Loto VI. El loto de Lao-Ming: el Sahasrara.

Sé como el Sol y con tu interior calentarás la Tierra.

Maestro Po a Pequeño Saltamontes (Serie Kung Fu)
 Ming: 

Esto que veis aquí
es, para el intercambio, medida;
con el estanque es que se ve
la fuerza milagrosa de la Vida.

El Sahasrara es (05)
el loto más extraño,
es el loto más sutil,
es..como el final del Tao.
Es el Tao en su final,
mas, a la vez, un inicio; (10)
es, para el renacer en si
y, así, conocer lo divino.

Poderes ocultos se hayan en él,
es, lo que al shiddi, le es logro;
le es perfección al poder, (15)
es hacer el deseo solo.
Éste es el éxito en si,
así es que comienza todo,
con aquel que percibe un sonido
y su nota, séptima, es de todo. (20)
Su música que está en si,
en su chakra, le es corona,
primario no es este radiar,
transcendencia es a la persona.

¿Cómo, esto, decir? (25)
Ven aquí, y te lo cuento,
si te cuento, ¿qué pasará?
¿Atención pondrás al silencio?

El sonido de quien percibe algo
está guardo en su mantra, (30)
y, si al distinguir, no logro oír,
es el principio de la nada.

Nada y todo empiezan aquí,
así empieza la mañana,
empieza porque tiene fin, (35)
Omega alcanza a la mañana.


Maestra Sheng:

Aum, es que oigo aquí,
aquí la O se vuelve entrada,
puertas del Ein Sof Or,
corona de Kéter la guarda. (40)

Y, así, también veo el fin,
también veo la mañana,
vasija que recibe la luz,
amor y unión en la palabra.

Curioso es este OM, (45)
su mantra védico concreto;
aquel que ayuda a limpiar,
es el mismo que llena de afecto.

Mucha sincronicidad veo
en aquello que lleva el canto, (50)
con la luz y la vasija de Dios,
la Mem, que es trece, lleva ese pacto.


Ming:

Sí es cierto que coinciden
el hebreo y el sánscrito
en la luz pura y la frecuencia (55)
de pronunciar este canto.


Maestra Sheng:

Hasta la palabra Amén comprende,
Alef-Mem-Nun en hebreo
el significado del Om está
en agradecer lo que no veo. (60)


Juan:

¡Qué interesante es ésto!
Háblanos un poco más,
¿qué es el loto Sahasrara,
por qué y para qué está?

Porque, comprender...he comprendido (65)
que es el loto de la transcendencia,
es el loto sutil de entre todos,
es la verdadera esencia.

Es el renacer de la persona,
es volver a nacer en lo que somos, (70)
es abrir nuestra visión,
la comprensión y la unidad con el Todo.

Es el loto particular,
es el loto del Camino,
es el loto que se alcanza en el Te; (75)
el ojo, al cruce, es su destino.

Así, como saber,
poco es que conozco de esto,
háblanos de sus raices,
de las palabras, de lo que huelo. (80)


Ming:

Como importante, lo es mucho,
mas, su importancia está en el primero,
Avalokiteshvara abrás de abrir,
esto habrás de hacer primero.

¿Cómo podrías tu subir (85)
las escaleras que suben al tejado
si quitas los peldaños todos?
¿Alcanzarás el último de un salto?

Difícil se ve ésto,
aunque nadie negará que sea posible,
un sufrimiento inmenso padecerás (90)
y el Cielo, en tu virtud, te asiste.

Cuando procuramos avanzar
caminando por la vida,
la vida empieza de verdad
cuando el amor nos mira. (95)

Y nos mira si de verdad
es que nosotros la miramos,
y mirarla es recibir,
y dar aquello de nuestras manos.

En el desapego es que está (100)
la verdadera misericordia,
la inocencia del amor sincero,
de la compasión y la concordia.

Por igual, lo es del amor
que nace en este jardín: (105)
afecto envuelto de atracción
y de inocencia pueril.

