Categoría: Obligaciones Fiscales en Autónomos

El autónomo de Europa: ¿es tan ventajoso como lo pintan?

«Cuida de los pequeños gastos; un pequeño agujero hunde un barco»– Benjamin Franklin -.

Hace casi cinco años desde que Xirau Manuel publicó en FORBES un conocido artículo: ¿Cuánto cuesta ser autónomo en Europa? Se convirtió rápidamente en una noticia viral, salpicando de infografías, artículos, vídeos y esquematizaciones, tanto prensa, como internet. Desde luego que es inestimable el peso que ejerce en la opinión pública esta famosa revista económica.

Desde este artículo, FORBES hizo un repaso a la situación de autónomos en Europa. Para este fin, nos acercó datos que, de manera «simbólica», vienen a representar cada uno de los regímenes. En adición, puntuó cada uno de los mismos, aunque sin especificar muy claramente los criterios.

Esta información tan selectiva termina opacando las características de cada régimen y país, con lo que terminamos preguntándonos ¿qué verdad esconde la aplicación de cada régimen de autónomos? Porque, esta noticia, más bien destaca las ventajas que, a cada régimen, brindan sus características. Es como si nos hubieran vendido exclusivamente las virtudes de un producto, el aspecto positivo y de valor. Como…la ausencia de cuota en Francia el primer año, o la cuota mensual en Reino Unido de 13 a 58 euros mensuales. Sin embargo, desde estas peculiaridades que configuran cada uno de los regímenes, no termina de entenderse completamente su funcionalidad y características. No termina de entenderse su verdadero alcance.

Con objeto de hacer observable el «coste de ser autónomo en Europa», resulta interesante escanear alguna de las fuentes que ofrecen información al respecto y sintetizarla como sigue: considerando aquella que se presenta crucial para la comprensión y valoración del alcance económico y de responsabilidad social y laboral de cada uno de los regímenes propuestos.

A) francia

Empecemos con Francia, el país al que FORBES otorga mayor puntuación. Con respecto a su régimen, después de haber analizado la información de distintos artículos periodísticos e infografías, hemos terminado por recuperar la información de COCEF, la Cámara Oficial de Comercio de España en Francia. Especialmente, porque hemos encontrado información difusa y que se contradice.

En el informe «Guía del Emprendedor» de 2014, COCEF, para el Regímen del Trabajador Autónomo, nos esquematiza la información más relevante del mismo. Una de las figuras que presta confusión es el auto-entrepreneur, que en algunos artículos aparece descrito como una figura aparte, que combina una fórmula normativa diferente al autónomo. Sin embargo, de la lectura del Informe de la COCEF puede apreciarse que el autónomo en Francia enviste tres figuras diferentes, si bien, todas ellas comparten la misma normativa aplicable.

Estas figuras son el:

  • Autónomo a título principal, que sería aquella persona que desde una situación de desempleo decide incorporarse al mercado por cuenta propia.
  • Autónomo a título complemetario, que serían aquelas personas que trabajan por cuenta ajena y deciden emprender una actividad autónoma como complementaria, o estudiantes que se inician en el ejercicio de alguna actividad, entretanto continuan sus estudios.
  • Autónomo a título individual, que sería quien ejerce la actividad exclusivamente a titulo individual.

franceEs muy importante la consideración de la cifra de negocios para hablar de autónomos en Francia. La filosofía de este régimen tiene su razón de ser en la micro-empresa y, como tal, delimita unos volúmenes de facturación máximos para poder optar al mismo. De hecho, de superarlos, el trabajador autónomo es excluido de oficio de dicho régimen.

Los dos grandes límites en cifra de negocio se establecen en función del tipo de actividad. Así, las actividades comerciales, de ventas de mercadería, restauración, alojamiento…cuentan con un techo de ventas de 82.200€. Las actividades de ciertos profesionales, alquiler de locales, servicios..cuentan con límite de  32.900€.

Con respecto a los porcentajes aplicables, varían en función de la configuración del régimen al que opten, así como del tipo de actividad. Es un régimen con una cuota progresiva.

En adición, Francia está exenta de IVA, lo que significa que no factura y repercute IVA, aunque tampoco se deduce el de sus compras. En España, por el contrario, esta actividad se haya sujeta a IVA, tanto en compras como en ventas.

