Categoría: Gastos deducibles en autónomos

Las nuevas medidas del régimen de trabajadores autónomos para 2018.

 

De acuerdo a la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajador Autónomo, a partir del 1 de Enero entran en vigor una serie de medidas que posiblemente te animen a constituirte definitivamente como autónomo.

Después de analizar esta ley publicada en el BOE número 257 de Octubre, aqui te resumimos las medidas más atractivas que esta reforma propone, aunque, previamente, damos respuesta a esta pregunta decisoria para muchos de vosotros:

¿Quién se puede beneficiar de todas estas rebajas y medidas?

Toda aquella persona que no haya estado en alta como autónomo en los dos años inmediatamente anteriores a la incorporación en el nuevo régimen.

N U E V A S     M E D I D A S :
AMPLIACIÓN DE LA TARIFA PLANA:
Autónomo

Esta reforma trae una ampliación de la tarifa plana de 50 euros hasta 12 meses. Los seis meses siguientes cuentan con una bonificación del 50% de la cuota. El resto de meses hasta los dos años, esto es, desde el mes 19 al 24 (ambos inclusive), cuentan con una bonificación del 30% de la cuota.

CAMBIO DE LA BASE DE COTIZACIÓN:

Esta nueva ley te permite cambiar hasta 4 veces la base de cotización durante el año. La cual la puedes alterar en función de tus intereses personales y/o ingresos.

ALTAS Y BAJAS REITERADAS:

La reforma te permite hasta tres altas y bajas en el año por las que cotizarás en Seguridad Social solo por los días efectivamente en Alta.

REDUCCIÓN EN EL RECARGO POR RETRASO DE PAGO DE CUOTAS A LA SEGURIDAD SOCIAL:

De entre las nuevas medidas, en el caso de producirse impago de cuotas a la Seguridad Social, el recargo por el retraso se reduce al 10% para el primer mes, en contraste con el 20% tipificado anteriormente.

RECONOCIMIENTO DEL ACCIDENTE IN-ITINERE:

Se reconoce al autónomo el accidente laboral ocurrido en la ida-vuelta al puesto de trabajo.

BAJA POR MATERNIDAD / RIESGO DURANTE EL EMBARAZO:

Tanto en la situación de baja por maternidad, como en la de riesgo durante el embarazo, la cuota a la Seguridad Social cuenta con una bonificación del 100%. Además, no hay necesidad de contratar a nadie para la sustitución.

Por otra parte, existe compatibilidad con la contratación en maternidad, estando bonificada también en un 100%.

CUIDADO DE MENORES O DEPENDIENTES:

Para la situación de cuidado de menores o dependientes, se prevé una exención del 100% de la cuota a la Seguridad Social.

SI TRABAJAS DESDE CASA:

Se permite la deducción del 30% los gastos de suministros, como el agua, teléfono, electricidad…

C A S O S     E S P E C I A L E S :

A continuación se detallan otra serie de medidas para situaciones especiales, como: discapacidad, victimas de violencia de género, jubilación, autónomos societarios, pluriactividad, entre otros.

Discapacidad, Victimas de vilencia de género o terrorismo:

La reforma ofrece una bonificación de la cuota del 80% duante el primer año, y de un 50% para los 48 meses siguientes.

JUBILACIÓN:

Con las nuevas medidas, existe compatibilidad entre la contratación de trabajadores a cargo y la percepción de la prestación. En este caso, se percibe el 100% de la pensión de jubilación.

AUTÓNOMOS COLABORADORES:

Para los autónomos colaboradores, se ofrece una reducción del 100% de la cuota durante los 12 primeros meses.

PLURIACTIVIDAD:

Aquellas personas con contrato por cuenta ajena en jornada completa, que también se adhieran al régimen autónomo, cuentan con una bonificación del 50% de la cuota durante los 18  primeros meses, y de un 25% durante los 18 meses siguientes.

Por otra parte, la devolución del exceso de cotización se practicará de oficio por la Administración, sin necesidad de solicitud por el interesado.

AUTÓNOMOS SOCIETARIOS:

Las cuotas de autónomos societarios quedarán determinadas cada año en el Presupuesto General del Estado (PGE) de acuerdo a las negociaciones con las asociaciones de autónomos que representan a este sector.

 

Editorial: negocioonline.net

Fuente: Ley 6 2017 de 24 Octubre de Reformas Urgentes del Trabajador Autónomo (BOE núm. 257, de octubre)

 

 

 

 

Share
trabajar desde casa

¿Qué gastos me puedo deducir si trabajo en casa?

Para todas aquellas personas que trabajan en casa, esta pregunta es una constante, y de hecho, más acentuada aún debido a la Reforma Fiscal, ya que ciertos criterios deformados por el boca a boca  pueden llegar a confundirte.

Recientemente hubo una sentencia por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid en la que da razón a un autónomo que trabaja desde casa, habiéndose hecho eco la noticia en cuanto a que los autónomos podrán deducirse el agua, la luz, el gas..

