Categoría: Espiritualidad

T-veo (12): Mindfulness in business (Part 3).

Failure to search involves stillness. With the stillness everything in the world will be ordered by its own will.

Epigram XXXVII, Tao-Te King, The book of Tao, Lao-Tsé

Café Alquimia: t-veo en el OKO.
Capítulo 12: Mindfulness in business (Part 3)
( With the hope that Madonna will recover soon, I let the year go with her music).

Toma Farsa

¡ESTE AÑO 2020 QUÉ SEAN FELICES COMO LOS CANGREJOS!
¡OS DESEO UNA ENTRADA DE AÑO LLENA DE ENTUSIASMO Y AMOR Y MUCHA MUCHA FELICIDAD!
Muchas gracias a todos los lectores y suscriptores de negocioonline.net
Os dejo un ¡BESO! y un abrazo enorme.
x

Verónica García-Melero

La Reflexión de la Luz: hoc lumen est.

«La Virtud elevada lo es sin parecerlo, por ello tiene Virtud. La Virtud baja se aferra a la apariencia, por lo que no tiene Virtud»

Epigrama XXXVIII, Tao Te King, Lao-Tsé

REVISADO

¿Podría abstraer el conocimiento de que como polvo de estrellas que soy, provengo de la luz, soy luz y hacia la luz es donde voy? o, ¿podría aventurarme a ir más allá y afirmar que soy luz, biológicamente, y, atendiendo al carácter intrínseco de esta naturaleza inherente que le es propia, necesito de luz del Sol para procesarla en mi interior y crecer, como lo hace una planta?, ¿podría aventurarme a decir que soy «fotosintética» y no haberme excedido en ello? Si no, si concibiera esta luz como aquella que manifiesta mi conciencia, mi «luz existencial», ¿podría decir que biológicamente soy luz y es la luz de mi conciencia la que condiciona el bienestar de mi desarrollo?, ¿está la luz relacionada con mi esencia, con la esencia de mi ser?

En este sentido, ¿soy luz?, ¿necesito de la luz solar para ayudar a crecer a la luz de mi conciencia?, ¿necesito de la luz solar para crecer, como la hace mi bambú?, ¿hacia arriba, ahondando sus raíces, siempre buscando el Sol? Es más, antes de seguir por este derrotero de cuestionamientos reiterados, ¿no debería reiterarme a cuestiones en otra dirección?, ¿se habrán cuestionado nuestros ancestros, desde su remota existencia, la importancia y aquello que nos une al Sol?, ¿por qué ha sido el Sol venerado, como un dios?, ¿por qué el Sol se presenta como un símbolo sobre el que edificar un sincretismo que auna las creencias de muy divesas civilizaciones?

Y si decidiera seguir otro derrotero, ¿por qué es tan importante el Sol?, ¿por qué es tan importante su luz para los procesos químicos y hormonales de nuestro organismo?, ¿por qué la luz del Sol condiciona nuestro estado mental y físico?, ¿por qué es posible que en períodos de mayor luz, como la primavera y el verano, estemos más enérgicos y vivos?, ¿más alegres?, ¿con más ganas de socializar, reunirnos, salir, bajar a la playa, tomar el sol, organizar barbacoas, moragas, comidas ocasionales fuera, pasear…?, ¿se debe a que hace mejor tiempo, hace más calor, hay una mayor radiación por nuestra proximidad a él que termina elevando la temperatura y es esto lo que nos condiciona a alterar nuestros hábitos: que hace más sol?

ascensionY si considero que es más sabio considerar el Sol desde la dimensión física, entonces ¿sería importante alcanzar el conocimiento de la física de la luz? En este sentido, ya que por física atiendo al conocimiento de la física natural, la observada como causa-efecto en la naturaleza, ¿tendría sentido retrotaerme al conocimiento epistemológico del concepto de la luz, diferenciar qué es luz de lo que no lo es?, ¿se presenta la luz como algo dual?, ¿atiende la luz a una dimensión polar que la define, esto es, ésta existe de haber tinieblas, de haber un concepto totalmente opuesto:la oscuridad? Es más, ¿el conocimiento que, sobre su polaridad, se tiene, ha sido reflexionado primero desde un alcance metafísico?, ¿habrá sido la metafísica de la luz y la conciencia la que nos ha permito dar a luz el entendimiento de lo que la física de la luz es?