Con respecto a las virtudes de este régimen, cuenta con los siguientes derechos:

  • Asistencia sanitaria
  • Jubilación
  • Pensión de viudedad
  • Pensión de invalidez
  • Pensión de incapacidad temporal

Derechos también reconocidos en nuestro régimen de autónomos.

Con todo, actualmente, Francia se haya inmersa en una reforma de dicho régimen, el cual se espera extinguir en 2020. Destacando la necesidad de equipar el mismo al régimen de trabajadores por cuenta ajena, dado el elevado número de disfuncionalidades que presenta.

 

B) reino unido

La segunda posición, del estudio de FORBES, la ocupa Reino Unido, con una puntuación de 8. Las características que acerca la revista son: una cuota de entre 16 a 58 euros, sin declaraciones trimestrales de IVA, se paga al del ciclo fiscal en función de las ganancias.

La presentación de las características de este régimen paracen, a simple vista, muy ventajosas, sin embargo:

  • Los 16 euros de cuota son para actividades con cifra de ventas inferiores a 8.400 euros. Por encima de dicho límite, la cuota mensual para a 58€.
  • No hay declaraciones trimestrales puesto que en Reino Unido las declaraciones de IVA son anuales, lo que no exime al autónomo del cumplimiento de dicha obligación. Es un régimen sujeto a IVA, al igual que el español.
  • Al cierre fiscal se abonará el 9% del volúmen de ventas, además de las cuotas mensuales.

No obstante, para entender propiamente el régimen británico hay que considerar el rasgo fundamental que lo caracteriza. En este sentido, este sistema de autónomos diferencia tres figuras, clasificadas de acuerdo a su facturación anual.

Los autónomos en Gran Bretaña no pagan una cuota mensual fija en función de la cotización que elijan como en España.  El sistema británico diferencia tres tipos de autónomos según su facturación anual, y que quedan divididos de la siguiente manera:

  • «Class 2»: autónomos con facturación inferior a 7.775 libras al año. Para ellos el régimen estipula el pago de una cuota fija a la seguridad social de 2.7 libras semanales, además de la cobertura sanitaria básica que corresponde a dicha categoría.
  • «Class 4»: autónomos con facturación comprendida entre 7.775 y 41.450 libras. Contribuyen a la seguridad social con el 9% de sus ingresos anuales fijos, en adición de un porcentaje variable según los tramos de facturación (especificados anteriormente).
  • Registro en el VAT (value added tax, lo que equivale al IVA español). De facturar más de 79.000 libras como autónomo o freelance, el registro en este impuesto, así como su liquidación anual, es de obligado cumplimiento. No obstante, para una facturación inferior, es optativo.

 

C) HOLANDA

La puntuación para Holanda, según FORBES, es de 7 puntos. Esto se debe al pago único de una cuota anual de 50 euros. Aunque no cuenta con seguro médico.

De seguir indagando sobre las características del régimen de autónomos de este país, encontramos:

Que la cuota anual de 50 euros no es una contribución a la Seguridad Social, sino a la Cámara de Comercio de su ciudad. Cámara en la que habrá de registrarse obligatoriamente.

Este régimen no cuenta con seguro médico, si bien, el seguro médico básico oscila los 100 euros. Aunque también invita a la contratación de seguros adicionales, en tanto se quiera acceder al derecho de determinadas prestaciones sociales.

Durante los cinco primeros ejercicios de actividad, la tributación en IRPF está exenta. Transcurridos los mismos, se tributa entre un 25 y 50% del beneficio de la actividad.

D) ITALIA

italiaItalia cuenta con una puntuación, según FORBES, de 8 puntos. El distintivo de este régimen: solo tributa un 20% de la facturación anual. No existiendo cuotas a la seguridad social. Es más, con esta tributación del 20% de su volumen de ventas se asegura la cobertura de: jubilación, incapacidad temporal, discapacidad, desempleo y asistencia sanitaria.

Con respecto a la liquidación de IVA, es un régimen sujeto, al igual que el español, y cuenta con un tipo del 22%.

E) ALEMANIA

El caso alemán es el peor puntuado por FORBES, con un 6,5.

Su cotización a la seguridad social ronda los 260 euros al mes, si bien el autónomo queda exento del pago del mismo de facturar menos de 1.700€ mensuales.

