Etiqueta: Filosofía

(II) Hoy somos…¡MUCHO CHÍ!

Entrada Reeditada. Primera Publicación: 1 de Abril de 2020.

Mono no aware.

Expresión del Budismo Zen

La imagen de la portada nos trae, no solo la frugalidad del ciclo de floración del cerezo: Sakura, flor nacional de Japón; sino la apreciación de la transitoriedad de la vida y el acercamiento a la naturaleza, por igual.

Si nos preguntamos por la duración del ciclo de su floración, podremos apreciar esta frugalidad del tiempo; pues, Sakura marca el inicio de la primavera y, sin embargo, es tan breve su existencia – unas dos semanas-que cae en el cenit de su belleza, cuando aún no ha dado tiempo de llegar a marchitarse. Cerrando, consecuentemente, su ciclo.

En esta flor convergen el pensamiento sintoísta y budista, bases de la filosofía del país nipón. Si bien el sintoísmo venera la naturaleza, ubicando la misma – junto a los eventos que le acaecen – en el centro; bien es conocido que el budismo otorga gran importancia a la transitoriedad de la vida. Así, la belleza de esta última etapa de su floración, cuando la flor se desprende, ocupa la etapa más hermosa para el Budismo Zen. La etapa conocida como «Mono no aware», que significa: tener empatía o sensibilidad hacia todas las cosas y su temporalidad.

Podemos apreciar cómo de calada es esta filosofía en el pueblo nipón, justo para este momento de Sakura, sus gentes celebran multitudinariamente el Hanami. Una festividad en la que los japoneses, en masa, acuden a parques y jardines para comer y beber contemplando su belleza y, por igual, reflexionando bajo la sombra de sus cerezos (Supercurioso (Ed.), 2014)

Celebración del Hanami, Japón.

El cerezo nos trae el florecer, la primavera; aunque también nos trae el renacer, nos trae un ciclo de energía, un ciclo de Qi (Chi). De esta manera, habiendo considerado en Hoy somos…¡SUPERNOVAS! una primera perspectiva metafísica de nuestra luz, de nuestra «energía», y desde un prisma religioso; la transcendencia de la filosofía Budista Zen nos conecta con esta primera observación metafísica y logra ir, en vez de «más allá» (lo que viene a ser el significado de meta), «más adentro», esto es, a nuestro cuerpo físico.

Para que se comprenda con lucidez a qué se pretende dar respuesta con esta conexión de Qi (Chí) y la biología de nuestro organismo, acerquemos aquella primera pregunta que nos hicimos en La Reflexión de la Luz:

Si no, si concibiera esta luz como aquella que manifiesta mi conciencia, mi «luz existencial», ¿podría decir que biológicamente soy luz y es la luz de mi conciencia la que condiciona el bienestar de mi desarrollo?, ¿está la luz relacionada con mi esencia, con la esencia de mi ser?

A) ¿QUÉ ES EL Qi?

Siguiendo esta línea, necesario se hace, en este momento, comprender qué es Qi. Un buen entendimiento del concepto de Qi nos lo proporciona el Profesor Manuel Rodríguez Cuadras en su libro «Medicina Tradicional China: Teoría Básica I».

Sinograma del Chino Tradicional para Qi (Chí)

De acuerdo al taoísmo y a la filosofía y medicina chinas, el Qi, cuyo significado es «flujo vital de energía», es un principio activo que forma parte de todo ser vivo. Literalmente, es un término que significa «aire, aliento, disposición del ánimo« y ha terminado extendiéndose a otros países de Extremo Oriente, como lo son Corea, Japón y otros países, quienes han adoptado su trasncripción como Chí.

Luego, si se preguntaba por la razón de denominarlo así, Chí, aquí podemos comprender su causa. Con todo, contrastarlo con otros conceptos occidentales, puede conducirnos a apreciar similitudes de una manera, tal vez, más natural. Así, los conceptos: energeia, magnetismo animal, élan vital o energía vital (vitalismo) – todos de Occidente – son similares al Qi. En este sentido, también es muy similar el concepto de prana hindú, claro que con unos matices claramente diferenciados.

Entretanto el prana hindú es la energía que desde el aire respirable se adquiere en la respiración, el Qi es ésta misma energía proveniente del macrocosmos, aunque en el microcosmos (el cuerpo humano y la psique); lo que para la tradición India tal energía sería un factor místico.

Alcanzados esta definición primera y contraste con aquellos conceptos relacionados con el Qi, importante se hace también considerar el significado que este término encierra en estas otras culturas. De esta manera, el (Qi en Japonés) se traduce como energía, presencia, voluntad, salud o respiración; y en el yoga hindú, la palabra sánscrita prana viene a significar energía, respiración y sabiduría.

Como podemos apreciar el concepto de respiración, así como la energía, son un denominador común. ¿Por qué es esto? De acuerdo a Rodríguez (2010), editado por García-Melero (2017), los métodos de atención a la respiración, así como algunas técnicas, ocupan un lugar preeminente en los sistemas espirituales y terapeúticos orientales. Ésto es debido a que la respiración es la herramienta principal para el conocimiento del Qi. De esta manera, este concepto de «flujo vital de energía» viene a menudo de la mano de doctrinas espirituales como el taoísmo y el budismo, y de prácticas espirituales como el yoga y el Tachí.

Siguiendo esta línea, los practicantes de doctrinas como el Kung-Fu Shaolín, Taijíquán, el Daito-ryu aiki-jutsu, el Aikido y otras artes marciales, afirman el control y uso que puede alcanzar el humano de la energía: acrecentándola y distribuyéndola por todo el cuerpo o usarla de forma concetrada; todo, gracias a la práctica de diversas técnicas.

Alcanzado este punto, concebimos la Chí como «la energía cósmica que circula de un modo polarizadamente recíproco (yin/yang) en el cuerpo de todo ser viviente y que la armoniosa y continua circulación de tal energía mantiene a la salud del cuerpo y de la psique» (Rodríguez, 2010 en García-Melero (Ed.), 2017, p. 63). Así, la energía Chí discurre por todo un circuito energético corporal a través de los kin – meridianos o canales -, los cuales están naturalemente ordenados, teniendo nodos o puntos clave, denominados xue, que se evidencian principalmente en la dermis. De esta manera, siendo la Chí una energía que fluye continuamente por la Naturaleza, la interrupción de su libre flujo en el cuerpo es la base de cualquier dolencia física o psícológica. Esto es, una alteración de nuestro circuito energético corporal provoca una enfermedad, varias o un síndrome.

Como podemos apreciar, este flujo de energía del macrocosmos, no solo es que nos conecte con nuestro microcosmos a través de la energía que conseguimos a través de la respiración; es, también, que nuestra energía, fruto de nuestra respiración, ha de estar en equilibrio y armonía con la energía de la naturaleza. Aquí estriba el eje central de la filosofía sintoísta, la naturaleza y todos aquellos acontecimientos que le devienen. Un sustrato que sirve de base para el actual «biocentrismo» que trataremos en otra ocasión.

En lo que ahora respecta, alcanzado el conocimiento de este «flujo vital de energía«, Qi o Chí, podemos dar paso a contestar estas primeras preguntas que nos hacemos para afirmar que somos luz.

B) ¿Qué relación hay entre el Qi o la Chí y la luz?

Dalmau-Santamaria (2013), produjo un trabajo, publicado por la Revista Internacional Acupuntura, de gran calado en lo que es ahora un tema de actualidad y de creciente interés: «Biofotones: una interpretación moderna del concepto tradicional “Qi”» . En este trabajo, con ánimo de acercar una interpretación moderna del concepto de la Chí, se describen las bases científicas sobre las que descansa el mismo. Por igual, analiza hallazgos científicos actuales según los cuales se permite relacionar los biofotones y el tejido conectivo, y dicha relación con el sistema de meridianos del circuito energético corporal descrito por la MCT.

