Categoría: Mundo Empresarial

eye

Ojo…

¿Habéis escuchado hablar alguna vez del “Ojo que todo lo ve”, del “Ojo de la Providencia”, del “All-seen-eye”? Seguro que a aquellos que estáis más informados en la simbología que el “Ojo” encierra, se os ha pasado por la mente el billete de un dólar, o el “Novus Ordo Seclorum”– Nuevo Orden Mundial -.

De hecho, es un símbolo que viene a ser interpretado como la providencia de Dios sobre la humanidad, el ojo vigilante que todo lo ve. No obstante, se encuentra estrechamente relacionado con este otro ojo: el “Ojo de Horus” o el “Ojo de Ra”. Con lo que, parece presentar una alta carga simbólica. Para los más curiosos, de no haber leído nada jamás al respecto, podéis echar un vistazo aquí, en wikipedia.

Bien, ¿y por qué hablamos del “Ojo”?. Simplemente porque, dada su simbología, resulta ideal dolarpara nombrar la intención que pretende este nuevo botón: echar un vistazo a la sociedad, al mundo empresarial y acercar datos de interés, alguna curiosidad o una mera observación. Igualmente, resulta un nombre genial con el que acercar una mirada a las noticias de actualidad o a noticias que no son noticia, también.

Todo es fruto de la filosofía de este blog, que no es otra sino la de transmitir conocimiento, haciendo del trabajo, una afición. Ya que soy una apasionada de la escritura, el análisis y la observación, ¿por qué no iba yo a adquirir conocimiento del mundo que me rodea y procesarlo en un artículo, con lo que me fascina “un escribir”?, ¿por qué no iba yo a aportar mi visión crítica de aquello que me llama la atención? Es más, ¿no es este el sentido de un blog? Escribir.

Después de todo, además de la utilidad que personalmente me reporta – aunque simplemente sea para satisfaccer mi curiosidad -puede llegar a ser de utilidad para alguna otra persona. Y, de ser así, seguramente la Providencia Divina me devuelve esa utilidad multiplicada. Al menos, yo así lo veo.

Por igual, la observación y crítica social que, adivino, iré haciendo, la enfocaré desde el conocimiento de las cosas. En fin, se critica lo que hay. Lo que no hay, se supone. Desde luego, no voy a llenar este blog de suposiciones. Está el antiguo método de la pregunta, el de cuestionar las cosas, en lugar de suponerlas. El método de hacer preguntas a las preguntas y, también, a las respuestas.

Ya que sois muchos los seguidores que echáis un vistazo a la información que comparte este blog, espero que os entusiasme, por igual, el contenido de este botón o pestaña.

Verónica García Melero

 

 

 

 

Share