Así, la pasión empieza
como una guerra con el desapego,
la atracción que te hace sentir (110)
te hace sentir el deseo.

En este aprendizaje verás
que el amor es solo una cosa
cuando sin cuerdas atas a tí
el amor que nace en misericordia. (115)

Tu pasión es que se puede sentir,
se puede sentir solo una cosa:
el desapego ha hecho de tí
deshacerte del ego y de tu soga.

Libre el amor ves, (120)
sin embargo, tienes garantía
de la fidelidad que vive en él;
aunque no lo escuches, suena cada día.

Este verdadero empezar
te adentra, entonces, en tu Camino, (125)
te hace comprender, igual,
que en tu conducta está tu destino.


Sam:

¡Qué interesante es ésto!
¡Cómo me gusta saber
de metafísicas vetustas (130)
equiparables en saber!

Podría parecer extraño,
apenas conozco yo la Cábala,
mas, veo en esta conducta
ser honesto con tu palabra. (135)


Ming:

Por supuesto que la honestidad
es principio de la virtud,
con dos caras no se camina
por la senda de la rectitud.

Muy bonito es apreciar (140)
que en todo este conocimiento,
se puede transcender la cultura,
la religión y todo el cuerpo.

Pues, lo importante está
en reconducir tu talento, (145)
transciende lo superfial
así, alcanzarás su Aliento.

Pero, bueno, a lo que iba,
¡qué no se me olvide la raiz!
Al igual que un árbol, (150)
que nace desde aquí,
después, desde las ramas
- y sabiéndolas asir -,
es que se logra subir y bajar
por el Camino sin fin. (155)

¿Qué podría ser ésto?
Avanzar con conocimiento:
lo primero del principio,
es la Omega del comienzo.

Todo reside aquí, (160)
todo reside en tu conducta,
en tu energía vital vivir,
en conocer lo que te asusta.

Así es que se presenta
una sabiduría abundante: (165)
fruto es de tus manos y
de cada una de sus falanges.

Es la sabiduría un río
que surca la tierra en su curso,
las curvas de su camino (170)
son, de tus huellas, dibujo.


Maestra Sheng:

Aquí hay una gran enseñanza
importante para todos,
las huellas de tu camino
están en tu caminar, solo. (175)

Es como caminar por la playa
hundiendo tus pies en la arena,
con cada ola que pasa,
se desvanece la huella entera.

Así, cada uno, es que tiene un Tao, (180)
un camino diferente,
mas, diferente no es su Tao;
que el avanzar para todos
en el Tao hacia el Cielo
comprende el mismo sentido, (185)
alcanzar su Te cuando lo encuentro.


Ming:

Así es, Sheng querida,
¿cómo de otra forma iba a ser?,
el Te está en un sentido,
el sentido de la virtud es. (190)
Y virtuosa es la persona
que alcanza la sabiduría
de comprender como se avanza
feliz y en paz en la vida.

Así, la virtud indiscriminada (195)
empieza en la misericordia:
en dar lo mejor de tí,
cualquiera que sea la persona.

No juzgas, esto aprendes;
y aprendes, por igual, (200)
a devolver tu otra mejilla:
esto reside en tu paz.

Cuando la mente es serena
se para y reflexiona,
cuestiona el porqué de todo, (205)
porqué habrá sido tal cosa.

Entonces, en su pensar
es que alcanza una cosa,
una cosa trae a otra;
aceptarlo: tu primera cosa. (210)

Cada cosa trae una enseñanza,
eso, del Te, es la cosa;
cuando comprendas que es esto
habras alcanzado su cosa.

Pues la cosa del Te es muy simple (215)
y empieza en tu conducta,
regular tu conducta tiene
hacerte, con el ritmo, una.

No obstante, como os decía,
al Avalokiteshavara está (220)
al inicio de tu Camino,
¿cuál será tu final?

Será una transformación grande,
que abundancia te traerá,
te llenará de energía y fuerza, (225)
de gloria y vitalidad.