«Este hecho podría indicar que los meridianos descritos por la medicina china son como cables de fibra óptica que llevan gran cantidad de bioinformación en forma de biofotones y con la función, entre otras, de contribuir a la regulación y la organización de los sistemas biológicos«. (Dalmau-Santamaría, 2013, p. 57)

Si se pregunta por el biofotón, (del griego βιο, que significa « vida » y φωτο, « luz ») es un fotón de origen biológico que no es el resultado de los productos de una reacción enzimática específica. Luego, se trata de una quimioluminiscencia de origen biológico que se distingue de la bioluminiscencia por la ausencia de mecanismo enzimático relacionado, y por una magnitud o intensidad ultra-débil (del inglés, ultra-weak spontaneous photon emission, o a veces, de forma más simple, ultra-weak photon emission) (Wikipedia, 2020, Biofotón).

Para abstraer esta diferencia entre quimioluminiscencia y bioluminiscencia se hace imperante acercar el conocimiento primero al respecto sobre la transmisión de información desde los sistemas biológicos a partir de biofotones. Esta evidencia fue desarrollada por el físico Fritz-Albert Popp, alquien que encontrará nombrar cada vez más en los medios de comunicación.

De acuerdo a Fritz-Albert Popp, citado por Dalmau-Santamaría (2013), en la transmisión de información desde los sistemas biológicos a partir de biofotones, dichas radiaciones ultradébiles están relacionadas especialmente con la molécula de ADN y tienen un papel importante en la regulación de los procesos bioquímicos y la mitosis, la comunicación celular y los campos morfogenéticos, y la memoria.

En adición, el Dr. F.A. Popp junto con el Dr. Klaus Peter Schlebusch, médico de Essen (Alemania), «demostraron por primera vez la presencia de radiaciones infrarrojas pertenecientes al rango de biofotones de longitud de onda ancha en estructuras del cuerpo humano que parecían ser idénticos al sistema de meridianos descritos por la medicina china« (Dalmau-Santamaría, 2013, p. 56).

Con todo, nos podemos aventurar a ir más allá al conectar la base teórica del trabajo de Dalmau-Santamaría (2013), con el presupuesto básico de conocimiento de Medicina China Tradicional recogido por Rodríguez (2010), editado por García-Melero (2017). así, con ánimo de acercar una interpretación moderna del concepti de Qi, el Dr. Dalmau-Santamaría nos acerca una serie de hallazgos que permiten establecer bases científicas para tal interpretación.

En este sentido, profundiza en la conexión física que procuran diversas teorías y conocimientos para la interpretación del Qi, como lo son: (a) la consistencia que proporciona la física de partículas, (b) la conexión de ésta con la física cuántica, (c) el concepto de campo introducido por Faraday, (d) el Campo Punto Cero, Vacío Cuántico o Mar de Dirac; (e) el Campo creado o campo de Higgs; (f) y hasta la «Partícula de Dios», por ser sintéticos.

C) BIOFOTONES en nuestro cerebro: ¿está nuestra conciencia relacionada con la luz?

Como ha sido expuesto con anterioridad, el Profesor Rodríguez (2010) nos acerca el conocimiento referente al circuito energético corporal, a través del cual discurre la Chí por los kin – meridianos o canales -, los cuales están naturalmente ordenados, teniendo nodos o puntos clave, denominados xue, que se evidencian principalmente en la dermis.

Si, en adición, consideramos aquellas experiencias que nos acercan expertos marciales con respecto al control mental del Qi (Rodriguez, 2010); el hallazgo de Fritz-Albert Popp con relación a la transmisión de información desde los sistemas biológicos a partir de biofotones; y el conocimiento demostrado por el Dr. F.A. Popp junto con el Dr. Klaus Peter Schlebusch con respecto a la similitud que, con el sistema de meridianos del circuito energético corporal según la MCT, presentan las radiaciones infrarrojas pertenencientes al rango de biofotones de longitud de onda ancha en estructuras del cuerpo humano (Dalmau-Santamaría, 2013, p. 56); fácil es cuestionarse si nuestra conciencia es luz.

¿Está nuestra conciencia directamente vinculada a la luz en tanto se demuestra que el flujo de Chí (radiaciones infrarrojas pertenecientes al rango de biofotones de longitud de onda ancha en estructuras del cuerpo humano) está presente en nuestro cerebro, atiende a un circuito energético corporal, transmite información a los sistemas biológicos, está relacionado especialmente con la molécula de ADN y tienen un papel importante en la regulación de los procesos bioquímicos, la mitosis, los campos morfogenéticos, y la memoria?

Es más, podemos ir más allá, ¿está nuestra conciencia directamente vinculada a la luz en tanto se demuestra que el flujo de Chí, además de estar presente en nuestro cerebro, atiende a un circuito energético corporal, transmite información a los sistemas biológicos, está relacionado especialmente con la molécula de ADN, tiene un papel importante en la regulación de los procesos bioquímicos, la mitosis, los campos morfogenéticos, la memoria, puede acrecentarse, distribuirse o concentrarse con técnicas de focalización y meditación y viene de la mano de prácticas espirituales milenarias como el yoga y el Tachí, así como de doctrinas espirituales, igual de milenarias, que tienen como objeto «ELEVAR LA CONCIENCIA»?

Yo, definitivamente, creo que ¡SÍ!

Con todo, si alcanzar el conocimiento de que nuestra conciencia es luz, nos resulta aún descabellado; Pérez (2017) nos acerca un artículo que viene a contener una información asimilada a la descrita y sostiene que «si se produce una comunicación óptica, los Biofotones que producen nuestros cerebros podrían verse afectados por el entrelazamiento cuántico, lo que significa que puede haber un fuerte vínculo entre estos fotones, nuestra conciencia y posiblemente a lo que muchas culturas y religiones se refieren como Espíritu».

Adicionalmente, la Dra. María Pérez (2017) nos acerca, tanto experimentos, evidencias empíricas, como sus propias reflexiones. De entre ellas, resultan fascinantes las siguientes (extraído de su artículo: ¡Los científicos descubren biofotones en el cerebro que podrían insinuar que nuestra conciencia está directamente vinculada a la luz!)

En un par de experimentos, los científicos descubrieron que los cerebros de ratas pueden pasar solo un biofotón por neurona por minuto, pero los cerebros humanos podrían transmitir más de mil millones de biofotones por segundo.

Esto plantea la pregunta, ¿podría ser posible que cuanta más luz se pueda producir y comunicarse entre las neuronas, más conscientes sean?

Si hay alguna correlación entre los biofotones, la luz y la conciencia, puede tener fuertes implicaciones de que hay más en la luz de lo que somos conscientes.

[…] Muchos textos y religiones se remontan al pasado, desde los albores de la civilización humana han informado de santos, seres ascendidos e individuos iluminados que tienen círculos brillantes alrededor de sus cabezas.

Desde la antigua Grecia y la antigua Roma, hasta las enseñanzas del hinduismo, el budismo, el islamismo y el cristianismo, entre muchas otras religiones, los individuos sagrados fueron representados con un círculo brillante en forma de un resplandor circular alrededor de sus cabezas.

Si fueran tan iluminados como se describen, tal vez este círculo brillante fue solo el resultado de la conciencia superior con la que operaron, por lo tanto, una mayor frecuencia y producción de biofotones. Tal vez estos individuos produjeron un nivel más alto de biofotones con una mayor intensidad debido a su iluminación, si existe alguna correlación entre los biofotones y la conciencia.

Pero una de las implicaciones más emocionantes, el descubrimiento de que nuestros cerebros pueden producir luz, es que tal vez nuestra conciencia y nuestro espíritu no están contenidos dentro de nuestros cuerpos. Esta implicación es completamente pasada por alto por los científicos.

El entrelazamiento cuántico dice que 2 fotones entrelazados reaccionan si uno de los fotones se ve afectado, sin importar dónde se encuentre el otro fotón en El Universo sin demora.

Tal vez exista un mundo dentro de la luz, y no importa dónde se encuentre en El Universo, los fotones pueden actuar como portales que permiten la comunicación entre estos dos mundos. Tal vez nuestro espíritu y conciencia se comuniquen con nuestros cuerpos a través de estos biofotones. Y mientras más luz producimos, más despertamos y encarnamos la totalidad de nuestra conciencia.