Sin embargo, esto no es posible al 100%, ya que se han de cumplir una serie de requisitos para poder aplicar deducciones si trabajas en casa. Estos requisitos pueden sintetizarstrabajar desde casae somo siguen:

  • Es una medida aplicable a los autónomo dados de alta en régimen de estimación directa del IRPF
  • Los gastos deducibles serán todos aquellos que estén directamente vinculados a la actividad económica
  • Todos los gastos deben estar justificados mediante facturas emitidas a tu nombre.
  • Los tickets que ahora se llaman facturas simplificadas, sólo será posible tenerlos en cuenta como gasto, pero no podremos deducirnos el IVA
  • Todas las operaciones deberán estén registradas en el libro de gastos e inversiones

En conocimiento de estos requisitos y una vez notificada a Hacienda tu actividad laboral o profesional a través del modelo censal, los gastos  deducibles, si trabajas en casa, son los siquientes, y atendiendo a los porcentajes que se detallan:

Oficina, local o vivienda donde se realiza la actividad empresarial: En tu declaración censal deberás notificar a Hacienda cual es el porcentaje que destinarás a tu negocio (lo que se denomina “afectar la vivienda al negocio”). De destinar una o dos habitaciones, es probable que  afecte entre un 15% y un 50% de tu espacio. En éste caso podrás deducir los siguientes gastos:

Si la vivienda, local u oficina es de tu propiedad:

  • Gastos que se generen, como teléfono, luz, agua,  cuota de comunidad, reformas, seguro, intereses vinculados a la hipoteca y la amortización fiscal del inmueble.
  • Parte proporcional del IBI  afectada al negocio

Si la vivienda, local u oficina es en alquiler:

  • Estar en posesión de un contrato que nos permita realizar una actividad económica dentro de la casa.
  • El alquiler debe ser ajustado a la normativa, es decir: declarado. De esta manera, habrá factura con IVA y podrás deducir el IVA de la parte destinada al negocio.
  • Gastos que se generen de teléfono, luz, agua y seguro de acuerdo a los siguientes criterios:

Gastos de teléfono: De tener  una línea de teléfono móvil, podrás desgravar un 50% del gasto, siempre y cuando la factura vaya a tu nombre y sea independiente del consumo particular.

Transporte: Para una descripción más detallada haz click aqui.

Productos tecnológicos: Compra de ordenadores, softwares e impresoras; siempre y cuando sea para desarrollar tu actividad profesional.

Gastos de viajes, dietas y representación: Los trabajadores autónomos pueden desgravar los gastos de desplazamiento en transporte público (taxis, avión y tren), además del hospedaje en hoteles y gastos de manutención.

Gastos de vestuario: Gastos correspondientes a  prendas y uniformes destinados al trabajo y que tengan el distintivo de la empresa.

Gastos profesionales: Honorarios profesionales de gestores, informáticos, diseñadores, publicidad, etc.

Seguro de salud/enfermedad: Podrá deducirse como gasto siempre y cuando el autónomo haya contratado un trabajador y suscriba una póliza de salud para él, su cónyuge e hijos menores de 25 años, siempre que convivan con él. Límite en las deducciones: 500€ por persona.

Libros, revistas profesionales y material educativo: Todo el material didáctico necesario para tu actividad profesional, así como las revistas, folletos y gastos de publicidad.

negocioonline.net

Share
deducción gastos de automóvil

¿Puedo deducir los gastos de un coche siendo autónomo?

Si te has preguntado si es posible deducirte los gastos de un vehículo siendo autónomo, la respuesta va avariar dependiendo de tu caso en particular y de lo que acuerdes con Hacienda, ya que es competencia de la AEAT la valoración de las pruebas aportadas.

Partimos de la siguiente premisa: NO SE CONSIDERAN LOS MISMOS CRITERIOS EN LA DEDUCIBILIDAD DEL IVA QUE EN LOS RENDIMIENTOS DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS SUJETAS A IRPF.deducción gastos de automóvil

CRITERIOS EN LA DEDUCIBILIDAD DEL IVA:

De acuerdo a la consulta vinculante número V1930-05: “Posibilidad de deducir en el IVA y el el IRPF la adquisición de un vehículo”, la Agencia Tributaria se ha pronunciado advirtiendo que:

Podrás deducirte el 50% del IVA que soportes en la adquisición y mantenimiento de tu vehículo sí y sólo sí puedes demostrar que lo utilizas en tu actividad económica.

Como valor de prueba se requiere la presentación de listado de clientes y respectivas poblaciones de residencia, agenda de visitas programada y gestionada al ritmo de tu actividad, visitas acordadas con la utilización de soportes electrónicos -como pudiera ser un e-mail-, documentos donde se haga constar el lugar físico de prestación del servicio, entrega de mercancía, etc. En resumidas cuentas: aquellos documentos que justifican que te has desplazado en tu vehículo para realizar tu actividad.