¿Y si existe alguna relación entre nuestro crecimiento biológico, físico y mental, condicionado por el Sol?, ¿se debería en parte a lo que ingerimos?, ¿mayor es la relación directa de biomoléculas fotovoltáicas en el alimento, mayor es la luz que ingerimos?, ¿mayor es la luz que ingerimos, mayor es nuestro bienestar físico?, ¿mayor es nuestro bienestar físico, mayor es nuestra predisposición a una actitud positiva?, ¿una actitud positiva nos condiciona en una conducta constructiva, en un pensamiento positivo, empoderador?, o, ¿será que meditar sobre la luz, la luz de nuestra conciencia, nos conduce a una actitud positiva?, ¿es así que podemos entonces edificar valores positivos y sabios sobre los que construir nuestra personalidad?, ¿o será que la luz la encontramos en todo, y es desde ese todo desde el que podemos evolucionar en bienestar? De esta manera, somos luz y necesitamos de la luz para iluminar nuestro organismo y nuestra conciencia.

Si hasta el momento, toda esta dialéctica de cuestiones se presenta ramificada, antes de irnos por las ramas e instalarnos en la copa, procuremos caminar cada una de ellas en dirección hacia la raíz que las ha traido a su existencia. Descendamos por el tronco, no obstante, y alcancemos un conocimiento al respecto de la luz, desde diversas perspectivas, al menos, aquellas que nos cuestionamos. Posiblemente, desde el conocimiento que al respecto refuta a día de hoy la ciencia, podamos firmemente subrayar aquellas palabras de Jesús el Cristo: «sois la luz del mundo». ¿Será esto cierto?

Bien, con esta reflexión se considera haber hecho alguna que otra apreciación no observada hasta el momento. Seguro que alguno de los profesionales que siguen el blog logra dilucidarla o le sirve de nueva perspectiva. Como suele decirse, a buen entendedor, pocas palabras bastan.

Por igual, con esta reflexión, redactada y guardada como borrador en verano de este año, se considera dejar en stand-by las aportaciones que se han ido haciendo para con diferentes áreas de conocimiento y contextos. La verdad es que como cualquier persona, gusta del reconocimiento abierto y sincero, por los demás, de las contribuciones que se hacen. Esto sería la «Otredad». Es fácil apreciar que, en lo que a mi respecta, cada aportación que se ha hecho, desde la investigación, comprende la citación de referencias cuando en las mismas se apoyan , para no ir más lejos.

Este blog personal permanecerá en stand-by para con respecto a nuevas investigaciones que se hagan. No obstante, se publicarán próximamente diversos trabajos ya realizados en el campo de la psicología cognoscitiva y evolutiva, filosofía, ciencia de empresa, pedagogía y didáctica, entre otras.

Con respecto a aquellas personas que me siguen con cariño, considero importante decirles que iré poquito a poco publicando el libro de Sheng Laoshi y, por igual, los t-veos del Café Alquimia. Éstos vienen a ser la quintaesencia de este blog.

Muchas gracias por vuestra atención, cariño y respeto.

Y, como cualquier blogger o youtuber, siempre se cuenta con haters, es síntoma de que algo está «MUY BIEN» 😉

Después de todo, son personas que les encanta lo que para sí desprecian. En realidad no es sino una disonancia cognitiva: «me encanta, no lo puedo soportar…y me lo invento». Porque si no es así, ¿qué haces entrando al blog?

Con todo, invito a todos aquellos youtubers, bloggers, investigadores, media managers..etc., que se abren paso en internet, que recuerden -igual que una misma- la máxima del marketing y NOS EMPODEREMOS:

¡QUÉ HABLEN, BIEN O MAL, PERO QUE HABLEN!

