Etiqueta: Habilidades

Decodificando la Generación Z: mapa de habilidades (I)

Mi padre me enseñó a defender lo que es correcto, no importa qué.

Rafael Vega, el «Zorro».

A) INTRODUCCIÓN

En la entrada Entusiasmo, Acción y Motivación: epistemología de la voluntad del alumno, alcanzamos el conocimiento de cómo se triangulan su entusiasmo, motivación y voluntad.

Esta voluntad, considerando la perspectiva del aprendizaje voluntario o intencional, exige de patrones más complejos en la voluntad y en el esfuerzo, amén de la intervención del docente dentro de una estructura educativa institucionalizada. De esta manera, conectando el aprendizaje y esfuerzo con aquellas competencias clave que favorecen la consecución de la autonomía del estudiante, se aflora que son las de aprender a aprender y la de desarrollo del espíritu empresarial y sentido de la iniciativa, las que ayudan de vehículo para la autorregulación de la conducta, así como aquellas habilidades sociales y personales que lleva aparejadas: autonomía, seguridad en sí mismo, liderazgo, tenacidad, creatividad, trabajo en equipo, solidaridad entre otras. Éstas son alcanzables, fundamentalmente, desde el desarrollo de estrategias instruccionales de aprendizaje activo, presentándose especialmente atractiva, esto es: «bella y bondadosa», la gamificación.

Si bien, alcanzar el conocimiento de la gnosis de la voluntad, las competencias clave que la favorecen y las metodologías que ayudan en el esfuerzo y conducta motivada del alumno, se presenta como una importante reflexión para mejorar la acción educativa; bien se presenta extraordinariamente importante conocer los perfiles de habilidades que presentan los Gen Zers.

Desde el ánalis de los perfiles de la Generación Z en habilidades y preferencias se puede lograr una mejor adecuación de las metodologías a los propios estudiantes, así como alinear las mismas con las expectativas del mercado laboral.

En este sentido, de considerar la Economía de Aprendizaje, la optimización del input: correlación habilidades-preferencias del alumno con propuesta metodológica por el docente, alcanza un efecto expansivo en el output (formación del alumno). En este sentido, se presenta axiomático que adecuar la metodología a las habilidades y preferencias, no es otra cosa sino satisfacer en gran medida las necesidades y preferencias de los alumnos. Luego, en tanto se logran alinear ambos, se alcanza una mejor respuesta del alumno: su entusiasmo, motivación y voluntad. Circunstancia que nos encamina en la autorregulación de la conducta y autonomía en el aprendizaje (ver Polieconomics, 2019).

2. TRECE HIPÓTESIS Y CUESTIONAMIENTOS PARA FUTURAS INVESTIGACIONES.

Con todo, siendo una propuesta teórica, se abre un presupuesto de hipótesis que proporciona ideas a todos aquellos profesionales de la educación e investigadores que leéis negocioonline.net y os fascina educar, respetar, reconocer y ayudar a una escuela positiva, inclusiva y productiva.

H1: La adecuación de metodologías a las habilidades del alumno consigue una respuesta más motivada en su aprendizaje.

H2: La adecuación de metodologías a las habilidades del alumno consigue una respuesta más satisfactoria en el alumno, promueve la autorregulación de su conducta.

H3: La adecuación de metodologías a las habilidades del alumno ayuda a identificar las actividades que favorecen la construcción de aprendizajes significativos (analizado en E&Y).

H4: La adecuación de metodologías a las habilidades del alumno favorece un clima saludable en clase desde el reconocimiento del alumno.

H5: La adecuación de metodologías a las habilidades del alumno favorece la socialización y construcción de lazos emocionales entre profesor-alumno (Inteligencia Emocional).

H6: La adecuación de metodologías a las habilidades del alumno ayuda a la alineación de perfiles de competencias con aquellas promovidas por el mercado laboral.

H7: La adecuación de metodologías a las habilidades del alumno ayuda a mejorar el curriculo del docente.

H8: La adecuación de metodologías a las habilidades del alumno ofrece una respuesta más positiva en la percepción del alumno del trabajo del docente.

H9: La adecuación de metodologías a las habilidades del alumno fomenta el sentido de confianza del alumno en el profesor.

Etcétera, imagino que podréis sumar más una vez identificado el mapa. Son ideas para explorar. En su conjunto, no obstante, cabría valorarlas desde el prima de la Economía de Aprendizaje, así como el grado de innovación social y tecnológica en el aula.