Podrás deducirte le 100% del IVA cuando tu vehículo cumpla las características que a continuación se detallan:

a)     Los vehículos mixtos utilizados en el transporte de mercancías.

b)     Los utilizados en la prestación de servicios de transporte de viajeros mediante contraprestación.

c)      Los utilizados en la prestación de servicios de enseñanza de conductores o pilotos mediante contraprestación.

d)     Los utilizados por sus fabricantes en la realización de pruebas, ensayos, demostraciones o en la promoción de ventas.

e)     Los utilizados en los desplazamientos profesionales de los representantes o agentes comerciales.

f)      Los utilizados en servicios de vigilancia.

 

De acuerdo a la normativa del Anexo del Real Decreto legislativo 339/1990:

Vehículo Mixto: Automóvil especialmente dispuesto para el transporte, simultáneo o no, de mercancías y personas hasta un máximo de nueve incluido el conductor, y en el que se puede sustituir eventualmente la carga, parcial o totalmente, por personas mediante la adición de asientos.

 

CRITERIOS EN LA DEDUCIBILIDAD DEL IRPF:

Para aplicar la deducibilidad de los gastos ocasionados por el vehículo en el IRPF éste ha de estar vinculado al 100% con la actividad que se declara.

Luego, no existe la posibilidad de deducción del 50% como ocurre en el IVA. Sin embargo, en la práctica habitual, si tu vehículo no está afecto al 100% en tu actividad económica, y has incurrido en reparaciones debido al uso continuado en tu actividad, puedes deducir en un 50% el gasto ocasionado aunque no se ajusta a pura normativa. Lo que significa que la Agencia Tributaria se reserva el considerarlo como gasto fiscalmente deducible o no, ya que en sí, no está bien hecho.

PERO hay sentencias en las que se reconoce dicho derecho a deducción. De esta manera. si llegado el momento, Hacienda no admite la deducción de tu gasto, mediante vía administrativa puedes reclamar e insistir.

 

negocioonline.net

 

Share
factura

Relación de GASTOS DEDUCIBLES en AUTÓNOMOS

Su codigo de transacción es: 9870004740

En este artículo nos centramos en analizar los gastos fiscalmente deducibles para aquellos autónomos que tributáis en el régimen de estimación directa, tanto en su modalidad normal como en la simplificada, que es la más habitual.

En buena parte coinciden con los gastos desgravables en el impuesto de sociedades, aunque existen algunas diferencias. En el casfacturao de los autónomos acogidos al sistema de módulos, la cuota a pagar es predeterminada y fija, y no depende de los gastos reales que finalmente tenga el negocio, por lo que no se pueden desgravar.

El artículo se divide en cuatro secciones:

  1. Requisitos para que un gasto sea deducible.
  2. Relación de gastos deducibles en el IRPF.
  3. Gastos deducibles “especiales”: local, vehículo, teléfono móvil, viajes, dietas, vestuario.
  4. Gastos fiscalmente no deducibles

1. Requisitos para que un gasto sea deducible

Los criterios que Hacienda establece para considerar que un desembolso económico puede ser considerado como gasto deducible son:

  • Deben ser gastos vinculados a la actividad económica realizada por el autónomo, o como dice Hacienda, que estén “afectos” a la misma”.
  • Deben encontrarse convenientemente justificados mediante las correspondientes facturas. En ocasiones pueden valer recibos.
  • Deben estar registrados contablemente por el autónomo en sus correspondientes libros de gastos e inversiones.

De estos tres criterios el más peculiar es el primero, ya que para determinadas partidas de gasto el autónomo deberá demostrar que corresponden a su actividad profesional y no a su vida privada. Esto ocurre por ejemplo con la vivienda propia si allí se desarrolla la actividad, siendo necesario determinar el porcentaje del gasto que se puede afectar a la actividad y el que no.

En 2014 y 2015 Hacienda, en su lucha contra el fraude y en su necesidad de recaudar más, viene siendo más exigente a la hora de considerar si un gasto es o no imputable al negocio. Luego vemos varios ejemplos.

Ten en cuenta que todo gasto relacionado con tu actividad es deducible, aunque deberás justificarlo, por lo que conviene documentarlos y llevar el libro de gastos explicando el detalle de cada factura para que en el caso de tener una inspección puedas defenderte adecuadamente. Y no conviene que abuses inflando tus gastos porque en caso de que te inspeccionen no podrás defenderlo y será peor.

En cuanto al segundo requisito, es el que está detrás de esa sana costumbre de los autónomos de pedir factura de todo.

En cuanto a los tickets o facturas simplificadas, no son deducibles al no permitir identificar quién ha realizado el gasto. Así que aunque sea un poco engorroso acostúmbrate a pedir factura en restaurantes, gasolineras, taxis o supermercados (si lo que adquieres guarda relación con el negocio, claro).