Un abrazo a todas aquellas personas que se unen a la experiencia  negocioonline.net.

¡UBUNTU, UBUNTU!

Verónica García-Melero

Bibliografía

Existen numerosas aportaciones hoy día al respecto de todas las preguntas que se han planteado en esta reflexión. Con respecto a la medicina dejo unas pocas para que ustedes hagan sus averiguaciones si les resulta de interés:

https://books.google.es/books?id=StitDwAAQBAJ&pg=PT236&lpg=PT236&dq=somos+luz+medicina&source=bl&ots=K2i0xzUT-n&sig=ACfU3U20Rck0OSFgfTvpwt2hwVXVDhbv3w&hl=es&sa=X&ved=2ahUKEwjIurfz_bXmAhWS3eAKHVD2AzsQ6AEwBnoECAkQAQ#v=onepage&q=somos%20luz%20medicina&f=false

https://www.ciber-bbn.es/noticias/luz-aplicada-a-la-salud-y-la-medicina-en-la-ranm

https://www.facebook.com/ceciliagarcia.mujermedicina/posts/somos-luz/468867917029376/

También investiguen en Centros de Inteligencia, como el de la OCDE. Existe información muy valiosa al respecto.

Ubuntu y Otredad. Un recordatorio a su importancia.

«… al Rey, la hacienda y la vida se ha de dar, pero el Honor es patrimonio del Alma, y el Alma solo es de Dios».

Pedro Calderón de la Barca

Trata a los demás como te gustaría que te trataran a tí.

Regla de Oro de la Ética.

En mayo de este año, concretamente el 25, publiqué una entrada sobre Ubuntu y Otredad, la cual vuelvo a pegar a continuación de esta pequeña introducción.

Estos dos términos, de calado antropológico, social y psicológico fundamentalmente, gravitan en torno a la empatía. La misma que promueve la UNESCO como base para los cuatro pilares en los que ha de edificarse la Educación: saber hacer, saber ser, saber vivir con los demás y saber aprender a aprender. Por igual, esta empatía es en la que nos conduce hoy nuestra legislación y recomendaciones politicas nacionales e internacionales para con respecto a las intenciones económicas y sociales que propicien y favorezcan el desarrollo social y económico sostenible.

«Saber ponerse en los zapatos de los demás», reconocer a los demás, las diferencias, no son sino la esencia de la tolerancia. Siendo ésta la bandera del Informe Delors de la UNESCO para los propósitos educativos mundiales de nuestra población, los mismos que han de salpicar centros de trabajo, administraciones, organismos y un largo etcétera; aunque, fundamentalmente, nuestros hogares. ¿Podrá su hijo ser tolerante si usted no lo es?, ¿será su hijo empático si usted no lo es? Tomemos ahora un tono más riguroso: ¿si usted acosa, castiga o maltrata a cualquier persona que presente diferencias para con respecto a sus creencias, será su hijo como usted? La verdad es que esta es la esencia del bullying, del acoso físisco y psicológico que muchos niños propician a otros, desde esa figura de «torito». Como podemos ver, si usted hace bullying, es probable que su hijo también termine siguiendo su camino. Por igual sería extensible a la figura del profesor, si un profesor se posicionara en la figura del acoso, ¿terminaría educando al alumno en el mismo? Desde luego que son preguntas hipotéticas para reflexionar, ¡ni qué decir tiene!

Como podemos apreciar, estos propósitos mundiales sobre derechos humanos preservados desde el clima de la tolerancia son de alcance fundamental de acuerdo a derecho constitucional; esto es: son derechos de cualquier persona a ser un ciudadano libre; libre de que nadie venga a poner en entredicho su libertad de expresión, su conciencia, su personalidad, su intimidad, su integridad física y moral.

