Conectando con…»El Proyecto Alquimia».

Lo imposible no existe para una mujer, solo le toma tiempo conseguirlo.

Carolina Herrera

El motivo de esta entrada es darles una agradable noticia a aquellas personas que se motivan, empoderan y/o ayudan de alguno de los recursos de este blog.

Si bien, el propósito del blog es direccionar la intención del mismo en la Ciencia de Empresa Aplicada en la Educación; bien he comunicado que nuevas o actuales investigaciones que estoy haciendo permanecerán en stand-by en este rincón de internet (las considero para el futuro de mi hijo).

No obstante, con relación a trabajos ya realizados, los cuales espero subir progresivamente para que se entienda el propósito del conocimiento y filosofía personales que imprimen cada aportación; he acordado desarrollar con una persona muy especial una maravilla de libro de investigación científica aplicada.

Importante se hace diferenciar este «Proyecto Alquimia», de la sección de didáctica divulgativa y escritura, del «Proyecto Alquimia» de investigación que encontramos en la sección de Ciencias de Empresa Aplicadas en Educación. A priori, la mera clasificación nos ayuda a distinguir, con simpleza, el desarrollo de una escritura/libro dentro de una perpectiva didáctica -ésta que nos ocupa-; de aquella otra idea que comporta todo un Proyecto de Investigación que da vida a esta nueva intención literaria.

Así, de querer conocer los linderos sobre los que se irá moviendo esta investigación científica aplicada es aconsejable la lectura progresiva del Proyecto Alquimia de Investigación.

Bien, como he dicho más arriba en esta breve introducción, esta persona con la que haré un inmejorable equipo es muy especial para mí. Él es un antiguo alumno, a quien tuve la oportunidad de conocer trabajando como profesora en Inglaterra. Es una persona que, con el tiempo, se ha convertido en mi «serendipia» personal, en todo un apoyo, un verdadero amigo. Me hace sentir inmensamente feliz con pocas palabras, desde luego que sabe llegar al corazón. Por igual, es muy ácido en el humor, con lo que será una verdadera obra de una, tal vez, nueva expresión literaria de la divulgación científica.

Es posible que os preguntéis cómo se llama. Él es Mark Stevens, y juntos iremos desarrollando esta nueva aventura literaria que empezamos en breve y de la cual os iré transmitiendo algún avance por aquí. Será escrita en inglés en un principio. Hablar de traducirla al español todo dependería de qué tal su progreso. Esperemos que vaya bien, si Dios quiere.

Por supuesto iré hablando de esta persona tan especial para mí y de cómo consigue elevar el espíritu con poquito.

Hoy le dejo a Mark un fuerte abrazo, besotes y, por igual a Dianne, su mujer.

Love xxx

Vero