 


2. Relación de gastos deducibles en el IRPF

A continuación relacionamos los gastos más habituales que debe considerar el autónomo, siguiendo la relación establecida por Hacienda:

  • Consumos de explotación: compras de mercaderías, materias primas y auxiliares, combustibles, elementos y conjuntos incorporables, envases, embalajes y material de oficina. El consumo del ejercicio se calcula de acuerdo a la siguiente fórmula: Consumos = existencias iniciales  + compras  – existencias finales.
  • Sueldos y salarios: pagos a los trabajadores en concepto de sueldos, pagas extraordinarias, dietas y asignaciones para gastos de viajes, retribuciones en especie, premios e indemnizaciones.
  • Seguridad social a cargo de la empresa: cotizaciones derivadas de la contratación de trabajadores más las correspondientes al empresario autónomo. Por lo que se refiere a las aportaciones a mutualidades de previsión social, con la reforma fiscal, a partir de enero de 2015 es deducible el 50% de la aportación por contingencias comunes. Hasta ahora sólo erán deducibles las de los profesionales autónomos no integrados en el régimen especial de trabajadores autónomos que tengan la alternativa legal de cotizar a una mutua, con un máximo de 4.500 euros anuales.
  • Otros gastos de personal: incluye gastos de formación, indemnizaciones por rescisión de contrato, seguros de accidentes del personal, obsequios (ej- cestas de navidad) y contribuciones a planes de pensiones o a planes de previsión social empresarial.
  • Arrendamientos y cánones: alquileres, cánones, asistencia técnica, cuotas de arrendamiento financiero (leasing) que no tenga por objeto terrenos, solares u otros activos no amortizables.
  • Reparaciones y conservación: gastos de mantenimiento, repuestos y adaptación de bienes materiales. No se incluyen los que supongan una ampliación o mejora, ya que se consideran inversiones amortizables en varios años.
  • Servicios de profesionales independientes: honorarios de economistas, abogados, auditores, notarios así como las comisiones de agentes comerciales o mediadores independientes.
  • Otros servicios exteriores: gastos en investigación y desarrollo, transportes, primas de seguros, servicios bancarios, publicidad, relaciones públicas, suministros de electricidad, agua y telefonía y otros gastos de oficina no incluidos en los conceptos anteriores.
  • Tributos fiscalmente deducibles: el impuesto de bienes inmuebles (IBI), el impuesto de actividades económicas (IAE) y otros tributos y recargos no estatales y tasas, recargos y contribuciones estatales. No serán deducibles ni las sanciones ni los recargos de apremio o por presentar fuera de plazo las declaraciones de Hacienda.
  • IVA soportado: sólo será deducible cuando no sea desgravable a través de la declaración de IVA, es decir, que no presenten declaraciones trimestrales de IVA y por tanto no tengan derecho a deducirse las cuotas soportadas. Lo que ocurre en actividades exentas de IVA (ej- medicina) y en actividades acogidas a algunos regímenes especiales (régimen especial de recargo de equivalencia y régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca).
  • Gastos financieros: intereses de préstamos y créditos, gastos de descuento de efectos, recargos por aplazamiento de pago de deudas, intereses de demora de aplazamientos de los pagos a Hacienda. No se incluirán los que se deriven de la utilización de capital propio.
  • Amortizaciones: importe del deterioro o depreciación de las inversiones contempladas como inmovilizado material o intangible afecto a la actividad. Su cálculo se realizará conforme a lo estipulado en el impuesto de sociedades. En estimación directa normal puede revestir mayor complejidad al existir supuestos de libertad de amortización.

En estimación directa simplificada, las amortizaciones se calcularán linealmente  de acuerdo con la tabla de amortizaciones simplificada.

Serán aplicables los beneficios fiscales (amortización acelerada) para empresas de reducida dimensión del impuesto de sociedades.

  • Pérdidas por deterioro del valor de los elementos patrimoniales: deterioro de los créditos derivados por insolvencias de deudores (sólo si no están respaldados por avales, seguros ,etc); deterioro de fondos editoriales, fonográficos y audiovisuales, y deterioro del inmovilizado intangible, con un máximo del 20% de fondos de comercio que hayan sido adquiridos.
  • Otros gastos deducibles: adquisición de libros, suscripción a revistas profesionales, gastos de asistencia a eventos relacionados con la actividad (cursos, congresos, conferencias), cuotas de asociaciones empresariales, corporaciones y cámaras así como las primas de seguro de enfermedad satisfechas por el autónomo para él, su cónyuge o hijos menores de 25 que convivan en el domicilio familiar, con un máximo de 500 euros por persona.
  • Provisiones deducibles y gastos de difícil justificación: con la entrada en vigor de la reforma fiscal, a partir de enero de 2015 se establece un tope anual de 2.000 euros a la deducción en estimación directa simplificada del 5% del importe del rendimiento neto previo.
  • Provisiones fiscalmente deducibles: sólo los autónomos que tributen en estimación directa normal podrán desgravar las facturas no cobradas o los gastos asociados a las devoluciones de ventas.

 

3. Gastos deducibles “especiales”: local, vehículo, teléfono móvil, viajes, vestuario

Hay una serie de partidas de gasto muy habituales entre los autónomos que presentan algunas peculiaridades y siempre generan dudas, debido sobre todo al grado de “afectación a la actividad” comúnmente aceptado. Partidas sobre las que Hacienda viene siendo cada vez más exigente en cuanto a los requisitos para justificar la afectación a la actividad.