El acoso, escolar y no escolar, es una falta muy grave y contraviene demasiados derechos fundamentales de los que hemos de disfrutar todos. Desde luego que hay Cuerpos de Seguridad Ciudadana, como lo son la Guardia Civil y la Policia, a quienes se pueden acudir por auxilio. No obstante, se presenta complejo recibir instantáneamente ese auxilio de nuestros Guardias Civiles y Policias en cualquier momento que nos encontramos. Luego, ¿no está en nosotros preservar la seguridad ciudadana?, ¿no está en nosotros respetar a los demás?, ¿no está en nosotros la tolerancia? Jesús se sentó en la mesa con Judas, de él podemos aprender la tolerancia. Una apreciación muy habitual al hablar de tolerancia, por cierto.

«El honor es mi divisa» (Lema de la Guardia Civil, contenido en el artículo 1 de la «Cartilla del Guardia Civil», Duque de Ahumada, 1845)
Agentes de la Academia de la Guardia Civil de Baeza entregan al pontífice el sombrero símbolo del instituto armado español en la Plaza de España en Roma, día de la Inmaculada Concepción (La Razón (Ed.), 8 Diciembre, 2019).

Bien, hoy, para no ir más lejos, he dejado en mi nombre un link que nos lleva a un tema de Placebo, Pure Morning. Es interesante desde dos prismas, siendo uno de ellos la letra en sí. Ésta viene a simbolizar la importancia de estar rodeados de personas queridas, de amigos, de personas que nos aprecian. Son aquellos que evitan la verdadera caida. Una alegoría preciosa el milagro de caminar en la pared.

La otra enseñanza, por su parte, nos la transmite el propio cantante. Con un look afeminado, ya explotado por otros cantantes, como Prince, ¿quien no lo ha visto a Prince con mono ceñido y tacones de aguja? En fin, me parece muy simbólico para apreciar las diferencias. Porque, la verdad, ¿le importa a alguien lo que haga este cantante en otro contexto?, ¿es importante para cualquiera las preferencias que tenga? Es más, si no te gusta, pues no lo mires, no lo escuches.

No sé, sinceramente, no logro yo entender lo que me pueda a mi importar lo que hace o deja de hacer el vecino. Es más, es algo que jamás me he cuestionado, ni hago, ni me importa. Yo soy de esas personas que deja a las demás a su libre albedrío. Si algo no me interesa, sigo mi camino, sin más.

Claro que generalemente el maltrato y acoso gratuito a las personas viene de la mano de algo que seguramente no necesito decir qué es. Posiblemente si invito a todo el mundo que me lee a vivir su vida feliz y dejar de competir por lo que hace, tiene o deja de tener el otro, seguro disfruta su vida. ¿No es triste desperdiciar la vida preocupándonos de la de los demás? Jesucristo, en Mateo 7:2, por ejemplo, nos advierte de que no juzguemos, si no queremos ser juzgados. Y, que de acuerdo a la medida con que medimos, así seremos medidos. Es, como podrán apreciar, una enseñanza ancestral que por igual nos la trae el budismo en sus doce leyes del karma y, en esencia, nos viene a decir que recibimos lo que damos. Luego, no hemos de preocuparnos de lo que recibimos de los demás, sino de lo que nosotros damos. Por esto es que insite Jesús en que devolvamos la otra mejilla.

También es enseñanza filosófica de una esquina a la otra del planeta. En fin, si nos encontramos con nuestro karma, lo único que podemos es alegrarnos si somos honestos y honorables en la conducta. Sinceramente, si fuera instantáneo, lo agradecería; y de sentir alguien algún pavor, entonces que empezara por mí, si esto fuera posible.

A continuación dejo esta reflexión epistemológica sobre Ububtu y Otredad, así como su conexión con la Educación Inclusiva, aquella que ha de promocionarse en nuestra Educación y, por extensión, asimilarse a aquella impartida en nuestros hogares.