Otro beneficio con que cuenta es la exención del pago del IVA para una facturación anual inferior a los 17.500€, o contar con una edad por debajo de los 30 años.

No queda determinado con claridad si existe una tributación de pago a cuenta similar a la española. No obstante, el sistema de tributación para el IRPF es lineal progresivo, contando con tramos. Concretamente cuenta con tramo cero (Nullzone), hasta 8.472. A partir de este importe, en el primer tramo progresivo (erste Progressionszone) se aplica el tipo impositivo inicial del 14%, que aumenta linealmente hasta el 23,97%. Por encima de los 13.469€, se entra en el segundo tramo progresivo donde el porcentaje crece de manera más lenta hasta llegar al tipo impositivo máximo de 42% (Spitzensteuersatz). A partir de 52.881€ brutos anuales, este porcentaje queda fijo y se deriva proporcionalmente de los importes que no superan los 250.731€. Después pasa a ser directamente del 45% y se aplica igualmente para cualquier cuantía que traspase este último límite. Se suele llamar coloquialmente el impuesto de los ricos (Reichensteuer).

En síntesis, podemos destacar que es un régimen que aparentemente se presenta atractivo para una facturación pequeña, sin embargo, la ley obliga al pago de un seguro social que ronda el valor del seguro autónomo español.

 

Finalmente, hemos podido comprobar que las ventajas que ofrecen otros regímenes con respecto al español se hacen palpables para ingresos pequeños. Ya que, de considerar un autónomo comercial, con una facturación mediana, definitivamente, el caso español parece presentarse mucho más ventajoso de lo que lo pintan.

No obstante, es fundamental considerar al autónomo como la figura del autoempleo, aquella capaz de impulsar la economía del país, de hacerlo crecer. Y si bien, había nuevas medidas y reformas en el régimen en pro de facilitar el acceso al mismo, bien es necesario subrayar que estas medidas se han presentado insuficientes.

De hecho, actualmente se negocia un cambio en la tarifa plana con objeto de dotarla de mayor efectividad. Para ello han establecido cinco tramos, quedando de la siguiente manera:

Primer tramo: autónomos cuyos ingresos no superen el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), de 735,90 euros/mes, su aportación a la Seguridad Social será similar a la tarifa plana, de unos 50 euros/mes aproximadamente durante dos años, sujeto a que no se superen unos ingresos anuales de 10.302 euros. Pasado ese periodo de dos años se podrá prorrogar año a año, hasta un máximo de cuatro.

Segundo tramo, los autónomos con ingresos netos superiores al SMI pero inferiores a 30.000 euros/año podrán elegir entre la base mínima actual de cotización, on una cuota de 278,87 euros al mes, y una base máxima, de 1.106 euros, común para el resto de tramos.

Tercer tramo, con rendimientos netos anuales entre 30.000 y 40.000 euros, la base de cotización mínima será de 357 euros/mes;

Cuarto tramo, con ingresos entre 40.000 y 60.000 euros/año, la base mínima de cotización será 417 euros mensuales.

Quinto tramo, los que superen unos rendimientos netos de 60.000 euros deberán pagar 556 euros al mes.

 

Sinceramente, ¿no sería más fácil contar con una tarifa plana reducida indefinida, entretanto no se supere el SMI? Posiblemente anime a muchos ciudadanos a constituirse como autónomos y arrancar con su actividad. El hecho de presentarse por un tiempo, prorrogable a condicionantes, termina por no calar simpatía en la ciudadania como advierten numerosos profesionales inmersos en promover una reforma justa. Después de todo, además de elevar a la superficie parte de la economía sumergida, es muy probable un efecto expansivo en nuestra contribución a la Seguridad Social.

Por otra parte, el salto del primer a segundo tramo, de acuerdo a la proposición hecha, parece demasiado descompensado. Con 10.303 euros de ingresos anuales la cuota alcanza los 278,87 euros mensuales, lo que supone 3.346,44 euros al año, es decir: el 32,48% del ingreso anual del individuo. Esto supone dejar muy por debajo del SMI la percepción mensual, de considerar un reparto uniforme.