En concreto vamos a profundizar en el funcionamiento de los siguientes gastos deducibles:

  • Local u oficina, en alquiler o en vivienda propia
  • Vehículo y gastos asociados: gasolina, mantenimiento, seguro
  • Teléfono móvil
  • Gastos de viaje y dietas: comidas, cenas, billetes de avión, taxis
  • Gastos de vestuario

Local u oficina específico para la actividad

No presentan problemas, deberás notificar a hacienda los datos de local en el momento de darte de alta cumplimentando el correspondiente modelo 036 o 037,  o presentar una modificación de datos de dichos impresos en el momento de trasladarte a un nuevo local u oficina. Podrás desgravarte todos los gastos asociados a ese local: alquiler, reformas, mantenimiento, luz, agua, teléfono, gastos asociados a la hipoteca o el seguro. También podrás amortizar la inversión realizada si lo hubieses comprado.

Local u oficina en una vivienda

Al igual que en el caso anterior debes notificárselo a Hacienda, indicando el porcentaje del domicilio dedicado a la actividad. Lo normal es que sea una habitación o máximo dos, por lo que se afectará entre un 15% y un 50% como máximo si no se quiere tener problemas. Los gastos asociados a la vivienda podrán desgravarse en ese mismo porcentaje.

En caso de estar alquilando, el problema es que debes tener dos facturas diferenciadas, ya que el alquiler de la parte profesional debe incluir IVA. Y esto lo hace muy poca gente, en buena parte por el engorro que supone para el propietario.Esto se debe a que el alquiler de locales para negocios está gravado con IVA.

Y una cosa más, Hacienda se está poniendo quisquillosa y está empezando a pedir contadores separados de agua o luz para la parte “profesional” y la “privada” de la vivienda.

Teléfono móvil

Si sólo tienes una línea de móvil, Hacienda te permite imputar un 50% del gasto ya que considera que el 50% restante se dedica a llamadas relacionadas con tu vida personal. Así que si tu nivel de gasto por llamadas profesionales es muy elevado te puede interesar disponer de dos teléfonos, uno para la actividad profesional y otro para la vida personal.

Vehículo particular y gastos asociados (mantenimiento, gasolina, seguro …)

A efectos del IRPF sólo se admiten íntegramente como gastos en el caso de aquellos autónomos que se dediquen  a actividades de transporte de viajeros, mercancías, enseñanza de conductores o actividades comerciales, lo que incluye a taxistas, transportistas, repartidores, mensajeros, autoescuelas, agentes comerciales y representantes.

El resto de autónomos no podrán deducirse estos gastos por el IRPF y sólo hasta un 50% en el caso del IVA. Adquirir el coche en renting es una opción cada vez más extendida, aunque está sujeta a las mismas limitaciones fiscales mencionadas en lo que se refiere a la deducción de las cuotas y del IVA soportado en las mismas. Si quieres profundizar en este tema hemos preparado un artículo específico sobre cómo deducir los gastos del coche.

Gastos de viajes y representación

Podrás desgravarte tanto los gastos de desplazamiento en transporte público (avión y  tren, pero también taxis) como los de estancia en hoteles y gastos de manutención (comidas, cenas). Aunque siempre deberá acreditarse el carácter profesional por lo que la realización de este tipo de gastos a diario o en fin de semana es difícil que sea aceptada por Hacienda.

Por otra parte, el gasto en comidas de trabajo es uno de los más controvertidos, conviene que lo limites a la lógica de tu actividad y anotes siempre en una agenda o al dorso de la factura con quién tuviste la comida.

Gastos de vestuario

Sólo se admite el gasto en vestuario profesional como ropa de protección, uniformes u otras prendas con el anagrama del negocio. El caso de los artistas admite una interpretación más flexible.

4. Gastos fiscalmente no deducibles

Las siguientes partidas de gasto no tendrán la consideración de gastos deducibles

  • Multas  y sanciones, incluidos recargos por presentar fuera de plazo las declaraciones de Hacienda.
  • Donativos y liberalidades.
  • Pérdidas del juego.
  • Gastos realizados con personas o entidades residentes en paraísos fiscales.
  • IVA soportado  que resulte deducible en la declaración del IVA.

 

FUENTE: infoautonosmos.eleconomista.es

Share

Diferencia entre Estimación Directa Normal y Estimación Directa Simplificada

Cuando un autónomo se da de alta, siempre se plantea dos alternativas para declarar el IRPF: la estimación directa y la estimación objetiva (módulos). Ahora bien, cuando hablamos de estimación directa, por lo general, nos estamos refiriendo a la estimación directa simplificada, que es en la que se encuadran la mayor parte de los autónomos. El motivo es que este régimen tiene unas obligaciones formales más sencillas, pues no obliga a llevar una contabilidad ajustada al Código de Comercio.

Pueden declarar en estimación simplificada los contribuyentes que en el año anterior tengan un volumen de negocios para el conjunto de sus actividades que no supere los 600.000 euros (500.000 desde el 1 de enero de 2015). Por lo tanto, si vamos a darnos de alta, lo normal es que sea en esta forma de estimación. El método exige que, si el contribuyente desarrolla distintas actividades, no esté acogido a módulos ni a estimación directa en ninguna de las otras.

