige en el estudiante.

Con relación a la Competencia de aprender a aprender, el proceso de enseñanza-aprendizaje habrá de valerse de metodologías que favorezcan la autorregulación de la conducta, la disciplina, el sentido crítico, el sentido de la responsabilidad, lo que implicará la involucración activa del estudiante en su propio proceso de aprendizaje (Euroinnova, (Ed.), 2016). En este sentido, son las estrategias instruccionales de aprendizaje activo las que posibilitan el logro de estas habilidades competenciales, en tanto desde su propia definición se dilucida que son aquellas metodologías que involucran al estudiante en su propio aprendizaje, haciéndolos conscientes de lo que hacen, esto es, pensar sobre lo que están haciendo (Bonwell y Einson, 1996).

Por otra parte, y con relación a la Competencia del Sentido de la Iniciativa y el desarrollo del Espíritu Empresarial, la Recomendación del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre, invita a la Comunidad Educativa a trabajar sobre aquellos conceptos clave sobre los que descansa esta competencia: liderazgo, motivación, autonomía y emprendimiento. Para tal fin promueven el uso de metodologías y didácticas orientadas al desarrollo de los valores personales y sociales que llevan aparejadas esta competencia. Luego, habrán de favorecer la construcción de proyectos e ideas originales, que permitan proponer soluciones originales y que contribuyan a analizar e investigar, desde este tipo de metodologías se desarrolla la creatividad.

No obstante, por igual medida, se recomiendan aquellas otras que posibiliten la autonomía, la iniciativa propia, la elección, apostar por las propias aptitudes, mostrar perseverancia por lo que se emprende, cumplir a tiempo las propuestas propias y las del grupo, implicar a los demás, persuadir a los demás,  saber trabajar con otros, saber distribuir tareas, saber compartir tareas, éxitos y fracasos, reconocer los valores de otros, ofrecer ayuda desinteresada, entre otros. En este sentido, todas estas destrezas están incardinadas en la tenacidad, en la confianza en uno mismo, en el liderazgo, el trabajo en equipo y la solidaridad (ver Euroinnova, (Ed.), 2016A, pp. 202 – 207).

Con relación a este análisis, el trabajo cooperativo logra satisfacer sobradamente aquellas habilidades orientadas en el liderazgo, trabajo en equipo y solidaridad, además de las que pueden observarse desde el rasero de la creatividad y la autonomía, como así promueve esta Recomendación del Parlamento. Es importante subrayar el carácter activo y la involucración que sobre el propio aprendizaje del estudiante el trabajo cooperativo promueve (Aldana, 2014; Bonwell y Einson, 1996).

Luego, alcanzado este punto de análisis, desde la reflexión sobre la relación entre la motivación y el desarrollo cognitivo, podemos discernir que una metodología centrada en la socialización y la colaboración entre estudiantes, que fortalezca los lazos entre profesor y alumno, que permita la conexión con la realidad y que verse sobre material significativo, conducirá positivamente la predisposición del aprendiz en su propio aprendizaje. Una predisposición que será posible si se presenta un método de enseñanza-aprendizaje que resulte “bello” y “bondadoso”  a sus ojos.

En este sentido, se considera la apuesta por una metodología de aprendizaje activo que comporte cooperación y trabajo en pares y, por igual,  promueva el dinamismo de la clase en tanto resulte especialmente atractiva, esto es, “bella” y “bondadosa”. Por una parte, ayuda al entrenamiento de la persistencia en el aprendizaje, la voluntad del estudiante; por otra parte, logra satisfacer los requerimientos políticos e institucionales, además de presentarse ventajosa para la consecución del aprendizaje significativo y social del alumno (Aldana, 2014; Adler, 1987; Cross, 1987; Raelin & Coghlan, 2006; Strauss y Fulwier- 1989/1990; Sutherland & Bonwell, 1996; Ueltschy, 2001; Umble & Umble 2004) lo que posibilita su desarrollo cognitivo y emocional (ver Ausubel, 1976; Gowin, 1981; Novak, 1983; Vigotsky, 1978)

 Para ello, se considera, en gran medida, utilizarel juego como metodología de aprendizaje ̶ cabe señalarse la clasificación de la gamificación como estrategia instruccional de aprendizaje activo ̶. En este sentido, Bonwell y Einson (1996) la posicionan como una estrategia que promueve una alta dosis de entusiasmo en clase, ̶ bien desde el quizz, bien con soporte en algún software ̶ , además de concebirse como una metodología didáctica fácil de ejecutar en el aula, en tanto deviene familiaridad en su uso práctico y gestión del tiempo que involucra. ¿Quién no ha jugado a la “Oca” o al “Trivial”?, cabría preguntarse en este sentido.

No obstante, es fundamental analizar la conveniencia del uso de la gamificación para con los alumnos que presentan alguna necesidad educativa especial, como lo son los estudiantes con TDA/TDAH. En este sentido, ¿se presenta esta metodología ventajosa para atender la diversidad del alumnado?, ¿qué promueve la Ciencia para aquellos alumnos que padecen TDA/TDAH?

Verónica García-Melero

Educación Phi: presentación | Índice General Proyecto Alquimia: indice
Artículos Nutricios Prácticas, orientaciones y sugerencias

¿Qué competencias clave están orientadas en aquellos factores que posibilitan el entrenamiento del alumno en su “voluntad” por aprender?