Así, el resplandor,
aquello que nos hace brillantes,
empieza en el entidimiento a las cosas;
así es a cada instante. (230)

Cuando avanzas hay una lección
que puede ser vista en los chakras,
centros energéticos son,
los mismos Sefirot en Cábala.


Juan:

Y, ¿no es idolatría (235)
esto de mezclar
símbolos y conocimientos
de folklore universal?

Todavía estoy inquieto por la raiz de la palabra,
que la palabra es mucha, esí es que crece la palabra. (240)

Mas, su raíz es su esencia y, con ésta, al pensar
es que se tira de un hilo que te hace avanzar
en el siginificado de las cosas, en el porqué están;
todo ésto está en la palabra si la sabemos mirar.

Ming:

Esa primera pregunta que haces (245)
es común a muchas gentes,
especialmente Occidentales,
que a su Dios tienen en mente.

Yo no niego su existencia,
tampoco es que la afirme, (250)
solo veo lo que es primero:
lo Todopoderoso existe.

Importante no es la creencia
de si tiene o no nombre,
aquello a lo que ponemos nombre, (255)
nace de lo que no tiene nombre.

De esta manera sencilla
es que no se puede delimitar
el Tao constante de Todo,
en la inmanencia es que está. (260)

Mas, este Dios omnipresente,
este Dios todopoderoso,
es la fuente vital primera,
es la energía del cosmos,
es la Fuerza Superior, (265)
es por la que está todo,
es anterior a ésto
así es la razón de Todo.

Este Ser infinito,
es un ser Eterno, (270)
está antes de la materia,
del movimiento y del tiempo.

Así, es eterno y, limites, no tiene;
no tiene fronteras que lo delimite,
fuera del tiempo está y está siempre. (275)

Esta Fuerza Superior, es en su ser esta Fuerza,
nace y vive en su interior, y muere y renace la Fuerza.
Así, es una Fuerza Superior, nada hay que la transcienda,
este ser desde el interior es lo que es la inmanencia.

Entonces, ¿no es igual? (280)
¿acaso no es la misma Fuerza?
¿no es quien no llena de esplendor,
de alegría, de vida o tristeza?

Porque cuando suceden acontecimientos
todos es que suceden en la vida, (285)
¡porqué me haces ésto Dios!
¡Ah!, no es esto, Dios es que lo permitía...

Estas son algunas frases
que logran explicar,
el porqué de las causa y efectos, (290)
enseñanzas traeran:
Dios aprieta pero no ahoga,
y con cada uno de sus apretones
es que verdaderamente avanzas
si comprendes las situaciones. (295)

Sigo viendo la misma Cosa,
sigo viendo el mismo ser,
habría que seguir tejiendo tiempo
para poder, así, comprender
que el nombre del Uno, (300)
el nombre del Todo, de Dios,
es el Yo soy lo que yo soy,
lo que fui, lo que seré, es Dios.

Entonces, si son la misma cosa,
y al definirlo, las mismas palabras usamos; (305)
¿cómo iba a ser idolatría
amar a la misma cosa que amamos?

Entonces, rápidamente
me hablarás de falsos dioses,
me hablarás de politeismo, (310)
ateísmo, credo, mito y, entonces,
lo importante de todo esto
en su momento está;
y el momento lleva cuatro cosas:
tiempo, cultura, tierra y sociedad. (315)

Estas cuatro cosas condicionan
la forma y ser de la deidad,
pero lo que transciende a todas
es buscar el origen universal.

¿Cuál es nuestro origen? (320)
¿qué es, que será?
¿por qué para todos la luz es primero,
por qué en la luz está la verdad?
¿por qué el Sol es importante,
y el reflejo de la Luna, igual? (325)
¿por qué en el cristianismo Jesucristo
es la estrella que por la mañana está?
¿por qué es que el cristianismo tiene
..tiene esa peculiaridad solar?
¿Acaso no es de tradición judía (330)
encender siete luces en la Menorá?
  Sam:

Me resulta fascinante
este tema para conversar,
aunque, bien complejo se hace
poco a poco se ha de tratar. (335)

Hablar a la ligera
de estas apreciaciones,
requiere atar nudos,
trazar arcos y proporciones.