Requisitos fiscales de la estimación simplificada

Las diferencias entre ambas estimaciones se basan en puntos muy concretos:

* En estimación simplificada las amortizaciones del inmovilizado material se practican de forma lineal, en función de la tabla de amortización simplificada, especial para esta modalidad.

La normativa fiscal contempla la posibilidad de amortizar el inmovilizado siguiendo distintos métodos (cuotas fijas, cuotas crecientes..) El impuesto de Sociedades y el método de estimación directa normal permiten elegir el método de amortización, pero en estimación directa simplificada tan solo se permite el método lineal, que supone amortizar de manera constante durante toda la vida del bien.

* Las provisiones deducibles y los gastos de difícil justificación se cuantifican exclusivamente aplicando un 5% del rendimiento neto positivo. Esto significa que un autónomo que declare en estimación directa simplificada no puede dotar una provisión (contemplar como gasto) el importe de una factura que lleva impagada más de 6 meses. Esto sí puede hacerse en estimación directa normal y en el Impuesto de Sociedades, pero en estimación simplificada se sustituye por ese 5% del rendimiento neto en concepto de gastos de difícil justificación.

Si el autónomo renuncia a la aplicación del régimen de estimación directa simplificada para tributar en el régimen de estimación directa normal, debe permanecer en este régimen al menos tres años antes de volver a cambiar.

AUTOR: Carmen Buján

Share

Incentivos de Seguridad Social aplicables al autónomo en 2016

A lo largo de 2015 el Gobierno ha ido aprobando una serie de medidas para fomentar el establecimiento del empleo autónomo, como una manera de combatir los elevados índices de desempleo que se registran en nuestro país. Esas medidas consisten en reducciones y bonificaciones que se traducen en un ahorro en los gastos de Seguridad Social durante periodos de tiempo determinados.

Vamos a repasar cuáles de esos incentivos continúan en vigor en 2016 para que sirvan de guía a todos aquellos que puedan beneficiarse de los mismos:

1.-Tarifa plana de autónomos
Los autónomos que se den de alta por primera vez o que no lo hayan estado en los 5 años anteriores podrán beneficiarse de una tarifa reducida de autónomos de 50 euros durante los primeros 6 meses de ejercicio de la actividad. Después la cuota aumenta progresivamente hasta los 2 años. El incentivo será compatible con la contratación de un trabajador.

2.- Bonificaciones para autónomos colaboradores.
Aquellos que se den de alta como autónomos para trabajar en el negocio de un familiar (autónomo colaborador) podrán beneficiarse de una bonificación en la cuota durante 24 meses. Durante los últimos 6 meses, la bonificación se reducirá a 25%.

3.- Capitalización de la prestación por desempleo.
La prestación por desempleo podrá capitalizarse al 100% sin límite de edad en 3 supuestos:
* Para incorporarse como socios trabajadores en cooperativas de trabajo o en sociedades laborales ya constituidas o en constitución.
* Para aportar al capital social de una entidad mercantil de nueva constitución o constituida en los 12 meses anteriores, siempre y cuando siempre y cuando se vaya a poseer el control efectivo de la sociedad y se vaya a ejercer en la misma una actividad profesional.
* Para desarrollar una actividad como trabajadores autónomos. Se excluyen aquí los autónomos dependientes que facturen a una empresa para la que hubieran estado asalariados previamente a la situación legal de desempleo.

4.- Compatibilidad del cobro del desempleo con el ejercicio de una actividad por cuenta propia.
El perceptor de una prestación por desempleo podrá darse de alta como autónomo y seguir cobrando el pago durante un máximo de 270 días. También se podrá compatibilizar para incorporarse como socio trabajador de una sociedad laboral de nueva creación o de una cooperativa de trabajo.

5.- Conciliación del trabajo autónomo.
Los autónomos podrán disfrutar de una bonificación del 100% en la cuota por contingencias comunes durante 12 meses para atender a un hijo menor de 7 años o un familiar de hasta 2º grado en una situación de dependencia. El autónomo deberá contratar a un trabajador asalariado durante los 12 meses que dure la bonificación, a jornada completa o a media jornada pero es necesario que no existan asalariados contratados en el momento de solicitar la bonificación.

6.- Ampliación del plazo para reanudar el cobro del paro.
Se amplía el periodo durante el cual el autónomo podrá retomar el cobro del para tras haber realizado una actividad como autónomo, de 2 a 5 años. De este modo, los que no opten por la capitalización, podrán reanudar la prestación si fracasan en su aventura empresarial.

Mientras no existan novedades legislativas, estas medidas podrán aplicarse al menos durante todo 2016.