«El bosque sería muy triste si sólo cantaran los pájaros que mejor lo hacen» — Rabindranath Tagore

El año pasado, estando formándome en un Máster Universitaro y en vísperas de mis exámenes, mi hijo, con solo 16 meses, me dijo: ¡Ubuntu!, ¡Ubuntu! Inmediatamente me pregunté, «¿esto es una palabra de verdad…que mi niño se lo inventa mucho?» La cuestión es que me dejo llevar por sus gestos, anécdotas y palabras espontáneas, son mi fuente de inspiración junto a los recuerdos de mi padre. En fin, que me resultó una palabra extraña, con lo que busqué en internet alguna pista sobre su remota existencia. Pues, para mi sorpresa, curiosamente ¡sí existe! y es más, encierra toda una filosofía de vida, es una filosofía africana y es «mucho más que una palabra» como bien dice el artículo primero que encontré.

Una vez que logré comprender el significado de la misma, me emocionó tremendamente, era un momento en el que necesitaba ánimo y parece que vino como caída del cielo. Fue una serendipia total, necesitaba un algo que me motivara y subiera el ánimo y allí estaba mi niño como siempre, ahora con su Ubuntu para mamá.

miniño

Si os preguntáis que es Ubuntu, lo más ilustrativo que encuentro para su definición sería el recuerdo que tengo de una pequeña anécdota que leí al respecto, la de aquel primer artículo. De acuerdo a la misma, un antropólogo, en una tribu africana, propuso a los niños una pequeña carrera. Para premiar el logro de aquel que alcanzara en primer lugar la meta, colocó en el destino final de dicha carrera, un árbol, dos cestas con frutas frescas. Para la sorpresa del antropólogo, cuando dió la señal de salida, todos los niños empezaron a correr cogidos de las manos, logrando alcanzar el árbol entre todos y rodeándolo. Acto seguido, empezaron con entusiasmo a disfrutar de su merecido premio. El antropólogo se acercó y preguntó a aquel chico que destacaba por sus dotes en la carrera porqué no había corrido el sólo, hubiera sido muy probable que hubiera ganado la carrera, disfrutaría de las cestas de frutas sólo para él. A esta proposición respondió el chico: ¿cómo voy a ser feliz si no lo son los demás? ¡Ubuntu!, ¡Ubuntu!

Con ánimo de acercar una definición más concreta, es una palabra que proviene de las lenguas zulú y xhosa, vienen a comportar un concepto tradicional africano en tanto comprende una regla ética enfocada en la lealtad de las personas y las relaciones entre las mismas. Una definición más extensa y profunda nos la acerca Desmond Tutú:

«Una persona con ubuntu es abierta y está disponible para los demás, respalda a los demás, no se siente amenazado cuando otros son capaces y son buenos en algo, porque está seguro de sí mismo ya que sabe que pertenece a una gran totalidad, que se decrece cuando otras personas son humilladas o menospreciadas, cuando otros son torturados u oprimidos».

Otras definiciones de ubuntu podrían ser:

  • «Humanidad hacia otras personas«
  • «Si todos ganan, tú ganas«
  • «Eramos porque nosotros somos«
  • «Una persona se hace humana a través de las otras personas«
  • «Una persona es persona en razón de las otras personas«
  • «Yo soy lo que soy en función de lo que todas las personas somos«
  • «La creencia es un enlace universal de compartir que conecta a toda la humanidad
  • Humildad
  • Empatía
  • Yo soy porque nosotros somos, y dado que somos, entonces yo soy;
  • Nosotros somos por tanto soy, y dado que soy, entonces somos.

(ver Wikipedia, Ubuntu (filosofía), 2019).

Este concepto viene, más que a ser definido como empatía, a simbolizar lo que la empatía es. Este concepto, en tanto comprende el reconocimiento de nuestra persona por los demás para llegar a ser, esto es: soy persona porque los demás me reconocen como tal, es el principio de la «Otredad». Siendo la «Otredad» una noción habitual en filosofía, sociología y antropología.