Para que me entiendan bien: 10.303 euros anuales ya nos colocan en el segundo tramo y suponen 858,58 euros mensuales, de considerar un reparto mensual uniforme. Sin embargo, al detraer los 278,87 euros de cotización al mes, el ingreso mensual quedaría reducido a: 579,71 euros. Lo que representaría un 78,77% del SMI. Este tramo propuesto, definitivamente contraviene el principio de contribución equitativa y justa que promueve nuestro Estado de derecho. Con lo que, de no haber realizado un cálculo erróneo, ¿no sería necesario que ajustaran este tramo dentro de un tipo progresivo lineal, de manera que la detracción resultante sobre la capacidad económica de las familias no termine siendo un menoscabo?

 

Verónica García-Melero

Fuentes:

¿Cuánto cuesta ser autónomo en Europa?

http://ec.europa.eu/employment_social/empl_portal/SSRinEU/Your%20social%20security%20rights%20in%20UK_es.pdf

https://www.eleconomista.es/gestion-empresarial/noticias/9291749/07/18/La-tarifa-plana-universal-de-50-euros-para-autonomos-tendra-su-fin-en-2019-.html

http://www.portalalemania.com/trabajar-en-alemania/2016/11/03/retenciones-sobre-la-renta.html

https://www.eleconomista.es/gestion-empresarial/noticias/9291749/07/18/La-tarifa-plana-universal-de-50-euros-para-autonomos-tendra-su-fin-en-2019-.html

http://www.mitramiss.gob.es/es/mundo/consejerias/francia/webempleo/es/teinteresa/columna1/noticias/Documentos/Guia_del_Emprendedor_COCEF.pdf

 

¿Qué gastos me puedo deducir si trabajo en casa?

Para todas aquellas personas que trabajan en casa, esta pregunta es una constante, y de hecho, más acentuada aún debido a la Reforma Fiscal, ya que ciertos criterios deformados por el boca a boca  pueden llegar a confundirte.

Recientemente hubo una sentencia por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid en la que da razón a un autónomo que trabaja desde casa, habiéndose hecho eco la noticia en cuanto a que los autónomos podrán deducirse el agua, la luz, el gas..

Sin embargo, esto no es posible al 100%, ya que se han de cumplir una serie de requisitos para poder aplicar deducciones si trabajas en casa. Estos requisitos pueden sintetizarstrabajar desde casae somo siguen:

  • Es una medida aplicable a los autónomo dados de alta en régimen de estimación directa del IRPF
  • Los gastos deducibles serán todos aquellos que estén directamente vinculados a la actividad económica
  • Todos los gastos deben estar justificados mediante facturas emitidas a tu nombre.
  • Los tickets que ahora se llaman facturas simplificadas, sólo será posible tenerlos en cuenta como gasto, pero no podremos deducirnos el IVA
  • Todas las operaciones deberán estén registradas en el libro de gastos e inversiones

En conocimiento de estos requisitos y una vez notificada a Hacienda tu actividad laboral o profesional a través del modelo censal, los gastos  deducibles, si trabajas en casa, son los siquientes, y atendiendo a los porcentajes que se detallan:

Oficina, local o vivienda donde se realiza la actividad empresarial: En tu declaración censal deberás notificar a Hacienda cual es el porcentaje que destinarás a tu negocio (lo que se denomina “afectar la vivienda al negocio”). De destinar una o dos habitaciones, es probable que  afecte entre un 15% y un 50% de tu espacio. En éste caso podrás deducir los siguientes gastos:

Si la vivienda, local u oficina es de tu propiedad:

  • Gastos que se generen, como teléfono, luz, agua,  cuota de comunidad, reformas, seguro, intereses vinculados a la hipoteca y la amortización fiscal del inmueble.
  • Parte proporcional del IBI  afectada al negocio

Si la vivienda, local u oficina es en alquiler:

  • Estar en posesión de un contrato que nos permita realizar una actividad económica dentro de la casa.
  • El alquiler debe ser ajustado a la normativa, es decir: declarado. De esta manera, habrá factura con IVA y podrás deducir el IVA de la parte destinada al negocio.
  • Gastos que se generen de teléfono, luz, agua y seguro de acuerdo a los siguientes criterios:

Gastos de teléfono: De tener  una línea de teléfono móvil, podrás desgravar un 50% del gasto, siempre y cuando la factura vaya a tu nombre y sea independiente del consumo particular.

Transporte: Para una descripción más detallada haz click aqui.