En este sentido, como hemos expuesto al principio, el flujo vital de energía, Qi o Chí, es la energía que desde el aire respirable se adquiere en la respiración (macrocosmos), aunque para revertirla en el microcosmos (el cuerpo humano y la psique); muy importante se hace subrayar la psique y, por supuesto, que no hablamos de aire, hablamos de un flujo vital de energía (radiaciones infrarrojas pertenecientes al rango de biofotones de longitud de onda ancha en estructuras del cuerpo humano, como demuestra la ciencia) que nos conecta con la naturaleza y el Universo.

Volviendo a Pérez (2017): Esto puede explicar el fenómeno de por qué el estado de un fotón se ve afectado simplemente por su observación consciente, como se ha demostrado en muchos experimentos cuánticos. Tal vez nuestra observación comunique algo a través de nuestros biofotones con el fotón que se está observando, de manera similar al enredo cuántico, ya que la luz es solo una sustancia unificada que se dispersa en todo el Universo y se afecta a través de cada partícula de luz.

Por supuesto, nada de esto está ni siquiera cerca de ser una teoría. Pero hacer preguntas y tomar semejantes hipótesis metafísicas podría acercarnos más a la verdad y comprender qué es la conciencia, de dónde proviene y cuáles son los misterios que se esconden dentro de la luz.

D) PROPOSICIÓN DE DOS HIPÓTESIS A LA COMUNIDAD CIENTÍFICA DESDE LA EXPERIENCIA PERSONAL Y EL CONOCIMIENTO QUE SE COMPARTE EN ESTE ARTÍCULO.

Siguiendo la línea que propone la Dra. María Pérez, quién nos invita a plantearnos hipótesis metafísicas que nos acerquen más a la verdad y comprender qué es la conciencia, de dónde proviene y cuáles son los misterios que se esconden dentro de la luz; con ánimo de conectar la observación de fenómenos físicos con aquellas observaciones de artistas marciales que hacen con respecto al control mental del flujo de energía corporal – dentro de los que me incluyo, con una experiencia desde los 8 años -; se proponen dos hipótesis para la Comunidad Científica.

La primera de ellas descansa sobre esta observación que vengo a apreciar y, dado mi conocimiento en la física natural y cuántica -solo soy una aficionada – desconozco si el planteamiento que propongo es totalmente correcto.

H1: «La adquisición de destrezas en el control del Qi posibilita, bien la expansión y distribución de energía, bien su concentración, lo que vendría a ser ese comportamiento de la partícula en el campo de Higgs».

La segunda de ellas, sin embargo, se nutre de esta primera observación. Más allá de estar acertada o no en la primera proposición; la intención de ésta otra es algo más transcendental para el estudio y, por igual, se nutre del trabajo expuesto en este artículo. De esta manera:

H2: Apreciar el comportamiento de leyes y propiedades físicas en nuestro propio organismo, puede proporcionarnos un campo de investigación holístico, en el que microcosmos (humano) y macrocosmos (universo) nos proporcionan un entendimiento más consistente y veraz de aquellos fenómenos físicos y metafísicos que comprende nuestra realidad y que, a su vez, se interconectan; aflorando, por igual, en una comprensión más profunda de nuestra conciencia.

Por el momento, me ha resultado muy estimulante unir aquellos conocimientos que, con respecto a nuestra luz existencial y vital,

había ido recapitulando; hoy he logrado darle forma, movida por los ejercicios de yoga de mi hijo, los cuales me han inspirado para este artículo.

Con amor y mucho Chí, a mi hijo.

Verónica García-Melero

Bibliografía:

Dalmau-Santamaría, I. (2013). Biofotones: una interpretación moderna del concepto tradicional “Qi”. Revista Internacional de Acupuntura. 2013 7 (2.) 59 – 64

García-Melero, V. (Ed.) (2017). El Libro de Sheng Laoshi. Guía Básica de Filosofía China: Principales Escuelas de Pensamiento y Artes Marciales. Limburg an der Lahn, Germany: PediaPress GmbH.

Pérez, M. (2017). ¡Los científicos descubren biodotones en el cerebro que podrían insinuar que nuestra conciencia está directamente vinculada a la luz! Recuperado el 30 de Marzo de 2020 de: http://draperezbenitezsoc.wixsite.com/home/single-post/2019/07/15/%C2%A1Los-cient%C3%ADficos-descubren-biofotones-en-el-cerebro-que-podr%C3%ADan-insinuar-que-nuestra-conciencia-est%C3%A1-directamente-vinculada-a-la-luz

Rodríguez, M. (2010). Medicina China Tradicional: Teoría Básica I. Fundación Europea de Medicina Tradicional China.

Supercurioso (Ed.) (2014). Sakura, la flor del cerezo y su simbología. SuperCurioso. Recuperado el 30 de marzo de 2020 de: https://supercurioso.com/sakura-la-flor-del-cerezo-y-su-simbologia/

Wikipedia (2020) Biofotón. Recuperado el 30 de marzo de 2020 de: https://es.wikipedia.org/wiki/Biofot%C3%B3n

La Reflexión de la Luz: hoc lumen est.

Entrada Reeditada. Primera Fecha de Publicación: 14 de Diciembre de 2019.

«La Virtud elevada lo es sin parecerlo, por ello tiene Virtud. La Virtud baja se aferra a la apariencia, por lo que no tiene Virtud»

Epigrama XXXVIII, Tao Te King, Lao-Tsé

REVISADO

¿Podría abstraer el conocimiento de que como polvo de estrellas que soy, provengo de la luz, soy luz y hacia la luz es donde voy? o, ¿podría aventurarme a ir más allá y afirmar que soy luz, biológicamente, y, atendiendo al carácter intrínseco de esta naturaleza inherente que le es propia, necesito de luz del Sol para procesarla en mi interior y crecer, como lo hace una planta?, ¿podría aventurarme a decir que soy «fotosintética» y no haberme excedido en ello? Si no, si concibiera esta luz como aquella que manifiesta mi conciencia, mi «luz existencial», ¿podría decir que biológicamente soy luz y es la luz de mi conciencia la que condiciona el bienestar de mi desarrollo?, ¿está la luz relacionada con mi esencia, con la esencia de mi ser?

En este sentido, ¿soy luz?, ¿necesito de la luz solar para ayudar a crecer a la luz de mi conciencia?, ¿necesito de la luz solar para crecer, como la hace mi bambú?, ¿hacia arriba, ahondando sus raíces, siempre buscando el Sol? Es más, antes de seguir por este derrotero de cuestionamientos reiterados, ¿no debería reiterarme a cuestiones en otra dirección?, ¿se habrán cuestionado nuestros ancestros, desde su remota existencia, la importancia y aquello que nos une al Sol?, ¿por qué ha sido el Sol venerado, como un dios?, ¿por qué el Sol se presenta como un símbolo sobre el que edificar un sincretismo que auna las creencias de muy divesas civilizaciones?

Y si decidiera seguir otro derrotero, ¿por qué es tan importante el Sol?, ¿por qué es tan importante su luz para los procesos químicos y hormonales de nuestro organismo?, ¿por qué la luz del Sol condiciona nuestro estado mental y físico?, ¿por qué es posible que en períodos de mayor luz, como la primavera y el verano, estemos más enérgicos y vivos?, ¿más alegres?, ¿con más ganas de socializar, reunirnos, salir, bajar a la playa, tomar el sol, organizar barbacoas, moragas, comidas ocasionales fuera, pasear…?, ¿se debe a que hace mejor tiempo, hace más calor, hay una mayor radiación por nuestra proximidad a él que termina elevando la temperatura y es esto lo que nos condiciona a alterar nuestros hábitos: que hace más sol?

ascensionY si considero que es más sabio considerar el Sol desde la dimensión física, entonces ¿sería importante alcanzar el conocimiento de la física de la luz? En este sentido, ya que por física atiendo al conocimiento de la física natural, la observada como causa-efecto en la naturaleza, ¿tendría sentido retrotaerme al conocimiento epistemológico del concepto de la luz, diferenciar qué es luz de lo que no lo es?, ¿se presenta la luz como algo dual?, ¿atiende la luz a una dimensión polar que la define, esto es, ésta existe de haber tinieblas, de haber un concepto totalmente opuesto:la oscuridad? Es más, ¿el conocimiento que, sobre su polaridad, se tiene, ha sido reflexionado primero desde un alcance metafísico?, ¿habrá sido la metafísica de la luz y la conciencia la que nos ha permito dar a luz el entendimiento de lo que la física de la luz es?