AUTOR: Carmen Buján

Share

Régimen fiscal de los donativos, donaciones y aportaciones realizadas a favor de las fundaciones a las que sea de aplicación el régimen fiscal previsto en el Título II de la Ley 49/2002

 

Darán derecho a practicar deducción los donativos, donaciones y aportaciones irrevocables, puros y simples, dinerarios, de bienes y derechos, así como la constitución de un derecho real de usufructo sobre bienes, derechos o
valores, realizada sin contraprestación.
La base de las deducciones por donativos, donaciones y aportaciones se determinará de acuerdo con las normas previstas en el artículo 18 de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de Régimen Fiscal de las Entidades sin Fines
Lucrativos y de los Incentivos Fiscales al Mecenazgo. La base de deducción, por ejemplo, en los donativos dinerarios, será el importe de los mismos.
1. DONACIONES REALIZADAS POR PERSONAS FÍSICAS.
1.1. Donaciones realizadas hasta el 31 de diciembre de 2014.
a. Deducción.
Los contribuyentes del IRPF tendrán derecho a deducir de su cuota íntegra el 25 % del dinero donado o del valor de otros bienes o derechos donados, calculado conforme a las reglas de valoración de la ley (base de deducción).
b. Límite a la deducción.
La base de las deducciones, por ejemplo, en los donativos dinerarios, su importe, no podrá exceder del 10 % de la base liquidable del contribuyente. Por el exceso no se podrá practicar deducción.
1.2. Donaciones realizadas en el ejercicio 2015.
a. Deducción.
Los contribuyentes del IRPF tendrán derecho a deducir de su cuota íntegra el 50 % de los primeros 150 euros donados o de los bienes o derechos donados hasta el valor de 150 euros, calculado conforme a las reglas de valoración de la ley.
Los 150 primeros euros son los que el contribuyente decida respecto del total de las donaciones que haya realizado en el mismo ejercicio a una o varias entidades, sin que tengan que ser los primeros 150 euros en el tiempo.
El resto de la donación o de las restantes donaciones que superen los 150 euros, darán derecho a deducir de la cuota íntegra el 27,5 % del importe donado o del valor de otros bienes o derechos donados.
Además, Donaciones plurianuales: el 27,5 % se incrementará al 32,5 % si el contribuyente ha realizado donaciones por importe o valor igual o superior, a la misma entidad, en los dos ejercicios anteriores, es decir, en el 2013 y en el 2014.
b. Límite a la deducción.
La base de las deducciones, por ejemplo, en los donativos dinerarios su importe, no podrá exceder del 10 % de la base liquidable del contribuyente. Por el exceso no se podrá practicar deducción.
1.3. Donaciones realizadas en el ejercicio 2016 y sucesivos ejercicios.
a. Deducción.
Los contribuyentes del IRPF tendrán derecho a deducir de su cuota íntegra el 75 % de los primeros 150 euros donados o de los bienes o derechos donados hasta el valor de 150 euros, calculado conforme a las reglas de valoración de la ley.
Los 150 primeros euros son los que el contribuyente decida respecto del total de las donaciones que haya realizado en el mismo ejercicio a una o varias entidades, sin que tengan que ser los primeros 150 euros en el tiempo.
El resto de la donación o de las restantes donaciones que superen los 150 euros darán derecho a deducir de la cuota íntegra el 30% del importe donado o del valor de los bienes o derechos donados.
Además, Donaciones plurianuales: el 30% se incrementará al 35% si el contribuyente ha realizado donaciones por importe o valor igual o superior a la misma entidad en los dos ejercicios anteriores.
Para aplicar la deducción por donación plurianual es necesario que el donante haya realizado donaciones, a la misma entidad, al menos durante los dos ejercicios inmediatamente anteriores. A partir del tercer ejercicio, si continúa donando a la misma entidad por un importe igual o superior, podrá aplicar también el porcentaje incrementado del

35%. Si el donante deja de donar o reduce su aportación un año, perderá el derecho por donación plurianual y deberá volver a donar el mismo o superior importe, a la misma entidad, al menos durante tres años, aplicando el porcentaje incrementado el tercer año.