Productos tecnológicos: Compra de ordenadores, softwares e impresoras; siempre y cuando sea para desarrollar tu actividad profesional.

Gastos de viajes, dietas y representación: Los trabajadores autónomos pueden desgravar los gastos de desplazamiento en transporte público (taxis, avión y tren), además del hospedaje en hoteles y gastos de manutención.

Gastos de vestuario: Gastos correspondientes a  prendas y uniformes destinados al trabajo y que tengan el distintivo de la empresa.

Gastos profesionales: Honorarios profesionales de gestores, informáticos, diseñadores, publicidad, etc.

Seguro de salud/enfermedad: Podrá deducirse como gasto siempre y cuando el autónomo haya contratado un trabajador y suscriba una póliza de salud para él, su cónyuge e hijos menores de 25 años, siempre que convivan con él. Límite en las deducciones: 500€ por persona.

Libros, revistas profesionales y material educativo: Todo el material didáctico necesario para tu actividad profesional, así como las revistas, folletos y gastos de publicidad.

negocioonline.net


Visitado:

Diferencia entre Estimación Directa Normal y Estimación Directa Simplificada

Cuando un autónomo se da de alta, siempre se plantea dos alternativas para declarar el IRPF: la estimación directa y la estimación objetiva (módulos). Ahora bien, cuando hablamos de estimación directa, por lo general, nos estamos refiriendo a la estimación directa simplificada, que es en la que se encuadran la mayor parte de los autónomos. El motivo es que este régimen tiene unas obligaciones formales más sencillas, pues no obliga a llevar una contabilidad ajustada al Código de Comercio.

Pueden declarar en estimación simplificada los contribuyentes que en el año anterior tengan un volumen de negocios para el conjunto de sus actividades que no supere los 600.000 euros (500.000 desde el 1 de enero de 2015). Por lo tanto, si vamos a darnos de alta, lo normal es que sea en esta forma de estimación. El método exige que, si el contribuyente desarrolla distintas actividades, no esté acogido a módulos ni a estimación directa en ninguna de las otras.

Requisitos fiscales de la estimación simplificada

Las diferencias entre ambas estimaciones se basan en puntos muy concretos:

* En estimación simplificada las amortizaciones del inmovilizado material se practican de forma lineal, en función de la tabla de amortización simplificada, especial para esta modalidad.

La normativa fiscal contempla la posibilidad de amortizar el inmovilizado siguiendo distintos métodos (cuotas fijas, cuotas crecientes..) El impuesto de Sociedades y el método de estimación directa normal permiten elegir el método de amortización, pero en estimación directa simplificada tan solo se permite el método lineal, que supone amortizar de manera constante durante toda la vida del bien.

* Las provisiones deducibles y los gastos de difícil justificación se cuantifican exclusivamente aplicando un 5% del rendimiento neto positivo. Esto significa que un autónomo que declare en estimación directa simplificada no puede dotar una provisión (contemplar como gasto) el importe de una factura que lleva impagada más de 6 meses. Esto sí puede hacerse en estimación directa normal y en el Impuesto de Sociedades, pero en estimación simplificada se sustituye por ese 5% del rendimiento neto en concepto de gastos de difícil justificación.

Si el autónomo renuncia a la aplicación del régimen de estimación directa simplificada para tributar en el régimen de estimación directa normal, debe permanecer en este régimen al menos tres años antes de volver a cambiar.

AUTOR: Carmen Buján


Visitado:

Incentivos de Seguridad Social aplicables al autónomo en 2016

A lo largo de 2015 el Gobierno ha ido aprobando una serie de medidas para fomentar el establecimiento del empleo autónomo, como una manera de combatir los elevados índices de desempleo que se registran en nuestro país. Esas medidas consisten en reducciones y bonificaciones que se traducen en un ahorro en los gastos de Seguridad Social durante periodos de tiempo determinados.

Vamos a repasar cuáles de esos incentivos continúan en vigor en 2016 para que sirvan de guía a todos aquellos que puedan beneficiarse de los mismos:

1.-Tarifa plana de autónomos
Los autónomos que se den de alta por primera vez o que no lo hayan estado en los 5 años anteriores podrán beneficiarse de una tarifa reducida de autónomos de 50 euros durante los primeros 6 meses de ejercicio de la actividad. Después la cuota aumenta progresivamente hasta los 2 años. El incentivo será compatible con la contratación de un trabajador.

