Loto V. El loto de Sam «la tarotista»: OM y Bet.

“Om Mani Padme Hum“

La joya del loto

Sam:


Cuando hablamos de dualidad,
hablamos de un continuo;
algo que en su devenir,
opuesto traerá, fijo.


Aquí creo que hay una enseñanza,
¿estará tal vez en la vacuidad?
Porque vacuidad,
no es que halla nada,
ya hemos visto que será.


Vendría a ser como el karma,
tejido de causa que efecto traerá.
Vendría a ser el complemento,
aquello que existe porque el otro está.


Así, se desvanece al apreciar ésto
el concepto de aquello que es dual.
Uno se necesita a otro,
la forma de uno,
vacío a otro será.
El no ser
es ser en su forma;
el vacío del no ser,
su forma será.


En fin, que parece complicado,
pero fácil es de apreciar, Juan;
que la tolerancia y acercarte a otros
descansa mucho en la bondad.
Descansa en la misericordia,
la compasión: su piedad;
por igual, lo hace la paciencia,
fruto dulce a tu boca traerá.


Este avivar el espíritu,
esta manera de caminar,
es gestionar las emociones,
ser amable y generosidad.


En la conducta empieza lo noble,
empieza, aquí, la humanidad,
y te ayuda a subir arriba,
a elevarte: espiritualidad.
Así, en la conducta,
es donde empieza la virtud,
aquí empiezas a ser humano,
aquí empieza la gratitud.


De esta manera es que vemos
que la vacuidad del Zen
no es negar que haya opuestos,
es abstraer el ritmo del ser.



Juan:


Me encanta cómo te explicas,
eres como la Sibila, Bet.
Sam y Bet son la misma cosa,
Sam, su nombre es dios, es;
la letra hebrea de la que hablamos,
igual nos dice que es Bet.

¿Cómo podría decir yo ésto?
Reflexionemos sobre su letra,
mucho hay de sanscrito dicho
en lo que el hebreo aquí pesa.

Así, de coger el Om,
el mantra más sagrado y vivo,
es el origen de la creación,
y también es su sonido.
Es el Señor de las Aguas,
aquel que es su principio,
es quien se mueve por ellas,
¿y qué simboliza? Lo divino.

Es en el Universo,
la Realidad Superior;
Brahman, de quien hablo,
verdad eterna y bendición.

También es infinito,
también es asexual,
es penetrante y no cambia,
y todo cambio traerá.

Esto podría ser la inmanencia,
solo es así la eternidad,
es lo que Ain Sof llaman,
y su shefa lo revelará.

Siendo el sonido primero,
el sonido primordial,
comprende en un instante de tiempo
a toda la realidad.




Maestra Sheng:


Está en aquello que hemos dicho,
también está en la vacuidad,
se es uno y en su vacío
forma al dos es que hará:
ser el uno dos veces,
así empieza lo universal.
Así, el vacio de la forma,
su forma a Bet traerá,
en apariencia es doble,
parece ser la dualidad.
Pero parecer no es ser,
es una imagen,
así, es que está en Daath,
alcanzar ser con el Uno
lo que en realidad es su verdad.


Así, Dios son ambas cosas,
a su imagen es que somos hechos,
no es masculino y femenino,
aquí se confunden los sexos.
Pues no hay sexos, ya no existen,
del ser es su integridad;
se es asexual como el Principio,
el uno y el dos es su verdad.

Integrar en tu ser comprende
alcanzar este conocimiento,
macho y hembra fuimos hechos
a su imagen, el entendimiento.

Esto no quita para nada
que nos diferencien los sexos,
mas, transciende el ser y todo cambia,
se funde, así, con el Universo.

Si buscaramos información,
especialmente del Padre Nuestro,
el antiguo, el que Jesús dijo,
el que escrito está en arameo,
se refiere a Abba, ¿como Padre?,
como Padre-Madre dice el texo.

Y si solo cogemos la palabra,
alef-bet, bet-alef habla;
columnas de arriba y abajo,
unidas al ser, por su estaca.
Trazadas están a la derecha,
camino recto es del que hablan,
la misericordia es, a las virtudes,
la mayor y grande abundancia.