De acuerdo a Pérez y Merino (2013), la otredad consiste en el «reconocimiento del Otro como un individuo diferente, que no forma parte de la comunidad propia«. En este sentido, reconocer la existencia de un Otro comprende, intrínsecamente, que la propia persona asuma su identidad, para, desde la diferencia, construir la riqueza social y el crecimiento de las personas.

Estos autores nos explican que el reconocimiento de un Otro implica la existencia de algo que no es propio, luego, no forma parte de la existencia individual de cada uno, razón de ser por la que esta noción se construye a través de distintos mecanismos psicológicos y sociales.

Socialmente es un concepto que se erige desde la alteridad y la oposición, en este sentido el Otro es aquello que no somos, no seremos, e incluso, no queremos ser. No obstante, hay que considerar la perspectiva de cada individuo, como subrayan Pérez y Merino (2013), para los occidentales el Otro será el oriental y viceversa, para el oriental, el Otro será el occidental.

Analizarnos a nosotros mismos a través de la mirada del otro es un estudio en el que se ocupó Jean Paul Sartre (1905-1980). En su trabajo utilizó este término para representar este objeto, llegando a la conclusión de que la Otredad constituye el día a día de las personas, experimentándose a través de la empatía, el rechazo, la tolerancia y la simpatía (ver Pérez y Merino, 2013).

Como podemos apreciar, el reconocimiento de nosotros mismos nace en el reconocimiento de nuestra persona por los demás, es un concepto estrechamente vinculado con Ubuntu. Aunque, si bien la Otredad comporta la diferencia, la diversidad y la riqueza social, bien Ubuntu es un término más aproximado a una manera de ser y hacer las cosas que confiere el significado a la empatía, viniendo a constituir una regla ética dentro de una cultura.

La Otredad es algo «palpable» en dicha empatía, aunque también lo es en el rechazo, la tolerancia y la simpatía. Estas diferencias que se construyen a través de distintos mecanismos sociales y psicológicos y dotan a las sociedades de riqueza, en tanto se reconoce la singularidad de cada individuo, no son sino un vehículo conductor de la Educación Inclusiva. Siendo su motor, como hemos observado, la inteligencia emocional. Pues son las regulaciones de la conducta, las gestiones de las emociones, el desarrollo de la empatía y la tolerancia, la escucha activa, entre otros, los que posibilitan el desarrollo de la inteligencia emocional de la persona (ver Goleman, 1996) y, con ello, el social y cognitivo (ver Vigotsky, 1987) – de tomar en consideración al constructivismo como base teórica del aprendizaje -.

Ahora consideremos la definición que encorseta a la Educación Inclusiva, de acuerdo a la UNESCO:

¨ La inclusión se ve como el proceso de identificar y responder a la diversidad de las necesidades de todos los estudiantes a través de la mayor participación en el aprendizaje, las culturas y las comunidades, y reduciendo la exclusión en la educación. Involucra cambios y modificaciones en contenidos, aproximaciones, estructuras y estrategias, con una visión común que incluye a todos los niño/as del rango de edad apropiado y la convicción de que es la responsabilidad del sistema regular, educar a todos los niño/as ¨.. (Inclusión Educativa (Ed.), 2006)

Un análisis más profundo de esta definición nos conduce a diferenciar dos grandes acciones, siendo éstas: la identificación de la diversidad y la respuesta educativa. Por su parte, la respuesta educativa comprende la adecuación de estrategias de intervención educativa que provean una mayor participación de todos los estudiantes, lo que comprenderá adecuaciones curriculares a los perfiles de los alumnos. Aquí estriba uno de los grandes problemas de la acción docente: ¿qué metodología utilizar?, ¿cómo intervenir exitosamente en el aula?, ¿cómo hacer para adecuar una metología a todos? Igual de importante es reflexionar sobre la clase magistral tan enquistada en nuestro sistema educativo, ¿puede una metodología como ésta adecuarse a las necesidades de los alumnos?, ¿requerirán las metodologías de enseñanza-aprendizaje adecuarse a los alumnos?