2.- Bonificaciones para autónomos colaboradores.
Aquellos que se den de alta como autónomos para trabajar en el negocio de un familiar (autónomo colaborador) podrán beneficiarse de una bonificación en la cuota durante 24 meses. Durante los últimos 6 meses, la bonificación se reducirá a 25%.

3.- Capitalización de la prestación por desempleo.
La prestación por desempleo podrá capitalizarse al 100% sin límite de edad en 3 supuestos:
* Para incorporarse como socios trabajadores en cooperativas de trabajo o en sociedades laborales ya constituidas o en constitución.
* Para aportar al capital social de una entidad mercantil de nueva constitución o constituida en los 12 meses anteriores, siempre y cuando siempre y cuando se vaya a poseer el control efectivo de la sociedad y se vaya a ejercer en la misma una actividad profesional.
* Para desarrollar una actividad como trabajadores autónomos. Se excluyen aquí los autónomos dependientes que facturen a una empresa para la que hubieran estado asalariados previamente a la situación legal de desempleo.

4.- Compatibilidad del cobro del desempleo con el ejercicio de una actividad por cuenta propia.
El perceptor de una prestación por desempleo podrá darse de alta como autónomo y seguir cobrando el pago durante un máximo de 270 días. También se podrá compatibilizar para incorporarse como socio trabajador de una sociedad laboral de nueva creación o de una cooperativa de trabajo.

5.- Conciliación del trabajo autónomo.
Los autónomos podrán disfrutar de una bonificación del 100% en la cuota por contingencias comunes durante 12 meses para atender a un hijo menor de 7 años o un familiar de hasta 2º grado en una situación de dependencia. El autónomo deberá contratar a un trabajador asalariado durante los 12 meses que dure la bonificación, a jornada completa o a media jornada pero es necesario que no existan asalariados contratados en el momento de solicitar la bonificación.

6.- Ampliación del plazo para reanudar el cobro del paro.
Se amplía el periodo durante el cual el autónomo podrá retomar el cobro del para tras haber realizado una actividad como autónomo, de 2 a 5 años. De este modo, los que no opten por la capitalización, podrán reanudar la prestación si fracasan en su aventura empresarial.

Mientras no existan novedades legislativas, estas medidas podrán aplicarse al menos durante todo 2016.

AUTOR: Carmen Buján


Visitado:

Régimen fiscal de los donativos, donaciones y aportaciones realizadas a favor de las fundaciones a las que sea de aplicación el régimen fiscal previsto en el Título II de la Ley 49/2002