De arriba es que nos viene,
del Ain Sof, su agua:
oxígeno que es masculino,
en hidrógeno, femenino, es agua.

Lo primero es una semilla,
que a Bet, cuando ves, dilata;
mas, despúes es que viene,
lo que contiene el agua.

Si considerara la alegoría,
el buscar en las palabras,
de ser Mem alguna cosa,
se sabe, entonces, qué es agua.

El agua es algo divino,
en su heredad es que se espera,
que Bet, la reina madre,
se haga de la corona de ella.

Hablar de alef, es hablar de mucho,
el Yo y tu yo y la espera,
es inclinarte en el camino,
así, el agua se precia.

Porque en la bondad del ser
está la mayor de las cosas;
es acercarte a ser como Él
y alcanzar con el Uno, la gloria.


Gran misticismo hay en ésto,
que no lo llamen oculto,
que el conocimiento espiritual,
si bien es que es de otro mundo,
para el mundo es que está
y aquí empieza lo fecundo.


La abundancia del ser
en sus virtudes empieza,
en ser humilde y honesto,
en hablar la verdad: su grandeza.

La religión nos habla de ésto
como el mayor de los tesoros,
ser así te traerá,
el mayor de los oros.
Fuerza, templanza te traerá,
belleza y justicia, comprenden,
así es la inmortalidad en Él,
pocos se ve que esto entienden.


Por igual, está el desagradar a Dios
lo que sería también tu karma,
si mentira hay en tu voz,
soberbia, y mucha, agazadapa.

Vicios que son al alma,
y de los que más detesta Padre-Madre;
acercarte a la virtud vendrá
tu mano diestra, tu padre-madre.
Que diestra es la misericordia,
también de ella habló Jesús,
devuelve la otra mejilla,
de Dios, ésto, su gratitud.



Sam:


Antes de seguir con ésto,
no me quisiera olvidar
de la propia grafía de Om,
y su sonido universal.
Cuando lo trazamos vemos
por igual, a la letra Bet,
el espermatozoide que es uno,
en hebreo, Nun, también;
y la vasija que lo contiene,
el clavo fijado a tu pared.
Entonces, ¿qué contiene?


Contiene a la Creación,
el uno y uno que hacen vasija,
el uno y la vasija, la Unión.


Contiene a los dos principios
que contiene la vida,
oxígeno para vivir,
hidrógeno para fluir vida.


Así, en Bet está,
la madre de todas las cosas,
el vientre, que es vasija,
y todas ellas las forma.
Y, ¿cómo se forma ésto?
¡Cómo se podría formar!,
¿no es abundante el vientre
de aquella que es mamá?
Así en su abundancia,
Jasadim está,
ésta es la misericordia,
devoción y fe serán.


Maestra Sehg:


¡Cómo me alegra vuestro pensamiento!,
¡anda que no hilais bien!
Acabo de acordarme
que algó habrá escrito de Bet
en el libro de la Voluntad,
pues, voluntad es Bet.
También hay algún pasaje
de lo que el alef-bet es,
la importancia de las emociones,
el árbol de la vida, también.
Claro que también hay otro árbol,
ese el el de un cuento,
¿lo llevas Juan, contigo,
has leído los que tengo?



Juan:


Alguno que otro he leído,
cuando tengo momento;
al principio del Camino
me regaló, para cuentos,
el libro que así se llama,
el Libro de los Cuentos.


Maestra Sheng:

Ahora me gustaría,
para concluir esta observación,
que busquemos simbología
que expresa este cartón.
Lleno está de imágenes,
la Cábala para mí, ésto no es, no;
más lleva de sociedad secreta,
que de lo que es Ain Sof.
Mas, nadie puede negar
que utilizan conocimiento
de la palabra abrahámica,
pongámosle, ahora, verso. ............241 (7407)

Verónica García-Melero
Loto V. El loto de Sam «la Sacerdotisa»: Om y Bet.