Así, H10: La adecuación de metodologías a las habilidades del alumno posibilita la Economía de Aprendizaje en la instrucción práctica , etc (depende de la amplitud).

H11: La adecuación de metodologías a las habilidades del alumno posibilita en el docente una autopercepción positiva sobre la eficiencia y eficacia de la incorporación en el aula de innovación social y tecnológica.

H12: La adecuación de metodologías a las habilidades del alumno posibilita en el docente una autopercepción positiva sobre la eficacia y eficiencia del rendimiento de la acción educativa al desplazar el foco de atención a los alumnos (Se pueden considerar muy diversos enfoques: rendimiento, satisfacción del alumno, satisfacción del docente, motivación,…)

H13: La adecuación de metodologías a las habilidades del alumno posibilita en el docente una autopercepción positiva sobre la eficacia y eficiencia de la dirección y gestión del aula desde la perspectiva del rol de leader.

3. MARCO TEÓRICO.

Desde el siguiente análisis se acercan aquellas habilidades que presenta la Generación Z de manera más destacada de acuerdo a diversas investigaciones. En este sentido, se considera importante, como paso previo, definir ese concepto de «Generación Z» para conseguir un entendimiento concreto del intervalo de población al que nos estamos refiriendo.

En este sentido, de acuerdo a Cooper (2019), la Generación Z es el nombre dado a aquellas personas que nacieron inmediatamente después de la población referida a los Millenials. Así, por Gen Zer nos referimos a los nacidos desde mediados de la década de los años 90; no obstante, la concreción del límite se presenta controvertido, gravitando unos dos o tres años arriba o abajo. Por igual de controvertido es el límite de cierre del intervalo de este estudio de cohorte en comparación con su generación inmediatemente anterior. Hasta el momento, determinadas investigaciones la limitan hasta 2015.

Con todo, las delimitaciones del estudio de cohorte convergen en que es una generación caracterizada por el acceso completo y regular a internet, así como a la intermediación para con éste, o el simple disfrute, de la posibilidad que brindan nuevas tecnologías y aparatos/soportes. Por igual, un rasgo característico de esta generación es la conexión online con otras personas, así como en redes sociales, durante un número considerable de horas al día.

Alcanzada la delimitación temporal de la Generación Z, un primer paso consiste en optimizar la adecuación de los métodos a sus habilidades, conocer bien a los alumnos de hoy, así como sus expectativas para con sus procesos de enseñanza. En este sentido, para comprender lo que se pretende con sencillez, se presenta importante cuestionarnos: ¿qué es aquello en lo que más le gusta trabajar al Gen Zer?, ¿qué es lo caracteriza al Gen Zer?

Para tal fin se han considerado cuatro estudios empíricos, bastante reconocidos en la Comunidad Educativa. En concreto, estos son: (1) el Informe Cassandra (2015), (2) el informe del Centro de Estudio de Cinética Generacional (2017), (3) el Estudio Adobe (2016), y (4) el Informe del Gen Z de Ernst and Young (2017).

Son estudios realizados en: EEUU, Reino Unido, Alemania, Japón, China, India, Brasil y Méjico, fundamentalmente. En su conjunto ascienden a más de 6.000 encuestados/entrevistados. En este sentido, son unos 6.000 encuestados de los que se tiene conocimiento, la investigación del Centro de Estudio de Cinética Generacional, por su parte, no facilita su numero, aunque se considera un número muy elevado.

Desde la información que se recolecta se considera el conocimiento del patrón de habilidades y comportamiento de la Generación Z para con sus expectativas en educación y orientadas hacia el mercado laboral. Por igual, son estudios que se presentan ideales para hacer aquellos otros comparados o, simplemente, servir de referente para analizar habilidades en nuestra población.

Desde su conocimiento alcanzamos un mapa de habilidades que nos ayuda a correlar habilidades de los alumnos con aquellas metodologías de enseñanza-aprendizaje que se presentan idóneas para satisfacer las destrezas que requieren las mismas. Éstas adecuaciones terminan por optimizar las propuestas curriculares y, así, ayudan a despertar más el interés del alumno por su aprendizaje, ayudan en su voluntad y esfuerzo. ¿No creen que es algo axiomático?

En este sentido, se procede a destacar los datos más relevantes de cada uno de ellos:

  1. El Informe Cassandra, 2015.

La muestra de este estudio fue de 902 alumnos, comprendidos entre las edades de 7 y 17 años. La metodología utilizada fue la de una extensa entrevista estructurada, arrojando como características predominantes las de: emprendedor, centrado en habilidades, imparcialidad, pragmático, enfocado en la conexión de redes sociales, y la narración de historias.

Por igual, presentan en un 71% una elevada tenacidad, en tanto valoran en gran medida la experiencia del error antes de la consecución del logro.

Con respecto a enfocarse en el desarrollo de habilidades, ésta característica es la más predominante de este estudio, un 89% de los entrevistados presentan conductas creativas y productivas en tanto revelaron que parte de su tiempo libre lo invierten en actividades donde adquirir destrezas, habilidades o desarrollar su creatividad.

2. El Centro de Estudio de Cinética Generacional, 2017.

Las investigaciones llevadas a cabo por este Centro destacan del Gen Zer su atracción por la búsqueda/investigación online de recursos y fuentes para trabajar de manera autónoma. Destacando que se enfocan extraordinariamente en la inmediatez de la respuesta, más que en asegurarse de la veracidad de la misma. En este sentido, dicho Centro define al Gen Zer como un sujeto consciente de sí mismo, autosuficiente, innovador y orientado a objetivos. Siendo las características predominantes: creativo, emprendedor, orientado en objetivos, autoinformado, autosuficiente, con predisposición a la experiencia laboral a temprana edad y enfocado en la conexión de redes sociales.

3. El Estudio Adobe, 2016.

El estudio de Adobe es considerablemente extenso, alcanza los 1000 estudiantes, de edades comprendidas entre los 11 y 17 años, y 400 profesores, el cual fue presentado en EDUCAUSE 2016.

Un hallazgo interesante desde el estudio es conocer que tanto alumnos (78%), como profesores (77%), subrayan que su aprendizaje es más efectivo y eficaz cuando involucra un aprendizaje práctico/activo y, en especial, conlleva el desarrollo de la creatividad. Una evidencia que ha ayudado, desde el estudio, a mejorar la propuesta metodológica en clase por un 60% de los profesores; quienes consideran potenciar este tipo de actividades en clase ya que ayudan a evolucionar el currículum docente.

Como características predominantes en los Gen Zers, el estudio Adobe subraya: creativos, enfocados en el aprendizaje activo/práctico y en la narración de historias.

4. El Informe del Gen Z de Ernst and Young, 2017.

Este informe se presenta como el más extenso de los que se proponen. Fue llevado a cabo en 2016, donde se encuestaron a 3200 Gen Zers, con objeto de conocer las preferencias de esta nueva generación de trabajadores. Los sujetos encuestados provinieron de una diversidad geográfica rica: EEUU, Reino Unido, Alemania, Japón, India, Méjico, Brasil y China.

Revelaron como características más importantes, la valoración del trato con respeto y reconocimiento de las personas, la conducta ética, la compensación justa y promoción entre empleados, una comunicación abierta y transparente y la sabiduría en la toma de decisiones y liderazgo. En este sentido, se posicionan en valorar al responsable inmediato, gerente o jefe por su verdadera capacidad para el liderazgo y sabiduría; cuestionan, no obstante, la posición desde el mero cargo. Han de hacerles ver la valía como merecedores del puesto que ostentan sus superiores.

En síntesis, las carácteristicas más predominantes en este estudio son: emprendedores, pragmáticos, interesados en la experiencia laboral a temprana edad, autosuficientes, con predisposición hacia la narración de historia y enfocados en la confianza y las altas expectativas.

D) MAPA DE HABILIDADES.

La reorganización de las habilidades identificadas en las diferentes investigaciones nos permite obtener un mapa de aquellas que aparecen, indicando en su caso, la frecuencia con que se repiten:

Podemos apreciar, desde la expresión porcentual de las frecuencias relativas, que aquellas dos características en que convergen los citados estudios, representan el 26% de la población. En este sentido, buscar metodologías que posibiliten el desarrollo del espíritu empresarial, así como los procesos aferente-eferente neuronales: aprendizaje por proyectos, redacción de ensayos… ayudan extensiblemente a alinear metodologías y competencias con las habilidades que presentan los Gen Zer a gran escala.

Se considera el término «gran escala» ya que simplemente nos proporciona un mapa, una especie de catálogo generalizado. Esto es, hemos de conocer nuestro «territorio», hemos de investigar nuestras aulas y, así, conocer mejor a nuestros estudiantes. «(La verdad) No está marcada en ningún mapa: los sitios de verdad no lo están nunca». «Moby Dick» (1851), Herman Melville.