Darán derecho a practicar deducción los donativos, donaciones y aportaciones irrevocables, puros y simples, dinerarios, de bienes y derechos, así como la constitución de un derecho real de usufructo sobre bienes, derechos o
valores, realizada sin contraprestación.
La base de las deducciones por donativos, donaciones y aportaciones se determinará de acuerdo con las normas previstas en el artículo 18 de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de Régimen Fiscal de las Entidades sin Fines
Lucrativos y de los Incentivos Fiscales al Mecenazgo. La base de deducción, por ejemplo, en los donativos dinerarios, será el importe de los mismos.
1. DONACIONES REALIZADAS POR PERSONAS FÍSICAS.
1.1. Donaciones realizadas hasta el 31 de diciembre de 2014.
a. Deducción.
Los contribuyentes del IRPF tendrán derecho a deducir de su cuota íntegra el 25 % del dinero donado o del valor de otros bienes o derechos donados, calculado conforme a las reglas de valoración de la ley (base de deducción).
b. Límite a la deducción.
La base de las deducciones, por ejemplo, en los donativos dinerarios, su importe, no podrá exceder del 10 % de la base liquidable del contribuyente. Por el exceso no se podrá practicar deducción.
1.2. Donaciones realizadas en el ejercicio 2015.
a. Deducción.
Los contribuyentes del IRPF tendrán derecho a deducir de su cuota íntegra el 50 % de los primeros 150 euros donados o de los bienes o derechos donados hasta el valor de 150 euros, calculado conforme a las reglas de valoración de la ley.
Los 150 primeros euros son los que el contribuyente decida respecto del total de las donaciones que haya realizado en el mismo ejercicio a una o varias entidades, sin que tengan que ser los primeros 150 euros en el tiempo.
El resto de la donación o de las restantes donaciones que superen los 150 euros, darán derecho a deducir de la cuota íntegra el 27,5 % del importe donado o del valor de otros bienes o derechos donados.
Además, Donaciones plurianuales: el 27,5 % se incrementará al 32,5 % si el contribuyente ha realizado donaciones por importe o valor igual o superior, a la misma entidad, en los dos ejercicios anteriores, es decir, en el 2013 y en el 2014.
b. Límite a la deducción.
La base de las deducciones, por ejemplo, en los donativos dinerarios su importe, no podrá exceder del 10 % de la base liquidable del contribuyente. Por el exceso no se podrá practicar deducción.
1.3. Donaciones realizadas en el ejercicio 2016 y sucesivos ejercicios.
a. Deducción.
Los contribuyentes del IRPF tendrán derecho a deducir de su cuota íntegra el 75 % de los primeros 150 euros donados o de los bienes o derechos donados hasta el valor de 150 euros, calculado conforme a las reglas de valoración de la ley.
Los 150 primeros euros son los que el contribuyente decida respecto del total de las donaciones que haya realizado en el mismo ejercicio a una o varias entidades, sin que tengan que ser los primeros 150 euros en el tiempo.
El resto de la donación o de las restantes donaciones que superen los 150 euros darán derecho a deducir de la cuota íntegra el 30% del importe donado o del valor de los bienes o derechos donados.
Además, Donaciones plurianuales: el 30% se incrementará al 35% si el contribuyente ha realizado donaciones por importe o valor igual o superior a la misma entidad en los dos ejercicios anteriores.
Para aplicar la deducción por donación plurianual es necesario que el donante haya realizado donaciones, a la misma entidad, al menos durante los dos ejercicios inmediatamente anteriores. A partir del tercer ejercicio, si continúa donando a la misma entidad por un importe igual o superior, podrá aplicar también el porcentaje incrementado del

35%. Si el donante deja de donar o reduce su aportación un año, perderá el derecho por donación plurianual y deberá volver a donar el mismo o superior importe, a la misma entidad, al menos durante tres años, aplicando el porcentaje incrementado el tercer año.

