Capítulo 4. El Secreto de: “El porqué de la Cábala”.

El que conoce la parte masculina y cultiva la parte femenina es como un torrente que sigue su curso.

Epigrama XXVIII, El Libro del Tao, Tao te King, Lao-Tsé

                        Cuando tiramos del hilo de las cosas
                        lo que hacemos en su tirar,
                        es desentrañar cosas ocultas;
                        ésta, su primera verdad.
            05        Así, de pensar en tiempos,
                        ¿desde cuándo la Cábala está?,
                        Está desde tiempos remotos,
                        mucho antes de Abrahán.
                        Es un conocimiento primero
            10        y antes del mundo está,
                        es el mismo que hace a éste,
                        pues, en el verbo está.
 
 
                        Así, la palabra es primera,
                        la palabra es emanación,
            15        es el orden de las cosas:
                        hacer, en su virtud, la formación.
 
                        Inseparable es, entonces,
                        hablar de Cábala sin su palabra,
                        ¿qué se podría, entonces, decir?
            20        ¡Crea conforme hablas y hablas!
 
                        Cuando tiramos de los hilos
                        con que se tejen las cosas,
                        bien nos encontramos con nudos,
                        o con trozos que se hacen bolas.
 
            25        Otras veces conseguimos
                        tirar con fineza y deshilar
                        aquello que habían tejido;
                        en su hilo, la formación, está.
 
                        De esta manera se presenta
            30        como oculto este conocimiento,
                        ocultismo, ésto, no es,
                        solo está en destapar el velo.
 
                        Este destapar el velo
                        otro conocimiento traerá,
            35        se llama Sod al secreto
                        que la palabra guarda, además.
 
                        De esta manera, por ser simple,
                        ¿a qué conduciría esto?
                        Esto nos lleva a una estación,
            40        aquella del soplo del cielo.
 
                        Si en el soplo la vida está,
                        está en la primera de las cosas,
                        aliento de Dios en mi nariz,
                        entusiasmo es al poeta y sus cosas.
 
            45        De esta manera sencilla
                        es que se encuentra en la palabra,
                        el entusiasmo del poeta
                        en el canto lleva verdad velada.
 
                        Este soplo primero,
            50        el viento de su palabra,
                        es la sustancia corpórea
                        que manifiesta lo que habla.
 
                        Empieza en su principio,
                        ¿en qué otra cosa podría empezar?
            55        Así, empieza con lo primero,
                        con las aguas separar.
                       
                        Así, separa la palabra
                        dos de sus grandes manifestaciones:
                        la que expresa en simpleza el verbo,
            60        la que en canto expresan las emanaciones.
 
                        ¿Qué podría ser esto?
                        ¡Pues qué iba a ser!
                        Conocimiento que se haya escrito
                        para el figurado quehacer.
 
            65        Así es que lleva del poeta
                        la metáfora de las cosas,
                        hacer rimar, contar, coincidir,
                        y medir en su métrica toda.
 
                        De esta manera, aquello que encierra la palabra
            70        son interpretaciones espirituales,
                        y su destino es el alma.
 
                        La Palabra Sagrada es
                        como el más grande de los iceberes,
                        arriba es que en palabra se lee,
            75        debajo es que están sus saberes.
 
                        ¿Cómo es que es esto?
                        Esto bien vetusto es,
                        hacer ver en las palabras
                        enseñanzas por tu bien.
 
            80        Este reflexionar la palabra
                        es el propósito de este sistema,
                        con el que se ha escrito la Torá
                        y para nada es anatema.
 
                        Como métodos, son diversos
            85        los que la Cábala encierra,
                        hallar a ver lo cifrado,
                        de Dios, vendrá este tema.
 
                        Así, la voz de los profetas,
                        la voz de los patriarcas está
90        haciendo eco del sonido
                        de esta oculta verdad.
                       
                        El misticismo judío
                        es base para este afán;
                        importante se hace para todos
            95        saber cómo se hace el pan.
 
                        ¡Qué no todos sabemos, todos,
                        cómo hacer subir el pan!
                        De esta manera simple
                        lo conseguiremos leudar.
 
            100      ¿Recordáis el pasaje
                        con el que Jesús multiplicó
                        los panes que son a la vida,
                        lo que, al pez, es la salvación?
 