Contar con un mapa de patrones de habilidades se presenta como un instrumento útil hacia el que dirigir esfuerzos y, desde ellos, mejorar la calidad de la educación. Desde luego que el primero sería analizar qué le satisface al alumno, qué metodologías le resultan más atractivas.

En este sentido, si no exploramos diferentes metodologías no es posible apreciar la respuesta del alumno. Por igual, si una vez exploradas metodologías no consideramos la encuesta en nuestra clase, que evaluen nuestra actividad para con ellos, no podemos mejorar el curriculum y acción educativa.

Próximamente subiré unos cuestionarios de análisis y observación de lo que se hace en clase, tanto para el propio docente, como para el alumno. Están orientados en la incorporación de innovación social y tecnológica, graducación de la frecuencia del uso de metodologías innovadoras, valoración de la satisfacción para con las mismas y expresión de necesidades y/o preferencias por el alumno. Comprenden solo 19(x2) cuestiones, fácilmente entendibles por los alumnos – se ha considerado profundamente una redacción con «lengua sencillo» para una mejor comprensión-. En el caso del profesor se presentan 19 items.

Comprenden, en adición, una observación matemático-estadística novedosa, ofreciendo una peculariedad para la correlación de variables en autopercepción por lo hecho en clase.

Por igual, están pensados para poder ejecutar un modelo matemático, desarrollado para tal fin, desde el que programar el curriculo en innovación por centro/departamento/aula.

Y, por supuesto, ha sido realizado considerando una extensa bibliografía en pedagogía, metodología y práctica relacionada con la innovación.

Se espera que sean de gran utilidad, ya que a la vez, pueden servir para llevar a cabo en los Centros sencillas auditorías de lo que se hace en clase o programa. Auditorías que pueden ser llevadas a cabo por el jefe de estudios y/u orientador, no requiriendo más de dos observaciones por aula y año o trimestre, de utilizarlos de manera un poco más intensiva. Una propuesta sencilla, fácil, con la que mejorar la acción educativa de un centro: alumnos, profesorado y órgano de administración y dirección.

Considero fundamental la mejora continua en el proceso educativo, la Economía de Aprendizaje. En este sentido, la auditoría puede percibirse como algo draconiano (es una palabra que a veces asusta y debería ser vista como una herramienta de gran valor para mejorar), sin embargo puede ayudar incluso a la expansión en eficiencia y eficacia de los recursos humanos comprometidos en el Centro si se acoge desde la perspectiva del autoaprendizaje y la mejora continua. Contribuyendo entre todos, favoreciendo los lazos sociales y, por supuesto, creando sinergias.

En este sentido, por igual, se presentará un «modelo de negocio» (incorporación de términos de Ciencia de Empresa, simplemente) para promocionar y mejorar las posibilidades que brindan los recursos humanos de un Centro.

Ya que son muchas las personas que aprecian estas terminologías desde la deshumanización, como si fueran paquetes de patatas fritas, considero NECESARIO, comenzar a acercar las oportunidades que presenta la Ciencia de Empresa y Economía para optimizar los procesos educativos, así como su acción.

Es por esto por lo que se considera subir dos proyectos de trabajo para que asimiléis la capacidad de respuesta de la Ciencia de Empresa en la optimización de soluciones, especialmente la dirección estratégica desde la perspectiva del método socrático.

Así, poco a poco irá formándose una idea cada vez más «cosida» de la filosofía, cultura y propósito del know-how que ofrezco de manera personal.

Volviendo al caso de hoy, al mapa, veréis que, por igual, podéis dirigir investigaciones orientadas en la aplicación de diversas metodologías.

Personalmente, considero el método Socrático, así como la integración planificada de metodologías diversas, como métodos a trabajar. En este sentido, si consideráis el método Socrático, una observación directa de las aguas por donde se mueve, nos puede ofrecer posibilidades en el grado en que se satisfacen las habilidades observadas a nivel «mapa». Posteriormente, de acometer estudios een clase, ir haciendo trazados del territorio de cada aula. Desde ellos afloran nuevas aportaciones. Así, como:

H14: La aplicación del método socrático posibilita la alineación de las habilidades de la Generación Z de manera extensible para con la instrucción educativa recibida desde el propio método.

H15: La aplicación del método socrático favorece la voluntad del alumno Gen Z.

En realidad, de considerar cada habilidad que compromete este método, surgen muy diversos prismas.

Por igual, ya que soy una enamorada de Sócrates y, por amor a mi padre e inspiración en él, será aquello que ocupe este blog, en gran medida, así como aproximaciones de cultura y filosofía orientales – taoístas -. En cierto modo, han sido mis compañeras de viaje desde los ocho años. Hoy día, no sé qué clase de instructora de artes marciales sería, pero desde luego que me acerco al maestro de «Saltamontes». Así que, al ser así, es por esto que decido trabajar de esta manera. Seguro que con el tiempo me entenderán…muy bien.

Espero que sirva de ayuda, por igual, a aquellos que llamo «fariseos» – no lo toméis más que a bien-. A ver si os hago ver la luz y os animo al reconocimiento de la Generación Z, a la verdadera inclusión y a que os desprendáis de esa «farfolla», ese exceso de paja que conlleva el empestiñarse estar en el centro como síntoma de conocimiento y liderazgo.

Aferráos a la humildad y a la sabiduría, al avance y al momento histórico, lo único que os puede suceder es que os sintáis inmensamente felices con vuestro trabajo y vayáis aprendiendo a aprender al ritmo de vuestros alumnos.

Posicionaros en el error como fuente de conocimiento y sabiduría, desprenderos de tanta verticalidad y favoreced la construcción de lazos emocionales entre todos en clase. Las metodologías basadas en el diálogo filosófico ya son un motor para emprender en metacognición y sentido crítico; además de poner a los alumnos en el centro y ayudar en la socialización y empatía, en la inteligencia emocional. Logrará con este método: el sentido de la justicia y crítico, el pragmatismo, la confianza, la autosuficiencia, el desarrollo de destrezas (como poco las del pensamiento), el emprendimiento y la creatividad, amén de las habilidades sociales.

Es una técnica sencilla con la que trabajar, por igual, el trabajo en pares y la cooperación. Seguro le ayuda para empezar a dar otra perspectiva a su enseñanza, además de repasar lo visto en clase o lo pendiente por hacer (otra labor que se recomienda). Haga reflexionar a sus alumnos y dialoguen, terminará fascinándole.

Próximamente subiré una propuesta metodológica basada en la gamificación-cooperación de metodologías de aprendizaje activo y método socrático. Espero que os guste y os anime en el cambio, la llamo Alquimia, ya que logra transmutar las aulas, llenarlas de entusiasmo, acción y motivación.

Un saludo a mis lectorxs, seguidorxs y a aquellas instituciones gubernamentales que cuentan con mi manera de trabajar, métodos e investigaciones.

Procuraré trabajar mucho por aquí y difundir mis observaciones y averiguaciones, ¡para qué quiero yo tanta idea! ¿No será más bonito contribuir a que otrxs mejoren sus propuestas y métodos,  o sea un añadido para investigar y/o trabajar en clase; que guardármelo para mí sola?

Gracias a todxs. Hasta la semana próxima, con cariño…

 

¡EAM!

 

Con amor, a mi hijo y mi padre.

Verónica García-Melero

 

Bibliografía

Adobe (2016). Gen Z in the Classroom: Creating the Future. Adobe Education Creativity Study. Recuperado el 27 de Julio de 2018 de: http://www.adobeeducate.com/genz

Deep Focus (2015). Deep Focus Cassandra Report: Gen Z Uncovers Massive Attitude Shifts Toward Money, Work and Communication Preferences. Recuperado el 27 de Julio de 2018 de: http://www.marketwired.com/ press-release/deep-focus-cassandra-report-gen-z-uncovers-massive-attitude-shifts-toward-money-work-2004889.htm

Ernst & Young Report (2016). From Innovation to Expectation – How M & E Leaders are Responding to Gen Z. Recuperado el 27 de Julio de 2018 de: http://www.ey.com/Publication/vwLUAssets/ey-media-entertainment-leaders-respond-to-gen-z/$FILE/ey-media-entertainment-leaders-respond-to-gen-z.pdf

CGK – The Center for Generational Kinetics (2016). Top 10 gen Z and iGen Questions Answered. Recuperado el 27 de Julio de 2018 de: http://genhq.com/igen-gen-z-generation-z-centennials-info/.

Cooper, P.G. (2019). Generation Z. Salem Press Encyclopedia. Recuperado el 18 de Septiembre de 2019 de: http://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&db=ers&AN0100039079&lang=es

Polieconomics, (Ed.), (2019). Economía de Aprendizaje. Polieconomics. Recuperado el 18 de Septiembre de 2019 de: https://policonomics.com/es/economia-aprendizaje/