¿Y si existe alguna relación entre nuestro crecimiento biológico, físico y mental, condicionado por el Sol?, ¿se debería en parte a lo que ingerimos?, ¿mayor es la relación directa de biomoléculas fotovoltáicas en el alimento, mayor es la luz que ingerimos?, ¿mayor es la luz que ingerimos, mayor es nuestro bienestar físico?, ¿mayor es nuestro bienestar físico, mayor es nuestra predisposición a una actitud positiva?, ¿una actitud positiva nos condiciona en una conducta constructiva, en un pensamiento positivo, empoderador?, o, ¿será que meditar sobre la luz, la luz de nuestra conciencia, nos conduce a una actitud positiva?, ¿es así que podemos entonces edificar valores positivos y sabios sobre los que construir nuestra personalidad?, ¿o será que la luz la encontramos en todo, y es desde ese todo desde el que podemos evolucionar en bienestar? De esta manera, somos luz y necesitamos de la luz para iluminar nuestro organismo y nuestra conciencia.

Si hasta el momento, toda esta dialéctica de cuestiones se presenta ramificada, antes de irnos por las ramas e instalarnos en la copa, procuremos caminar cada una de ellas en dirección hacia la raíz que las ha traido a su existencia. Descendamos por el tronco, no obstante, y alcancemos un conocimiento al respecto de la luz, desde diversas perspectivas, al menos, aquellas que nos cuestionamos. Posiblemente, desde el conocimiento que al respecto refuta a día de hoy la ciencia, podamos firmemente subrayar aquellas palabras de Jesús el Cristo: «sois la luz del mundo». ¿Será esto cierto?

Bien, con esta reflexión se considera haber hecho alguna que otra apreciación no observada hasta el momento. Seguro que alguno de los profesionales que siguen el blog logra dilucidarla o le sirve de nueva perspectiva. Como suele decirse, a buen entendedor, pocas palabras bastan.

Un abrazo a todas aquellas personas que se unen a la experiencia  negocioonline.net.

¡UBUNTU, UBUNTU!

Verónica García-Melero

Bibliografía

Existen numerosas aportaciones hoy día al respecto de todas las preguntas que se han planteado en esta reflexión. Con respecto a la medicina dejo unas pocas para que ustedes hagan sus averiguaciones si les resulta de interés:

https://books.google.es/books?id=StitDwAAQBAJ&pg=PT236&lpg=PT236&dq=somos+luz+medicina&source=bl&ots=K2i0xzUT-n&sig=ACfU3U20Rck0OSFgfTvpwt2hwVXVDhbv3w&hl=es&sa=X&ved=2ahUKEwjIurfz_bXmAhWS3eAKHVD2AzsQ6AEwBnoECAkQAQ#v=onepage&q=somos%20luz%20medicina&f=false

https://www.ciber-bbn.es/noticias/luz-aplicada-a-la-salud-y-la-medicina-en-la-ranm

https://www.facebook.com/ceciliagarcia.mujermedicina/posts/somos-luz/468867917029376/

También investiguen en Centros de Inteligencia, como el de la OCDE. Existe información muy valiosa al respecto.

Sócrates en la Escuela.

English Version: Socrates at School.

Sólo sé que no sé nada, y al saber que no sé nada, algo sé; porque sé que no sé nada.

Sócrates 470-399 a. C.

A) INTRODUCCIÓN: ¿Por qué aplicar la Mayeútica en nuestra Educación?

En la Biblioteca Clásica Loeb, encontramos, según la traducción de Tredennick (1968), que, originariamente, fue Sócrates (470-399 a.C.) el precursor de la mayéutica, técnica conocida como método socrático; aunque, es importante señalar que se alude al mismo también como mayéutica platónica, dado que Platón, a través de sus diálogos platónicos, transmitió esta manera de conocer y aprender socrática, utilizando, para ello, el personaje de Sócrates (el maestro) en sus debates.

De acuerdo a la traducción de Platón de Tredennick (1968), la mayéutica consiste en una relación entre maestro y discípulo basada en el diálogo, que tiene por objeto alcanzar la verdadera esencia de las cosas. Este diálogo, por su parte, puede establecerse desde una idea errática o ignorada, denominada ironía socrática.

A través del diálogo reiterado se llega al conocimiento de las cosas, ya sea rechazando la ironía propuesta, ya sea alcanzando el conocimiento de lo que se ignoraba. Si bien, esta técnica puede ser considerada en torno al diálogo y debate de alguna idea o concepto, aislada de la ironía. Luego, la mayéutica pretende dar a luz el conocimiento de las cosas desde el conocimiento que ya posee el discípulo.

De acuerdo a Sánchez et al. (2012), el método socrático es muy diferente a la “clase magistral”, constituye una metodología de aprendizaje activo, basada en la metacognición, que focaliza al alumno como protagonista de su propio aprendizaje, fomentando en el discente la creación de una actitud crítica.

Luego, se hace importante definir el término metacognición con objeto de comprender la asociación de este calificativo a la mayéutica. Flavell, en su obra,  lo define como el:

conocimiento o conciencia que uno tiene sobre sus propios procesos y productos cognitivos […] hace referencia, entre otras cosas, a la supervisión activa y la consecuente regulación y orquestación de estos procesos en relación con los objetivos o datos cognitivos sobre los cuales actúan” (Flavell, 1976, p. 232)

Una vez comprendido este concepto, y siguiendo esta línea, Shoenfeld (1992) remarca la importancia del uso de metodologías de enseñanza basadas en la metacognición para mejorar en los alumnos el aprendizaje de las matemáticas. Por su parte, Rigo (2011) defiende la implementación de técnicas metacognitivas en las aulas, subrayando a la mayéutica socrática como técnica de enseñanza-aprendizaje que propicia en el alumno un aprendizaje a partir del autoreconocimiento de su ignorancia en tres fases: momento de construcción, momento de de-construcción y momento de re-construcción. Igualmente, este autor señala que el uso de esta técnica reporta numerosos beneficios en el campo de la investigación y la matemática, lo que se hace necesaria la transferencia de la misma a otras esferas educativas, provocando, así, que las prácticas metacógnitivas que representan la quintaesencia de la mayéutica socrática, tengan una presencia incuestionable en las agendas educativas de distintos países.

No obstante, podemos apreciar que la mayéutica se presenta como una relación entre maestro y discípulo, que a través del diálogo, permite conectar con los conocimientos previos y que, a través de la  de-construcción y re-construcción, el alumno va a adquirir un aprendizaje, a la vez que va a tener conciencia sobre sus propios procesos y productos cognitivos. Son observables en esta técnica los elementos necesarios que han de coincidir para producir un aprendizaje significativo como ha sido abordado anteriormente considerando los postulados de Ausubel, Novak, Gowin y Vigotsky.

Con todo, podemos ampliar la conexión de la mayéutica con los procesos cognitivos de Piaget y la exploración y descubrimiento rememorativo de Bruner, ya que en su conjunto, comprenden, por ejemplo, la base metodológica del Programa de Inteligencia de Harvard.

B) LA MAYEÚTICA EN EL PROYECTO DE INTELIGENCIA DE HARVARD.

El Proyecto de Inteligencia de Harvard  (desde ahora PIH), desarrollado a finales de la década de los setenta, fue concebido, de acuerdo a Mejía et al. (1992), para mejorar las destrezas y habilidades de pensamiento en adolescentes de familias socialmente deprimidas. Para ello, mediante la intervención sistemática, se facilitó el incremento de las habilidades consideradas típicamente constitutivas de la inteligencia.

Así, los contenidos de estas intervenciones se enfocaron en las siguientes habilidades: clasificar patrones, razonar inductivamente, razonar deductivamente, desarrollar y usar modelos conceptuales, comprender y modificar la conducta adaptativa.