                        No solo se queda en el milagro
            105      lo que encierra este acontecimiento,
                        milagro que canalizó Jesús
                        al multiplicar en Él, de Dios, su aliento.
 
                        En crecer el pan está la levadura,
                        tiempo habrá para hablar de esto,
            110      el momento en que leudó Jesucristo
                        fue multiplicar vida en su aliento.
 
                        Importante son los peces
                        para, con ellos, comprender
                        que en la abundancia en que se mueven
            115      otro medio y emanación es.
 
                        Aguas que protegen a la semilla,
                        y al simiente, y al pez, también,
                        son las aguas de la sapiencia
                        y en dividirlas está tu bien.
 
            120      Estas aguas de arriba,
                        que se manifiestan como las de abajo,
                        son para el hombre su obra,
                        fruto de sus manos: su trabajo.
 
                        Este trabajo, entonces,
            125      ¿qué podría ser?
                        Inclinarte y mirar adentro,
                        no te doblegues por merecer.
 
                        Entonces, ¿qué es esto?
                        Esto no es otra cosa que lo que es:
            130      elevar tu espíritu aprendiendo,
                        entendimiento para tu sabiduría: tu quehacer.
 
                        Esto es el funcionamiento
                        del sistema energético que ves,
                        ¿cómo son los mundos superiores?
            135      En el Árbol Sefirot se podría ver.
 
                        Mas, el árbol Sefirot no es todo lo que Cábala es,
                        dimensiones se encuentran, diferenciadas en su hacer.
                        Dimensiones que explican características
                        y también te hacen entender
            140      que aquello que velan tus sentidos
                        no es todo lo que la realidad es.
                        También te velan la realidad oculta,
                        Sabiduría Oculta es lo que es,
                        aprenderás el porqué sufrimos
145                  qué es sufrimiento y liberarte de él.
 
                        Si el agua es la sabiduría
                        y la de Dios excede a todo conocimiento,
                        que no te extrañe que en tu elevar
                        estén regalos del Cielo.
 
150                  Así, todo aquello
                        que vive en las aguas
                        protegido está del Cielo,
                        esa: su mayor ganancia.
 
                        Pero, como ya te he dicho antes,
155                  el Árbol de la Vida es bien simple,
                        no necesitas saber de Sefirot alguna
                        ellas, por sí solas, te asisten.
 
                        El elevarte en tu espíritu,
                        en el desapego está,
160                  está en no amar lo que nos ata,
                        está siempre en deshilar.
 
                        Tirar del hilo con fuerza,
                        ese será tu esquilar,
                        una fe incuestionable
165                  y, entonces, un salto darás.
 
                        Comprenderás que son muchas
                        las disciplinas que hablan de esto,
                        del elevarte en el espíritu,
                        de aprender a ser bien diestro.
 
170                  De aprender del sufrimiento,
                        aprender el porqué de las cosas,
                        todo esto que digo,
                        con el Tao bien lo domas.
 
                        Así, si te cuestionas
175                  si un saber cuestiona al otro,
                        fácil es hacer ver
                        que no son sino la misma cosa.
 
 
                        El Tao verdadero en la humildad empieza,
                        empieza en la virtud, entonces, empieza en la simpleza.
180                  Empieza en la virtud desinteresada, empieza en el amor,
                        en ser abundantes para, entonces, hacerte abundante el dador.
 
 
                        Que el dador sea, en el Tao, una fuerza
                        y no la llame Dios,
                        no quiere decir que sea otra,
185                  fuerza y establecimiento son:
                        aquello por lo que está tu persona
                        si tu persona está por amor.
 
                        Otro día habrá, entonces,
                        para hablar de la divinidad,
190                  lo que esto es en Judaísmo,
                        para el Tao es la gran Verdad.
 
                        Y, lo importante que vemos ahora,
                        es aquello transcendental,     
                        ser disciplinados empieza en nosotros,
195                  en nosotros esta naturaleza está.
 
                        Está, por igual, ser humildes,
                        desapegados, sinceros y de verdad;
                        tener un corazón constante,
                        persistentes, siempre, y perseverar.
 

  200                  Mas, antes de que cierre esto,
                        no me quisiera olvidar
                        que la Cábala también se dice
                        que fue dada a Abrahán.
                        También se dice y se conoce,
205                  y es que en la Palabra está,
                        que Dios tuvo que advertir a éste,
                        que se apartara del adivinar;
                        que se apartara de esa astrología
                        que de apretarla mucho transformará
210                  el conocimiento primero que vela,
                        distorsionará con él su verdad.
 