b. Límite a la deducción.
La base de las deducciones, por ejemplo, en los donativos dinerarios su importe, no podrá exceder del 10% de la base liquidable del contribuyente. Por el exceso no se podrá practicar deducción.
1.4. Deducciones autonómicas.
El sistema de financiación de las Comunidades Autónomas de régimen común y ciudades con estatuto de Autonomía otorga a las Comunidades Autónomas competencias normativas respecto de la cuota cedida del IRPF. En uso de
estas competencias, algunas Comunidades Autónomas han establecido las deducciones por donaciones que se contemplan en el Anexo I. Las deducciones autonómicas serán aplicables por los contribuyentes de IRPF que
tengan su residencia habitual en cada uno de los territorios de las Comunidades Autónomas. Sólo se recogen en el Anexo I las deducciones aplicables en las Comunidades Autónomas de régimen común y no en las Comunidades Forales (País Vasco y Navarra).
Los porcentajes de deducción contemplados en el Anexo I se aplican a los mismos importes o al valor de los mismos bienes o derechos donados, de acuerdo con las reglas de valoración de la Ley 49/2002, siempre que cumplan
las condiciones previstas en la normativa autonómica correspondiente. Son por tanto porcentajes de deducción que se suman a los porcentajes generales. No obstante, los límites de la deducción serán los mismos, por lo que no se aplicará tampoco la deducción autonómica sobre los importes o valores donados que superen el 10% de la base liquidable del contribuyente.
2.DONACIONES REALIZADAS POR PERSONAS JURÍDICAS
2.1. Donaciones realizadas hasta el 31 de diciembre de 2014.
a. Deducción.
Los sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades tendrán derecho a deducir de la cuota íntegra, minorada en las deducciones y bonificaciones pre vistas en los capítulos II, III y IV del Título VI de la Ley 43/1995, de 27 de  diciembre, del Impuesto sobre Sociedades, el 35% de la base de deducción.
Las cantidades correspondientes al período impositivo no deducidas podrán aplicarse en las liquidaciones de los períodos impositivos que concluyan en los 10 años inmediatos y sucesivos.
b. Límite a la deducción.
La base de deducción no podrá exceder del 10% de la base imponible del período impositivo.
Las cantidades que excedan de este límite se podrán aplicar en los períodos impositivos que concluyan en los diez años inmediatos y sucesivos.
2.2.Donaciones realizadas en el ejercicio 2015.
a. Deducción.
Los sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades tendrán derecho a deducir de la cuota íntegra, minorada en las deducciones y bonificaciones previstas en los capítulos II, III y IV del Título VI de la Ley 43/1995, de 27 de diciembre -las remisiones a la Ley 43/1995, deben hacerse a Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades- el 35% de la base de deducción.
Las cantidades correspondientes al período impositivo no deducidas podrán aplicarse en las liquidaciones de los períodos impositivos que concluyan en los 10 años inmediatos y sucesivos.
Además.
Donaciones plurianuales: el 35% se incrementará al 37,5% si la empresa o entidad ha realizado donaciones por importe o valor igual o superior a la misma entidad en los dos ejercicios anteriores, es decir, en el 2013 y 2014.
b. Límite a la deducción.
La base de deducción, por ejemplo, en los donativos dinerarios, su importe, no podrá exceder del 10 % de la base imponible del período impositivo.
Las cantidades que excedan de este límite se podrán aplicar en los períodos impositivos que concluyan en los diez años inmediatos y sucesivos.
2.3. Donaciones realizadas en el ejercicio 2016 y sucesivos ejercicios.
a. Deducción.
Los sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades tendrán derecho a deducir de la cuota íntegra, minorada en las deducciones y bonificaciones previstas en los capítulos II, III y IV del Título VI de a Ley 43/1995, de 27 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades, el 35% de la base de deducción.
Las cantidades correspondientes al período impositivo no deducidas podrán aplicarse en las liquidaciones de los períodos impositivos que concluyan en los 10 años inmediatos y sucesivos.
Además.
Donaciones plurianuales: el 35% se incrementará al 40% si la empresa o entidad ha realizado donaciones por importe o valor igual o superior a la misma fundación en los dos ejercicios anteriores.
Para aplicar la deducción por donación plurianual es necesario que la entidad donante haya realizado donaciones, a la misma entidad sin fin de lucro, al menos durante los dos ejercicios inmediatamenteanteriores. A partir del tercer ejercicio, si continúa donando a la misma entidad por un importe igual o superior, podrá aplicar también el porcentaje incrementado del 40%. Si la entidad donante deja de donar o reduce su aportación un año, perderá el derecho por donación plurianual y deberá volver a donar el mismo o superior importe, a la misma entidad sin fin de lucro, al menos durante tres años, aplicando el porcentaje incrementado el tercer año.
b. Límite a la deducción.
La base de deducción, por ejemplo, en los donativos dinerarios, su importe, no podrá exceder del 10% de la base imponible del período impositivo.
Las cantidades que excedan de este límite se podrán aplicar en los períodos impositivos que concluyan en los diez años inmediatos y sucesivos.

 

3. DONACIONES REALIZADAS POR CONTRIBUYENTES DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE NO RESIDENTES
Los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de no Residentes que operen en territorio español sin establecimiento permanente podrán aplicar la deducción prevista para los donantes personas físicas, en las declaraciones que presenten por hechos imponibles acaecidos en el plazo de un año desde la fecha del donativo. La base de deducción no podrá exceder del 10% de la base imponible del conjunto de las declaraciones
presentadas en ese plazo.

 

Los contribuyentes de este impuesto que operen mediante establecimiento permanente podrán aplicar la deducción establecida para los donantes personas jurídica.
4. ACTIVIDADES PRIORITARIAS DE MECENAZGO
Los porcentajes de deducción y los límites señalados anteriormente podrán verse incrementados en un máximo de cinco puntos porcentuales por la Ley de Presupuestos Generales del Estado, que podrá establecer una relación de
las actividades prioritarias de mecenazgo en el ámbito de los fines de interés general y de las entidades beneficiarias a que se refiere la Ley de Mecenazgo.
En el Anexo II se recogen las actividades prioritarias de mecenazgo establecidas por la Ley de Presupuestos para cada ejercicio impositivo.

Visitado: