Una mirada a la revisión sistemática sobre la literatura.

El trabajo cooperativo es como una caja de bombones: cada persona aporta un gusto diferente y , sin embargo, ocupa el mismo lugar.

Verónica García-Melero, reflexión personal.

Por último, y con respecto a los nuevos enfoques con los que se investiga el TDA/TDAH en contextos educativos, parece haberse producido un giro en la búsqueda de las causas de su estudio, posicionándose las cuestiones de la Comunidad Científica con respecto a aquellos factores emocionales y sociales que confieren el carácter intrínseco a la atención. En este sentido, ¿requiere de una atención emocional y social en especial el alumno con TDA/TDAH?, ¿su déficit de atención se debe a un déficit de atención emocional y/o social?, ¿existe alguna metodología que ayude de manera especial al conjunto de alumnos?

            De las últimas revisiones realizadas sobre la literatura en intervención educativa en alumnos que presentan TDA/TDAH, la investigada por Latorre-Coscullela, Liesa-Orús y Vázquez-Toledo (2018) alcanza el conocimiento de las prácticas inclusivas que favorecen el rendimiento académico y atención de aquellos alumnos que presentan TDAH, siendo éstas aquellas que favorecen la mediación entre iguales, las orientadas a la construcción de conocimiento desde la aplicación de tecnologías de la información y comunicación (TAC) y la utilización del modelo Making Socially Accepting Inclusive Classrooms (MOISAC), todas ellas como vehículo del aprendizaje cooperativo.

            En especial, el modelo MOISAC está orientado a la creación de escenarios en el aula que permita tanto una interacción social activa entre alumnos como la inmersión en estrategias cooperativas que se orienten en su conjunto al entrenamiento de habilidades sociales que reconduzcan las actitudes de rechazo y, así, favorezcan la inclusión. En pro de efectuar una estrategia eficiente y eficaz dentro de este modelo pedagógico, los docentes han de proveer estrategias de aprendizaje orientadas al seguimiento de reglas para organizar procesos desde los que lograr vínculos positivos con que orientar a los niños en la adopción de una perspectiva acogedora entre compañeros (Latorre-Coscullela, Liesa-Orús y Vázquez-Toledo, 2018).

            Con respecto a la consecución de TAC, estas mismas autoras, desde su revisión, subrayan a las mismas como herramientas valiosas para favorecer una Educación Inclusiva. En este sentido, contribuyen a mejorar la motivación de los alumnos, además de favorecer la experiencia sensible y emocional con el sentido de pertenencia al grupo y las actividades compartidas (Latorre-Coscullela, Liesa-Orús y Vázquez-Toledo, 2018).

            De esta manera, alcanzamos el conocimiento de construir una gamificación quizz que descanse en la cooperación y/o trabajo entre pares, de acuerdo a unas reglas e instrucciones que permitan organizar el proceso, que considere la gestión del tiempo, la organización de la ubicuidad, la formación de grupos y esté orientada a la transformación de conocimiento mediante el uso de TIC, esto es: conseguir hacer TAC. Se presenta como una didáctica óptima y equitativa, en tanto permite una acción inclusiva conjunta, es totalmente acorde con las Recomendaciones del Parlamento Europeo y  favorece: a) la creación de vínculos emocionales, b) la reconducción de actividades de rechazo, c) la cooperación, d) considerar a los alumnos como centro, e) la motivación, f) enfatizar la gestión del tiempo en las actividades, g) la construcción de TAC, h) organizar el proceso de aprendizaje, i) ayudar al docente a desplazar el foco hacia el alumno, j) trabajar activamente, k) focalizar intensivamente la atención, l) mejorar la autopercepción positiva, m) mejorar el rendimiento académico, n) ayudar al desarrollo de competencias transversales, ñ) favorecer el aprendizaje significativo y o) orientar al alumno hacia la autonomía en el aprendizaje.

Verónica García-Melero

Presentación del Proyecto

Índice