                        Que la astrología en su buen empeño
                        nos hace ver un ciclo en otro,
                        cuenta la historia de siempre,
215                  así lo hacen sus retoños.
                        Así, por lo que está,
                        siempre ha estado por una cosa,
                        con su conocimiento hacer llegar
                        bien y abundancia a la humanidad toda.
 
220                  Conocer las esquinas
                        que guarda la Merkabá
                        no está en hacerse tiradas
                        tampoco en la Palabra está.
 
                        Está en la geometría que encierra,
225                  aquí es que se pueden hallar
                        las cuatro esquinas que lo forman
                        y el porqué de su elevar.
 
                        Otro día habrá para esto,
                        para, de una forma natural,
230                  entender porqué es el Árbol
                        y cuál es su esencia y verdad.
 
                        Que, de aplicar su conocimiento,
                        a tu persona, o cualquier cosa,
                        la proporción que siempre hallarás
235                  será la aurea, la divina, sola.
 
                        De esta manera qué digo,
                        ¿qué quiero hacer significar?,
                        que antes de conocer de esferas,
                        de Malkut, Kéter o Chakmah,
240                  de Binah, de Chesed, de Hod o Yesod,
                        de Netzach, Gevurah y Daat;
                        antes de conocer las esferas
                        los caminos se hacen antes, Juan,
                        y sin conocer que hay estos centros
245                  tu sólo los sabrás hallar.
 
                        Los hallarás desde el desapego a estas cosas,
                        escrito en Jeremías, está,
                        en su capítulo treintaitrés, lee,
                        en su versículo tres, está.
 
250                  Así, leerás en la Palabra
                        que cuando de veras buscas a Dios,
                        si de veras es que lo buscas,
                        así es que lo encuentras, en amor.

                        Y, al encontrarlo lo que sucede
255                  ¿qué crees que podría pasar?
                        Descubrirás cosas grandes e incomprensibles,
                        cosas que no has visto jamás.
 
                        Ésta no es otra sino su Palabra,
                        bien cierto y dicho está,
260                  no quieras buscarlo con herramientas,
                        búscalo con el corazón, nada más.
 
                        Así es que lo alcanzas,
                        así es que hallas el entendimiento
                        de apreciar que vale de aquí,
265                  y saber qué es farfolla y cuento.
 
                        Nada habrá como saber
                        que en su matemática sagrada
                        se halla la verdad de todo,
                        búscala en la palabra.
 
270                  Así, cuando recto avanzas,
                        recto verás a tus ojos,
                        aquello que está en el Padre,
                        aquello que es solo abrojo.
 
                        Y entretanto avanzas y ves,
275                  verás la importancia de los símbolos,
                        encierran un gran saber
                        hermético lo hizo el destino.
                        Mas, en nuestro destino está
                        tirar para arriba de esta manta,
280                  que de esconder y liar con mal
                        han destrozado lo Real
                        que el Arte guarda.
 
                        Así, si este Arte está por todos,
                        para todos está el profundizar,
285                  buscar el sentido de las palabras
                        eso, en Cábala, su verdadero afán.
 
                        Saber que de antaño le vienen
                        a cada letra muchos significados,
                        haz lo que te hace leer,
290                  lo que dice la palabra en la mano.
 
                        Si tus brazos están por trabajar,
                        entonces, bien abrirás las manos,
                        que la Cábala no es sino recibir
                        y éste es su significado arcano.
 
295                  Mientras avanzas, más encuentras,
                        también encuentras lo malogrado,
                        otro día habrá para esto
                        cuál es, de Dios, su significado.
 
                        Mas, no olvides que encontraremos
300                  en la humanidad, y en este presente,
                        un alma que nos llegue a todos,
                        y que a todos, pronto, conecte.
 
                        Es un alma que está en la Verdad,
                        aquella que nos habla del Padre;
305                  en su muslo derecho escrito está:
                        el amor-único es lo que trae. (1125)

Verónica García-Melero
Presentación | El Camino de los 13 lotos | El Libro de la Voluntad |
| El Libro de los Cuentos | El Tao de Sheng |