Por otra parte, consideramos la identificación de esas diferencias que presenta el alumnado, un serio problema para favorecer el desarrollo de actitudes de inclusión en el mismo, no haber sido previamente identificadas por el profesor.

Al respecto de la Educación Inclusiva, de la atención a la diversidad, surgen dilemas y cuestiones que afectan directamente al alumno, en tanto es éste el destinatario final de la Educación. Si un profesor no goza de formación adecuada para el el reconocimiento de sintomatologías en algunos alumnos, muy difícil se presenta el logro de la Inclusión. No obstante, cabe preguntarnos, ¿el docente hace algo por buscar información al respecto de este problema como lo hace cualquier otro profesional de otra ciencia en cualquier otro problema que le surja? Es honesto reflexionar acerca del compromiso y responsabilidad en el profesor para con la Educación reglada. En este sentido, todo profesional busca su autoformación para adaptarse a las necesidades que surjen.

A título personal, considero que internet nos pone al alcance muy diversa información al respecto de la diversidad del alumno y la Educación Inclusiva, cada vez es mayor en número, tanto de fuentes como en cantidad. Tutoriales, congresos, conferencias, revistas, libros digitales, páginas webs, páginas sociales, vídeos…en fin, existe un acceso a la información ingente, el que no ha habido jamás y, sin embargo, parece que nos encontramos más perdidos que nunca. Esto tiene un nombre, ahora mismo no lo recuerdo, pero algo tiene que ver con colapsar la mente ante el hecatombe de información que nos empuja a no hacer nada. Es posible que tanta variedad y número produzca alienamiento, cansancio, tal vez pereza, o nos haga dudar en la elección. La cuestión es que se termina por no hacer nada. Y como vemos, algo hay que hacer, al menos, por amor propio, por vocación por lo que se hace.

alq ie

Como vemos, esta entrada, la cual pretende hacer conciencia acerca de la necesidad de educar en inteligencia emocional, ha intentado acercar el sustrato filosófico y psicológico de la empatía, así como la repercusión de la misma en el individuo y en el progreso social. Una sociedad avanza en tolerancia, valores, civismo y ética, en tanto es educada en la misma. Mayor es la inteligencia emocional, mayor es la respuesta cognitiva. Mayor es la inteligencia emocional, mayor es la autopercepción positiva de la persona. Mayor es la inteligencia emocional, mayor es su seguridad. Mayor es su inteligencia emocional, mayor es su autonomía. Mayor es su inteligencia emocional, mayor es su bienestar. Entonces, podemos concluir que una mayor inteligencia emocional nos hace más inteligentes, nos hace más inteligentes espiritualmente, nos hace autónomos, libres, nos proporciona bienestar y nos hace personas llenas de valores, tales, que nos hacen personas con sentido crítico, responsables, tolerantes y con iniciativa propia, personas emprendedoras, personas con afán y superación, personas que se caen y se levantan. Y son las personas así las que ponen la cadera a funcionar, las que promueven las empresas, las que empujan y tiran de la Economía. No olvidemos nunca que la Educación revierte en la Economía de un país, así es la Educación de un país, así es su Economía. Ahora, pensemos en las Educaciones líderes: EEUU, Reino Unido, Suecia, China, Alemania…¿no son sus Economías líderes también?

Recordad Ubuntu, la Otredad y Desmond Tutú: «Una persona con ubuntu es abierta y está disponible para los demás, respalda a los demás, no se siente amenazada cuando otros son capaces y son buenos en algo, porque está segura de sí misma ya que sabe que pertenece a una gran totalidad, que se decrece cuando otras personas son humilladas o menospreciadas, cuando otros son torturados u oprimidos».

Luego, ¿no sería importante educar a las personas en reconocer las diferencias?, ¿en reconocer sus talentos y habilidades?, ¿en sentirse felices consigo mismos?, ¿en saber ponerse en los zapatos de los demás?