b. Límite a la deducción.
La base de las deducciones, por ejemplo, en los donativos dinerarios su importe, no podrá exceder del 10% de la base liquidable del contribuyente. Por el exceso no se podrá practicar deducción.
1.4. Deducciones autonómicas.
El sistema de financiación de las Comunidades Autónomas de régimen común y ciudades con estatuto de Autonomía otorga a las Comunidades Autónomas competencias normativas respecto de la cuota cedida del IRPF. En uso de
estas competencias, algunas Comunidades Autónomas han establecido las deducciones por donaciones que se contemplan en el Anexo I. Las deducciones autonómicas serán aplicables por los contribuyentes de IRPF que
tengan su residencia habitual en cada uno de los territorios de las Comunidades Autónomas. Sólo se recogen en el Anexo I las deducciones aplicables en las Comunidades Autónomas de régimen común y no en las Comunidades Forales (País Vasco y Navarra).
Los porcentajes de deducción contemplados en el Anexo I se aplican a los mismos importes o al valor de los mismos bienes o derechos donados, de acuerdo con las reglas de valoración de la Ley 49/2002, siempre que cumplan
las condiciones previstas en la normativa autonómica correspondiente. Son por tanto porcentajes de deducción que se suman a los porcentajes generales. No obstante, los límites de la deducción serán los mismos, por lo que no se aplicará tampoco la deducción autonómica sobre los importes o valores donados que superen el 10% de la base liquidable del contribuyente.
2.DONACIONES REALIZADAS POR PERSONAS JURÍDICAS
2.1. Donaciones realizadas hasta el 31 de diciembre de 2014.
a. Deducción.
Los sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades tendrán derecho a deducir de la cuota íntegra, minorada en las deducciones y bonificaciones pre vistas en los capítulos II, III y IV del Título VI de la Ley 43/1995, de 27 de  diciembre, del Impuesto sobre Sociedades, el 35% de la base de deducción.
Las cantidades correspondientes al período impositivo no deducidas podrán aplicarse en las liquidaciones de los períodos impositivos que concluyan en los 10 años inmediatos y sucesivos.
b. Límite a la deducción.
La base de deducción no podrá exceder del 10% de la base imponible del período impositivo.
Las cantidades que excedan de este límite se podrán aplicar en los períodos impositivos que concluyan en los diez años inmediatos y sucesivos.
2.2.Donaciones realizadas en el ejercicio 2015.
a. Deducción.
Los sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades tendrán derecho a deducir de la cuota íntegra, minorada en las deducciones y bonificaciones previstas en los capítulos II, III y IV del Título VI de la Ley 43/1995, de 27 de diciembre -las remisiones a la Ley 43/1995, deben hacerse a Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades- el 35% de la base de deducción.
Las cantidades correspondientes al período impositivo no deducidas podrán aplicarse en las liquidaciones de los períodos impositivos que concluyan en los 10 años inmediatos y sucesivos.
Además.
Donaciones plurianuales: el 35% se incrementará al 37,5% si la empresa o entidad ha realizado donaciones por importe o valor igual o superior a la misma entidad en los dos ejercicios anteriores, es decir, en el 2013 y 2014.
b. Límite a la deducción.
La base de deducción, por ejemplo, en los donativos dinerarios, su importe, no podrá exceder del 10 % de la base imponible del período impositivo.
Las cantidades que excedan de este límite se podrán aplicar en los períodos impositivos que concluyan en los diez años inmediatos y sucesivos.
2.3. Donaciones realizadas en el ejercicio 2016 y sucesivos ejercicios.
a. Deducción.
Los sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades tendrán derecho a deducir de la cuota íntegra, minorada en las deducciones y bonificaciones previstas en los capítulos II, III y IV del Título VI de a Ley 43/1995, de 27 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades, el 35% de la base de deducción.
Las cantidades correspondientes al período impositivo no deducidas podrán aplicarse en las liquidaciones de los períodos impositivos que concluyan en los 10 años inmediatos y sucesivos.
Además.
Donaciones plurianuales: el 35% se incrementará al 40% si la empresa o entidad ha realizado donaciones por importe o valor igual o superior a la misma fundación en los dos ejercicios anteriores.
Para aplicar la deducción por donación plurianual es necesario que la entidad donante haya realizado donaciones, a la misma entidad sin fin de lucro, al menos durante los dos ejercicios inmediatamenteanteriores. A partir del tercer ejercicio, si continúa donando a la misma entidad por un importe igual o superior, podrá aplicar también el porcentaje incrementado del 40%. Si la entidad donante deja de donar o reduce su aportación un año, perderá el derecho por donación plurianual y deberá volver a donar el mismo o superior importe, a la misma entidad sin fin de lucro, al menos durante tres años, aplicando el porcentaje incrementado el tercer año.
b. Límite a la deducción.
La base de deducción, por ejemplo, en los donativos dinerarios, su importe, no podrá exceder del 10% de la base imponible del período impositivo.
Las cantidades que excedan de este límite se podrán aplicar en los períodos impositivos que concluyan en los diez años inmediatos y sucesivos.

 

3. DONACIONES REALIZADAS POR CONTRIBUYENTES DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE NO RESIDENTES
Los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de no Residentes que operen en territorio español sin establecimiento permanente podrán aplicar la deducción prevista para los donantes personas físicas, en las declaraciones que presenten por hechos imponibles acaecidos en el plazo de un año desde la fecha del donativo. La base de deducción no podrá exceder del 10% de la base imponible del conjunto de las declaraciones
presentadas en ese plazo.

 

Los contribuyentes de este impuesto que operen mediante establecimiento permanente podrán aplicar la deducción establecida para los donantes personas jurídica.
4. ACTIVIDADES PRIORITARIAS DE MECENAZGO
Los porcentajes de deducción y los límites señalados anteriormente podrán verse incrementados en un máximo de cinco puntos porcentuales por la Ley de Presupuestos Generales del Estado, que podrá establecer una relación de
las actividades prioritarias de mecenazgo en el ámbito de los fines de interés general y de las entidades beneficiarias a que se refiere la Ley de Mecenazgo.
En el Anexo II se recogen las actividades prioritarias de mecenazgo establecidas por la Ley de Presupuestos para cada ejercicio impositivo.
Share