Las bases metodológicas de este programa se encuentran en la mayéutica, los procesos cognitivos de Piaget y la exploración y descubrimiento rememorativo de Bruner, siendo su objetivo: desarrollar habilidades cognitivas útiles en sí que faciliten la adquisición de otros conocimientos extensibles a situaciones y contextos de la vida personal, familiar y laboral.

Por otra parte, con respecto al informe que emana de la institución que llevó a cabo el proyecto, Harvard University (1983) revela que tanto los estudiantes experimentales como los de control presentaron una mejoría en las puntuaciones de los test a lo largo del año de experimento. Siendo, por otra parte, el progreso del grupo experimental, mayor que el del grupo control en la mayoría de los casos propuestos. Arrojando unas diferencias estadísticamente significativas, lo que hace del proyecto un programa prometedor.

El éxito de este programa ha encontrado cabida en la puesta en práctica del mismo en numerosos países a escala global. De entre uno de sus ensayos, Ramos (2014) estudió a través de su metodología como el PIH influye en el CI, así como las implicaciones en el desarrollo organizativo y profesional de los docentes. El estudio le ocupó cuatro años, concluyendo que:

“la incidencia del PIH en el CI es muy positiva, produciendo mejoras cognitivas en los alumnos, medidas a través del test de inteligencia “g” de Cattell. Con respecto a la organización y desarrollo profesional, influye positivamente en la autonomía de la actividad docente, el compromiso con su práctica pedagógica, así como la autocrítica necesaria para evaluarla constantemente, generando propuestas pedagógicas flexibles, mediante la autorreflexión. La comunicación de esta experiencia influye positivamente, tanto en la comunidad escolar, como en la comunidad local, estimulándoles a participar en proyectos educativos orientados a mejorar la calidad de los procesos de enseñanza-aprendizaje y de la educación” (Ramos, 2014, pp. 1-2)

Por otra parte, Ramos (2014) propone que el aprendizaje activo supone un mayor grado de implicación en el aprendizaje en cuanto conlleva  aparejado una continua búsqueda de respuestas y formulación de hipótesis. Considerando al aprendizaje activo como un proceso interpretativo que permite comprender la realidad, confiriéndole el carácter de  actividad constructiva.

C) LA MAYEÚTICA EN EL MÉTODO HARVARD PARA ESCUELAS DE NEGOCIOS.

Christopher Langdell, desarrolló en 1870 el método de casos más antiguo conocido. De acuerdo a Donham (1922), por aquel año Langdell era el nuevo decano de la Harvard Law School (HLS) y procedió a abordar su clase desde el método socrático debatiendo un caso que sus alumnos posteriormente deberían producir y dar solución. Su éxito fue tal, que en 1920 la escuela de negocios, Harvard Business School (HBS) introdujo en la asignatura de marketing el método del caso en 1920. Posteriormente, se fueron sucediendo otras de sus escuelas.

Donham (1922), en su trabajo, explica que el objetivo principal es que los estudiantes aprendan por sí mismos, a través de procesos de pensamiento independiente, desarrollando la capacidad de usar sus conocimientos y habilidades, construyendo nuevos significados desde aprendizajes anteriores. Ya que, según este autor, los conocimientos sin la capacidad de ponerlos en práctica no son útiles, además de que la habilidad no alentada continuamente por nuevos conocimientos convierte en rutina a cualquier actividad. Algo que, de acuerdo a Ausubel (1976) es definido como aprendizaje mecánico, el otro extremo de un continuo con respecto al aprendizaje significativo. Y es que, para este autor, Ausubel, el aprendizaje significativo ha de observarse no solo como un proceso, sino como un producto. En este sentido, la atribución de significados que se construye con la nueva información es el resultado de la interacción entre subdimisores claros, ya presentes en la estructura cognitiva y la nueva información.

Por otra parte, Donham (1922) subraya que para alentar la actividad, el profesor actúa de guía y catalizador, propiciando el diálogo y debate, permitiendo que los estudiantes descubran las ideas significativas por sí mismos, siempre dentro de un marco lógico. En este sentido, la teoría de los modelos mentales de Johnson-Laird viene a complementar la que postula Ausubel. De acuerdo a Johnson-Laird (1983), los modelos mentales son aquellas representaciones que dotan de poder predictivo y explicativo a los individuos, dado que se caracterizan por su funcionalidad. De no poseer estar cualidades los modelos mentales, es muy difícil que se atribuya significado al contenido. Razón por la cual, un aprendizaje será tanto más significativo cuanto mayor sea la capacidad de los individuos de generar modelos mentales relacionados con la materia objeto de estudio. Por lo que la información o contenido ofrecido ha de ser considerado sustancial de manera que favorezca la construcción de dichos modelos mentales, algo que requiere de la significatividad lógica.

En resumen, podemos concluir que la mayéutica, además de ayudar a construir modelos mentales funcionales dotados de poder predictivo y explicativo que ayudan a la construcción de aprendizajes significativos; como metodología activa, involucra un proceso interpretativo que permite comprender la realidad, confiriéndole el carácter de  actividad constructiva. Igualmente, favorece la relación interpersonal entre maestro y discípulo, así como con el grupo, lo que permite una mayor socialización, además de conferir el efecto catalizador que procura la emoción en el aprendizaje. Sin olvidar que esta metodología metacognitiva ayuda a desarrollar la reflexión, el pensamiento deductivo e inductivo, la solución de problemas, el planteamiento de hipótesis, entre otros,  lo que deriva en una mayor actividad cerebral, que como ha sido probado, procura su mayor desarrollo y favorece la inteligencia.

NOTA FINAL:

Este artículo es un fragmento del Marco Teórico de mi Trabajo Fin de Máster del Profesorado, finalizado en Junio de 2018 por la Universidad Isabel I. Su esencia es la mayeútica, con lo que, por igual, hace un guiño a Platón. En concreto, la introducción y reflexión primera es la frase del azucarillo de la foto de más abajo. Un azucarillo que guardé de un café en una de esas veces que subía a ver a mi padre al Hospital San Cecilio cuando le amputaron su segunda pierna (hospital en el que también yo nací). Él siempre me animó a ir más allá, a que desatara mi capacidad, a que me puliera. Y, en fin, también el hacer el camino es algo muy emocional. Mi padre se despidió sin poder caminar, y yo he caminado intentando ir más allá gracias a su inspiración y con la canción que me dedicó en mi 35 cumpleaños, 24 de marzo de 2013.

Recordándolo hoy, y sintiendo que siempre es mi inspiración para pensar, trabajar y llegar más allá, dejo este pequeño artículo sobre la mayeútica con el deseo de que también inspire a otras personas en la educación, especialemente a aquellos profesionales que apuestan por una Educación Inclusiva y Positiva de verdad.

Con amor, a mi padre.

Verónica García-Melero

Bibliografía:

Ausubel, D. (1976). Psicología educativa. Un punto de vista cognoscitivo. México: Ed. Trillas.

Ausubel, D., Novak, J. y Hanesian, H. (1983). Psicología educativa: un punto de vista cognoscitivo. México: Trillas

Ausubel, D. (2002). Adquisición y retención del conocimiento. Una perspectiva cognitiva. Barcelona: Paidós.

Donham, W. (1922). Business Teaching by the Case System. The American Economic Review, 12, 53–65.

Flavell, J. (1976). Metacognitive aspects of problema solving. En L.B. Resnik (Ed.), The nature of intelligence (pp. 231-235). Hillsdade, N.J.: Lawrance Erlbaum Associates.

Gowin, D. (1981). Educating. New York: Cornell University Press

Harvard University (1983). Proyecto Inteligencia. Informe final. Ministerio para el desarrollo de la Inteligencia Humana, Venezuela.

Johnson-Laird, P. (1983). Mental Models. Toward a cognitive science of language, inference and consciousness, Cambridge: Harvard University Press

Kurfiss, J. (1988). Critical thinking:theory, research, practice and posibilities. Washington, Association for the studiy of higher education. Asheeric Higher Education, 2.

Megía M. et al. (1992). El proyecto de Inteligencia de Harvard. Madrid: CEPE

Pérez, M. (marzo, 2013). Comunicación y oratoria con programaión neurolingüística e inteligencia emocional. Conferencia llevada a cabo en la universidad de Navarra. Navarra.

Ramos, M. (2014). Influencia del Proyecto Inteligencia Harvard en el desarrollo cognitivo de los alumnos de educación primaria. Implicaciones en el desarrollo organizativo y profesional en el segundo y tercer ciclo de educación primaria. Avances en supervisión educativa,  22. Recuperado de: https://avances.adide.org/index.php/ase/article/download/48/…/ase_22_25_ramos.pdf

Rigo, M. (2011). La Mayéutica y su aplicación a un cuestionario dirigido a docentes. En Educación Matemática XV (pp. 523-532), Ciudad Real, España:SEIEM, Universidad de Castilla-La Mancha.

Sánchez et al. (2012). Metodología de aprendizaje activo a través de la mayéutica platónica. Departamento de Metafísica y Corrientes Actuales de la Filosofía, ética y Filosofía Política. Universidad de Sevilla.

Shoenfeld, A. (1992). Learning to think mathematecally: Problem solving, metacognition, and sense-making in mathematics. En D. A. Grows (Ed.), Handbook of research on mathematics teaching and learning (pp. 334-370). New York: Mc Millan

Vigotsky, L.S. (1987). Pensamento e linguagem. São Paulo: Martins Fontes.

VV.AA. (2017a). Ud2: Procesos de aprendizaje. Universidad Isabel I. Apuntes de Aprendizaje y desarrollo de la personalidad.

El camino de los 13 lotos.

La flor que florece en la adversidad es la más rara y bella de todas.

Buda

El relato que te acerco hoy, hijo, espero que lo atesores con amor. Haz de él una estrella que, en tu corazón, lata siempre. Una estrella que ayude a guiarte, que siempre viva en tí y en tu día a día. Una estrella que te ilumine, que te alumbre en tus discernimientos y, por supuesto, sea una llama que avive cada uno de tus gestos. Porque como siempre te diré, a las personas se las conoce por sus hechos, no por sus palabras. Observa siempre ésto y te hará sabio; pues, con poco, serás hábil para desentrañar su verdadera esencia. Sabrás distinguir el bien y el mal. Por esto, ¡abre los ojos!,¡lávalos con el conocimiento y la sabiduría práctica de la vida! Esto te dará una seguridad plena: la observación.

Es por esto por lo que has de considerar tres cosas siempre. La primera de ellas sería el apreciar tus juicios para tí mismo, esto es: «el silencio». La segunda cosa sería sobre cómo apreciar tus juicios. Así, para la apreciación de los mismos, recuerda siempre esta sabiduría: «La puerta es a la sonrisa, lo que el espejo a los ojos». Fácilmente comprenderás que cuando una persona pronuncia una verdadera sonrisa, por igual sonrien sus ojos. De no ser así, será algo fingido; por lo tanto, apreciarás que «las cosas fingidas, como flores marchitas, caen; puesto que ninguna simulación puede durar largo tiempo» – ésto mismo dijo Marco Tulio Cicerón-. Y, finalmente, considera «el recogimiento»: la humildad en tus actos, juicios y observaciones.

Sinograma de la palabra «dào», conocida como Tao, traducida literalmente como «camino».

Te estoy hablando de flores, ¿has visto qué de belleza encierra una flor?,

¿serán las flores perfectas?, ¿atienden a alguna proporción?,

¿será su proporción divina, como divino es su Creador?

Aprecio la creación en una rosa y también la evolución,

ésta es nuestra conciencia, también nuestra aspiración. ___________________5

Sabido es que representa a Cristo, a su despertar, a su amor.

También representa su misericordia, su fe incondicional, su dolor.

La rosa es especial en el Cristianismo, en otras culturas, lo es otra flor.

¿Será tan válida como la rosa una flor de otro color?,

¿será posible simbolizar la conciencia, la sabiduría, la transformación, __10

en un loto como el de Buda, el que a su paso deja con amor?

Porque cuando Buda pasa, pasa y deja una lección,

y la lección en la estela de perfume envuelta,

envuelta de ritmo y acordes, como una canción.

Buda nos acerca enseñanzas, siempre lo hizo con devoción, _______________15

por igual nos las acercó Cristo, envueltas en parábolas para la razón.

También es sabido que afligía a Cristo, y mucho, en su pasión,

hablar del conocimiento que nos transmitía,

Él nos enseña y, sin embargo, ¿quién aprecia su proporción?

Porque la medida de Cristo es justa, verdadera y vive en el amor, _________20

por igual ha sido transmitido por Buda, conducirnos a la paz interior.

Me gustaría que cerraras los ojos y que meditaras en la felicidad.

Ciérralos fuertemente, así será fácil dejarte llevar,

y ahora, ábrelos mirando adentro, ¿qué te dice tu corazón?

¿Has visto qué bienestar contemplas, apreciando el amor? ________________25

¿Ves como un abrazo, un apretón de manos, o un simple achuchón;

también contar contigo, contar también con tu opinión;

por igual decir te quiero, apreciar tu presencia, tu razón;

e incluso reconocer tus méritos, tus logros, sacrificios, superación;

son aquellas cosas que la felicidad te ha mostrado desde tu interior? _____30

¿Se me han olvidado cosas?, ¡pues claro que sí, hijo!, ¿acaso soy Dios?

Pero en su camino inspirado, muy cerca de contemplarlo estoy,

después de todo, espero la muerte y que junto a Él me lleve con bendición.

Pero también, esperando la muerte, vivo mi vida con mucho amor;

desconozco el día que llegue, así es que te dejo mi valoración, ____________ 35

para que siempre la lleves contigo, la tengas presente, mi corazón.

¿Cómo podría, cariño mío, estar presente siempre, si ya soy mayor?

A veces me pongo a hacer cálculos, para cuando tu cuarenta,

¿cuántos tendré yo?

Entonces, caigo en la cuenta que tal vez chochee, ¡qué se yo!, ___________ 40

porque vivir quiero hacerlo bastante, quiero estar junto a tí, mi amor.

Quiero verte crecer contento, crecer viviendo con admiración,

todas esas cosas importantes, que se las lleva el viento, de un volón.

Porque el tiempo es siempre el presente, es deshacerte de excesos,

de tanto pasado, que no es sino depresión. _______________________________45

Y por igual, si te obstinas con el futuro, la ansiedad te subirá la tensión.

Apreciar el momento de hoy, agradecerlo, abrazarlo con devoción.

¿Te has dado cuenta del regalo?, presente se llama al día de hoy.

Tal vez te estés preguntando, ¿por qué en el camino, trece lotos, hay?

Y, ¿por qué no hay simplemente rosas, si de rosas, el camino de en medio, es?

Simplemente porque para abrir la rosa de nuestra conciencia,

para alcanzar nuestra paz,

es necesario apreciar grandes enseñanzas, desde las que poder reflexionar.

Posiblemente me quede corta,

tan solo son enseñanzas que te ayudan a pensar, ________________________ 55

a reflexionar en tu día a día, a apreciar la bondad.

Pero las aprecio singulares para el cambio, para la transformación personal,

para meditar en nuestra vida, para ayudarnos a despertar.

A abrir los ojos a la vida vívida,

a la vida serena, sosegada, llena de paz. ___________________________________ 60

Necesitarás conocerte a ti mismo, para dejar de dormitar.

Necesitarás de mucha más sabiduría que la vida (Sheng) te deje al pasar.

No hay nada como la experiencia propia,

pero ¿y tener experiencias apreciando como llegar a tu paz?

Me refiero a estar sereno, seguro, confiado, _______________________________ 65

lleno de esplendor, viviendo en paz.

Doblegando cualquier contratiempo,

manteniéndo la calma, sintiéndote confiado,

fluyendo como el mar.

Y, ahora, si me permites, ha llegado el tiempo de… ________________________ 70

contarte los trece relatos; los trece, el camino harán,

y, así, los trece lotos, a tus pies, quedarán.

Como siempre, Juan; como siempre, cariño, con amor, mamá.

Flor de loto morada.

El Libro de Sheng Laoshi.

«In every job that must be done, there’s an element of fun».

Mary Poppins.

El Libro de Sheng Laoshi: Panegírico a Juan.

Si bien me ocupo de una basta filosofía, vetusta y enrraizada, presentada infranqueable, libre de influencia alguna, establecida remotamente y siempre compañera de viaje; bien me ocupo, y a través de ella, de exaltar la fuerza y coraje del amor de verdad, de sentir amar verdaderamente.

Y ese amor es mi hijo, mi dios griego, mi Apolo, mi Panegírico. Y ese amar es insuflarme valor como lo haces, alentarme vida, entusiasmarme el alma, avivarme el espíritu.

Porque a través de tí, Juan, establezco mi camino. Un camino cambiante, un camino de mil pasos que comienzo nuevamente hoy con ir más allá de la edición del libro de filosofía que hice por tí, y para mí por igual. De esta manera, si el Libro de Sheng Laoshi como guía básica de filosofía China es una guía para tí, para mañana, para mí; la intención de este libro, «Sheng Laoshi» («La maestra Sheng (vida)»), espera ser por igual una guía, aunque una guía muy especial. Como irás leyendo, estará salpicada de cuentos y relatos que nos permitan a tí, a mí y a todo aquel que lo aprecie, conocer aquella sabiduría atesorada en cada pequeña enseñanza filosófica. De esta manera se puede poner orden a muchos conceptos dispersos que, aunque aprendemos, olvidamos también con el transcurso del tiempo.

Mayo 2017

¿No será bonito, entonces, reflexionar la enseñanza de un cuento?, ¿no será más sencillo discernir y anclar la sabiduría que nos acerca el mismo que simplemente estudiar esa enseñanza? Como podrás apreciar, el simple hecho de procesar la información de cualquier cosa en un escrito – en un ensayo, por ejemplo -, nos ayuda a anclar ese conocimiento. La neurociencia nos dice, en este sentido, que utilizamos procesos aferentes-eferentes neuronales, los que trabajan la procesación de la información y nos conducen a dar significación a aquello que pretendemos aprender. Porque la simple escucha, la simple lectura, no involucran tantos de nuestros sentidos; es así que la involucración activa en aquello que se hace nos permite aprender eficazmente. Nos permite poner todos nuestros sentidos en ello.

Sin embargo, esa involucración activa ha de nacer del entusiasmo por lo que se hace, de poner en ello nuestra voluntad. Así, si hoy aquí te dejo conocimientos encerrados en cuentos, por igual te invito a que el día de mañana, cuando tú consideres que ha llegado tu tiempo, reflexiones y los reinventes, y hagas de ellos tus mejores cuentos, hijo.

Es fácil observar que breves historias sobre las cosas que nos rodean, atendiendo a un marco ideológico y filosófico que nos pueda servir de vehículo, más que profundizar en la gnosis de cada doctrina, nos puede procurar nuestra propia iluminación. Porque en sí, como verás hijo mío, no son sino enseñanzas universales, que están presentes siempre en el tiempo, que viajan en él, pero vienen a ser su eje. Si todo cambia y gira, la enseñanza se mantiene fija y constante a lo largo de la eternidad, ésta siempre es la misma, sólo que en el mayor número de los casos no la apreciamos, no la vemos. Y pasa delante de nuestros ojos, totalmente inadvertida.

A través de tí, Juan, es como alcanzo la luz, siempre te diré esto. Curiosamente «luz» fue tu primera palabra, luego azul («sul»), luego azul y verde («sul y verde»), como así es representada la felicidad. Si ahora te llama ésto la atención, cualquier buscador te devolverá imágenes de campos verdes con azules intensos, por felicidad. Y esa felicidad, ese «sul y verde» es lo que he alcanzado gracias a tí. Porque es a través de tí, hijo, como alcanzo la luz. Hay luces que se encienden para otros y, sin embargo, terminan iluminándonos. De esta misma manera, el alumbrarte me ha traido la claridad que anhelaba.

¿Sabías la importancia y transcendencia de esta conexión en nuestra realización como madres? Hay algunas mamás que no conciben ser mamá como tal realización, claro que con el tiempo aprecian esa verdadera esencia. Siempre habría de empezar en la empatía, en la empatía para con las demás mamás. Porque de no empatizar con el sentimiento de ser madre y de lo que se quiere a un hijo, bien simple es de entender que profesar una conducta con malicia agazapada hacía los hijos de los demás es propio de no ser una mamá realizada. ¿Será una buena madre entonces? Es probable que sí lo sea, claro que alguna circunstancia de su vida la haya podido empañar y apagar. Seguro termina iluminándose con cualquier circunstancia que le acaezca, siempre ten fe en que todo cambia, en que las personas son inteligentes y sabias, saben rectificar y, por supuesto, no juzgues, Juan.

Esa realización de la que te hablo como madres ha sido estudiada en el tiempo. De entre los eruditos que en esta figura se han detenido, aprecia el conocimiento que transmite Carl Gustav Jung en el campo de la psicología analítica. En este sentido, con el arquetipo de la madre, de lo «maternal», se entienden por características y por antonomasia para con esta realización de la que te hablo: «la mágica autoridad de lo femenino; la sabiduría y la altura espiritual más allá del intelecto; lo bondadoso, protector, sustentador, lo que da crecimiento, fertilidad y alimento; el lugar de la transformación mágica, del renacer; el instinto o impulso que ayuda […]» (C. G. Jung. Los arquetipos y lo inconsciente colectivo, página 79).

Pues hijo, todas estas cosas has hecho florecer en mí, no hallo mayor realización en este mundo que ser tu mamá. Me has transformado, me has llenado de tu magia. Porque, Juan, eres pura magia, puro amor. Una bendición del cielo.

Febrero 2019

Si profundizas entenderás la importancia de los relatos, ¿cómo de otra manera podría yo hacerte saber aquella altura espiritual que va más allá del intelecto? Sencillamente es llenarte de ese soplo de Dios, que te inspira en su sabiduría y te ayuda a plasmar esa bondad y crecimiento que en el corazón albergamos todas. Pero no hallamos mejor manera para expresarlo que el relato, que la imagen, que la religión, que el mito, que el sueño.

Y si los sueños, sueños son, yo sueño con contarte cuentos. Así, fácil es de entender que escribirte este libro es contarte mis sueños. Con él podré despertar, cambiarme a mi misma para crecer en el espíritu, podré renovar mi interior y mi vida, consecuentemente. Porque con el conocimiento de lo que contiene aprendo a quererme, te hablo de la Ley del Crecimiento: «donde quiera que vayas siempre estarás tú». Entonces, ¿no estaré por igual en el cuento? Por igual, cuando lo asimiles tú: ¿no estarás por igual en el cuento?

Recuerda siempre que lo que nos rodea nos refleja y reflejamos lo que nos rodea: sé responsable con lo que reflejas. Si te propones ordenar, ya has dado un primer paso; un primer paso en ordenar hago al escribirte este libro. Pues es fruto de una conexión contigo, producto de mis pasos, ahora junto a tí, para tí y contigo.

Recuerda también aquello que dijo Platón: «El que aprende y aprende y no practica lo que sabe, es como el que ara y ara y no siembra». Por esto, cada vez que asimiles una enseñanza, procura ponerla en prática. Importante sería, por igual, recordarte a Mary Poppins: «hay un elemento de diversión en cada trabajo que debemos hacer», procura ver la diversión, procura abrazar la emoción por aquello que haces. Es como poner un azucarillo en las cosas para endulzarlas, es «una cucharada repleta de azúcar» diría Mary Poppins, – de unos ocho a diez gramos, el azucarillo es-.

A spon full of sugar.

Recuerda que lo que sembramos es lo que recogemos. Si sembramos amor, dedicación y entusiasmo, de seguro la vida nos ha de premiar con más amor, dedicación y entusiasmo.

Por eso, hijo, no olvides que la llama del entusiasmo te mantiene focalizado en objetivos, te mantiene activo, productivo, eficiente, eficaz y consecuentemente: FELIZ.

No olvides que la llama del amor te procura fuerza, coraje, y te mantiene vivo, querido, importante: FELIZ.