Con enseñanzas como éstas, hablar de la empatía, de la otredad, de ubuntu, de sus significados…ya tienes material como para trabajar en clase la inteligencia emocional; algo que, de acuerdo a la legislación educativa actual , has de hacer a diario durante unos minutos, y si no, en tutoria. Pero, piensa, ¿no es simple transmitir pequeñas enseñanzas todos los días?, ¿reflexionar unos minutos sobre algun valor ético, social y/o moral?, ¿utilizar una pequeña frase para hacer pensar? Es muy probable que termine conmoviendo el corazón de alguien.

Recordad empoderar a «vuestros niños» con frases positivas, con creencias potenciadoras. Otro día hablaremos de ellas. Por el momento, os recuerdo que en el artículo «La Mala Educación» os animaba en el cambio.

«Recuerde, el cambio empieza en usted».

Con amor, a mi hijo.

Verónica García-Melero

P.D.: En esta ocasión os llevo a Soul Train, con Fame, de David Bowie. Otro icono musical y mucho más, con una fuerte personalidad. Desde luego que aquellas personas que marcan la diferencia, o se posicionan en querer cambiar cosas a mejor, terminan lográndolo. A todos, después de todo, nos gusta avanzar y progresar y, lo que es más, ser un referente. Bueno, al menos a mi me encanta ver a la gente triunfar y ser exitosa, y me enorgullece cuando es una persona española.

¡QUÉ VIVA ESPAÑA!

Bibliografía

Educación Inclusiva (Ed.), (2006). ¿Qué significa educación inclusiva?.  Recuperado de: http://www.inclusioneducativa.org/ise.php?id=1

Goleman, D. (1996). Inteligencia Emocional. Barcelona: Kairós

Perez, J. y Merino, M. (2013). Definición de otredad. Recuperado de: https://definicion.de/otredad/

Vigotsky, L.S. (1987). Pensamento e linguagem. São Paulo: Martins Fontes.

Wikipedia, (2019). Ubuntu (filosofía). Recuperado de: https://es.wikipedia.org/wiki/Ubuntu_(filosof%C3%ADa)

Loto III. El loto de «El Águila y el Cóndor» (Parte VI).

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Libro del Apostol Juan 14: 6, Reina-Valera 1960 (RVR1960)

No hay camino para la paz, la paz es el camino.

Mahatma Gandhi

LA PUERTA DE DALET: LA PUERTA DEL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA.

Verónica García-Melero
Menorá en la Plaza de San Pedro
Loto III. El loto de «El Águila y el Cóndor» (Parte VI)

( ד )

Quaesivit lanam et linum, et operata est consilia manuum suarum.

Proverbia 31 : 13, Biblia Sacra Vulgata (VULGATE)

Loto III. El loto de «El Águila y el Cóndor» (Parte V).

Quis ut Deus? «Miguel, el gran príncipe que se levantará en el momento del fin».

Daniel 12:1

DALET: LA PUERTA DEL CIELO.

Verónica García-Melero

SHALOM!

P.D.: Patrón de mi municipio, Gualchos, al que pertenece Castell de Ferro. mi pueblo. Quiero recordar con él a mi abuela María, gualchera y muy devota de San Miguel. Dondequiera que estés, abuela, aquí dejo el poder de San MIguel. El poder de Jesús primero en el cielo, el poder de Dios, ¡quién como Él!

Loto III. El loto de «El Áquila y el Cóndor»(Parte V).

Loto III. EL loto de «El Águila y el Cóndor» (Parte IV).

Las palabras de Jesucristo del Capítulo 5 del libro de Mateo me han inspirado de manera especial. Su lectura da mucha felicidad.

Mateo 5
Verónica García-Melero
Loto III. El loto de «El Águila y el Cóndor». Parte IV.
PD: Estando embarazada de mi hijo, el día de su primera patadita. Me recuerda esa luz tan especial que todos llevamos dentro. A las mamás, nos la afloran nuestros hijos de una manera muy especial entretanto los gestamos. La maravilla más grande del mundo.