Que el arco nos lo da la órbita, (340)
y la proporción, la cronología;
el nudo nos ata las cosas que
la cuerda, a la laguna, perdería.

Y lagunas de conocimiento
aquí parecen perderse, (345)
pero que parezcan hacerlo
no es serlo, es diferente.


Maestra Sheng:

Tienes razón, Sam,
y ahora que estoy pensando...
tiempo habrá en el almuerzo (350)
para hablar de esto un rato.

Ya tenemos reflexiones
para ponernos a indagar,
para hacer ver alguna cosa;
doce ojos que ven más. (355)


Juan:

No quiero que se te olvide,
aún estoy con la raíz,
¿cuál es el significado
de Sahasrara, Ming?


Ming:

El loto de la corona (360)
violaceo es que parece,
pero empieza en la luz primera
así es que éste aparece.

Aunque el representar
parerece violáceo, (365)
es en la luz lo imperceptible...
ultravioleta es el rayo.

Así está en la descomposición,
en su último grado,
comprende, así, al violeta, (370)
también comprende al blanco.

De esta manera es
el más sutil de los rayos,
cincuenta pétalos
en veinte capas, (375)
así se halla su estado.

Es representativo de los canales,
aquí habría ciento ocho;
son los mil pétalos entonces,
mil pétalos es todo. (380)

Es tres veces la perfección,
es alcanzar la maestría
en cada una de las tres...
dimensiones que, aquí, habría.

El producto de las tres (385)
es por ellas multiplicarlas,
la perfección que se halla en diez,
es el diez que la Tierra haya.

Así, cada dimensión
en la que avanza la persona, (390)
se interrelaciona en cada instante
y se elava hacia la corona.

Así, se crece en ideales
mientras haya voluntad;
las dos son necesarias (395)
para, en la intuición, lograr.

De esta manera, por igual,
es lo que al principio decía,
es la fuerza milagrosa
del intercambio de la vida. (400)

Esto es Maia aquí,
esto es Maya, ¿María?,
esto es la tela a los pies
que lleva la Sacerdotisa.

En fin, lleva amor maternal (405)
el volcarte en la voluntad,
hacer crecer tus principios,
así, tus ideales, lograr.

Y, entre avanzas y avanzas
por todo este camino, (410)
refinas todos los chakras;
y a tu piedra le das pulido.

Esto, daría, entonces,
hasta para ponernos a hablar,
de la Tabla Esmeralda, (415)
del hermetismo Occidental.

Mas, que no se me olvide, Ai,
que no se me vaya a olvidar,
veinte por cincuenta es mil
y en mil es que está (420)
la raiz de la palabra
en los mil pétalos está.

Sahasrara se descompone
en Sahasra, que es mil,
ara, significa radios (425)
que al unirlos se queda así:
Sahasrara es, entonces,
la rueda de los rayos, mil,
de los radios que en ella convergen,
de abrirte en su centro y Vivir. (430)

Fácil es ver, entonces,
que guarda mucha similitud
con los Sefirot del Árbol de la Vida
y, por igual, con la emanación.

Un conocimiento explica unos centros, (435)
al igual es que lo hace la Cábala,
conocimiento astrológico comprende,
comprende el Universo esta enseñanza.

Aquí sí que hay para desempolvar
la bondad de la astrología, (440)
con el tiempo, con ocultar...
le ha hecho mucho mal, la perfidia.


Maestra Sheng:

Sí que va a ser interesante
la conversación de nuestro almuerzo,
aqui vienen Dishi y Hao, (445)
hablaremos para un nuevo comienzo.


Hao:

¡Fijaos!, ¿qué traigo aquí?
¡La mejor de las cervezas!
¿No es la espuma que veis aquí
como el Sahasrara que hay en la mesa? (450) (8671)

Verónica García-Melero
Loto VI. El loto de Lao-Ming: el Sahasrara.