No olvides que la dedicación es el trabajo constante que termina convirtiéndose en afición o amor por lo que haces, y por ende, eso te hace FELIZ.

A mi hijo: la luz de mi vida. Quien me hace FELIZ.

Te quiero, mamá.

P.D.: La presente entrada es la apertura a un libro de ética inspirado en mi hijo. Comienza con una dedicatoria para él. Posteriormente se añaden cada uno de los cuentos como entradas. Se prevé añadir gran parte del contenido del libro; no obstante, la obra completa se publicará como libro de papel para su difusión. Espero que os anime y guste su lectura en vuestro día a día.

Por igual, también dejo un pequeño cover de voz mezclada con una canción original, soy una mamá muy aficionada a la música y, también, a bailar y cantar con mi hijo. Este tema, en especial, fue el tema que empecé a cantar para bailar y también dormir en mis brazos a mi sobrina Berta. Es una canción muy especial para mí, posiblemente porque fue en mi sobrina en quien empecé a aflorar ese sentimiento de protección y amor incondicional materno.

Curiosamente, ambos, mi sobrina y mi hijo, contaron con la misma habitación en el hospital, y mi hermana y yo, la misma cama. Curiosamente, se llevan un ciclo zodiacal, ambos comparten el mismo signo. Ambos son «mono», ambos son una monería de hermosos, por dentro y por fuera, porque así es la hermosura.

Un abrazo a todos mis lectorxs y suscriptorxs.

Atentamente,

Verónica García-Melero

These boots are made for walking. Cover de voz con la canción original de Nancy Sinatra.

Café ALQUIMIA : te-veo en el OKO.

Ars Laboriosa Convertens Humiditate Ígnea Metalla In Mercurio

A.L.C.H.I.M.I.A.

¡Hola a todos los seguidores de negocioonline.net!

Estoy muy entusiasmada con vuestras suscripciones, no paran de crecer y, la verdad, es una de las maravillas más grandes con que puede contar cualquier blogger: ¡con una magnífica audiencia!

Así que, antes de nada: ¡INFINITAS GRACIAS A TOD@S!

Con ánimo de hacer más interesante este pequeño rincón de internet he ideado una pequeña estructura para el «Ojo», la cual agrupará en distintas áreas la información que presente. En un principio está orientado como una revista, con distintas secciones. No obstante, habría que multiplicar las entradas para que tenga sentido su organización. Con lo que, en breve, se irán añadiendo pequeños post con los que se dé vida a este pequeño proyecto y, así, se vaya configurando de manera natural su estructura.

otro cafe

Por el momento, hoy inauguramos el «Café Alquimia: te-veo en el OKO». El porqué de su nombre…se debe a diferentes razones, razones que, entre todas, logran tejer el propósito del café.

La idea que lo dota de vida es la del cómic, desde la fantasía que ofrece un formato como éste, se puede acercar un «pensamiento abstracto» que roza lo «mágico» y con un toque de «humor». No obstante, su intención es la de dar a luz una nueva didáctica, una nueva manera con la que acercar conocimiento del pensamiento de nuestra historia. No podemos olvidar que somos historia.

En este sentido, el propósito didáctico es el de acercar conocimientos muy diversos sobre filosofía, sociología, economía, educación, empresa…con un trasfondo humanista. Bien, reflexionando sobre el conocimiento que le es propio a cada autor; bien, conectando dicho conocimiento con algún tema de actualidad o de interés. Podríamos decir que el «Café Alquimia» acerca el pensamiento filosófico en su más extenso alcance, de manera, tal, que venga a concebirse como un pensamiento universal, sin límite de espacio y tiempo.

En el «Café Alquimia» tendrán encuentro personajes dispares y de diferentes momentos de nuestra historia, quienes reflexionarán sobre cualquier idea, tópico o problema de nuestra actualidad. Será una manera con la que «transmutar» el conocimiento de diferentes doctrinas, siempre con el toque de humor, algo ácido, de este tebeo.

Como véis, es un tebeo en el que «te-veo» tomando un café con mucha filosofía, un café universal para un encuentro ameno y divertido, donde humor y sabiduría se encuentran. Un café que probablemente te haga reir un rato o, si no, te haga pensar un poco.

Por su parte, las letras «OKO», simbolizan: la primera O, la energía de «ON» (dispositivo de encendido); y KO,  «K» (ka) + O con flechita (símbolo alquímico del hierro, Fe), el café. Es por esto que su lema será: OKO, energía y café.

Como podéis apreciar, es un café con «Alquimia», un café que procura transformar el pensamiento, tu estado de ánimo a mejor y, desde el que se espera, no te deje indiferente su sabor: es universal, seguro alberga un sabor diferente para cada persona.

La transcendencia de la «Alquimia», como arte en pro de la transformación de lo negativo en positivo, de la «transmutación», es la que espera plasmarse en su «te-veo». Desde luego que reflexionar sobre cualquier tema con humor y contrastando diferentes ciencias…siempre puede resultar entretenido y, si no, alguna enseñanza logrará transmitir.

caféalquimianegocioonline.net

La O con flechita, como símbolo alquímico del hierro, Fe, también está inspirado en la fe en Dios. Desde luego que, personalmente, la búsqueda del conocimiento de Dios es lo que me hace conseguir «transmutar» estos conocimientos. Luego, procurar expresar al mundo contrastes sobre tópicos de actualidad desde la sabiduría que albergan distintas ciencias, me parece una intención noble y movida por la voluntad. Por la voluntad y amor por el conocimiento, que no hay más grande que el que hay en Dios.

Espero que, con el paso del tiempo, se consiga mejorar un poquito más el formato, bocadillos y escritura. De todas formas, los bocadillos están pensados para que se detenga la mente y, de esta manera, ordene un poquito la conversación. Esta pequeña técnica ayuda a prestar atención sobre lo que se aprende, por lo menos eso creo yo.

Y, por último, un café, ¿por qué? Soy amante del café, me encanta su sabor y olor, sin embargo, la razón de ser de un ambiente como este nace en mi experiencia profesional. He sido camarera por muchos años, empecé en un negocio familiar y, con posterioridad, lo he sido muchos veranos en el «Miramar», «mirando al mar», mirando el agua. Quiero decir, que es un bar, café o restaurante donde tienes la posibilidad de conocer y dialogar con personas de muy diversas profesiones, de muy diversos backgrounds y, todas, brindándote la oportunidad de conocer desde muy diversos puntos de vista. Así es que «el verdadero sabio extrae su conocimiento de todo el mundo (Proverbio Iraní)». ¿No consiste en esto la humildad?, ¿no es la humildad el principio de la sabiduría?

Espero que os guste.

Con mucho cariño, un abrazo a todos mis seguidores y lectores. ¡Mil gracias por serlo!

Con mucha voluntad y amor,

Verónica García Melero.

¿Qué es Café Alquimia? …………Un Nuevo N.E.R.D.

Un Nuevo Nombre para la Enseñanza Reunida y la Didáctica: un café alquímico, donde pensamiento, filosofía y nuevos hallazgos se unen para transmutarlos en nuevas ideas y enseñanzas a través del humor.

 Te-veos publicados hasta el momento:

T-veo 01: Los 8 mandamientos del registro de jornadas.

T-veo 02: La voluntad del agua.

T-veo 03: Mindfulness in Business (Part 1)

T-veo 04: Mindfulness in Business (Part 2)

T-veo 05. Lucy Octopussy y el IdC.

T-veo 06. Lucy Octopussy y el Equipo de Growth Hacking.

T-veo 07. Lucy Octopussy y la Criptomoneda.

T-veo 08. Melero: la Incognita…

T-veo 09. Melero: Tecnología Espiritual…

T-veo 10. Melero: la Bee-blioteca.

T-veo 11. Ài Lǎoshī (爱 老师).

T-veo 12. Mindfulness in Business (Part 3).

T-veo 13. Mindfulness in Business (Part 4).

T-veo 14. Adra KmCero: la Divulgación Científica.

T-veo 15. La Primera Cena: el Desarrollo Sostenible.

T-veo 16. El Crucero: nosce te ipsum.