Entrada Refrescada. Primera Publicación: 15 de Enero de 2020

III. ESTADO DE LA CUESTIÓN.
III.II. MARCO TEÓRICO PARA LA CONFECCIÓN DE UN NUEVO MÉTODO DIDÁCTICO EFICIENTE Y EQUITATIVO.
3. ¿Qué competencias clave están orientadas en aquellos factores que posibilitan el entrenamiento del alumno en su “voluntad” por aprender?

Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad.

Albert Einstein

Desde el discernimiento sobre la gnosis de la motivación, hemos podido apreciar su triangulación con el entusiasmo y la voluntad, ahora consideraríamos la siguiente pregunta, en tanto nos centramos en cómo conseguir que los alumnos se motiven, a la vez que consiguen habilidades y destrezas en que han de instruirse: ¿Qué competencias clave están orientadas en aquellos factores que posibilitan el entrenamiento del alumno en su “voluntad” por aprender?

En este sentido, la Recomendación del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre, sobre las Competencias Clave, subraya la importancia y necesidad de incardinar en los currículos escolares metodologías de enseñanza-aprendizaje que posibiliten la consecución de los objetivos que persiguen cada una de las competencias en que se segrega la finalidad de la educación del alumno.

En concreto, son las competencias de aprender a aprender y sentido de la iniciativa y espíritu empresarial las que contienen estos factores que implica la voluntad. Por una parte, la competencia en aprender a aprender se caracteriza por “la habilidad para iniciar, organizar y persistir en el aprendizaje. Esto exige, en primer lugar, la capacidad para motivarse por aprender” (Euroinnova (Ed.), 2016, p.149), por otra parte, la competencia de sentido de la iniciativa y el espíritu emprendedor implica «las habilidades necesarias para convertir las ideas en actos, como la creatividad o las capacidades para asumir riesgos, planificar y gestionar proyectos […]con objeto de mejorar la educación actual, aumentando su calidad y estableciendo procesos de capacitación»· (Euroinnova (Ed.), 2016, p.201).

Hemos podido observar cómo, en gran medida, una de las grandes preocupaciones de la Comunidad Educativa gravita en torno a la manera de mejorar la acción educativa a través de la motivación y voluntad del estudiante, de modo que lo predisponga positivamente hacia su propio aprendizaje, aprenda significativamente  y, así,  logre la autonomía que le es inherente al propósito competencial que sirve de vector en la educación: hacer de los estudiantes ciudadanos competentes en saber hacer, ser, vivir y aprender (Delors et al., 1996).

Considerando el discernimiento epistemológico anterior, hemos podido apreciar cómo se triangulan motivación-entusiasmo-voluntad y como las competencias de aprender a aprender y sentido de la iniciativa y desarrollo del espíritu empresarial se interrelacionan con los factores que promueven el entrenamiento del estudiante en su voluntad. Luego, es apreciable que hemos alcanzado un objetivo hacia dónde apuntar.

Verónica García-Melero

Educación Phi: presentación | Índice General Proyecto Alquimia: indice
Artículos Nutricios Prácticas, orientaciones y sugerencias

Breve reseña sobre la inspiración en fundamentos económicos del “Experimento Alquimia”.

Entrada Refrescada. Primera Publicación el 15 de Enero de 2020.

III. ESTADO DE LA CUESTIÓN.
III.II. MARCO TEÓRICO PARA LA CONFECCIÓN DE UN NUEVO MÉTODO DIDÁCTICO EFICIENTE Y EQUITATIVO.
1. Breve reseña sobre la inspiración en fundamentos económicos del “Experimento Alquimia”.

No tener ningún camino como camino, no tener ninguna limitación como limitación.

Bruce Lee (El tao del Jet Kune Do).

La eficiencia de Pareto u óptimo de Pareto es un concepto económico que nació en estudios sobre eficiencia económica y distribución de la renta. De esta manera, lo que pretende es una asignación de un bien a un conjunto de individuos de manera tal que dicha asignación comprenda una mejora de la situación de un individuo sin hacer que empeore la del otro (Wikipedia, Óptimo de Pareto, 2019).

A tenor de este primer principio, buscar la eficiencia en el método, consideramos reflexionar sobre las metodologías y herramientas de que dispone el Sistema Educativo en pro de dilucidar aquellas que nos permitan desde la intervención educativa mejorar la atención y rendimiento académico de aquellos niños y niñas que padecen TDA/TDAH, de manera que no perjudique a los demás alumnos.

Sin embargo, la consideración del Óptimo de Pareto plantea una incongruencia social, esto es, este óptimo comprende una noción mínima de eficiencia ya que no necesariamente da por resultado la distribución socialmente de los recursos, luego, plantea la inconsistencia con la equidad (Wikipedia, Óptimo de Pareto, 2019).

En este sentido, para considerar la acción conjunta de óptimo eficiente y equidad en la dilucidación de la nueva metodología que proponemos, consideramos una acción global, totalizadora. Esto es, discernir aquellas metodologías que se presentan beneficiosas para el conjunto de alumnos, tanto aquellos que presentan necesidades especiales de atención, como aquellos otros que no. De esta manera, el método conseguido asigna nuevos recursos en pro de beneficiar el alumnado en su conjunto, sin suponer un lastre en ninguno de los individuos del grupo.

Luego, recapitulada la intención filosófica que conduce a la elección o invención de un método didáctico, a continuación se propone un cuestionamiento reiterado y reflexión propios de la estrategia espontánea (Mintzberg, 1973) para alcanzar el conocimiento de una propuesta para la intervención educativa que sea eficiente y equitativa.

Verónica García-Melero

Educación Phi: presentación | Índice General Proyecto Alquimia: indice
Artículos Nutricios Prácticas, orientaciones y sugerencias